Dios Padre

 

 No quiero perderlos, pero no violaré vuestro libre albedrío

 

  

 

      

 

 

 Con motivo del Día del Padre (2011)

 

 La mayor obra maestra de mi creación es el alma. Yo creé el alma para cada persona al momento de su concepción. Esa alma es la más grande obra maestra en el universo. Es lo más grande porque el alma está hecha en la imagen de su Creador. ¡Está hecha a mi imagen! La imagen de su Padre Celestial. Cada alma es entonces preciosísima a Mis ojos. Cada alma de la persona no va a morir sino que vivirá por siempre. Yo deseo que en la muerte de una persona cuando el alma deje el cuerpo; se una con su Padre en el Cielo por toda la eternidad.

 

  Esto es lo que su Padre en el Cielo desea para ustedes. Que su destino final sea el Cielo y que conozcan completamente y disfruten el gran amor que su Padre tiene para ustedes.

 

 Yo, no obstante, les he dado libre albedrío y es por ese libre albedrío que ustedes deciden a donde su alma irá a pasar la eternidad. Envié a Mi Hijo dos mil años atrás para redimir a toda la humanidad y conducirlos a Casa, a Mí. Él es el único camino hacia su Padre. ¡¡¡No hay otro camino!!!

 

 Es por el ejercicio de su libre albedrío para ya sea aceptar o rechazar a Mi Hijo quien va a determinar el destino final de sus almas. Si rechazan a Mi Hijo me habrán rechazado a Mí porque el Hijo y yo somos Uno.

 

 En la muerte del alma, habiendo rechazado a su Padre, entrarán al infierno por toda la eternidad. La persona quien acepta a Mi Hijo, acepta aquel quien lo envío y en su muerte el alma de esa persona entrará en las Puertas del Cielo para disfrutar el amor del Padre por toda la eternidad.

 

 Mis niños, los amo más allá de lo que su capacidad puede comprender y mi Sacratísimo Corazón espera por ustedes. Tanto cuanto los amo, tanto cuanto quiero que vengan a casa de su Padre en el Cielo, no violaré su libre albedrío, es su elección. No voy a interferir con esa elección.

 

 Yo no obstante, nunca me cansaré de llamarlos por medio de Mi Hijo, Mi Espíritu Santo, y Mi Hija quien es la Madre de mi Hijo y vuestra Madre. En este Día del Padre, es el día de su Padre en el Cielo, el Padre de toda la humanidad, el más amoroso, más tierno, y el más grande de todos los padres quien los está llamando a Casa.

 

 Amo a todos mis niños con un amor que quema, como un fuego ardiente en mi Sacratísimo Corazón. Regresen a mi, mis brazos están esperando para abrazarlos fuerte en mi abrazo amoroso. Regresen antes que sea demasiado tarde y hayan tomado su último suspiro. ¡¡¡No quiero perderlos!!!

 

      

 

 Yo les he dado a mis niños el más grande regalo que un Padre pueda dar. Mi Hijo vino al mundo por mi pedido para restaurar lo que se había perdido en el Paraíso. El derecho de sus niños a ver al Padre.

 

 Ahora ese derecho ha sido restaurado en la Santa Cruz y mis niños pueden venir a la Casa de su Padre:

 

 - Un Padre quien amó tanto al mundo que envió a su Único Hijo a redimirlo.

 

 - Un Hijo que amó tanto a su Padre que sufrió en la Cruz más allá del entendimiento humano para traer a los niños a casa de Su Padre.

 

 - El Padre y el Hijo amaron tanto al mundo que enviaron al Espíritu Santo para que los niños del Padre y el Hijo pudieran encontrar su camino a Casa.

 

 - El Espíritu Santo que tanto amó al mundo que vino a él para que las gracias trajeran vida en los corazones y almas de los niños de Dios.

 

 - El Espíritu Santo quien es el Aliento de Vida para el mundo.

 

- La Santísima Trinidad vino al mundo porque Ellos amaron tanto a Sus niños que quisieron que todos vinieran a Casa. Casa en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

 

El Santísimo Trinitario Padre, Hijo y Espíritu Santo.

 

 

¡¡¡No quiero perderlos!!!

 

¡¡¡No quiero perderlos!!!

 

¡¡¡No quiero perderlos!!!

 

 

Su más tierno Padre.

 

 

Nota nuestra: Este mensaje es diferente al resto en su presentación, no así en su contenido. El origen es otro, hay aquí una traducción de por medio. No como los otros que son dados directamente en español. Este fue dado en inglés.

 

Repitan junto a nosotros:

 

Padre, te amamos con todo el corazón.

Padre, te amamos con todo el corazón.

Padre, te amamos con todo el corazón.

 



 
Portada

                 Página Principal (Índice del tema)  

                                      Página Siguiente (Aprended a sufrir en silencio)

 

Páginas principales

Portada

Índice General y páginas misceláneas

 

Dios Padre habla a Sus hijos

 

 Meditemos con Jesús (importante)

 

Oraciones diversas

 

Oraciones Virgen María

 

Videos de música religiosa (popular)

 

Rosarios, Coronas y Coronillas

 

Nuestra Biblioteca

 

Hablemos de....

 

 

Esta página pertenece al sitio  "Oraciones y Devociones Católicas"

Visite siempre la Portada del sitio, siempre hay algo interesante ahí.