Dios Padre

 

CUANDO PASE LA OSCURIDAD DE LA PRUEBA

ME ENCONTRARÉIS

 

  

 

 

 Yo cuido y consiento a las almas que mucho han hecho por Mí.

 

 

 

 Rosario vespertino



Temas:

No os abandonaré, estaré con vosotros porque, ciertamente, las fuerzas de Satanás son más grandes que vuestras propias fuerzas.
Pedidme pues, Mis pequeños, el no fallarme, el tener una Fe inquebrantable y un amor hacia Mí, total, que no haya nada que os desvíe de este Amor Divino que Soy Yo, vuestro Dios.
Os he dicho que siempre, de un mal que Yo permito, brota un bien que vosotros necesitáis y esta purificación va a ser una purificación en el amor.
Yo sé que vosotros lograréis salir adelante, además de que Yo estaré con vosotros y aumentaré Mi Gracia sobre vosotros, porque os lo merecéis, Yo cuido y consiento a las almas que mucho han hecho por Mí.
Preparaos también en la gran prueba a ayudar a vuestros hermanos que no han entendido todo lo que se vendrá que, ciertamente, muchos de ellos, no quieren creer o no les interesa creer en lo que se ha estado anunciado alrededor del mundo.


Mensaje de Dios Padre y la Santísima Virgen María a J. V. (25 de Julio de 2012

 



Primer Misterio, Habla Dios Padre


      Sobre: No os abandonaré, estaré con vosotros porque, ciertamente, las fuerzas de satanás son más grandes que vuestras propias fuerzas.


      Hijitos Míos, ya os he dicho, algunas veces, que no os preocupéis tanto de los acontecimientos de la purificación, que tienen que darse y serán para vuestro bien,
sino que pongáis vuestra esperanza en lo que vendrá después, que, ciertamente, lo ganarán aquellos que saben amar, que saben darse por sus hermanos, que sepan amar a vuestro Dios.



      Yo, Mis pequeños, el Creador de todo lo visible e invisible, os he escogido, primeramente, para que bajarais a la Tierra a servirme, para que al servirme, pudierais vosotros
regresar al Reino de los Cielos a un nivel más alto de Gracia, de Gloria, de Amor, por vuestra donación, tanto a Mí como a vuestros hermanos.



      Mis pequeños, ciertamente, aunque son tiempos difíciles, de la purificación Universal, también serán momentos Divinos, en donde Me veréis en todos los acontecimientos de vuestra purificación.
No os abandonaré, estaré con vosotros porque, ciertamente, las fuerzas de Satanás son más grandes que vuestras propias fuerzas y, sobre todo, porque vosotros podéis fallar al momento en que veréis las fuerzas inmensas de Satanás contra vosotros.



     
Así que, en cualquier momento en que necesitéis de Mi ayuda, invocadme en Mi Santísima Trinidad, invocad a Mi Hija La Siempre Virgen María, al Señor San José, a los ángeles y santos del Cielo, todos estamos preocupados por la purificación de todos vosotros.



      Ciertamente, Yo no quisiera que se perdiera ninguna alma, pero sabéis, porque lo habéis vivido,
que hay almas necias, que por más que les habláis de todo lo Mío y de lo que se vendrá ahora, en este tiempo, de la purificación, no os quieren hacer caso y, antes que esto, no han querido hacerle caso a lo que Yo os he dejado en la Iglesia, en Mis Sacramentos, lo que Yo os dejé en Mi Sacrificio de Amor por la salvación por todos vosotros. Éstas almas que se han de perder, ha sido por necedad, por soberbia, no han querido entender, a pesar de tantas oportunidades que se les han dado y que todavía tendrán, pero, todas ellas las desperdiciarán.



      De cualquier manera, Mis pequeños,
como no sabéis quiénes son estas almas, vosotros orad, orad intensamente por todos vuestros hermanos alrededor del Mundo, en el Universo entero, para que todos vosotros podáis llegar, tarde o temprano, de regreso al Reino de los Cielos. Mientras más deis más recibiréis, Mis pequeños, a más oración y donación, vosotros subiréis de méritos ante Mi Presencia y vuestra Gloria en el Reino de los Cielos, será mayor, os lo prometo, Mis pequeños.



      Insistid pues en vuestra oración, en vuestra donación a través del ayuno, penitencias, sacrificios, todo lo que podáis, Mis pequeños, dar y unir a los méritos de Mi Hijo, por vuestra propia salvación y la de vuestros hermanos. Os Bendigo y os acompaño, como os dije en todo momento.


Gracias, Mis pequeños.
 

 


Segundo Misterio, Habla Dios Padre


      Sobre: Pedidme pues, Mis pequeños, el no fallarme, el tener una Fe inquebrantable y un amor hacia Mí, total, que no haya nada que os desvíe de este Amor Divino que Soy Yo, vuestro Dios.


      Hijitos Míos, aunque Yo no Me manifestara a ninguna alma sobre la Tierra, en estos tiempos por venir, en vuestro acrisolamiento en el Amor,
estad seguros, Mis pequeños, que Yo voy a estar Presente con vosotros.



      A veces, los padres juegan con los hijos y se esconden, para ver las reacciones de estos y si en algún momento,
en este futuro cercano por venir, Yo Me escondo para la humanidad, eso no quiere decir que vosotros quedaréis a la deriva, que vosotros tendréis que luchar solos o que vosotros no vais a tener Mi ayuda de Padre.



      Yo, que Soy todo Amor, no os puedo abandonar, Mis pequeños,
quiero ver cómo os comportáis, cuánta Fe y Esperanza tenéis en Mí, vuestro Dios, vuestra Promesa. Sí, Mis pequeños, Soy vuestra Promesa, Soy el Regalo para todas las almas que van a pasar la prueba y Mis regalos son inconmensurables, pero Mi Amor lo es todo y aquellas almas que pasen la prueba, Mi Amor tendrán y eso les bastará para gozar inmensamente.



      Mis pequeños, son tiempos de oscuridad, son tiempos de Fe.
Aquél que tiene Fe y una Fe inquebrantable, pase lo que pase, siempre se mantendrá en esa Fe y es lo que Yo quiero probar en todos vosotros. Es fácil para uno, cuando se ve rodeado de seres queridos, no dudar, no fallarles, por eso os he dicho que Me esconderé y quedaréis en una supuesta soledad y os digo supuesta, porque cuando tenéis Fe, esa Fe os llena y ya no estáis solos, en cambio aquellos que confían totalmente en las cosas que ven y tocan, al quitárseles todas estas cosas y al no tener Fe, se desesperarán.



      Esa va a ser una de las pruebas fuertes de este tiempo, Mis pequeños, prueba en Fe y prueba en amor hacia Mí, vuestro Dios.
¿Volveréis vuestro rostro, volveréis vuestro corazón hacia Mí, en los momentos difíciles o buscaréis por otro lado compañía, apoyo o supuestos amores con los que os va a engañar Satanás?



      El Amor Soy Yo, Mis pequeños, y en él debéis confiar plenamente, así, cuando pase la oscuridad de la prueba, Me encontraréis, Me veréis y Mi Amor os llenará, satisfechos quedaréis en totalidad del Amor que Yo voy a derramar en cada uno de vosotros y que ese será vuestro premio.



      Pedidme pues, Mis pequeños,
el no fallarme, el tener una Fe inquebrantable y un amor hacia Mí, total, que no haya nada que os desvíe de este Amor Divino que Soy Yo, vuestro Dios. Si os mantenéis así, Mis pequeños, estad seguros que ganaréis Mi Amor al final de la prueba y, aunque ahora no os imagináis lo que es el Amor Divino, cuando lo tengáis, lloraréis de gusto de Mi regalo hacia vosotros, de Mi Amor que os llenará y os santificará.


Gracias, Mis pequeños.
 


Tercer Misterio, Habla Dios Padre


      Sobre: Os he dicho que siempre, de un mal que Yo permito, brota un bien que vosotros necesitáis y ésta purificación va a ser una purificación en el amor.


      Hijitos Míos, vosotros habéis alguna vez padecido algún dolor, persecución, algún malestar que os provocan vuestros hermanos. Habéis padecido, también, desastres naturales y quizá los hayáis sufrido mucho, pero cuando esto sucede,
cuando vienen desastres fuertes, os hermanáis los unos a los otros. Del corazón sale lo bueno que tenéis, además, Yo permito esto, para que brote y se fortalezca ese amor, que quizá hasta escondido tenéis y que no habéis usado con vuestros hermanos a lo largo de vuestra vida.



      Os he dicho que siempre, de un mal que Yo permito, brota un bien que vosotros necesitáis
y esta purificación va a ser una purificación en el amor. Desterraréis, en buena parte, la maldad que traéis en vuestro corazón y empezará a brotar ese amor, pero un amor verdadero, que no habéis utilizado, quizá, a lo largo de vuestra existencia.



      Muchos de vosotros no buscáis vivir en el amor, porque con esto no queréis dar vuestro brazo a torcer, no queréis aparentar ante vuestros hermanos que sois débiles, porque no queréis mostrar amor hacia vuestros hermanos y preferís poner una cara hosca, un trato también grosero y difícil ante vuestros hermanos, creyendo que con esto os van a respetar y, así, el amor que debisteis haber cultivado, lo desperdiciasteis, desperdiciasteis tiempo,
desperdiciasteis el amor, por eso, en este tiempo va a ser vuestro amor, el amor bueno, el amor que salva, el amor que se da por los demás, aún perdiendo la vida propia por el hermano, ese es el amor que ahora veréis, en un gran porcentaje de vuestros hermanos. Por eso os digo que no os preocupéis tanto de estos momentos de la purificación, porque un bien grande saldrá de la gran mayoría de vosotros, para que Yo os pueda regalar infinidad de Bendiciones cuando esta purificación termine.



      Orad mucho, Mis pequeños, buscadme dentro de vosotros, buscadme dentro de vuestro corazón y permaneced atentos a Mis Palabras, a Mis Mociones, que estarán dentro de vosotros. Seguid el amor que traigáis en vuestro corazón, confiad en él, porque el amor siempre traerá más amor, si vosotros dais odio, maldad, ésta se os regresará,
pero si dais amor, eso que sembrasteis, tarde o temprano lo tendréis de regreso y gozaréis el haber sembrado un bien en el corazón de vuestros hermanos.


Gracias, Mis pequeños.
 


Cuarto Misterio, Habla Dios Padre


      Sobre: Yo sé que vosotros lograréis salir adelante, además de que Yo estaré con vosotros y aumentaré Mi Gracia sobre vosotros, porque os lo merecéis, Yo cuido y consiento a las almas que mucho han hecho por Mí.


      Hijitos Míos, cuando os he prometido Cielos Nuevos y Tierras Nuevas, es algo tan grande, que vosotros no os podéis ni siquiera imaginar. El mundo, que os ha tocado, ya es un mundo corrompido por el pecado, Satanás se dedicó a tratar de destruir Mi Obra,
pero con lo que no pudo, Mis pequeños, es con el corazón de vosotros, los que estáis Conmigo.



     
Ciertamente, una gran mayoría de vosotros habéis tenido ya una purificación personal a lo largo de vuestra vida, porque habéis luchado fuertemente contra las tentaciones de Satanás. Ciertamente, habréis caído en algunos momentos de vuestra existencia, pero siempre volvisteis a Mí, siempre tratasteis de cuidar Mi Amor en vuestro corazón y cuando fue necesario, lo disteis a vuestros hermanos.



      Al haber sido ésa, vuestra purificación a lo largo de vuestra existencia, ciertamente os traerá suavidad en estos tiempos de purificación mundial,
porque vosotros ya os disteis por Mí en vuestra vida y, con ese ejemplo, ayudasteis también a muchos de vuestros hermanos a crecer espiritualmente. Vinisteis a la Tierra a cuidar Mi Amor, que ciertamente lo cuidasteis, vinisteis a la Tierra para la salvación de vuestros hermanos y ciertamente lo hicisteis con el ejemplo que disteis, vinisteis a la Tierra a alabar Mi Santo Nombre y con ese ejemplo que disteis, al manteneros en Mis Leyes, en Mi Amor, en lo que Mi Iglesia os pidió, al hacerlo, Mis pequeños, también con eso disteis un gran ejemplo y el premio grande tendréis.
 


      Mis pequeños, habéis hecho mucho por Mí, y mucho tendréis. Hicisteis mucho por vuestros hermanos, aunque no os disteis cuenta, aunque estabais distraídos, aunque no pusisteis todo vuestro empeño, pero eso no importa,
lo que importa es que actuasteis en el amor y Amor tendréis eternamente. Yo os cuidaré en estos momentos difíciles y aún a pesar de que Satanás os ha querido destrozar espiritualmente y todavía tendrá un tiempo para tratar de hacerlo, Yo sé que vosotros lograréis salir adelante, además de que Yo estaré con vosotros y aumentaré Mi Gracia sobre vosotros, porque os lo merecéis, Yo cuido y consiento a las almas que mucho han hecho por Mí.

Gracias, Mis pequeños.



Quinto Misterio, Habla La Santísima Virgen María


      Sobre: Preparaos también en la gran prueba a ayudar a vuestros hermanos que no han entendido todo lo que se vendrá que, ciertamente, muchos de ellos, no quieren creer o no les interesa creer en lo que se ha estado anunciado alrededor del mundo.


      Hijitos Míos, Soy vuestra Madre, la Siempre Virgen María. Nuestro Padre, Nuestro Dios, Me permitió Ser la Madre de vuestro Salvador. Ser la Madre y Ser conducto para traeros a Nuestro Dios a la Tierra.



      Ahora, en estos tiempos, Me ha permitido, como Madre del todo el género humano, también traeros la Gracia de salvación y esto es con Mi cuidado Materno contra las fuerzas de Satanás.



      Se os han dado muchos consejos para que podáis pasar esta purificación, esta prueba, en lo personal y a nivel Universal. Tenéis todo, Mis pequeños, para salir triunfantes de la prueba que tendréis, Mis pequeños, especialmente estando unidos Conmigo, con vuestra Madre, porque una Madre siempre va a dar hasta su propia vida, si fuera necesario, por el cuidado de sus hijos, por su salvación
y éstos son esos momentos, Mis pequeños, momento de una donación total Mía hacia vosotros.



      Mi Hijo se dio primeramente por vosotros, ahora es Mi turno, porque es el tiempo en que Nuestro Padre Dios escogió para que Yo cuidara al género humano. Satanás quisiera acabar Conmigo,
pero no puede, porque no puede nada contra el Amor que he recibido de la Santísima Trinidad, y sobre todo, del honor tan grande de Ser la Madre del Salvador.



     
Satanás tiene pavor a Mi Presencia, tiene pavor a escuchar Mi Santo Nombre, tiene pavor a todos aquellos hijos Míos que están Conmigo, que se han confiado a Mí, que se han consagrado a Mi Corazón Inmaculado. Tiene pavor a todos los que oran de corazón, a todos aquellos que se han donado a la Voluntad de Mi Hijo y, con esto se vuelven corredentores en estos tiempos en que tanto se necesita para la salvación de vuestros hermanos que no han luchado por mantener el Amor de Nuestro Dios en su corazón porque se han dedicado a vivir para los placeres del mundo.



      Mis pequeños, no os soltéis de la oración, y que sea una oración profunda, una oración bella, una oración de donación, como os hemos enseñado.
Cuando oréis, entrad en lo más profundo de vuestro corazón y manteneos ahí, buscando la compañía de todos Nosotros, del Cielo entero, que estamos dentro de vuestro corazón.



      Preparaos también en la gran prueba a ayudar a vuestros hermanos que no han entendido todo lo que se vendrá que, ciertamente, muchos de ellos, no quieren creer o no les interesa creer en lo que se ha estado anunciado alrededor del mundo, pero los acontecimientos mundiales se irán incrementando poco a poco para darle la oportunidad, a estas almas incrédulas, de entender que lo que tanto se os dijo y se os predicó, era verdad y que así, con vuestra ayuda,
se vayan preparando para los momentos más difíciles, y que, por lo menos, estén preparados para que Satanás no los tome por sorpresa.



      Acompañadme pues, vosotros, Mis hijos, Mis hijos mayores,
a cuidar y defender a vuestros hermanos pequeños. Uníos pues a Mi Hijo Jesucristo, para que juntos luchemos por la salvación de infinidad de almas que lo necesitan y para que también se dé vuestra propia purificación, para que podáis gozar los bienes prometidos de Nuestro Dios, bienes bellísimos, bienes santísimos que gozaréis y que quiero que agradezcáis ya, Mis pequeños, porque el Amor os ha preparado a recibirlos después de la gran prueba. No temáis pues a ésta gran prueba que se vendrá. Tomad todo lo que venga, en humildad, en sencillez y aceptando lo que se os dé, porque es la Voluntad de Nuestro Dios y, Su Voluntad, siempre es para bien, porque es Puro Amor. Agradeced pues el Amor que tenéis en vuestro corazón, que es Su propio Amor y os lo ha regalado para vuestra santificación y para el gozo eterno que tendréis.


Gracias, Mis pequeños. 


Página Principal (Índice del tema)  

Página Siguiente (Soy vuestro Padre ante todo y....)

 

 

 

Páginas principales

Portada

Índice General y páginas misceláneas

 

Dios Padre habla a Sus hijos

 

 Meditemos con Jesús (importante)

 

Reflexiones y mensajes de María

 

Oraciones diversas

 

Selección de Letanías

 

Selección de Novenas

 

Oraciones Virgen María

 

Videos de música religiosa (popular)

 

Rosarios, Coronas y Coronillas

 

Nuestra Biblioteca

 

Hablemos de....

 

 

Esta página pertenece al sitio  "Oraciones y Devociones Católicas"

Visite siempre la Portada del sitio, siempre hay algo interesante ahí.