Dios Padre

Así aseguraréis vuestro paso a la Vida Eterna

 

Dios Padre habla a sus hijos

 

 

Temas:

 

El Amor Encarnado bajará entre los hombres, sanará toda herida, sanará todo dolor, todo será renovado en el Amor.

Yo estoy y estaré con vosotros y eso os debe llevar a una paz absoluta en vuestro corazón y una confianza plena en Mí, vuestro Dios.

Mis Promesas, al momento en que las empecéis a vivir, sabréis que se quedaban cortas en cuanto a vuestra apreciación humana.

Cuando el hombre se llena de soberbia aparta de sí toda virtud.

Todo tiene que volver al Principio y, esta purificación que está a puertas, es para esto, Mis pequeños, para que todo vuelva a la perfección.

 

 

 

 

 

Primer Misterio, Habla Dios Padre

 

Sobre: El Amor Encarnado bajará entre los hombres, sanará toda herida, sanará todo dolor, todo será renovado en el Amor. 

 

Hijitos Míos, veréis los Cielos abrirse, veréis la llegada del Hijo del Hombre, bajará sobre la Tierra, sentiréis un Amor como nunca antes lo habéis sentido, el Hijo del Hombre, el Amor Encarnado, El Amor Encarnado bajará entre los hombres, sanará toda herida, sanará todo dolor, todo será renovado en el Amor. Cantaréis, Mis pequeños, junto con los Ángeles, cantaréis himnos, glorias, cantaréis cantos de Amor por Mi Hijo, por vuestro Dios.

 

Benditas las almas que en ese momento estén sobre la Tierra y reciban a Mi Hijo, le agradeceréis de todo corazón, y ya con un corazón transformado, Mis regalos de Amor. Mis pequeños, viviréis momentos insospechados, momentos que no os podéis ni siquiera imaginar, porque se salen de toda capacidad humana y por eso deberéis ser antes transformados, por Mi Santo Espíritu de Amor, para que gocéis estos momentos Divinos para toda la humanidad y las almas que serán regaladas con esta Bendición.

 

Mis pequeños, os comparto esto, porque serán momentos bellísimos, que algunos de vosotros gozaréis. Momentos de Amor Divino que se regalan a las almas fieles, a las almas que  buscaron su santidad, a las almas que se donaron por sus hermanos, por su salvación eterna.

 

Tendréis riquezas inconmensurables de espiritualidad y de Amor. Poneos ya en esos momentos, Mis pequeños, tomad ya vuestro lugar en esos momentos santos, gozad junto Conmigo, vuestro Dios, todo lo que Yo os daré y de lo que de ahí todavía se derive, porque ese sólo será el Principio de un derramamiento de Bendiciones y de regalos por las almas fieles, por las almas que supieron ganar estos momentos.

 

Yo os Bendigo, Mis pequeños y os pido sigáis adelante, que aun a pesar de que veáis que los acontecimientos que vendrán se pongan difíciles, que creáis insalvables, no será así, Mis pequeños, porque siempre estaré con vosotros. Un padre siempre cuida de los hijos y, especialmente, cuando esos hijos son fieles a la casa, al hogar.

 

Defiendan pues, Mis pequeños, lo que Me pertenece, Mis Leyes, Mis Decretos y Mi Amor sobre la Tierra, defiéndanlo aun a costa de vuestra propia vida, que vuestra verdadera vida no es aquí en la Tierra, vuestra vida, será eterna, junto Conmigo, si dejáis, porque Yo os lo pida, vuestra vida humana en la Tierra, por defender lo Mío y a los Míos. Recordad que tendréis una eternidad llena de Bendiciones y de cuidados Paternos, que serán bellísimos y que gozaréis eternamente.

Gracias, Mis pequeños.

 

 

 

Segundo Misterio, Habla Dios Padre

 

Sobre: Yo estoy y estaré con vosotros y eso os debe llevar a una paz absoluta en vuestro corazón y una confianza plena en Mí, vuestro Dios.

 

Con todo lo que Yo os he enseñado, con todo lo que Yo os he dado de Mi Amor Sacratísimo, vosotros debéis estar concientes y contentos de que Yo estoy y estaré con vosotros y eso os debe llevar a una paz absoluta en vuestro corazón y una confianza plena en Mí, vuestro Dios.

 

Esto os lo digo, Mis pequeños, porque deberéis mantener un estado de paz y sobre todo de seguridad en Mí. Cuando todos estarán gritando, sufriendo, corriendo, enloqueciendo por no saber a dónde ir ni qué hacer, es ahí en donde vosotros ayudaréis a muchos de vuestros hermanos, pero porque os verán en paz y se les hará extraño del por qué no actuáis en la forma en que ellos están actuando y ahí vendrá el cambio para muchas almas. Se darán cuenta que una Fuerza, mucho más poderosa que la humana, os está moviendo y ese seré Yo en vosotros y así es como daréis Luz en esos momentos de oscuridad, a vuestros hermanos que vivirán una tribulación tremenda.

 

Seréis de ayuda inmensa, infinita para muchos de vuestros hermanos, que no encontrarán una salida a la problemática que estarán viviendo.

 

Por eso os pido que os mantengáis en esa confianza Conmigo y docilidad total, para que Yo pueda entrar en vosotros, que Yo encuentre en vosotros un lugar en donde pueda asentar Mi Divinidad y así Me vean vuestros hermanos a través de vosotros. Vuestras palabras serán las Mías, vuestro actuar será el Mío, el Amor que les daréis será el Mío. Vosotros Me prestaréis vuestra voluntad y Yo haré el resto, pero os pido Me ayudéis en estos momentos y en esos momentos de tribulación, para que ayudéis a vuestros hermanos a encontrarme, quizá, hasta sean los últimos momentos para muchos de ellos, pero serán esos momentos, esos minutos o segundos, que gracias a que Me encontrarán, a través de vosotros, ellos podrán arrepentirse, encontrar esa Luz que no vieron a lo largo de su vida y, al encontrarla, podrán salvarse eternamente.

 

Viviréis momentos bellísimos, porque os estaréis dando cuenta de cómo muchas almas vendrán a Mí, gracias a vuestra donación a Mi Voluntad.

Gracias, Mis pequeños.

 

 

Tercer Misterio, Habla Dios Padre

 

Sobre: Mis Promesas, al momento en que las empecéis a vivir, sabréis que se quedaban cortas en cuanto a vuestra apreciación humana.

 

Hijitos Míos, todo lo que os rodea, todo lo que tenéis, el mundo entero, todo lo material, la naturaleza entera, el universo entero, todo Me pertenece. Yo lo puedo modificar, Yo puedo hacer los cambios que Yo quiera, porque Yo Soy vuestro Creador, Soy vuestro Dios, pero Yo no Me puedo meter con vuestro libre albedrío.

 

Todo lo puedo modificar, pero os respeto, Mis pequeños, ¡cómo quisiera poder modificaros, para llevaros a la santidad, a la perfección!, pero eso tiene que ser vuestro. Vosotros tenéis esa prerrogativa, Yo os la regalé y así se vuelve mérito vuestro hacer que vuestra alma alcance la perfección a través de vuestro trabajo diario, a través de vuestros méritos, a través de vuestra unión personal Conmigo, con vuestro Dios, porque así es como llegáis a ser perfectos, buscándome, uniéndoos Conmigo, aprendiendo de Mí, dejándoos guiar, llevando vuestra cruz con gozo, sabiendo que vuestra cruz es salvación para vosotros y para muchos.

 

Mis pequeños, debéis manteneros siempre en una vida íntima Conmigo, para que podáis crecer y, además, para que podáis resistir los embates de Satanás, que continuamente se dan sobre las almas. Yo os protejo continuamente para que no os destroce, pero si vosotros estáis llenos de Mi Amor, ya esto es un escudo inmenso, tremendo, fortísimo que tenéis en vuestra alma, él no puede contra el Amor, no puede contra las almas que se han donado a Mí.

 

Ciertamente os puede poner a prueba y Yo le doy ese permiso, porque de esa prueba, sobre las almas que Me buscan, sobre las almas entrenadas en el Amor, no vais a perder cuando os ataque Satanás, vais a ganar inmensamente, porque siempre saldréis victoriosos de la prueba, porque estáis Conmigo, porque sabéis cómo salir adelante, porque estáis llenos de Sabiduría y de Amor, porque estáis con el Maestro, porque estáis Conmigo, con vuestro Dios.

 

Por eso, siempre es fácil vencer toda tribulación que llegue a vosotros, si estáis Conmigo os aconsejo, que nunca os separéis, sabiendo que, estando Conmigo, cualquier tribulación será fácil vencerla.

 

Manteneos Conmigo, aprendiendo, pidiéndome lo que queráis para vuestro crecimiento, para vuestra salvación y para la de los vuestros. Manteneos siempre llenándoos de Mi Amor y llenando a muchas almas de Mi Amor y así aseguraréis vuestro paso a la vida eterna fácilmente y gozaréis ése paso, porque Mis Promesas, lo que tanto habéis aprendido de Mí, lo tendréis en ése momento y las gracias Me daréis, porque Mis Promesas, al momento en que las empecéis a vivir, sabréis que se quedaban cortas en cuanto a vuestra apreciación humana, porque en lo espiritual, lo Mío es Infinito, vuestras limitaciones humanas no pueden entender la infinitud de Mis regalos.

Gracias, Mis pequeños.

 

 

Cuarto Misterio, Habla Dios Padre

 

Sobre: Cuando el hombre se llena de soberbia aparta de sí toda virtud.

 

Hijitos Míos, de la meta que se propuso Satanás llevar a cabo, y lo ha logrado, fue llevar a la humanidad hacia la soberbia y ¿qué logró con esto, Mis pequeños?, la separación del hombre con su Dios.

 

Cuando el hombre se llena de soberbia aparta de sí toda virtud. No hay docilidad, no hay obediencia, no hay respeto, no hay amor hacia los demás, os volvéis individualistas, porque no queréis compartir lo que tenéis, porque no os habéis dado cuenta que lo que tenéis no es vuestro, que los dones que se os dieron, son para compartir con vuestros hermanos.

 

No os dais cuenta, como os he dicho otras veces, que sois células del Cuerpo Místico de Mi Hijo. No podéis actuar en forma individual, porque entonces causáis una enfermedad en el Cuerpo Místico de Mi Hijo. Vedlo en el cuerpo humano, si vosotros, como células y quiero que lo penséis perfectamente y  lo meditéis, siendo células y vosotros no dierais a las células que están a vuestro lado, ayuda, que no compartierais de lo que vosotros tenéis, esa parte del cuerpo queda aislada, no le estáis dando vida y va muriendo y así se causan las enfermedades. Cada zona del cuerpo que no ayuda al organismo a vivir, se muere.

 

Es por eso que el mundo está ahora así como estáis. Varias porciones del Cuerpo Místico de Mi Hijo están muertas, porque estáis desunidos, no os cuidáis los unos a los otros, lo que se os ha dado para compartir, os lo habéis apropiado. ¿Cómo queréis que los demás os consientan, os cuiden, os protejan, cuando vosotros no estáis haciendo eso con vuestros hermanos?

 

Y así os vais manteniendo, aislados, los unos a los otros y porque os aisláis, empiezan los temores, porque como os apropiasteis de los dones que Yo os doy y sentís que son vuestros, que es vuestro tesoro, empezáis a temer de vuestros hermanos que os rodean y de esta forma os vais aislando más. Ya no oráis los unos por los otros, ya no compartís el alimento con aquellos que no tienen, cuando Yo os he dicho todo lo contrario. Tenéis en las Sagradas Escrituras la forma en la que os debéis comportar con vuestros hermanos y ya no lo hacéis.

 

Todo esto, como os digo, es el resultado de la soberbia, es el resultado de haberle abierto vuestro corazón al enemigo. No quisisteis estar Conmigo, no quisisteis cuidar Mi Amor, no quisisteis cuidar el mundo que Yo os di, para que, cuidando el mundo, el mundo os cuidara también a vosotros. No vinisteis a luchar contra el mundo, contra vuestros hermanos. Vinisteis a luchar contra el pecado, para que no se introdujera dentro de vosotros, pero vosotros abristeis vuestro corazón a Satanás y a sus pecados y de esta forma, en lugar de ser una familia, en lugar de ser un cuerpo sano, os volvisteis seres individuales y cuerpos enfermos.

 

Debéis poner todo vuestro empeño en que se recupere el Cuerpo Místico de Mi Hijo y debéis empezar buscando la humildad, que ella os llevará a la donación de todo lo que tenéis y, ya os he dicho que entre más deis, más recibiréis, porque lo que tenéis no es vuestro. Yo siempre le daré a las almas lo que necesiten para vivir aquí en la Tierra, tanto en lo material como en lo espiritual y Yo veo que el alma dadivosa, por ser dadivosa, necesita más y así Me derramo sobre estas almas, porque piden más, porque dan y Yo, con gusto, Me derramo sobre ellas.

 

En cambio, aquellas, que teniendo todo se apropian de lo que no es de ellas, estas almas no reciben prácticamente nada y lo que tienen, va envejeciendo, se va volviendo inservible, porque ni lo aprovechan ni lo dan a otras para que lo aprovechen.

 

Os he dicho que el Amor es dinámico y, porque es dinámico, se tiene que ir renovando. Si vosotros no os vais renovando en el Amor, os vais quedando atrás y así siempre os mantendréis atrasados, obsoletos en lo espiritual.

 

Venid a Mí, Mis pequeños, entrad en vuestro corazón para que Yo os indique lo que debéis hacer, pero pedidme, ante todo, humildad, para que entrando en humildad, os reconozcáis necesitados, porque el alma soberbia no se siente necesitada de nada y por eso se queda atrás, se queda inservible, obsoleta y muere.

 

Gracias, Mis pequeños.

 

 

Quinto Misterio, Habla Dios Padre

 

Sobre: Todo tiene que volver al Principio y, esta purificación que está a puertas, es para esto, Mis pequeños, para que todo vuelva a la perfección.

 

Hijitos Míos, en un hogar, guiado por la Luz del Espíritu Santo, todos debéis aceptar las decisiones del que es cabeza.

 

Yo, Soy vuestro Dios y dejé la Sabiduría en el hombre, pero éste tenía que estar totalmente abandonado a la Sabiduría Divina y, así, la mujer y los hijos, todos unidos, aceptando la voluntad del que es cabeza, todo debiera desarrollarse en perfección.

 

Satanás, ha ido destruyendo todo lo que Yo os di desde un Principio y, así, vuestro padre Adán, el que debiera tener la Sabiduría para guiar a la familia, cayó, se llenó de soberbia y empezó a guiar mal a la familia y, de ésta forma, todo se echó a perder.

 

Os lo quiero explicar mejor para que lo entendáis perfectamente. Si hay una maquinaria especializada para hacer algo, específicamente, y la utilizáis para otra cosa, esa maquinaria ya no sirvió para su primer finalidad para lo que fue hecha, la estáis tomando para algo secundario, pero no para lo que fue creada y, obviamente, lo que haga, no será lo mejor, porque si está haciendo algo secundario, hay una maquinaria especial diseñada para hacer lo que está haciendo ésta primer máquina y no lo está haciendo correctamente.

 

Poniéndolo en el hombre, el hombre debió haber hecho esta función como padre de familia para sacar adelante a la esposa y a los hijos. Cuando el hombre no es capaz de llevar ésta función, ciertamente, la esposa tomará esa función que no le corresponde, saldrán adelante, pero no en la perfección en la que debió haber sido. El hombre se debió haber dejado llevar por la Luz del Espíritu Santo y así todo debiera haberle salido mejor. La mujer tiene su función también dentro del hogar y la debe de llevar solamente ella.

 

Desde el Principio del Tiempo os di Mis Ordenes y cada uno de vosotros tiene una función específica antes del matrimonio, durante el matrimonio y después del matrimonio, cuando sois pequeños, cuando sois jóvenes, cuando sois maduros, cuando llegáis a la ancianidad. Son tiempos de la vida del hombre que debéis, cada uno de vosotros, llevar a cabo como Yo lo pensé, porque Yo Soy el Perfecto, Soy vuestro Dios, Soy Sabio y os he creado, de tal forma, que todo saliera perfecto.

 

Cuando vosotros, hombres y mujeres, os salís de Mi Voluntad, cuando queréis vosotros hacer vuestra propia voluntad, desde ese momento, ya no estáis siendo guiados por Mi Sabiduría Divina y vuestros actos ya no van a ser perfectos. Si el padre de familia quiere hacer su propia voluntad, no se deja regir por Mis Mandamientos, por Mi Amor, por Mi Sabiduría, necesariamente, sus actos ya no van a ser perfectos y así todo se va echando a perder.

 

Debéis volver a Mi Voluntad, primeramente, el hombre, debe volver, en humildad, a dejarse guiar por Mi Santo Espíritu, para que todo le salga perfecto. Él, con Sabiduría Santa y con humildad, deberá guiar a su esposa, la deberá apoyar en sus necesidades. Ella misma, también apoyará a su esposo, se complementarán, porque así os he creado, para que os complementarais, para que al uniros ya no fuerais dos personas, sino una, para que se diera la procreación del hombre y se mantuviera la vida humana pero, sobre todo, la vida espiritual sobre la Tierra, pero siempre siendo guiados por la Luz de Mi Santo Espíritu y, siempre, manteniéndoos en humildad y aceptando Mi Voluntad. De esta forma es como aseguraríais una vida perfecta en la Tierra, siendo Yo lo primero, porque de Mí, viene toda la vida, toda Sabiduría, todo el Amor.

 

Cuando el hombre se aparta de su Dios, todo se echa a perder, ya no os estáis alimentando de la Verdadera Vida. Todo tiene que volver al Principio y, esta purificación que está a puertas, es para esto, Mis pequeños, para que todo vuelva a la perfección, para que todo se dé según lo que Yo deseé para el hombre desde el Principio. Para que, estando Conmigo, gozara el hombre de Mis Bondades, de Mi Amor y de todos los regalos con que Yo lo iba a consentir, pero se alejó el hombre y no quiere seguir viviendo en Mi Santa Voluntad. Y esta purificación va a servir para esto, Mis pequeños, para que el hombre regrese a vivir en Mi Santa Voluntad y así es como el hombre gozará inmensamente, porque seréis como niños, porque con la Sabiduría que recuperaréis, os daréis cuenta que el hombre, al ser como niños, se quita de muchas responsabilidades y lo único que debe hacer, es amar y para eso vino Mi Hijo a la Tierra, a enseñaros a amaros nuevamente los unos a los otros.

Gracias, Mis pequeños.

 

 

 

 

Portada

                 Página Principal (Índice del tema)        

                          Página Siguiente (Difícil encontrar un sacerdote)

                     

 

Páginas nuevas:

 

 Meditemos con Jesús (importante)

 

Videos de música religiosa (popular)

 

Rosarios, Coronas y Coronillas

Nuestra Biblioteca

 

 

Esta página pertenece al sitio  "Oraciones y Devociones Católicas"

Visite siempre la Portada del sitio, siempre hay algo interesante ahí.