Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen

 (Esta generación de los últimos tiempos)

 

 

 

LLAMADO ANGUSTIOSO DE JESÚS DE NAZARETH A LA HUMANIDAD
 

 

El Amado que no es amado

 

 

     Hijos míos, que mi paz permanezca siempre en vosotros.

   Los días están ya anunciando mi próxima venida. Padre mío, perdónalos porque no saben lo que hacen; ¿cuántos ultrajes a mi Divinidad tendré más que soportar?. Mi pasión se revive y mi calvario es más doloroso por tanta ingratitud y tantísimo pecado de la inmensa mayoría de la humanidad de estos últimos tiempos.



 Cada aborto, cada inocente que muere, despedaza mi carne,

 Las manos criminales me azotan;

 Los niños y ancianos que mueren de hambre, son espinas que se clavan en mi cabeza,

 Mi ser se estremece de dolor, cuando el hombre con su tecnología de muerte manipula la vida;

 

  La cruz que tengo que cargar en estos tiempos es más pesada, que la que cargué camino del Gólgota.

 

 Cuánto me duele ver a mis jóvenes, sumidos en la oscuridad y la muerte,

 Cuánto me duele ver los hogares destruidos,

 Los mal vividos,

 Las viudas y los huérfanos desamparados!

 

   Lágrimas corren por mis ojos al ver que derramé mi sangre para redimirlos y todo parece que fue en vano. ¡Oh, que pesada es mi cruz, y qué lenta es mi agonía!. Venid cirineos y ayudadme a cargar esta cruz; llorad conmigo hijas de Jerusalén, enjugad mi rostro con vuestras lágrimas y os dejaré grabada en vuestra alma mi retrato.

 

   Yo soy el Cristo de todos los tiempos, que yace moribundo y triste, viendo tanta miseria humana, tanta ingratitud y tanto pecado de esta generación impía. Oh pastores de la Casa de mi Padre, mi rebaño se está perdiendo por vuestra displicencia y falta de compromiso a mi evangelio!. Cada sacerdote que se me pierde hace estremecer mi Iglesia y mi sangre brota a borbotones, viéndolos caer en el abismo.

 

  Soy vuestro Sumo Sacerdote que hoy os llama pastores de mi rebaño, a que retoméis el camino de mi evangelio y no sigáis en vuestra vida disipada. Os di ejemplo de humildad y entrega a la voluntad de mi Padre, ¿por qué entonces me atravesáis como Longino con la lanza de vuestra ingratitud, falta de fe y compromiso a mi evangelio?. Muchos ya no creen en Mí, muchos ponen en duda el misterio de la transustanciación de mi Cuerpo y de mi Sangre, encerrados en la sencillez de una hostia consagrada, y celebran mi Santo Sacrificio sólo por cumplir.
 


  Tengo sed de verdaderos sacerdotes que se entreguen a Mí, y cumplan con la doctrina de mi Iglesia y mi evangelio. Mi pueblo yace sediento en busca de mi palabra, ¿quién podrá mitigar mi sed?; mis ovejas están cayendo en el despeñadero, porque no hay pastores que las guíen y las lleven al redil; la mies es mucha y los obreros son muy pocos. Apacentad mis ovejas pastores de mi rebaño y cumplid con vuestro ministerio sacerdotal como os lo enseñe; no sigáis descuidando mi rebaño, para que no tengáis de qué lamentaros, porque en verdad os digo: Al que mucho se le da, mucho se le exigirá; haced buen uso de los talentos que os di, para que podáis ser justificados y no tenga que deciros mañana, apartaos de Mí.


 
Tengo sed, estoy agonizando, grande es mi dolor y lenta mi agonía, por la multitud de vuestros pecados; venid a consolarme pueblo mío, venid a consolarme pastores de mi rebaño; vuestra compañía mitiga mi dolor y mi tristeza, no tardéis, porque ya la tarde está feneciendo y la noche está que llega. Os espero donde estoy preso y solitario. Soy vuestro Maestro, Jesús de Nazareth. El Amado que no es Amado.



Dad a conocer mis mensajes a toda la humanidad.

Difúndela.
 

 Enoch, Octubre 25 del 2011

 

 

        

Página anterior y principal (Meditaciones)

Página siguiente (El tiempo de la gran apostasía ha llegado)

 

  

Páginas Principales

Dios Padre habla a Sus hijos

 Meditemos con Jesús (importante)

Oraciones diversas

Selección de Letanías

Selección de Novenas

Oraciones a la Santísima Virgen

Videos de música religiosa (popular)

Rosarios, Coronas y Coronillas

Nuestra Biblioteca

Hablemos de....

 

 

Esta página pertenece al sitio  "Oraciones y Devociones Católicas"

Visite siempre la Portada del sitio, siempre hay algo nuevo ahí.