Haced penitencia por los pecados

 

 Textual en español, en esta página no se necesitó traductor, pues estas son las palabras de Jesús en nuestro idioma.

 

    Ya casi no queda tiempo, hay que hacer comprender a las almas individual y colectivamente, la necesidad de hacer penitencia por los propios pecados y los ajenos, aplacando así la justa ira de Dios. La expiación por el sacrificio y el dolor, por el sufrimiento, debe ser norma en sus Conventos y Parroquias, puesto que es un medio para que la Divinidad sienta piedad de esas criaturas rebeldes, engreídas y orgullosas.

    Hay muchas almas que sufren, padecen y se sacrifican pasiva e inútilmente, porque esos padecimientos se aceptan fatalmente, sin una finalidad; sin un sólo gesto de amor a Dios o al prójimo. Es preciso mostrar a esas almas que, esas pruebas a que los somete  la Divina Sabiduría, tienen un mérito incalculable si se encauzan al sumo Bien y se unen a los sufrimientos de Mi Divino Corazón.

   Socorran a las pobres almas que gimen oprimidas por el pecado y no tienen suficiente fortaleza para liberarse de él, por ignorancia a veces y otras por tibieza espiritual. Quiero que todos los sufrimientos se unan voluntariamente a los que sufrió Mi Corazón, para que esta inmolación sea el mejor sacrificio por el cual encuentre el hombre el perdón de sus pecados y crímenes ante Dios.

   Tengan en cuenta de que obrando así, tomando como finalidad librar al mundo de su inminente destrucción, todos los actos humanos van a dirigirse racional y espiritualmente al único y Supremo Bien.

 

 

Portada

Página anterior y principal (Meditaciones)

  Página siguiente (En Mi Madre está la salvación)

 

Páginas nuevas:

Videos de música religiosa (popular)

Rosarios, Coronas y Coronillas

 

 

Esta página pertenece al sitio  "Oraciones y Devociones Católicas"

Visite siempre la Portada del sitio, siempre hay algo nuevo ahí.