¡CONSAGRAOS! ¡CONSAGRAOS! ¡CONSAGRAOS!

 

    

 

  
 (HABLA NUESTRA SANTÍSIMA MADRE MARÍA)

Madre Santísima

Pequeña…

Atiendo

Escucha: son tantos los que no han querido Consagrarse a Nuestros Sacratísimos Corazones por no creer que es NECESARIO, pero LO ES (*).

Nunca el Cielo da una orden, una invitación, una sugerencia, como decís vosotros, sin gran motivo.

En esta fecha (Actualiza la fecha, Pequeña: Marzo 26) Os lo volvemos a recodar:

CONSAGRAOS CONSAGRAOS CONSAGRAOS

Si no lo habéis hecho comenzar ahora, hoy. Ya no podéis esperar más. ¿Que acaso no sabéis que todo puede esperar menos La Salvación de sus almas? ¡Qué no sabéis que es la principal misión que tenéis: Salvar vuestra propia alma!

Por eso os lo repito:

CONSAGRAOS CONSAGRAOS CONSAGRAOS

(Poned esto no al calce, sino como en letras de oro, al inicio, como un letrero de alerta, Pequeña Ovejita Nuestra).

Así Lo haré Madre Santísima

Amén y Shalom Queda en Mi Santa Protección y en la Santa Paz de Mi Amadísimo Hijo Jesús.



QUE EL SANTO CIELO YA NO OS PUEDE ESPERAR MÁS, LA GRAN TRIBULACIÓN COMIENZA SU MARCHA Y VOSOTROS NO CREÉIS… (NUESTRA MADRE Lo dice con gran tristeza y preocupación).

 



(HABLA DIOS PADRE)

Abby!

Niña Mía!

Dime Abby…



ES URGENTE ES URGENTE ES URGENTE


CONSÁGRENSE MIS PEQUEÑOS QUE SE ME ROMPE EL CORAZÓN SACRATÍSIMO DE VER VUESTROS DESTINOS ETERNOS

OS LO RUEGO: CONSAGRAOS CONSAGRAOS CONSAGRAOS.



Como os dice Mi Amadísima Hija. No lo dejéis para mañana.

Comenzad hoy para que estéis resguardados y protegidos de tanta calamidad que se avecina. (Veo: unas casitas de madera que están construidas al pie de una montaña que se comienza a derrumbar).

NO ESPERÉIS NI UN INSTANTE MÁS.

¡HACEDLO YA!
¡HACEDLO AHORA! NIÑOS MÍOS, PEQUEÑOS TAN AMADOS QUE HAN SALIDO UNO A UNO DE MI AMANTE CORAZÓN.

OS LO PIDO POR EL AMOR QUE OS TENGO,

VUESTRO AMANTÍSIMO PADRE.

 



(HABLA NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO)

Mi Jesús

Pequeña

No son los libros ni los discursos ni alegatos lo que salva a Mis pequeños sino la fe, la oración y las obras ¡Que lo entiendan ¡ya!

Que no admiren a vuestro Papa, que lo imiten, o de nada servirá lo que creéis que vale.

Valen las obras, vale la donación, vale la oración de Corazón, vale la penitencia, vale la Santa Eucaristía, vale Acompañar a Su Señor, Su Dios, Su Hermano Mayor, Su Ejemplo, Guía y Amigo Fiel. Eso vale, Pequeña, pero no lo están haciendo como deben.

Dónde están sus obras
¿Llegarán ante Mí con las manos vacías? ¿Sabéis el dolor que es ese! ¡No lo podéis siquiera imaginar!

Llegar después de una vida plena de bendiciones y llegar sin nada… A no presentarme cuentas de algo bueno.

Si seguís viviendo para vosotros no habrá Salvación, Pequeños, no la puede haber así. Al menos, en este tiempo que resta, haced el esfuerzo, pero el esfuerzo TOTAL que ya habéis perdido mucho tiempo. Para ello habréis de CONSAGRAROS, como os insiste tan amorosamente Mi Santísima Madre.

Hacedlo, Pequeños, que todo lo dais al Cesar y nada Me Dais a Mí, ¿Que no saben que el cesar tiene moneda sólo terrenal y nada vale ante la eternidad!

Confiad vuestra providencia al Cielo que nunca os desamparará.

Llegados los acontecimientos ya no podréis pedir la protección que quisiéramos daros. En medio del cataclismo ¿ahí pretendéis aprended a orar, Mis Niños!

Hacedlo ahora que hay salud, hacedlo ahora. No desaprovechéis estos tiempos últimos.

Se avecina Mi Divina Misericordia (*). Id viendo lo que es, estudiad y aprended sus Santas Promesas.

No dejéis este rayito de luz que tenéis aún por alma que se apague, no lo dejéis apagar.

 



(HABLA SAN MIGUEL ARCÁNGEL)

San Miguel

Pequeña

Ya ves como con nuestra protección hasta los malos pensamientos huyen, como tu alma está invadida por paz y bienestar.

Allá afuera el Maligno anda tomando almas con una facilidad que da pena, no tienen ni con que resistir. Tan llenas de pecado están las almitas que con un soplo son echadas por tierra. Ya ni batalla dan. Si vosotros no tenéis fuerza, sabed que quienes somos Fieles al Cielo la tenemos, por eso os pedimos, -
prácticamente os rogamos - que os Consagréis para que Nosotros os podamos proteger ¿Lo podéis comprender?



Visión Espiritual:

Me veo parada en un desierto y detrás de mi un Ángel, San Miguel, enorme - me parece que es cuatro veces la altura de un ser humano - y yo estoy tan en calma, como ahora.

Me muestran a otra persona que no está Consagrada, que no pide protección y la veo desesperada tratando de alejar unos insectos que vuelan, como pájaros, hacia ella y no tiene ni un instante de paz, porque no termina de espantar a uno cuando otra alimaña, esta vez una serpiente ya se le acercó. Con sus solas fuerzas humanas lucha contra esas criaturas, pero es infructuoso su esfuerzo. Sé, con claridad que es el ORGULLO lo que le impide pedir protección al Cielo
- CONSAGRARSE - para poder estar en tranquilidad y calma. Y se que esas son las opciones y sólo la humildad de saberos tan impotentes y solicitar la ayuda del Cielo nos va a dar esa calma, ese gozo tan anhelado. Para ello, -nos lo dicen del Cielo-, la Consagración es necesaria. Si ya la hemos hechos, a cada rato repetirla

 



(HABLA SAN JOSÉ)

San José

Pequeña, una vez consagrados a Jesús y María Santísima Consagradme a sus familias.
Nota: Aquí está la Consagración de San José

Que así sea…

Amen

(*) EL Día de la Divina Misericordia que es el Domingo siguiente al de la Pascua de Resurrección.

(Marzo 26)

Año del Señor 2013

 

 

Anexo 1



(*) Copio la petición que Nuestra Madre nos dio hace exactamente 70 días.

(HABLA NUESTRA SANTÍSIMA MADRE)

Madre?

Escucha Pequeña. Vas haciendo bien el trabajo. Las personas que ahora mismo ya deberían estarte ayudando, no lo están haciendo y están dilatando aún más este caminito al Cielo, sólo Ángel te está ayudando, no porque no estén ahora capacitados para entender el plan del Cielo quiere decir que El Cielo muda de plan.

El Diablo los esta atacando con dureza porque no creen en la seriedad de los llamados. Vas a tener que seguir sola, si es que los hermanitos que por otros lados Hemos preparados no quieren estar listos y comenzar ¡ya!

En este camino el que no este dispuesto a trabajar es dado de baja como en sus empresas y se buscan otros que ocupen sus lugares.

Es muy triste , pero El PLAN DEL CIELO ES DE SALVACIÓN DE ALMAS Y YA NO PODEMOS ESPERAR A NADIE QUE NO ESTE DISPUESTO A TRABAJAR AHORA.

Aquellos que ya deberían estar apurados en tu ayuda, que es la ayuda, los ayudantes del Cielo tienen como prioridad al mundo y sus egoísmos y no al Cielo, el cielo ya no espera, que lo sepan.

Si han de trabajar para El Reino que hagan la Consagración a los Corazones de Jesús y de María que le he dado a Mi Hijo Agustín (*). Esto mostrará y demostrará su apego al Cielo y es Ahora antes de que los acontecimientos se agraven.

Los que tengan en su plan servir al cielo en el 2014 o en el 15 que sepan que ya no contará El Cielo con ellos. Díselos Pequeña (La Madre Santísima lo dice con angustia grandísima). Que comiencen por esto y que lean las tareas que El Cielo les va dejando semana a semana en este sitio, en este recipiente Santo que preparamos para albergar los Hermosos Diálogos Didácticos para la Humanidad. Los que quieran pensar que es un juego, que pueden leerlos cuando no tengan nada mejor que hacer, que sepan que si no los colocan como prioridad, el Cielo prescindirá de ellos y ellos mismos no podrán cumplir su Santa Misión y que sepan que no hay cosa más dolosa y dolorosa para el almita que llegar al JUICIO ANTE MI AMADÍSIMO HIJO JESUCRISTO y tener que refutar cuando se les pregunte sobre el fiel y puntual cumplimiento de su Santa Misión.

Siguen creyendo que a Dios Padre le pueden dar migajas, cuando Abba les ha dado todo y aún más y se los sigue dando.

El mundo llega al termino anunciado en el Apocalipsis y los que no estén Consagrados quedarán fuera.

Sabemos, Pequeña, que tus asuntos personales los relegas al último lugar, donde corresponden, después de El Amor a la Sacrosanta Trinidad y el consiguiente Amor al prójimo.

Esto no es un juego. Comprométanse ya o desistan, que las migajas no son lo que El Cielo solicita de ustedes y Dios no es de colocarlo en el último lugar.

La entrada al Cielo es ahora, la Salvación también, no mañana.

No hay mañana, no la hay, Pequeños niños tercos que creen que tienen tiempo comprado.

(*)María, Maestra de los Apóstoles de los Últimos Tiempos Tomo I Consagración a Mi Inmaculado Corazón Revelaciones dadas a un alma a quien Jesús le llama Agustín del Divino Corazón. Mensajero de los Sagrados Corazones Unidos y Traspasados de Jesús y de María. (La Consagración de los 33 días se encuentra el Internet para descargar gratuitamente).

Nuestra Madre Santísima me pide que ponga la fecha de hoy:

Sábado 19 de enero a la 1:30 AM

Año del Señor 2013

HDDH

Y María del Getsemaní

 

Anexo 2

Pequeños trozos de la Consagración correspondiente al día 1

 

Que vuestra fe no se tambalee de un lado para otro y caiga como las hojas de los árboles. Aceptad pacientemente todo lo que Dios os envíe, que Él dispone para el bien de todos los que le aman.

Qué vuestra fe crezca como el álamo y el ciprés, no pretendáis discurrir sus misterios. Aceptadlos con agrado y guardadlos en vuestro corazón.

La fe se os dado como un regalo de Dios, caminad con entereza, con vuestra frente en alto y con vuestro corazón abierto, porque según sea vuestra fe, serán las obras.

Ciprés

 Es María, Maestra de los Apóstoles de los últimos tiempos, la que os llama a que os consagréis a mi Inmaculado Corazón.

+ Consagración que os revestirá de la Luz del Espíritu Santo, para que conozcáis lo profundo del bien.

+ Consagración que os llevará a despreciar los encantos y las falacias del mundo.

+ Consagración que os hará sentir repugnancia y horror por el pecado.

+ Consagración que os enrolará como soldados rasos del Ejercito Victorioso de los corazones Triunfantes.

+ Consagración que os hará soldados aguerridos, intrépidos, preparados y entrenados para el campo de batalla.

+ Consagración que os hará sentir deseos de entregaros completamente a mí, de manera perenne para disponer de vosotros según el querer de Dios.

+ Consagración que os enrutará en el camino directo que os lleva a Jesús.

 

Hijos míos, la batalla ha llegado. Son dos ejércitos que luchan entre sí. El ejército del dragón rojo y la bestia negra, ejército dirigido por Satanás y el otro Ejército está liderado por Mí y San Miguel Arcángel, Príncipe de la Milicia Celestial por designios del Padre Eterno.

Hijitos amados: Atended a mi último llamado, no despreséis este tesoro del Cielo que hoy he depositado en vuestras manos. Consagraos, consagraos, consagraos.

 

 

Consagración dada a Agustín

(No considerar el calendario que aparece, comenzar ahora)

 

 

 

Si quiere seguir con "Y María del Getsemaní"

Página Principal "Y María del Getsemaní"

 

 

 

Página anterior y principal (Mensajes de María)

Página siguiente (Los ángeles están a vuestro lado ayudándoos)

 

 

 

Páginas principales

Portada

Índice General y páginas misceláneas

Dios Padre habla a Sus hijos

 Meditemos con Jesús (importante)

Reflexiones y mensajes de María

Mensajes: El Libro de la Verdad

Oraciones diversas

Selección de Letanías

Selección de Novenas

Oraciones Virgen María

Videos de música religiosa (popular)

Rosarios, Coronas y Coronillas

Nuestra Biblioteca

Hablemos de....

 

 

Esta página pertenece al sitio  "Oraciones y Devociones Católicas"

Visite siempre la Portada del sitio, siempre hay algo nuevo ahí.