Dios Padre

 

 VUESTRO CAMBIO TIENE QUE SER AHORA

 

      

 

    

   Cada uno de vosotros tendrá un futuro diferente de acuerdo a los acontecimientos que se darán pero, ciertamente, vuestro futuro será Conmigo y debéis buscar la eternidad Conmigo, ¿estáis preparados para ello?

 

    No estéis esperando acontecimientos futuros, vuestro futuro es ya estar Conmigo en estos momentos.

 
 
  
Temas:

Si vosotros os mantenéis en Mis Leyes y Decretos y sobre todo, en la Palabra Enseñada por Mi Hijo Jesucristo, difícilmente fallaréis, porque Mi Gracia os estará protegiendo.
Es la era en donde vuestro Dios Espíritu Santo va actuar fuertemente en todos los corazones y por eso os he dicho que ahora el Amor va a ser más profundo.
La humildad la debéis trabajar en grado heroico, Mis pequeños, porque también la soberbia y la maldad de Satanás se van a dar en grado heroico.
Nuestro Dios es Puro Amor, estáis llamados a tener Vida de Amor, estáis llamados a una eternidad de Amor, agradeced pues esto, Mis pequeños, porque Él no se separa del hombre, es el hombre el que se separa de Nuestro Dios.
Estáis esperando grandes desastres sobre la Tierra, pero ¡qué mayor desastre para cada uno de vosotros el que no estéis viviendo en estado de Gracia!




Mensaje de Dios Padre y la Santísima Virgen María a J. V.

 



Primer Misterio, Habla Dios Padre.


Sobre: Si vosotros os mantenéis en Mis Leyes y Decretos y sobre todo, en la Palabra Enseñada por Mi Hijo Jesucristo, difícilmente fallaréis, porque Mi Gracia os estará protegiendo.


   Estáis viendo el ataque de Satanás alrededor del mundo, os he dicho que él os conoce, ciertamente
no conoce lo que vosotros estáis pensando ni lo que tenéis en vuestro corazón, pero él conoce vuestras limitaciones, conoce vuestras debilidades y él os pone tentaciones para que caigáis en esas debilidades, Mis pequeños.



   Estos son tiempos, en los que estáis viendo, cómo el mal, Satanás, se ha dedicado a hacer que todo se vea bien, que aún el mismo pecado ya no se vea como pecado y, de esta forma, muchos de vosotros estáis cayendo en sus errores y estáis dejando que vuestra alma se vuelva más libertina y, no es así, Mis pequeños. Por eso os he dado unos
Mandamientos, de los cuales no os debéis salir, Mis pequeños y Yo, precisamente, conociendo la debilidad del hombre, os di los Mandamientos para que os mantuvierais en ellos, además ya os he pedido que debéis meditarlos continuamente, para que no os salgáis de Mis Decretos y para que podáis vencer todo aquello con lo que Satanás os está atacando y os seguirá atacando.



   Satanás tiene muchas formas de atacar al hombre,
él es el rey de la mentira y os está envolviendo en grandes mentiras mundiales y, por eso, Mis pequeños, os debéis acercar a la oración y a la vida de la Gracia, para que esto sea un escudo poderoso contra los ataques de Satanás y para que vosotros vayáis creciendo también, en fuerza espiritual contra sus próximos ataques. Ciertamente éstos se van a ir acrecentando y la mentira con la que os está envolviendo os está llevando a aceptar tantas cosas que Yo desde un Principio os dije que no debierais aceptar en vuestro corazón.



   Por eso, si vosotros os mantenéis en Mis Leyes y Decretos
y sobre todo, en la Palabra Enseñada por Mi Hijo Jesucristo, difícilmente fallaréis, porque Mi Gracia os estará protegiendo, pero hay tantos, tantos hermanos vuestros que no están ya protegiéndose con todo esto que os estoy diciendo os protejáis, porque sus mismos padres no les han dado esa instrucción desde pequeñitos, por ellos son por los que debéis orar más, para que los acerquéis a Mi Corazón y, a través de Mi Santo Espíritu, ellos vayan obteniendo la Gracia de irme conociendo poco a poco y de ir luchando contra las fuerzas de Satanás.



Apoyadlos pues, Mis pequeños, con vuestra oración,
pero sobre todo, con ese amor fraterno con el que debéis vivir en estos tiempos cada uno de vosotros, con vuestros hermanos y con el mundo entero.
Gracias, Mis pequeños.


 


Segundo Misterio, Habla Dios Padre


Sobre: Es la era en donde vuestro Dios Espíritu Santo va actuar fuertemente en todos los corazones y por eso os he dicho que ahora el Amor va a ser más profundo.


   Hijitos Míos, en el Antiguo Testamento
no se vivía en el amor que os vino, posteriormente a enseñar Mi Hijo. Se Me tenía miedo a Mí, vuestro Dios Amor, pero no querían entender lo que era vivir el Verdadero Amor y, quizás hasta tergiversaban las palabras de los profetas y se Me tenía miedo.

 

 

   Para eso os mandé a Mi Hijo, para que, en Palabras y en Vida de todo un Dios hecho Hombre, el hombre tuviera el ejemplo perfecto a seguir. Mi Hijo os lleva a vivir el Amor, primeramente Conmigo, con vuestro Dios, porque Yo Me merezco todo, Yo Soy vuestro Padre, Soy vuestro Creador, Yo os doy todo, Soy el Dios Providente, el Amor Eterno que está cuidando de Sus criaturas. Os he llevado hacia un mundo en el cual no os imaginabais qué pudiera suceder, y esto es, la vida con Mi Hijo. No se vivía antes este mundo de amor, se vivía en el Dios temor, todos los pueblos vivían con ese temor hacia Mí, vuestro Dios. Al vivir en el amor, Mis pequeños, ya os sentís con más libertad, ya el hombre puede caminar seguro y feliz, porque sabe que todo un Dios, en Su Santísima Trinidad, lo está apoyando, lo está cuidando, lo está guiando, lo está protegiendo de todo, pero con amor. Ya no se tiene que estar cuidando, como en la antigüedad, de todos a su alrededor, porque todos se veían como enemigos, porque se vivía en la ley del temor, ¡no!, Mis pequeños, Yo, ahora Soy el Dios Amor que os protege y, aquél que está Conmigo, también vive ese amor y protege a sus hermanos, tanto física como espiritualmente.



   Todo esto que se está dando alrededor del mundo, os va a llevar, Mis pequeños, a no solamente vivir lo que Mi Hijo os enseñó, sino todavía a algo más profundo, porque es la era en donde
vuestro Dios Espíritu Santo va actuar fuertemente en todos los corazones y por eso os he dicho que ahora el Amor va a ser más profundo, porque deberéis vivir más profundamente Mi Amor. Ya no será un Amor superficial, sino un Amor profundo y, ¿por qué profundo, Mis pequeños?, porque estaréis viviendo Conmigo en vuestro interior. Ya es un mundo profundo en vosotros, con Mi Presencia, gozando de Mi Presencia en vuestro interior y si todo lo que vosotros hacéis en vuestro interior, se da en vuestro exterior entonces, Mi Vida Divina que se va a dar en todos aquellos que Me van a aceptar en estos tiempos de cambio, va a ser un Amor muy profundo.



  Ciertamente es el Amor de hermanos, pero ya no es el Amor de hermanos como hermanos, sino es el Amor profundo y Divino en donde Yo, como Padre, os estoy uniendo en lo espiritual, pero muy profundamente
y esa fuerza espiritual es lo que va a hacer el cambio universal, Mis pequeños. Ya no estaréis, como algunos dicen, hablando de dientes para afuera, o sea, solamente llevando un simple amor, sino que tiene que ser un amor muy profundo el que debe crecer en vosotros, para que ya no seáis personas de doble identidad, sino que seáis personas de una sola pieza, en que Mi Amor esté actuando perfectamente en vosotros, en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, como actuaba en vuestros Primeros Padres, Adán y Eva. Ya no habrá hipocresías, mentiras, ya no aparentaréis nada, siempre y cuando Mi Amor venga desde lo más profundo de vuestro ser, porque al Vivir Yo perfectamente en vosotros, ya no podréis mentir, porque Me estaríais dañando a Mí. Ya no podréis hacer ningún tipo de daño a vuestros hermanos porque primeramente Me estaríais dañando a Mí. ¿Entendéis esto, Mis pequeños?, os lo estoy dando para que seáis verdaderos Cristos, verdaderos hijos Míos en estos tiempos, hombres de una sola pieza, hombres espiritualizados para que seáis Mis verdaderos hijos en las Tierras por venir.
Gracias, Mis pequeños.
 

 


Tercer Misterio, Habla Dios Padre


Sobre: La humildad la debéis trabajar en grado heroico, Mis pequeños, porque también la soberbia y la maldad de Satanás se van a dar en grado heroico.


   Hijitos Míos, si vosotros revisáis las Sagradas Escrituras y
revisáis la vida de los hermanos vuestros ya santificados, hay algo que hizo que se diera en ellos un cambio profundo y este cambio, también, no solamente ayudó a la persona, sino ayudó a pueblos numerosos.
El cambio que se debéis tener cada uno de vosotros,
se da en la humildad,
Mis pequeños. Ya os he hablado de la humildad, pero estos tiempos, es donde la humildad debe estar a flor de piel en cada uno de vosotros.
 


  
La humildad la debéis trabajar en grado heroico, Mis pequeños, porque también la soberbia y la maldad de Satanás se van a dar en grado heroico.
 


   Un gran mal, que ya lo estáis viendo cómo se ha ido poco a poco diseminando, se va a dar pronto muy fuertemente entre vosotros y os va a tratar de llevar hacia vuestra perdición, por eso,
os estoy urgiendo a que Me pidáis a Mí, vuestro Dios, que Mi Santo Espíritu se derrame sobre vosotros, para que alcancéis un alto grado de humildad.



   Cuando vosotros actuáis en humildad, ya no sois vosotros los que estáis actuando, ya Me estáis dando el lugar preferente que debo tener Yo, como vuestro Dios, en vuestro ser, en vuestra vida, en todo lo que hagáis con vuestros hermanos.
Cuando hay humildad, os reconocéis pequeños, os reconocéis necesitados, reconocéis que sois poca cosa y que solamente Conmigo podéis crecer. Conmigo podéis hacer grandes cosas para el bien de vuestros hermanos, pero sobre todo, para el cambio que se tiene que dar a nivel Universal.



  
Es la humildad la que os va a dar la salvación eterna, es la humildad la que os va a ayudar a que vosotros tengáis los dones, también, a nivel heroico, de Mi Santo Espíritu.
 


   Todo esto os lo digo, Mis pequeños, para que ya empecéis a vivir en la humildad que os va a proteger y que os va a hacer grandes ante Mis Ojos,
porque haréis grandes cosas si sois humildes, porque Yo, como os dije, estaré trabajando a través vuestro. Yo no puedo trabajar en corazones soberbios, en almas que no se sienten necesitadas de Mi Gracia y de Mi Amor, solamente aquellas almas sencillas, aquellas almas que dejen, en humildad, que Yo trabaje a través de ellas, son las que van a lograr el cambio, primeramente en ellas y luego el cambio que se va a dar a nivel Universal, porque Yo os voy a ayudar.
Gracias, Mis pequeños.
 


Cuarto Misterio, Habla La Santísima Virgen María


Sobre: Nuestro Dios es Puro Amor, estáis llamados a tener Vida de Amor, estáis llamados a una eternidad de Amor, agradeced pues esto, Mis pequeños, porque Él no se separa del hombre, es el hombre el que se separa de Nuestro Dios.


   Sí, hijitos Míos,
éste es Mi tiempo, el tiempo de vuestra Madre, el tiempo que Nuestro Padre Me ha concedido para uniros a todos vosotros en un solo Corazón, en Su Amor, pero también es un tiempo muy temido, pero no para vosotros, sino para Satanás, porque él sabe que va a ser vencido por una Criatura y en su soberbia no ha soportado esto desde que se le anunció siglos atrás.



   Estos son Mis tiempos, tiempos de esta Servidora del Señor, en que Su Voluntad,
la Voluntad de Su Santísima Trinidad, se va a dar a través Mío.
 


 
Es el Amor de Nuestro Dios el que vencerá, es Su Amor el que Vive en Mí, es Su Amor el que Me da Vida, Vida plena, Vida Santificante, Vida de un Amor que Me ha dado y que no Me merezco, pero Soy Suya y Él puede hacer lo que quiera Conmigo.



   Mis pequeños, es esa humildad en grado heroico, que Él ya os ha explicado, que debéis buscar y que se dio en Mí. Fui preparada para la corredención y ha sido una Gracia muy grande para Mí, Ser la Madre del Salvador, pero vosotros, Mis pequeños,
también habéis sido llamados a ser corredentores y es una Gracia, también, muy grande, que se os ha dado y que Yo, como Madre vuestra, Madre de todo el género humano, gozo inmensamente, porque ¿cuál madre no goza con los éxitos de los hijos? Y Yo quiero que cada uno de vosotros, Mis pequeños, llevéis a cabo vuestra misión, sobre todo, con un gran amor y un gran respeto hacia Nuestro Dios, hacia Nuestro Padre, y todo lo que hagáis, hacedlo, Mis pequeños, con alegría extrema. No hagáis las cosas sintiéndoos forzados, en que tenéis que llevar a cabo vuestra misión, porque ya estáis aquí en el mundo y tenéis que hacer algo, ¡no!, Mis pequeños, el don de la vida es un don que tiene un valor inconmensurable que todavía no entendéis.
 


  
Cuando Mi Esposo, El Santo Espíritu de Amor os haga entender lo valioso que es el don de la vida, lo valiosa que es vuestra misión aquí en la Tierra, es cuando caeréis de rodillas y con vuestra frente en el suelo, agradeceréis inmensamente lo que Nuestro Dios ha hecho con cada uno de vosotros, al daros el don de la vida para servirle a Él, Nuestro Dios.



   Vuestra mente está todavía nublada por el pecado y no entendéis todavía estos misterios de Amor, pero cuando se os devele vuestra mente, es cuando vosotros entenderéis y
agradeceréis inmensamente todo lo que ha hecho Nuestro Dios en vuestra vida.



   Podréis repasar minuto a minuto toda vuestra vida y agradeceréis minuto a minuto, de toda vuestra vida, las Bendiciones que recibisteis de Nuestro Dios
y que recibiréis, eternamente si os mantenéis en vida de Amor.

 


   Como os dije,
estos son Mis tiempos y también el tiempo de aquellos que quieran tomarme a Mí, como Madre. Que Me sigan obedientes, como los hijos buenos obedecen a la Madre, Yo os quiero llevar Conmigo al triunfo contra las fuerzas de Satanás. Será un momento grande, bellísimo ver cómo se van a ir disipando estas nubes obscuras que cubren al Universo entero y se empiece a dar la Luz Inmensa, Infinita de Nuestro Dios. Saltaréis de gusto, gozaréis con los ángeles y santos estos momentos bellísimos, gozaréis Conmigo, con vuestra Madre, todo lo que Nuestro Dios, en Su Santísima Trinidad nos está preparando al Universo entero, al Cielo; todo quedará unido nuevamente en el Amor.



   Como os dije, no entendéis perfectamente todo esto, pero estáis llamados a gozarlo. Agradeced ya desde estos momentos a Nuestro Dios, en Su Santísima Trinidad, todo lo que os quieren dar, que a pesar de vuestra pequeñez, a pesar de vuestros pecados pasados, a pesar de vuestra inconstancia en el Amor, en la vida de Gracia, en las Virtudes,
Él os sigue perdonando y os sigue llamando para que viváis con Él eternamente.
 


Nuestro Dios es Puro Amor, estáis llamados a tener Vida de Amor, estáis llamados a una eternidad de Amor, agradeced pues esto, Mis pequeños,
porque Él no se separa del hombre, es el hombre el que se separa de Nuestro Dios.
Gracias, Mis pequeños.


 


Quinto Misterio, Habla Dios Padre


Sobre: Estáis esperando grandes desastres sobre la Tierra, pero ¡qué mayor desastre para cada uno de vosotros el que no estéis viviendo en estado de Gracia!


   Hijitos Míos, muchos,
muchos de vosotros estáis buscando respuesta al futuro que se os viene y que os he anunciado, pero que vuestro futuro, Mis pequeños, no sea mañana, sino hoy mismo, vuestro futuro tiene que ser el ahora.



   Debéis vivir
buscando vuestra santificación, debéis vivir hoy mismo el ser lo que Yo quiero que seáis para con vuestros hermanos, que luchéis por una verdadera familia en Mí, vuestro Dios, que no estéis esperando a que se empiecen a suceder cosas tremendas, inimaginables para que empiece vuestro cambio, el cambio tiene que ser hoy mismo, Mis pequeños.



  
Si sois honestos con vosotros mismos, tenéis que buscar cómo estáis interiormente, debéis estar cambiando para que encontréis el camino de la Verdad, que es lo que Yo quiero en cada uno de vosotros, la Verdad, Soy Yo y Yo debo habitar en cada uno de vosotros.



   Vuestro futuro es inmediato,
no esperéis días, semanas o meses para cambiar, Mis pequeños, cada uno de vosotros tendrá un futuro diferente de acuerdo a los acontecimientos que se darán pero, ciertamente, vuestro futuro será Conmigo y debéis buscar la eternidad Conmigo, ¿estáis preparados para ello?



   Estáis esperando grandes desastres sobre la Tierra, pero ¡qué mayor desastre para cada uno de vosotros el que no estéis viviendo en estado de Gracia!, que no estéis buscando por el bien de vuestros hermanos, que no estéis uniendo a vuestra familia, a vuestros hermanos que os rodean, amistades, a los pueblos de la Tierra. Si vosotros no estáis buscando eso, Mis pequeños, entonces sí, vuestro futuro es incierto, pero si ya empezasteis, Mis pequeños, a vivir en ese estado de Gracia, en esa unión íntima Conmigo,
entonces ya habéis entendido realmente cuál debe ser vuestro futuro.



   Luchad pues, Mis pequeños, para que sea Mi Vida en vosotros, para que sea Yo, el que vaya moviendo vuestra vida, la vida de vuestros hermanos, y se dé perfectamente este pueblo Mío, que es el pueblo que se va a dar con lo que os he prometido.



   Los que quedéis para los Cielos Nuevos y Tierras Nuevas, serán almas que vivan en unión íntima Conmigo, que hicieron su futuro inmediato, que lucharon por su perfección, por eso os repito,
no estéis esperando acontecimientos futuros, vuestro futuro es ya estar Conmigo en estos momentos.
Gracias, Mis pequeños.

 

 

 
 
 

                 Página Principal (Índice del tema)  

                      Página Siguiente  (Voy a estar con vosotros en todo momento)

 

 

 

Páginas principales

Portada

Índice General y páginas misceláneas

 

Dios Padre habla a Sus hijos

 

 Meditemos con Jesús (importante)

 

Reflexiones y mensajes de María

 

Mensajes: El Libro de la Verdad

 

 Oraciones diversas

 

Selección de Letanías

 

Selección de Novenas

 

Oraciones Virgen María

 

Videos de música religiosa (popular)

 

Rosarios, Coronas y Coronillas

 

Nuestra Biblioteca

 

Hablemos de....

 

Prayers (English)

 

 

 

Esta página pertenece al sitio  "Oraciones y Devociones Católicas"

Visite siempre la Portada del sitio, siempre hay algo interesante ahí.