ROSARIO AL CORAZÓN DOLOROSO E INMACULADO

 DE LA MADRE DE LA DIVINA MISERICORDIA

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En el Nombre del Padre…

 

ORACIÓN INICIAL

Dios mío, te ofrezco este Rosario para tu Gloria, en honor de tu Santísima Madre de la Divina Misericordia, para compartir y meditar  su sufrimiento. Te ruego con humildad que me ayudes a arrepentirme de corazón de mis pecados. Dame sabiduría y humildad para que pueda recibir todas las gracias (*) contenidas en esta oración. Amén.

 

(*) Las gracias de la salvación eterna, consuelo del Purgatorio, alivio de las penas, refugio, consuelo.

 

 

 

1er. Dolor: La profecía de Simeón (Lc. 2, 22-35)

 

¡Dulce Madre de la Divina Misericordia! Al presentar a Jesús en el templo, la profecía del anciano Simeón te sumergió en profundo dolor al oírle decir: “Este Niño está puesto para ruina y resurrección de muchos de Israel, y una espada traspasará tu alma”. De este modo quiso el Señor mezclar tu gozo con tan triste recuerdo. 

 

Después de cada Dolor se recita siete veces.

V= Corazón Doloroso e Inmaculado de María Madre de la Divina Misericordia.

R= Ayúdanos a desagraviar al Sagrado Corazón de Tu hijo Jesús.  Amén

 

 

2do. Dolor: La persecución de Herodes y la huída a Egipto (Mt. 2, 13-15)

 

¡Oh querida Madre de la Divina Misericordia!, quiero acompañarte en las fatigas, trabajos y sobresaltos que sufriste al huir a Egipto en compañía de San José para poner a salvo la vida del Niño Dios.

 

Después de cada Dolor se recita siete veces.

V= Corazón Doloroso e Inmaculado de María Madre de la Divina Misericordia.

R= Ayúdanos a desagraviar al Sagrado Corazón de Tu hijo Jesús.  Amén

 

 

 

3er. Dolor: Jesús perdido en el Templo, por tres días (Lc. 2, 41-50)

 

 ¡Virgen Madre de la Divina Misericordia! ¿Quién podrá pasar y calcular el tormento que ocasionó la pérdida de Jesús y las lágrimas derramadas en aquellos tres largos días? Déjame, Virgen mía, que yo las recoja, las guarde en mi corazón y me sirva de holocausto y agradecimiento para contigo.

 

Después de cada Dolor se recita siete veces.

V= Corazón Doloroso e Inmaculado de María Madre de la Divina Misericordia.

R= Ayúdanos a desagraviar al Sagrado Corazón de Tu hijo Jesús.  Amén

 

 

 

4to. Dolor: María encuentra a Jesús, cargado con la Cruz (Lc. 23,27-31)

 

 Verdaderamente, calle de la amargura fue aquella en que encontraste a Jesús tan sucio, afeado y desgarrado, cargado con la cruz que se hizo responsable de todos los pecados de los hombres, cometidos y por cometer. ¡Pobre Madre de la Divina Misericordia! Quiero consolarte enjugando tus lágrimas con mi amor.

 

Después de cada Dolor se recita siete veces.

V= Corazón Doloroso e Inmaculado de María Madre de la Divina Misericordia.

R= Ayúdanos a desagraviar al Sagrado Corazón de Tu hijo Jesús.  Amén

 

 

 

5to. Dolor: La Crucifixión y Muerte de Nuestro Señor (Jn. 19, 17-30)

 

 María, Madre de la Divina Misericordia, Reina de los mártires, el dolor y el amor son la fuerza que los lleva tras Jesús, ¡qué horrible tormento al contemplar la crueldad de aquellos esbirros del infierno traspasando con duros clavos los pies y manos del salvador! Todo lo sufriste por mi amor. Gracias, Madre Misericordiosa, gracias.

 

 

Después de cada Dolor se recita siete veces.

V= Corazón Doloroso e Inmaculado de María Madre de la Divina Misericordia.

R= Ayúdanos a desagraviar al Sagrado Corazón de Tu hijo Jesús.  Amén

 

 

6to. Dolor: María recibe a Jesús bajado de la Cruz (Mc. 15, 42-46)

Jesús muerto en brazos de María. ¿Qué sentías Madre? ¿Recordabas cuando Él era pequeño y lo acurrucabas en tus brazos? Por este dolor te pido, Madre de la Divina Misericordia, morir entre tus brazos.

 

Después de cada Dolor se recita siete veces.

V= Corazón Doloroso e Inmaculado de María Madre de la Divina Misericordia.

R= Ayúdanos a desagraviar al Sagrado Corazón de Tu hijo Jesús.  Amén

 

 

 

7mo. Dolor: La sepultura de Jesús (Jn. 19, 38-42)

Acompañas a tu Hijo al sepulcro y debes dejarlo allí, solo. Ahora tu dolor aumenta, tienes que volver entre los hombres, los que te hemos matado al Hijo, porque Él murió por todos nuestros pecados. Y Tú nos perdonas y nos amas. Madre de la Divina Misericordia.

 

Después de cada Dolor se recita siete veces.

V= Corazón Doloroso e Inmaculado de María Madre de la Divina Misericordia.

R= Ayúdanos a desagraviar al Sagrado Corazón de Tu hijo Jesús.  Amén

 

 

 

 

HIMNO  “ESTABA LA MADRE DOLOROSA” (Papa Inocencio III siglo 13)

 

   Estaba la Madre dolorosa junto a la Cruz, llorosa, en que pendía a su Hijo. Su alma gimiente, contristada y doliente Atravesó la espada. ¡Oh cuán triste y afligida estuvo aquella bendita Madre del Unigénito! Languidecía y se dolía la piadosa Madre que veía las penas de su excelso Hijo. ¿Qué hombre no lloraría si a la Madre de Cristo viera en tanto suplicio? ¿Quién no se entristecería a la Madre contemplando con su doliente Hijo? 

 

 

   Por los pecados de su gente vio a Jesús en los tormentos y doblegado por los azotes. Vio a su dulce Hijo muriendo desolado al entregar su espíritu. Ea, Madre Misericordiosa, fuente de amor, hazme sentir tu dolor, contigo quiero llorar. Haz que mi corazón arda en el amor de mi Dios y en cumplir su voluntad. Santa Madre, yo te ruego que me traspases las llagas del Crucificado en el corazón.

 

 

   De tu Hijo malherido que por mí tanto sufrió reparte conmigo las penas. Déjame llorar contigo condolerme por tu Hijo mientras yo esté vivo. Junto a la Cruz contigo quiero estar y asociarme en el llanto es mi deseo. Virgen de Vírgenes preclara no te amargues ya conmigo, déjame llorar contigo. Haz que llore la muerte de Cristo, hazme socio de su pasión, haz que me quede con sus llagas.

 

 

   Haz que me hieran sus llagas, haz que con la Cruz me embriague, y con la Sangre de tu Hijo. Para que no me queme en las llamas, defiéndeme tú, Virgen santa, en el día del juicio. Cuando, Cristo, haya de irme, concédeme que tu Madre me guíe a la palma de la victoria. Y cuando mi cuerpo muera, haz que a mi alma me conceda del Paraíso la gloria. Amén.

 

 

 

 

 

Página Principal Rosarios y Coronillas

Página anterior Corona al Corazón Inmaculado de María

           Página siguiente Coronilla a los Sagrados Corazones Unidos y traspasados

 

 

 

 

 

Páginas principales

Portada

Índice General y páginas misceláneas

 

Dios Padre habla a Sus hijos

 

 Meditemos con Jesús (importante)

 

Reflexiones y mensajes de María

 

Mensajes: El Libro de la Verdad

 

Oraciones diversas

 

Selección de Letanías

 

Selección de Novenas

 

Oraciones Virgen María

 

Videos de música religiosa (popular)

 

Rosarios, Coronas y Coronillas

 

Nuestra Biblioteca

 

Hablemos de....

 

 

 

 

Esta página pertenece al sitio  "Oraciones y Devociones Católicas"

Visite siempre la Portada del sitio, siempre hay algo nuevo ahí.