Dios Padre

 

 El poder de la oración contra la posesión diabólica

 

  

 

    

 

 
Temas:

Yo os estoy dando la respuesta a todas vuestras preocupaciones, Yo voy a traer Amor nuevamente a la Tierra.
Vosotros gozaréis con lo que Yo le daré, tanto a las almas que se queden, como a las almas que tomaré para el Reino de los Cielos.
Quiero que Me pidáis la Gracia de poder escudriñar en vuestro interior, todo aquello que está afectando a vuestro crecimiento espiritual.
Os quiero decir esto, para que tengáis mucho cuidado, hay diferentes tipos de posesiones satánicas.
Los malos, tendrán su castigo, tendrán su penitencia, pero necesito que regresen a Mí y necesito que vosotros os deis cuenta de ésta necesidad de Mi Corazón.

 


 
Primer Misterio, Habla Dios Padre


Sobre: Yo os estoy dando la respuesta a todas vuestras preocupaciones, Yo voy a traer Amor nuevamente a la Tierra.


 Hijitos Míos, os he revelado varias veces sobre la purificación que la misma Iglesia y la humanidad tendrán. Pero el hombre es muy dado a darse a las preocupaciones, a aterrorizarse, a pensar siempre en lo negativo,
cuando lo que vendrá será positivo, porque viene de Mí, vuestro Dios.
 


 Mis pequeños,
en vosotros mismos Yo escucho, en vuestros corazones, cómo estáis preocupados por la situación en la que estáis viviendo alrededor del mundo. Vuestro corazón sufre por todo lo que ve a su alrededor, estáis pasando momentos difíciles en todos sentidos, escucho vuestras preocupaciones, veo cómo os tratáis los unos a los otros, cómo ya no hay amor en vuestro trato, cómo ya no hay amor en vuestro corazón.



Yo os estoy dando la respuesta a todas vuestras preocupaciones, Yo voy a traer Amor nuevamente a la Tierra.
 


 Con esto, Mis pequeños,
quiero haceros entender que esta purificación que se tiene que dar va a ser benéfica, porque viviréis lo que vuestro corazón anhela. Estaréis sufriendo un momento, el momento de la purificación en la que lo malo se eliminará y vedlo así, Mis pequeños, por eso no os debéis preocupar, al contrario, vosotros debéis estar contentos con lo que sucederá, porque iréis viendo cómo la maldad se irá erradicando de la Tierra e irá quedando todo lo que es bueno, todo aquello que sirve, seréis las semillas nuevas para un nuevo mundo.
 


 Eso os debe alegrar, Mis pequeños, y es por eso que quiero que os fijéis y
mantengáis vuestra esperanza en esos momentos, momentos bellos, momentos en los que vosotros mismos agradeceréis de corazón lo que quedará y lo que quedará va a ser el remanente fiel, el remanente bueno, lo santo, lo bello, lo que sirve, lo que es fértil, lo que os va a ayudar a vivir, lo que traéis en vuestro corazón, porque ya vuestro corazón anhela cosas bellas, anhela paz, anhela armonía, anhela vida, vida en Dios, Mi Amor en vosotros.
 


 Por eso os pido que agradezcáis, desde estos momentos, los actos, las bellezas, Mis actos Divinos que voy a permitir que lleguen a vosotros y a toda la humanidad para que vosotros seáis otra vez felices, para que seáis nuevamente Mi familia en la Tierra.


 


Segundo Misterio, Habla Dios Padre


Sobre: Vosotros gozaréis con lo que Yo le daré, tanto a las almas que se queden, como a las almas que tomaré para el Reino de los Cielos.


 Hijitos Míos, os pido oréis por aquellos hermanos vuestros, y que son muchos alrededor de la Tierra, que tienen vacío su corazón de Mí. No Me buscan, no Me toman en cuenta en su vida, no se apoyan en Mí.
Viven como autómatas, viviendo solamente para obtener el dinero que les servirá luego para gastar en sus necesidades particulares y de ahí en fuera no buscan ningún tipo de espiritualidad, ningún apoyo espiritual para su alma. Viven vacíos y muchos de ellos, para llenar esa vaciedad, tienden a los vicios y así se van perdiendo cada vez más.
 


 Vosotros, Mis pequeños, estáis como almas salvavidas para muchos, muchos de vuestros hermanos. Vosotros os dais perfectamente cuenta, porque os he ido preparando para estos momentos, de que sabéis que muchos de vuestros hermanos no están preparados para una buena muerte o para llevar una vida espiritual que ameriten quedarse en los Nuevos Tiempos que se han de dar.

 Sí, Mis pequeños, ciertamente, así como aquél hombre que busca la mejor semilla para sembrar en sus campos, ese agricultor experto que verifica primeramente que su tierra sea de lo mejor, la abona y luego busca el grano más apropiado para que de ahí surja una buena cosecha.

 
Así Soy Yo, en estos tiempos, Mis pequeños, he de purificar la Tierra, he de quitar todo aquello que ha sido maltratado por Satanás y por el hombre mismo, hombres que se volvieron instrumentos de Satanás para destruir todas las bellezas que Yo creé para vosotros.
 


 Primeramente haré que la Tierra quede nuevamente en la hermosura en la que Yo la creé en un Principio y luego dejaré aquellas almas buenas, aquellas almas que van a ser semillas de la más alta calidad y que, a través de estas almas se vendrá una nueva generación, en donde se Me amará, en donde se Me pondrá en el lugar que Me merezco, que Soy lo Primero de la Creación y luego, Me daréis hijos, a los cuales les daréis toda la información de vida para que crezcan santos,
porque Yo a todos los quiero santos, Mis pequeños, y decir santidad, es llevar una vida en Mí, una vida en perfección, tanto de cuerpo como de alma.
 


 Os vuelvo a repetir, Mis pequeños, se vienen momentos bellísimos, bellísimos para la generación que será escogida para iniciar los Nuevos Cielos y las Nuevas Tierras, el Nuevo Mundo que se ha de dar y eso os debe llevar a una alegría profunda. Si os toca a vosotros seréis consentidos aquí en la Tierra, en este Nuevo Mundo, pero si sois tomados y si habéis vivido Conmigo y si morís por defender lo que es Mío, también tendréis momentos bellísimos en el Reino de los Cielos para toda la eternidad.
 


 Es pura alegría, todo lo que debéis sentir en estos momentos, Mis pequeños, son bellezas que Yo os voy a dar y lo que se vaya dando, como os dije, todo lo penoso, todo lo difícil que va a ver la humanidad, es para que se vaya destruyendo el mal.

Ciertamente se verán cosas terribles, porque Satanás querrá contraatacar al Amor con el que Yo voy a estar empezando a limpiar todo lo que él ha destruido.
Pero manteneos, Mis pequeños, en esa Fe, en ese deseo del cambio que os estoy prometiendo, porque vosotros gozaréis con lo que Yo le daré, tanto a las almas que se queden, como a las almas que tomaré para el Reino de los Cielos. Os bendigo, Mis pequeños y manteneos en paz.
Gracias, Mis pequeños.
 

 


Tercer Misterio, Habla Dios Espíritu Santo


Sobre: Quiero que Me pidáis la Gracia de poder escudriñar en vuestro interior, todo aquello que está afectando a vuestro crecimiento espiritual.


 
Mis pequeños, Soy vuestro Dios Espíritu Santo. Desde que sois pequeños, vosotros vais dejando entrar en vuestro corazón, situaciones que os van afectando para vuestra vida, ahí se van quedando y estas a la vez van normando vuestra existencia, vuestra personalidad. A veces eso se vuelve una situación difícil que no podéis superar y que, de lo cual, muchas veces ya ni consientes estáis que os está afectando a vuestra forma de ser, a vuestra personalidad, a vuestro trato con vuestros hermanos y peor; a vuestro trato con vuestro Dios.
 


 Mis pequeños,
Yo vivo en vosotros, estoy en vosotros, Yo os guío, Yo os protejo, Yo os aconsejo porque estoy en vuestro interior, y quiero que Me pidáis la Gracia de poder escudriñar en vuestro interior, todo aquello que está afectando a vuestro crecimiento espiritual, a vuestra perfección espiritual y que ésta, afecta también a vuestra perfección humana.
 


 Pedidme esa Gracia, Mis pequeños, para que al conoceros íntimamente, podáis vosotros pedir perdón por vuestros pecados y errores pasados y pronto estará Mi Corazón, Mi Amor, la Sangre Preciosa de Jesús, vuestro Salvador, para limpiaros de aquello que está afectándoos, a veces, hasta fuertemente, como tantos hermanos vuestros, que van creciendo y se van volviendo de un carácter muy feo.
Muchas personas no pueden tener un trato correcto con sus hermanos, se vuelven toscos, groseros, aislados y esto hace que la misma gente a su alrededor los rechace y, muchas veces, es por esto que os estoy explicando, que algo que pudo haber sucedido en la niñez, en la adolescencia se quedó ahí, muy profundamente arraigado en vuestro interior y os está afectando fuertemente.
 


Vosotros no sois perfectos, esto entendedlo bien, Mi Perfección Divina os está ayudando a vuestra perfección humana.
 


Hacedlo, Mis pequeños y presto estaré para ayudaros a que vosotros podáis eliminar aquello que está afectando vuestra perfección.
Gracias, Mis pequeños.


 


Cuarto Misterio, Habla Nuestro Señor Jesucristo


Sobre: Os quiero decir esto, para que tengáis mucho cuidado, hay diferentes tipos de posesiones satánicas.


  Hijitos Míos, Soy Jesús, vuestro Hermano. Mis pequeños, os quiero decir esto, para que tengáis mucho cuidado, hay diferentes tipos de posesiones satánicas. Las peores son aquellas en las cuales el alma queda totalmente inhabilitada para hacer su voluntad,
Satanás toma totalmente la voluntad, tanto de cuerpo como de alma de estos hermanos vuestros, los cuales requieren la ayuda de un sacerdote preparado para liberarlos.

 Pero hay otras posesiones satánicas, con las cuales debéis tener más cuidado, porque en estas posesiones, vosotros veis a vuestros hermanos actuando, aparentemente bien, creéis que están consientes con lo que hacen pero, realmente, en su posesión, es Satanás quien las está moviendo. Las decisiones, los ordenamientos, lo que ellos hacen, realmente es Satanás quien los mueve y entonces, vosotros, debéis, con la ayuda del Espíritu Santo, conocer si realmente lo que se está diciendo, es correcto o es satánico, por eso os dije “por sus frutos los conoceréis”. Si las palabras y los actos de estos hermanos vuestros, son los correctos, os llevarán siempre a un bien, pero si son incorrectos, causarán un mal físico, espiritual, para los pueblos, o aún para las naciones de la Tierra.



 
La posesión satánica se da, cuando el alma, voluntariamente, está dispuesta a darse al enemigo, entonces éste los va a tomar y él se va a valer de estos instrumentos, ahora de él, para ir causando mucho mal en la sociedad, en las familias, en la Iglesia, en el mundo entero.
 


Aparentemente, como os dije, creeréis que están actuando por su propia voluntad, pero no es así, Mis pequeños. Ahora lo estáis viendo alrededor del mundo, cómo muchos hermanos vuestros, a todos niveles, dentro de la Iglesia, dentro de los gobiernos de la Tierra, en las familias,
estáis viendo cómo están actuando en maldad. Sus frutos no son buenos, sus frutos están llevándoos a un mal camino, sus decisiones no son sabias, son negativas, están destruyendo en lugar de crear.
 


Como os dije, hay diferentes niveles de posesión pero, por el hecho de actuar en el mal, ya no están viviendo en el Bien, están dejando ellas mismas que sea Satanás quien actué en ellas y,
por eso os he pedido tanto que oréis. La oración va a ir contrarrestando toda esa actuación de Satanás en estas almas de vuestros hermanos.
 


Debéis de orar por aquellas almas en las cuales estáis viendo que realmente están actuando en el mal, porque sus frutos no son buenos.
 


 Orad por ellas, para que dejen de actuar en el mal,
para que Satanás no las tome como instrumentos de donde está saliendo maldad y está destruyendo, a través de estas almas, a otras almas o a las decisiones que se deben tomar en el mundo.
 


 Ayudaos pues con la oración y pedid siempre Mi ayuda, Mis pequeños, para que Yo esté con vosotros, porque Yo estuve en la Tierra y os conozco perfectamente.
Conozco los ardides de Satanás y conozco aquellos que han dejado entrar en su corazón el mal y están atacando a sus hermanos.

 Venid a Mí, Mis pequeños, para que os ayude en todo momento y que os ayude también a discernir, contra esta maldad, lo qué debéis hacer, cómo lo debéis hacer para que no quedéis afectados vosotros y hermanos vuestros y además podáis salvar al mundo de las decisiones de estos hermanos vuestros que se han ofrecido al poder satánico y del mal.
Gracias, Mis pequeños.
 

 


Quinto Misterio, Habla Dios Padre


Sobre: Los malos, tendrán su castigo, tendrán su penitencia, pero necesito que regresen a Mí y necesito que vosotros os deis cuenta de esta necesidad de Mi Corazón.


 Hijitos Míos, estáis sobre la Tierra y sabéis, como os he dicho, que el príncipe de este mundo es Satanás y él siempre os está rondando, está tratando de destruir vuestra vida, tanto humana como espiritual y principalmente la espiritual, para que no podáis tener la salvación eterna. Él siempre os está rondando para haceros caer en pecado, en maldad, en error y que os opongáis a Mí, vuestro Dios,
que eso es lo que más desea siempre, que vosotros seáis Mis enemigos, que no seáis Mis hijos, que no Me tengáis como vuestro Padre, que Soy, y ahí que muchos de vuestros hermanos llegan a creerle tanto a Satanás, que Me hacen a un lado de su vida y no Me toman como lo que Soy, la Bondad Infinita.
 


 Mis pequeños, os pido oréis por aquellos hermanos vuestros que ya han sido engañados fuertemente por Satanás y que, ciertamente, Satanás a donde os lleva, es al pecado
y el mismo hombre, por conveniencia, por gusto, acepta en parte ese pecado, porque le trae placer, pero luego se da cuenta de su error y en su error, se va encadenando más a la maldad de Satanás.
 


 
Os pido que oréis por esos hermanos vuestros, porque Yo los amo, a pesar de que Me rechazan, Yo los amo, a pesar de que se hayan satanizado, Yo los amo, y si sois verdaderamente Mis hijos, debéis entender esto, porque el Amor, el verdadero Amor, nunca va a despreciar a los que le pertenecen. Vosotros, los que tenéis hijos, amáis a vuestros hijos, aun a pesar del mal en el que estén o el mal que produzcan y Yo, que Soy la Bondad Infinita y Soy vuestro Creador, vuestro Padre, con mayor razón os amo, a buenos y a malos.
 


 Ciertamente, los malos, tendrán su castigo, tendrán su penitencia, pero necesito que regresen a Mí y necesito que vosotros os deis cuenta de esta necesidad de Mi Corazón,
os quiero salvar a todos y por eso cuento con vosotros, los que estáis Conmigo.
 


 
Os amo, os amo a todos y a todos os quiero de regreso. Que vuestras oraciones sean continuas, Mis pequeños, no os dejéis seducir por Satanás, no os dejéis seducir por la flojera o por las diversiones o por todo aquello que os separe de la oración y sobre todo de la oración profunda, en la que Yo estoy Presente plenamente. Mientras vosotros oráis, tenedme siempre en vuestra mente y en vuestro corazón y de esta forma, Satanás no os vencerá. Ayudad a vuestros hermanos y vosotros obtendréis un premio eterno muy grande.
Gracias, Mis pequeños.

 

 
 



 
Portada

                 Página Principal (Índice del tema)  

                    Página Siguiente (Agradeced el dolor que os vendrá)

 

Páginas principales

Portada

Índice General y páginas misceláneas

 

Dios Padre habla a Sus hijos

 

 Meditemos con Jesús (importante)

 

Oraciones diversas

 

Oraciones Virgen María

 

Videos de música religiosa (popular)

 

Rosarios, Coronas y Coronillas

 

Nuestra Biblioteca

 

Hablemos de....

 

 

Esta página pertenece al sitio  "Oraciones y Devociones Católicas"

Visite siempre la Portada del sitio, siempre hay algo interesante ahí.