Dulce Jesús Mío

(Incluye versión inprimible)

 

 

 

 

 

Dulce Jesús mío, gran Dios que sufriste por nosotros en la Santa Cruz, danos paciencia.

 

Dulce Jesús mío, Cordero manso, que no nos impacientas, danos mansedumbre.

 

Dulce Jesús mío, Rey soberano que por nosotros te humillaste, haznos humildes.

 

Dulce Jesús mío, Redentor caritativo que nos rescataste de la tiranía del  demonio, danos caridad.

 

Dulce Jesús mío, Capitán animoso que nos defendiste, danos fortaleza.

 

Dulce Jesús mío, Guía segura que nos diriges, haznos obedientes.

 

Dulce Jesús mío, Tesoro precioso, haznos amable la santa pobreza.

 

Dulce Jesús mío, Huésped modesto que nos honras, haznos humildes.

 

Dulce Jesús mío, Maestro sabio que nos enseñas, haznos amable el silencio y la meditación.

 

Dulce Jesús mío, Pastor vigilante que nos apacientas, haz que no nos falte vuestra Providencia.

 

Dulce Jesús mío, Sol resplandeciente que nos iluminas, concédenos el don de oración.

 

Dulce Jesús mío, Médico experto que nos sanas, haznos dulce la medicina del santo sufrimiento.

 

Dulce Jesús mío, Padre amoroso que nos perdonas nuestros pecados, danos gracia para saber perdonar a nuestros enemigos.

 

Dulce Jesús mío, Fuego vivo de amor que nos abrasas, llénanos de amor por Ti.

 

 

Dulce Jesús mío, Amigo fiel que nos valoras, haznos agradecidos a tus favores.

 

Dulce Jesús mío, Pontífice Santo que intercedes por nosotros, sea la salvación de nuestras almas el fruto de tu intercesión. Amén.

 

 

 

Gran Dios que sufriste, ten piedad de nosotros.

Cordero manso, ten piedad de nosotros.

Rey soberano,  ten piedad de nosotros.

Redentor caritativo, ten piedad de nosotros.

Capitán animoso, ten piedad de nosotros.

Guía segura, ten piedad de nosotros.

Tesoro precioso, ten piedad de nosotros.

Huésped modesto, ten piedad de nosotros.

Maestro sabio, ten piedad de nosotros.

Pastor vigilante, ten piedad de nosotros.

Sol resplandeciente, ten piedad de nosotros.

Médico experto, ten piedad de nosotros.

Padre amoroso, ten piedad de nosotros.

Fuego vivo de amor, ten piedad de nosotros.

 

 

 

Oración

 

Oh Dulce Jesús mío, creemos, esperamos y confiamos en tu Divina Misericordia. Libera a todos aquellos que están en las manos de Satanás y de sus séquitos. Te rogamos especialmente por los moribundos y agonizantes que se encuentran en pecado mortal. Ten misericordia oh Dulce Jesús mío del mundo entero. Amén.

 

 

Oración

 

Que el amor de la Santísima Trinidad cubra, proteja y libere a todo lo visible e invisible, a todas las almas, a todo lo creado, contra todo lo que Satanás ha afectado y que ha llevado hacia el mal. Amén.

 

 

 

Repetid a cada instante y  todos los días: Ven Señor Jesús, Ven Señor Jesús, Ven Señor Jesús.

 

 

Bajar versión imprimible

 

 

 

 

 

Página anterior (Oraciones)

 

Página siguiente (Gozos al Sagrado Corazón de Jesús)

 

 

 

 

Páginas principales

Portada

Índice General y páginas misceláneas

 

Dios Padre habla a Sus hijos

 

 Meditemos con Jesús (importante)

 

Reflexiones y mensajes de María

 

Mensajes: El Libro de la Verdad

 

Oraciones diversas

 

Selección de Letanías

 

Selección de Novenas

 

Oraciones Virgen María

 

Videos de música religiosa (popular)

 

Rosarios, Coronas y Coronillas

 

Nuestra Biblioteca

 

Hablemos de....

 

 

 

 

Esta página pertenece al sitio  "Oraciones y Devociones Católicas"

Visite siempre la Portada del sitio, siempre hay algo nuevo ahí.