Las despreciaban, las excluían, las relegaban

 

 

 

 

  En la eternidad hay tantas almas que en vida se jactaban de un título, se jactaban de una posición económica, de un estatus; miraban a las personas abajo de sus hombros, las despreciaban, las excluían, las relegaban.

 

Pero estas pobres almas cuando se presentaron ante Mí, se sintieron pequeñas, se sintieron débiles. Estas pobres almas se silenciaron ante mis preguntas, ante la historia de la vida que pasa frente a sus ojos espirituales y muchas de ellas yacen en las profundidades del averno.

 

 

 

Allí no les vale títulos;

allí no les vale posición económica,

ni estatus,

ni rango.

 

 

Hoy, obrad vosotros de acuerdo a mi Santo Querer. Obrad vosotros de acuerdo a mi Divina Voluntad y no de acuerdo a vuestros intereses.

 

 

              Jesús

 

 

 

 

Nota nuestra: Frente a las palabras de nuestro amado Jesús, hemos puesto un caso extremo de un personaje de una novela, pero lo que Jesús nos dice aquí se puede aplicar y no con menos gravedad a casos más cotidianos, el rico que desprecia al pobre, el sano al enfermo, el inteligente al tonto, la bonita a la fea, el gerente al ayudante, el patrón al obrero, el fuerte físicamente al débil, etc., etc.

 

 

 

 

Portada

 

Página principal (Hablemos de....)

 

                               Página siguiente (Otro ardid del demonio, el libro "Advertencias del  más allá)

 

 

 

 

 

Páginas Principales

 

Dios Padre habla a Sus hijos

 

 Meditemos con Jesús (importante)

 

Oraciones a la Santísima Virgen

 

Videos de música religiosa (popular)

 

Rosarios, Coronas y Coronillas

 

 

Esta página pertenece al sitio  "Oraciones y Devociones Católicas"

Visite siempre la Portada del sitio, siempre hay algo nuevo ahí.