Oración de sanación física

 

 

 

Mi Dios, yo te amo. Te alabo y te bendigo.

Te bendigo y te doy gracias. Y te suplico, Amado mío,

que por los méritos de tu Pasión, de tu Muerte y de tu Cruz,

te dignes, con tu poder,

 tocar y sanar a todos los que sufren (o, sufrimos),

a todos los que estamos enfermos

y necesitamos tu sanación.

 

 

Que con el poder santísimo de tus cinco llagas,

 tu Preciosa Sangre, tu costado abierto,

tu ley creativa, tu ternura infinita,

tu poder Santísimo de Dios,

ordenes en mí la sanación.

Y así será, porque si tú lo dices y así es.

 

 

Amado mío, Amado Bien,

que el poder infinito y Santísimo de Dios nos bendiga

y tus Santísimas cinco llagas nos sanen.

Te doy gracias, Jesús de bondad y misericordia,

pues tu poder y tu luz han iniciado ya mi sanación.

 

 

Yo sé que tu bendición no ha entrado en el vacío;

sé que has obrado maravillas para mi cuerpo y espíritu.

Gracias por lo que estás haciendo y harás.

 

 

Te alabo y te bendigo. Te bendigo, y te doy gracias,

mi Dios, mi todo, mi amado hermano, mi Salvador.

Bendito seas, alabado seas ahora y por siempre.

Amén.     

 

 

           

 

 

Portada

 

Índice General

 

          Página anterior (Oraciones)

 

                                    Página siguiente (La sentencia dada, sea revocada)

 

 

                                                                                     

 Páginas nuevas:

 

Meditemos con Jesús (importante)

 

Videos de música religiosa (popular)

 

Rosarios, Coronas y Coronillas

 

 

 

Esta página pertenece al sitio  "Oraciones y Devociones Católicas"

Visite siempre la Portada del sitio, siempre hay algo importante ahí.