El signo del Hijo del hombre

 

  Generación, Yo os he estado enviando, y todavía os estoy enviando, a Mis ángeles  para reunir a Mis elegidos desde los cuatro vientos, de un extremo al otro del cielo, a fin de estar preparados, ya que el Novio pronto saldrá del Cielo y estará con vosotros. Vuestro mundo de hoy se consumirá rápidamente. Os estoy enviando Mis ángeles, para reunir a Mis elegidos, a Mi pueblo, para renovar Mi Iglesia. ¿No os habéis dado cuenta? ¿No habéis comprendido? ¿Todavía no percibís Mi Signo?

  Hoy, Mi Espíritu Santo arrebata en éxtasis a uno de cada dos, le envuelve en Su Fuego ardiente y le envía fuera para ser testigo del Altísimo. Mi Espíritu Santo levanta a uno dejando a otro atrás en el polvo, entre el polvo; uno es tomado, otro dejado. Mi Espíritu Santo, como el viento, sopla donde le place; oís su sonido pero no podéis decir de dónde viene o a dónde va. Mi Espíritu Santo, como un Novio, aparece en vuestros días, para cortejaros, seduciros y casarse con vosotros. Mi Espíritu Santo es colocado como una preciosa piedra angular en vuestro corazón, para ser la piedra que fundamente vuestra fe, vuestra esperanza, vuestro amor y vuestro entusiasmo por Mí, vuestro Dios.

 Mi Espíritu Santo sopla sobre vosotros estos días, de esta forma o de esta otra. Su Aliento es como una corriente que fluye en todas direcciones, y en todos los lugares en los que fluye este torrente hace brotar árboles frutales con hojas que no sólo no se marchitan sino que son medicinales, y todo el que come de ella se cura.

 Sí, Mi Espíritu Santo es una primavera que da vida, el íntimo Poder de Mi Reino que suscita discípulos de la Sabiduría; Mi Santo Espíritu construye, renueva y embellece, pero el Embustero destruye y apalea a muerte todo lo que es santo. ¿Cómo es que no podéis percibir la deslumbrante Luz de Mi Espíritu Santo? Como la luz de siete días en uno, así brilla hoy Mi Espíritu Santo en el cielo. ¿No es suficiente para vosotros esta Señal del Hijo del Hombre que aparece en los cielos  ? Como un pastor que junta su rebaño, así Mi Espíritu Santo reúne y salva la grey dispersa.

 Estoy revelando cosas escondidas y desconocidas para vosotros, generación, en el tiempo favorable Yo os estoy revelando estas cosas. Sea que os volváis a la derecha o a la izquierda veréis en el cielo la deslumbrante Señal de Mi Espíritu Santo y vuestros oídos escucharán:  Yo soy Él, Yo Soy está con vosotros de corazón. Yo Soy está aquí para construir vuestra esperanza, vuestra fuerza, vuestra fe y vuestro amor. 


 ¡Ah, generación! ¿Cómo podéis pedir más signos, más que el Signo del Hijo del Hombre que os estoy dando hoy? ¿Qué hombre, en verdad, no puede ver Mis intenciones? Yo digo la Verdad y sin embargo vosotros no creéis que soy Yo quien habla. ¿Cómo es que vosotros no podéis captar Mi Voz? ¿Alguna vez os habéis preguntado cómo se han enderezado los caminos de aquellos que vivían en el polvo? ¿Os habéis preguntado quién fue el que abrió la boca de los mudos y dio palabra de Sabiduría a los ignorantes? ¿Y quién fue el que instruyó a los pobres de espíritu, a los desgraciados, como les llamáis vosotros?

¿No habéis oído que Mi Espíritu Santo es sin duda el Dador-de-Vida? ¿No habéis entendido que Mi Espíritu Santo escapa en presencia de los orgullosos de corazón, pero revela Su intimidad a los humildes? Mi Espíritu Santo se os da hoy como un Gran Signo en el cielos, un reflejo de Mi Retorno. Mientras vuestros pensamientos se mantengan terrenales, seréis incapaces de captar las cosas del Cielo. No habéis leído: "Yahvé se aparecerá sobre ellos y Su flecha brillará como un relámpago". "¿Veis cómo Yahvé viene rodeado de fuego, para calmar Su ira con llamas, Sus amenazas con llamas de fuego? . Las obras de Mi Padre se están llevando a cabo.

  Oíd y entended: Yo he dicho que vendré para reunir las naciones de diferentes lenguas. Muchos de vosotros preguntáis: "¿Cuándo sucederá todo esto y cuál será el Signo de Tu llegada?". Os he advertido para que cuando veáis la desastrosa abominación, de la que habló el profeta Daniel, erigida en el Lugar Santo, esto es, cuando veáis al Enemigo  ocupar su puesto donde no debería estar, es decir, en Mi Santuario, Mi Morada, cuando veáis a este Rebelde  pretendiendo ser mucho más grande que todo lo que los hombres llaman "dios", mayor que cualquier cosa que sea adorada, que se entroniza en Mi Santuario y pretende que él es Dios, sabed que esto era un signo precursor dado antes del Signo del Hijo del Hombre que está apareciendo ahora en el cielo para salvaros.

  Levantad vuestras cabezas y mirad al cielo buscando Mi Maná celestial. Permaneced en pie, mantened elevadas vuestras cabezas, porque vuestra liberación está al alcance de la mano. ¿Cómo es que tantos de vosotros no notan Mi Espíritu Santo? Las profundidades y la tierra tiemblan con Mi visita, así pues no digáis ya más que no se hace justicia, y que el Arca de la Alianza está lejos. El Arca de la Alianza está justo sobre vosotros en el firmamento para que seáis testigos de Mi Gloria. Si coméis Mi Maná reviviréis, volveréis a nacer, así pues no busquéis otros signos. ¿No habéis oído que es el Espíritu el que da la vida? Si algunos de vosotros no creen, es porque no han comido este Maná.

  Sí, es Mi Espíritu Santo el que os puede dar una comprensión sin fallos de Mis Misterios. Esta comida celestial es la comida de los pobres y no se compra con dinero. Santificaos y purificaos para entrar en el Jardín, que es Mi Reino. Os estoy mostrando actualmente el Signo de Mi Espíritu Santo en el cielo, que llena todo el mundo, y hace nuevas todas las cosas, desplegando Su fuerza desde un confín de la tierra al otro, y sin embargo muchos de vosotros desafiáis Mi Misericordia y os aventuráis decir: "¿Dónde están los signos de Dios? No hay ningún Signo del Hijo del Hombre que aparezca en el cielo para probarnos que la Soberanía está a nuestras puertas"; ¡y acecháis a los ungidos-de-Mi-Espíritu, porque ellos os enojan y se oponen a vuestra forma de pensar! ¡Sí! su sola vista os desmoraliza. ¡Ah ... y las raíces de vuestra comprensión se están deteriorando...!

 Yo os digo: los ungidos-de-Mi-Espíritu pueden pareceros frágiles, pero están bien enraizados en Mí; apenas crecidos, pero injertados en Mí, y como un espejo sin defecto, los muevo alrededor para iluminar Mis Palabras en todas direcciones y en cualquier lugar donde estén, Yo Estoy. Y ellos continuarán haciendo brillar Mis Palabras en vosotros, para llevaros a Mi Reino. Ellos continuarán revelándoos Mi Poder incluso aunque vosotros apenas los tratéis. Soportarán insultos y calumnias humildemente para salvaros. No abrirán sus bocas para contradeciros a la vista de todas las naciones, pero serán como ángeles, cuyos pies traen buenas noticias. Continuarán iluminando Mis Palabras como espejos sin tacha proclamando la Salvación, y siendo heraldos de la Paz y el Amor, y aunque puedan ser despreciados y rechazados por muchos, ellos soportarán sus sufrimientos con dignidad.

Levantad vuestros ojos al cielo y discernid Mi Signo. Yo vengo a restaurar Mi Casa. Vuelvo para renovaros, generación. Os estoy revelando Mi Santo Rostro a todos vosotros, para salvaros. ¡Oh, venid! Vosotros, los que todavía vaciláis, Yo os digo: desde el principio nunca os he hablado oscuramente, y siempre que han estado pasando estas cosas,
 



¡Yo siempre he estado presente!

  

 

Portada

Página anterior y principal (Meditaciones)

   Página siguiente (El deseo de Dios)

 

Páginas nuevas:

Videos de música religiosa (popular)

Rosarios, Coronas y Coronillas

 

 

Esta página pertenece al sitio  "Oraciones y Devociones Católicas"

Visite siempre la Portada del sitio, siempre hay algo nuevo ahí.