SAN FRANCISCO JAVIER

NOVENA 

 Desde el 4 al 12 de marzo comienza la novena en honor de San Francisco Javier, apóstol de las Indias. Esta novena, dice el Padre Croizet, fue sugerida en 1633 por el mismo Santo al Padre Marcelo Mastrilli, de la Compañía de Jesús.  Este religioso recibió la promesa de que, todos cuantos después de haber hecho devotamente esta novena implorando cada día la intercesión del Santo, se confesasen y comulgasen, uno de estos días, experimentarían  los efectos de su poderoso patrocinio, y alcanzarían todo cuanto pidiesen para gloria de Dios y bien de sus almas. De todas formas, aún cuando idealmente es bueno rezarla en los días de marzo, puede rezarse en cualquier época del año.

Para obtener, en fin, las gracias que deseamos, ayuda muchísimo imitar al Santo, por cuyo medio las pedimos a Dios en aquella virtud, en que más se distinguió; la caridad para con el prójimo.  Imitemos por consiguiente esta caridad en todo lo que podamos; y en especial en rezar con frecuencia la prodigiosa Oración que compuso el mismo Santo y comienza: «Eterno Dios, Creador, etc.», enriquecida por Pío IX el 24 de mayo de 1847, con trescientos días de indulgencia para los que la recen una vez al día. Así nos uniremos con tantos y tantos otros para rogar al Apóstol de las Indias, como protector de las Misiones, por la conversión de todos los pueblos; a fin de que juntos en la unidad de la fe católica, formen un solo rebaño con un solo Pastor.

 ORACIÓN

 Amabilísimo y amantísimo Santo: en unión vuestra adoro reverentemente a la divina Majestad, y por lo mucho que me regocijo de los especialísimos dones de gracia con que os favoreció durante vuestra vida mortal, y por la gloria que gozáis ahora, le rindo afectuosísimas gracias, y le ruego con toda mi alma me conceda por vuestra poderosa intercesión la importantísima gracia de vivir y morir santamente; le suplico también me alcance (aquí se hace la petición especial), y si lo que pido no conviene a la gloria de Dios y al provecho de mi alma, quiero alcanzar aquello que a uno a otro sea más conforme.

 Se rezan tres Padre Nuestros, tres Ave Marías, y diez Glorias.

 

 ORACIÓN COMPUESTA Y REZADA POR EL SANTO  

 Eterno Dios, creador de todas las cosas acordaos que habéis creado las almas de los infieles y pecadores, haciéndolas a imagen y semejanza vuestra.  Mirad, Señor, cómo se llena de ellas el infierno, y no olvidéis que Jesucristo, vuestro Hijo, derramó toda su sangre y padeció tanto por salvarlas.  No permitáis que vuestro Hijo y Señor Nuestro sea por más tiempo menospreciado por los infieles y pecadores, sino que, aplacados por las oraciones de las almas justas y de la Iglesia, esposa de vuestra santísimo Hijo, moveos a piedad, y olvidando su idolatría, infidelidad y malicia, haced que conozcan a este mismo Jesucristo, y de corazón le amen, el cual es nuestra vida y resurrección, por quien hemos sido redimidos y libertados, y a quien sea gloria por los siglos de los siglos.  Así sea.  

 

OTRA ORACIÓN DE SAN FRANCISCO JAVIER

Padre bueno, Creador de todas las cosas. Acuérdate de tu acto creador especialmente de los seres humanos, que los has hecho a tu imagen y semejanza. Acuérdate oh Padre bueno, que tu Hijo ha dado la vida por ellos. Vuelve tus ojos misericordiosos a los que tanto has amado.
Oye nuestra súplica en favor de todos los que sufren por diferentes causas y la vida los tiene humillados. Olvida todo mal nuestro. Atráenos a todos hacia Ti. Que la Luz de tu Hijo Jesús nos purifique, que su gloria resplandezca y en Él y por Él devuélvenos la inocencia de tu acto creador, para que cantemos y dancemos de alegría como hijos tuyos, hermanos todos.
 

V.  Ruega por nosotros, San Francisco Javier

R.  Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo.

 

OREMOS

 ¡Oh Dios! que manifestasteis haber escogido por vaso de elección al bienaventurado San Francisco Javier, Apóstol de las Indias, para que hiciese conocer vuestro nombre a los reyes, conoced a los que aquí en la tierra honramos al admirable propagador de vuestra gloria  que merezcamos tenerle por intercesor benéfico de nuestra salvación en el cielo.  Por Jesucristo Señor nuestro.  Amén.

   San Francisco Javier nació en España. Fue uno de los primeros jesuitas. Fue canonizado en la misma época que San Ignacio de Loyola y Santa Teresa  de Jesús.

 

                       Rosario de la Armada (acompáñenos los días 25)

(el plan que Satanás jamás imaginó)

 

 

 

Portada

 Página anterior (Oraciones)

     Página Siguiente (San Alfonso de Ligorio)

 

Páginas nuevas:

 Meditemos con Jesús (importante)

Videos de música religiosa (popular)

Rosarios, Coronas y Coronillas