Dios Padre

 

  

NO PUEDEN ESTAR COMPARTIENDO EL MISMO CORAZÓN


 

 

 

 

 

 
 
 
 

(HABLA DIOS PADRE)

Pequeña, ¿quieres escribir?
Sí.


No te vayas a asustar por lo que te voy a decir, porque no es para que tÚ te asustes sino que veas un poco lo que es la Santa Justicia de Tu Infinito Padre Amado.

 

 

Mira Pequeña, los que están abusando, robando, violando, violentando, ignorando, hacinando en condiciones de pobreza, violando y violentando a mis hijitos, no son de Mi Santo Agrado. Y no ser de Mi Santo Agrado es algo muy doloroso y poderoso y fuerte para las almas. Mis Santísimo Espíritu huye de quien así se comportan y actúan. Mis hijitos son tan amados, lo más amado en Mi Sacratísimo Corazón, todo lo que ves que te rodea fue creado para ustedes: Mis pequeñas criaturas.

 

 

 

Ay pequeña!, entre los ricos henchidos de avaricia, los pobres de envidia; están ustedes como emparedado que le dicen, en medio; siendo mordidos por todas partes. En El Cielo sabemos todo lo que pasa y pasará. Todo lo vemos como un eterno presente y por eso advertimos, como a ti, que de todo copiaras por seguridad. Las almas que esto hacen quedan vacías, créeme, Pequeña y tristemente lo sabes porque lo has sentido y vivido en tu propia almita cuando no querías atender: Yo no me vengo, simplemente Me Alejo porque Satanás y Tu Santísimo Padre no pueden estar compartiendo el mismo corazón.

 



En esta ocasión en particular el maligno comenzaba a desviarte. No son tiempos de ensayo y error, de probar caminos, de darte un paréntesis, como con gran costo y error pensabas. Son tiempos
FULMINANTES. Son TIEMPOS DE RAYO, TRUENO Y TORMENTA y QUIEN NO ESTE RESGUARDADO EN EL INMACULADO CORAZÓN DE MI HIJA SERÁ CORTADO DE RAÍZ COMO RAÍZ AGUSANADA. Tu viste un solo gusano rondando en tu rosa, en tu corazoncito, pero si lo dejas, se reproducen y secan la flor.

 

 

 

En ese instante, porque estás bajo la Santísima protección de María Santísima te lo hizo ver, pero ya estabas seducida por la idea y la habías justificado. Al primer paso fuera del Camino, los regresamos y fue lo que ocurrió. Ponlo, Pequeña, mis hijitos se están comenzando a confiar, como el pueblo judío cuando Moisés, mi Siervo Fiel, estaba en Mi Monte Santo. Son las últimas pruebas porque del cielo no llueven traidores, sino que brotan del infierno y estamos terminando de segar y separar el buen fruto del malo. Aun en el buen árbol tienen que brotar algunos frutos podridos o agusanados y son los que cortamos pero con todo y la rama, por eso duele la corrección, porque cortamos la rama completa.

 

 

El conteo de las ovejas a Mi Derecha, y las cabras a Mi Izquierda está por terminar. Tu has visto como te has quedado sin los últimos amigos que estamos tratando de que dieran el paso a Mi Santa Derecha, pero tristemente no quisieron y los has perdido también. Te has mantenido hasta el final y te has quedado completamente sola. Como dices, como cuando naciste sólo tu papá, tu mamá y tu tío que te da refugio: No tienes más y no busques lo que no has de encontrar en este mundo. Tu Getsemaní se hace mas rudo, mas profundo, más solitario, mas doloroso, pero ya estas dando fruto entre mis hijitos. Ya no era necesario que siguieras en esa soledad de dar: Estas con mis pequeñitos enseñándoles lo que a ti debieron haberte enseñado. Ahora los padres de Mis niños te van a escuchar y son semillas que estamos sembrando. ¿Lo entiendes? No te diste cuenta ni como ni a qué horas ya estas de campesina sembrando la Buena Semilla. Toda esta preparación, en lo Bueno y en lo que solita aprendiste en lo Malo es para que siembres, Sigue frecuentando con asiduidad las tres iglesias ( A., CH. y T.). No faltes a La Santa Misa y como dijo Mi Hija Amadísima; no por hacer las buenas obras olvides a Mi Amadísimo Hijo: Date tu tiempo para llenar tu corazón y tu tiempo, para donarlo. No olvides llenarlo que es con la Santa Misa, con lecturas piadosas, con oración y reflexión, con estar conmigo, con Nosotros. ¿Entiendes?

 

 



(HABLA UN ÁNGEL DEL SEÑOR)

Esa imagen que Te mostramos de los demonios agazapados sobre la barda (cubierta de ramaje o cerco vivo sobre las tapias) que rodea a la iglesia y como se abalanzaban sobre las pobres almas que se alejaban un paso, eso te pasó. Te alejaste un paso y se te fueron encima. Sí, soy tu Ángel (pregunté mentalmente porque Nuestro Padre ahora los envía conmigo al final) porque como Padre Amantísimo te está educando y es Su Santísima y Libérrima Voluntad que uno de nosotros se acerque por si te quedas dudosa o un poco asustada.


Eso fue lo que me pasó?

Sí.


Me asusta la sutileza del maligno, pero no puedo decir que no tuve señales de alerta, pero creí que era muy pequeño lo que estaba haciendo.
Toda gran calamidad comienza por algo pequeño, hasta un temblor comienza por una casi imperceptible vibración.


Desde que me fui por la playa a buscarlo.
Desde antes, desde que no corregiste una respuesta por vanidad. Desde antes, que fuiste a acompañar a tu tío en asuntos del mundo, que se te dijo que no te metieras. Pero te dio por reinterpretar lo que es claro y contundente, como lo hacen a diario con la Santa Palabra, que es clara y contundente, la interpretan a su conveniencia y cada excepción que hacen es abrir la puerta a que penetre un gusano a su corazón en flor.


Y terminé en la soberbia.
Donde te descuidaste porque estabas secretamente inflamada de orgullo, y ahí diste la oportunidad y te dieron un zarpazo.
ENTIENDELO pequeña que quien no esta trabajando bajo la Santa sombra de Nuestro Padre, está desde la oscuridad laborando para el maligno y te odia. Corrige, como te dice Nuestro Amadísimo Padre, corrige.

 



(HABLA DIOS PADRE)

Pequeña, saliste con tu bolsita y ya estabas desempacando en tierra de lobos, como si nada. Luego luego te quitaron los lobos tu paquetito y te regresaste. Fuiste obediente en ir salvando estos hermosísimos Diálogos Padre-hija y se salvaron.
(Veo una imagen muy tierna que El Padre Amado me muestra: Una ovejita cafecita que con ingenuidad se sale del corral, pero se queda a un paso, ahí se recuesta y se pone a ver la luna, sola. Veo una Santa Mano que la arrebata con rapidez y la regresa, quedando el paquetito que llevaba a los lobos).


Gracias Abba porque Me llegaste a consolar en los momentos que peor me sentí.
Pequeña! ( me dice con gran ternura)
Amén y gracias Abba
Pequeña (repite el gesto anterior)


Amén.


Año del Señor 2012

"Y María del Getsemaní"

 


 

 

Si quiere seguir con "Y María del Getsemaní"

 

Página siguiente

 

 

 

 

 

 


Página Principal (Índice del tema)  

Página Siguiente (¿Por qué quiero tanto a Mis hijos si son tan malos?)

 

 

 

Páginas principales

Portada

Índice General y páginas misceláneas

 

Dios Padre habla a Sus hijos

 

 Meditemos con Jesús (importante)

 

Reflexiones y mensajes de María

 

Mensajes: El Libro de la Verdad

 

Oraciones diversas

 

Selección de Letanías

 

Selección de Novenas

 

Oraciones Virgen María

 

Videos de música religiosa (popular)

 

Rosarios, Coronas y Coronillas

 

Nuestra Biblioteca

 

Hablemos de....

 

 

Esta página pertenece al sitio  "Oraciones y Devociones Católicas"

Visite siempre la Portada del sitio, siempre hay algo interesante ahí.