Yo estoy presente en Mi Eucaristía

 

 

 

  Yo Me convierto en Pan para darme a Mí mismo a vosotros. Y, a través de esta Comunión, Yo santifico a todos los que Me reciben, deificándoles para que se conviertan en carne de Mi Carne, huesos de Mis Huesos. Al tomarme a Mí, Yo, que soy Divino, vosotros y yo nos convertimos en un solo cuerpo, unidos espiritualmente. Nos hacemos familia, porque Yo puedo transformaros en dioses por participación. A través de Mi Divinidad Yo deifico a los hombres...

 

¿Acaso no habéis oído: "también vosotros sois dioses, hijos del Altísimo, todos vosotros? (Salmo 82, 6). Ahora soy juzgado por los hombres. El Vestido  que te puede cubrir, adornándote majestuosamente, proporcionando en ti una metamorfosis, divinizándote, es rechazado por esas iglesias que no pueden comprender Mi Misterio... hoy, otra vez, grito desde el Cielo:

 

 "Hermanos, ¿por qué estáis socavando Mi Divinidad? Si vosotros reclamáis que sois los únicos que sabéis lo que es correcto, entonces, ¿por qué está vuestro espíritu saqueando Mi Iglesia? Yo os estoy invitando a reinar Conmigo, Yo os estoy invitando a gobernar junto a Mí, Yo os estoy invitando a celebrar Misa y a participar en el Misterio Divino de la manera que Yo verdaderamente lo he instituido".

   

 El arrogante se va a mofar de Mí sin cesar, pero esto es porque ellos se han desviado de Mi Luz. Yo estoy presente en Mi Eucaristía, pero a no ser que ellos vean Mi Divinidad con ojos espirituales, continuarán siendo como un hombre somnoliento, que nunca capta nada que le puedas decir. "¿Qué es lo que has dicho?,   ¿me estabas hablando a mí?, ¿eh?", preguntará.

 

Regias y gloriosas, estas iglesias Me proclaman, ellas afirman Mi poderío, proclamando Mi pavoroso poder, cantando sus alabanzas para Mí, reconociendo Mi Omnipotencia y Mis poderosas maravillas, pero Yo resulto una piedra de tropiezo cuando se trata de medir la magnificencia de Mi Divinidad y de Mi Presencia en la Eucaristía.

 

   Hoy es ésta la piedra de tropiezo rechazada por los constructores y ellos no se dan cuenta que ésta es la piedra angular. 

 

 CONTINÚEN SIENDO ESAS ALMAS QUE SIGUEN EL EJEMPLO DE MI AMOR.

Jesús (Noviembre 2011):

   Cada criatura que se alimenta de Mi Cuerpo y de Mi Sangre es una portadora Mía, un alma que puede vivir a Mi Semejanza, ya que es infinitamente bendecida e irradia el sol de Mi Amor, tanto en ella como hacia sus hermanos. Así es como miles de seres bendicen a sus hermanos y a toda la Creación.
  
   Necesito que tomen conciencia de lo que representa vivir alimentándose de Mi Cuerpo y de Mi Sangre. Esto es expandirse al infinito, es elevarse. Yo no deseo quedarme aprisionado en el alma, en el corazón del que Me comulga, sino que deseo darme “ad extra”, deseo que el alma Me invite a ir hacia el infinito.

  La criatura que se alimenta de Mi Cuerpo y Mi Sangre es un sol en la Tierra, es destello de bendición y es palabra de Amor. Esta criatura es perla preciosa, es roca firme que no se asienta en arena movediza porque día a día Yo la fortalezco más y más, Yo la lleno más y más de Mí, le doy más y más Mi Amor, le doy más y más sabiduría, más y mayor constancia y fe.

  

 

Página anterior y principal (Meditaciones)

 Página Siguiente (Por el camino que vine)

 

Páginas principales

Portada

Índice General y páginas misceláneas

Dios Padre habla a Sus hijos

 Meditemos con Jesús (importante)

Reflexiones y mensajes de María

Oraciones diversas

Selección de Letanías

Selección de Novenas

Oraciones Virgen María

Videos de música religiosa (popular)

Rosarios, Coronas y Coronillas

Nuestra Biblioteca

Hablemos de....

 

 

Esta página pertenece al sitio  "Oraciones y Devociones Católicas"

Visite siempre la Portada del sitio, siempre hay algo nuevo ahí.