Dios Padre

 

PEDIDME PEQUEÑEZ, HUMILDAD, SENCILLEZ

 

  

 

 

Pero tened cuidado, también, si sois mediocres, si sois tibios, porque también os irá mal.

 

 

 

 
Rosario vespertino



Temas:

Ayudaos los unos a los otros, os he dado diferentes dones para que os cuidéis los unos a los otros y, esto os va a llevar un amor profundo, que es a donde quiero que lleguéis todos vosotros.
Si Me vais a transmitir a Mí, Mis pequeños, Me debéis dejar vivir en vuestro interior libremente y así, en el momento que tengáis que pasar una prueba, la podáis pasar favorablemente.
Dadme, Mis pequeños, la oportunidad de derramar Mis Bendiciones sobre vuestros hermanos y sobre vosotros mismos, Yo Soy vuestro Dios y Soy vuestro Padre y vosotros tenéis derecho a tomar de Mí lo que necesitéis.
Si vosotros no buscáis la Verdad, la mentira fácilmente os hará cambiar de opinión y de vida, tened cuidado de abrir las puertas de vuestra mente y de vuestro corazón al enemigo.
Nuevamente os pido, Mis pequeños, que acudáis a Mi Santo Espíritu de Amor, para que obtengáis de Él, Su don que os cuidará, que os guiará, que os protegerá pero, sobre todo, que os llenará de Mi Amor, para que os llenéis de él y llenéis también el corazón de vuestros hermanos.


Mensaje de Dios Padre y Nuestro Señor Jesucristo a J. V. (9 de Agosto de 2012)

 



Primer Misterio, Habla Dos Padre

 

Sobre: Ayudaos los unos a los otros, os he dado diferentes dones para que os cuidéis los unos a los otros y, esto os va a llevar un amor profundo, que es a donde quiero que lleguéis todos vosotros.

 


Hijitos Míos, cuando vosotros pedís el don del Espíritu Santo, vosotros estáis pidiendo el gran Tesoro del Cielo, para que vosotros os podáis mover libremente en la Tierra.



El don del Espíritu Santo es todo lo que necesitáis, Mis pequeños, porque con él vosotros tenéis la Sabiduría, principalmente, que es lo que os va a abrir todas las puertas en la Tierra para que vosotros podáis resolver todos los problemas que os afectan en vuestra alma, en vuestra vida. Tendréis también Discernimiento Santo, para que vosotros os podáis mover también libremente, sabiendo discernir entre lo que Satanás os está poniendo en el camino y no caigáis, porque son sus trampas.



Estáis en momentos difíciles de la humanidad y, desgraciadamente, estáis muy rodeados de maldad que, en muchos casos, esa maldad, vuestros hermanos, la pasan por alto y la ven como cosa normal.
Cuando vosotros discernís, santamente, es cuando realmente podéis conocer Mi interior. Vosotros os movéis, de acuerdo a Mi Voluntad, con un Discernimiento Santo y no os dejáis mover según las mentiras de Satanás.



Vosotros necesitáis también
mucha humildad para que, a pesar de que tengáis todos estos dones y bendiciones de Mi Espíritu Santo, no os creáis más que vuestros hermanos. Acordaos de cómo vino Mi Hijo a la Tierra, siendo todo un Dios, os vino a servir y vosotros, al pedir Mis bendiciones, al pedir el don del Espíritu Santo y grandes tesoros que se os dan, tesoros espirituales, vosotros también os debéis volver servidores de vuestros hermanos, ayudándoles a ellos en su protección de alma, en su crecimiento espiritual.



Cuando Yo he dado dones especiales a hermanos vuestros, ellos deben ser servidores vuestros y no aprovecharse del don para enriquecerse en lo material, que es lo que sucede comúnmente.
Vosotros debéis ser lo suficientemente humildes para reconocer ese don que Yo os he otorgado, pero no, no os lo debéis apropiar, debéis compartirlo con vuestros hermanos.
 


Es una gran tarea la que debéis vosotros llevar a cabo cuando recibís grandes dones de parte Mía. Muchos de vosotros no entendéis esto, que es una grave responsabilidad el obtener, de Mí, Mis bendiciones, porque vosotros las pedís, pero para ensoberbeceros y no es así, Mis pequeños;
si vosotros pedís y Yo os concedo, es para que sirváis a vuestros hermanos, es para que vosotros seáis prolongación Mía, de Gracias y Bendiciones, guiando a vuestros hermanos, ayudándoles en lo que ellos no tienen, pero Yo ya os lo he concedido a vosotros.



La humildad, Mis pequeños, es importantísima
que la pidáis, la mantengáis y la hagáis crecer en vosotros, para que no vayáis a perder Mis bendiciones por soberbia, que es en lo que comúnmente cae el hombre y echa a perder Mi Obra en su alma.



Mis pequeños, ayudaos los unos a los otros, os he dado diferentes dones para que os cuidéis los unos a los otros y, esto os va a llevar un amor profundo, que es a donde quiero que lleguéis todos vosotros, para que vayáis sembrando Mi Amor en la Tierra y así vayáis destruyendo el odio de Satanás.


Gracias, Mis pequeños.

 



Segundo Misterio, Habla Nuestro Señor Jesucristo


Sobre: Si Me vais a transmitir a Mí, Mis pequeños, Me debéis dejar vivir en vuestro interior libremente y así, en el momento que tengáis que pasar una prueba, la podáis pasar favorablemente.

 


Hijitos Míos, cuando estuve entre vosotros y caminé en medio de aquél pueblo, Yo iba leyendo corazones y mentes, conocía y sigo conociendo vuestro pensar y vuestro actuar.



Yo os dije que cuidarais vuestra mente, que cuidarais vuestro corazón, porque vosotros vais a hablar y vais a actuar de acuerdo a lo que tenéis dentro de vosotros, de lo que estáis pensando, de lo que estáis buscando.



Mis pequeños, cuando vosotros actuáis en la verdad, verdad saldrá de vuestro actuar, de vuestra vida y daréis un gran ejemplo a vuestros hermanos
porque estáis actuando según Mi Voluntad, que es la de vivir en el Amor pero, sobre todo, cuidando a vuestros hermanos de no dañarles, porque vosotros dañáis con la mentira, dañáis con vuestros pensamientos falsos, malos, mentirosos y los dañáis porque tarde o temprano salen de vosotros. Si vosotros tenéis un interior bello, un interior que estáis cultivando en la virtud y en el amor, necesariamente sale, brota de vosotros y con ello dais un ejemplo grande a vuestros hermanos. Quizá ni siquiera tendréis que decir una sola palabra, simplemente, en vuestros ademanes, en vuestra forma de actuar Me estaréis transmitiendo a vuestros hermanos, porque Yo os he pedido que os llenéis de Mí, que seáis estos Cristos que la humanidad necesita en éstos momentos. Cuando vosotros Me dejáis vivir plenamente en vosotros, Me estaréis dejando vivir como Yo viví en aquél tiempo cuando estuve con vuestros hermanos.



Mis pequeños, es tan importante que mantengáis un corazón limpio, pensamientos saludables, pensamientos positivos, amorosos y siempre con el afán de ayuda a vuestros hermanos.



Muchas veces tendréis que actuar en segundos o se os pedirá algo inesperadamente y responderéis de acuerdo a la vivencia que tengáis en vuestro corazón. Si reaccionáis favorablemente, es que vuestro interior es bueno, es sano, es santo, pero muchas veces vais a reaccionar en forma adversa, con una grosería, con una maldición, con un golpe y
¿eso qué significa, Mis pequeños?, que vuestro corazón, vuestro interior, no está de acuerdo con lo que Yo os he pedido para que os podáis amar los unos a los otros.



Si Me vais a transmitir a Mí, Mis pequeños, Me debéis dejar vivir en vuestro interior libremente y así, en el momento que tengáis que pasar una prueba, la podáis pasar favorablemente, porque en ese momento brotaré Yo de vosotros y esto, vuestros hermanos lo podrán ver inmediatamente y vosotros quedaréis marcados favorablemente ante ellos y digo marcados, porque así como algún hermano vuestro que actúa en el mal, quedan marcados en el mal, y sabéis que son malos porque siempre están buscando el mal, también vosotros tendréis una marca buena
y así, vosotros transmitiréis la Luz Divina que es transmitirme a Mí a vuestros hermanos.
 


Moveos pues según Mis Virtudes y según Mi Amor y apartad de vosotros todo aquello que pueda echar a perder Mi Existencia dentro de vosotros.


Gracias, Mis pequeños.


 


Tercer Misterio, Habla Dios Padre


Sobre: Dadme, Mis pequeños, la oportunidad de derramar Mis Bendiciones sobre vuestros hermanos y sobre vosotros mismos, Yo Soy vuestro Dios y Soy vuestro Padre y vosotros tenéis derecho a tomar de Mí lo que necesitéis.

 


Hijitos Míos, desde que sois pequeños, os vais creando fantasías, os sentís a veces súper hombres con fuerza descomunal, creéis que podéis volar y podéis hacer grandes cosas con poderes no humanos. Ciertamente, esas son fantasías, pero sí contáis Conmigo, Mis pequeños, podéis hacer grandes cosas sobrehumanas cuando os unís a Mí, vuestro Dios.



Cuando vosotros os dais cuenta, Mis pequeños, de que podéis ser intercesores, intercesores de Amor y que podéis lograr grandes cosas con vuestra intercesión, realmente estáis cuidando Mis Poderes Divinos, os estáis acercando a ellos, los estáis haciendo actuar y los ponéis a actuar por el amor que hay en vuestro corazón y, esos son los milagros, como os he explicado alguna vez, Mis pequeños.
Un milagro es Mi acción sobre vuestro amor hacia los demás, vosotros obtenéis de Mí una Gracia especial sobre algún hermano vuestro o sobre alguna situación que os rodea, pero para hacer el Bien. Cuando vosotros estáis llenos, en vuestro corazón, de amor, todo lo obtendréis de Mí, sobre todo cuando es un amor honesto, un amor de donación total, porque queréis Mi Bien para vuestros hermanos.



Cuando vosotros actuáis con amor, pero con un amor “exagerado”, porque estáis actuando con Mi Amor,
podréis dar a vuestros hermanos cosas que no se esperan, porque Me pediréis a Mí, vuestro Dios, que actúe con Mi Bien hacia ellos. Desgraciadamente os falta mucha Fe, Mis pequeños, para orar así. Si vosotros tuvierais la suficiente Fe para obtener de Mí, lo que vosotros deseáis para vuestros hermanos, fácilmente lo obtendríais, pero vosotros mismos dudáis en que Yo os pueda respaldar en vuestros pensamientos, en vuestras obras, para el bien de vuestros hermanos y, a veces, hasta para vuestro propio bien. No sabéis pedir, no sabéis pedirme lo que necesitáis para vosotros mismos o para vuestros hermanos.



Pedidme: pequeñez, humildad, sencillez y cuando tengáis esto, Mis pequeños, os podréis acercar a Mi Corazón Divino y es cuando vosotros podréis obtener de Mí grandes Bendiciones para el Bien de vuestros hermanos.



No desperdiciéis pues, Mis pequeños, esa Gracia que os concedo, de que podáis interceder por cada uno de vuestros hermanos. Dadme, Mis pequeños, la oportunidad de derramar Mis Bendiciones sobre vuestros hermanos y sobre vosotros mismos, Yo Soy vuestro Dios y Soy vuestro Padre y vosotros tenéis derecho a tomar de Mí lo que necesitéis, porque así Yo os lo he dicho, os lo he pedido. Dejadme actuar, Mis pequeños, por medio de vosotros. Yo Soy un Dios que quiere derramarse sobre Sus criaturas, pero por vuestra falta de Fe, por vuestra falta de amor, por vuestra falta de Caridad hacia vuestros hermanos, vosotros mismos detenéis ese torrente tan grande de Bendiciones que quiero derramar sobre vosotros y sobre todo el género humano.



Dejadme, pues, actuar llevándome en vuestro interior y pidiendo continuamente por todos aquellos hermanos vuestros que necesitan de Mí, que necesitan de Mi Amor, que necesitan de un cambio favorable, positivo.
Os he dicho que vosotros debéis estar en la Tierra como agentes del Amor, agentes de Mi Amor, dejando Amor por todos lados en que vosotros vayáis. Dejad Milagros, dejad Mi Palabra, dejad Mi Presencia, dejad Mi Vida y con esto vosotros iréis asegurando también vuestra vida eterna.


Gracias, Mis pequeños.


 


Cuarto Misterio, Habla Dios Padre


Sobre: Si vosotros no buscáis la Verdad, la mentira fácilmente os hará cambiar de opinión y de vida, tened cuidado de abrir las puertas de vuestra mente y de vuestro corazón al enemigo.

 


Hijitos Míos, todo lo que está sucediendo a vuestro alrededor, en vuestra propia vida, es para vuestro bien. Os estoy quitando todo el lastre que os detiene en la Tierra, aunque muchos de vuestros hermanos se aferran a él, el lastre del tener y tener y buscar el tener más y os aferráis a todo lo material, y a lo espiritual, que vale inmensamente más que lo material, no estáis tomados de él.



El bien que debéis cultivar lo habéis hecho a un lado de vuestra vida, ese bien es el que se va a presentar, junto con vosotros, en vuestro Juicio.
También el mal que habéis causado en vosotros mismos o en vuestros hermanos, también estará presente en el momento de vuestro Juicio.



Cuando vosotros no os aferráis a nada de la Tierra, cuando no estáis encadenados a ningún tipo de valores o riquezas, podéis volar libremente hacia Mí y, realmente, lo que vuela hacia Mí es vuestra alma, que se ha liberado del cuerpo, que se ha liberado de lo material que, vosotros, cada uno de vosotros, traéis. Buscáis siempre tener más que los demás o, simplemente, tener de todo y aquí incluyo comodidades, todo tipo de comodidades que os van a llevar a aferraros a este mundo y no querer volar hacia Mí, porque os falta Fe.
Estáis tan encadenados a lo que es el mundo, que vuestra Fe ha ido disminuyendo y, de ésta forma, a muchos se les va a hacer difícil entrar al Reino de los Cielos por estar buscando todo lo que es del mundo. Se han metido tanto a buscar lo que es lo del mundo, que se les ha olvidado el crecer espiritualmente, no saben qué es lo que tienen que hacer para crecer espiritualmente y lo primero es el buscarme, darse cuenta que Yo estoy viviendo dentro de vosotros, que Yo estoy actuando en todo momento en vuestra vida, en todo lo que hacéis.



Se os olvidan tanto estas cosas, Mis pequeños, que Me tenéis en el olvido, no estáis buscando los verdaderos Valores de la vida y, especialmente, porque ellos son los que os van a llevar a vuestra perfección humana y espiritual y,
cuando vosotros os llenáis de lo espiritual, sin hacer a un lado lo humano, ciertamente, porque estáis en el mundo, es cuando vosotros realmente estáis dándole valor a lo que es vuestra existencia sobre la Tierra. Necesitáis, ciertamente un cuerpo con las comodidades y cuidados que le debéis dar, para que ése cuerpo, que es vuestro vehículo en la Tierra, os pueda ayudar a misionar, pero Satanás os lleva a que pidáis y pidáis más allá de lo que necesitáis y atesoráis más allá de lo que necesitáis, para que se os olvide lo que realmente vale en vosotros y que tanto os he repetido, que es vuestra alma.



Nunca os apartéis de la oración, porque la oración profunda es la que os va a llevar a la Sabiduría Santa, porque Soy Yo, vuestro Dios, Quien, al habitar en vuestro corazón, os va a guiar y os va a llevar por caminos correctos para lo que necesitéis para vuestra salvación y para la de los vuestros.



No desperdiciéis ya vuestro tiempo, ayudad también en su tiempo a vuestros hermanos, no sabéis cuándo regresarán a Mí, no sabéis si vosotros mismos regresaréis antes que ellos.



Cuando vosotros cumplís con lo que debéis cumplir, es cuando os tomo y os regreso al lugar de donde salisteis, que es el Reino de los Cielos, pero,
¿estaréis preparados para estar ante Mí?, ¿habréis hecho los suficientes méritos como para lograr entrar en el Reino de los Cielos?



Os debéis mantener, Mis pequeños, frente a Mí, y no os distraigáis ya con las cosas del mundo. Si os estoy quitando todo aquello que os está deteniendo para que vengáis ante Mí, con confianza, con seguridad y con amor, no detengáis Mi Obra en vosotros,
dejadme que os purifique, dejadme que os limpie completamente y, así, estaréis seguros de que podréis presentaros ante Mí y obtener un premio eterno. No así cuando os dejáis mover por Satanás, que os envuelve en tal forma y os convence, a tal grado, de que os hace creer que debéis hacer cosas muy diferentes a lo que Yo os pido. Si vosotros no buscáis la Verdad, la mentira fácilmente os hará cambiar de opinión y de vida, tened cuidado de abrir las puertas de vuestra mente y de vuestro corazón al enemigo, porque tan pronto lo dejéis entrar, os destruye, os convence y ya no os podréis separar de él muy fácilmente. Él es astuto, él es malo, tened cuidado con lo que dejáis entrar en vuestro corazón, Yo debo Ser el Rey de vuestro interior, no le deis espacio al enemigo.


Gracias, Mis pequeños.


 


Quinto Misterio, Habla Dios Padre


Sobre: Nuevamente os pido, Mis pequeños, que acudáis a Mi Santo Espíritu de Amor, para que obtengáis de Él, Su don que os cuidará, que os guiará, que os protegerá pero, sobre todo, que os llenará de Mi Amor, para que os llenéis de él y llenéis también el corazón de vuestros hermanos.

 


Hijitos Míos, en ningún momento dudéis de que Yo estoy Vivo, que Soy vuestro Dios y Creador, que tenéis un futuro después de vuestra muerte que, realmente, ahí empezará vuestra vida.



Mis pequeños, Satanás se ha encargado de esparcir su veneno por todos lados, haciendo dudar a vuestros hermanos, de si Yo existo o no, de que si realmente tendréis una vida después de ésta y tantas y tantas cosas con las que él ha logrado quitarme muchas almas, porque ya no quieren creer en Mí. Les ha hecho creer que solamente viviréis este momento en este mundo y tan pronto muráis, se acaba todo y tantas y tantas otras teorías falsas, en las que os hace creer que no tendréis una vida Conmigo eternamente y, así, perdéis la Fe, perdéis la confianza plena de tantas y tantas cosas que Yo os he prometido y que serán. Pero dudáis y vais perdiendo tanto de lo Mío por vuestras dudas, por vuestra falta de Fe y
al faltar la Fe, ya no hay obras buenas, ya no hay obras santas, que son las que os van a acompañar en vuestro Juicio al llegar ante Mí.



Mis pequeños, Satanás tiene muchas formas de engañaros. Si vosotros no estáis Conmigo, que Soy la Verdad absoluta, que Soy el Amor absoluto,
entonces sí caeréis fácilmente en su forma de pensar y de ser.



Cuando vosotros vivís con él y para él, causáis muchos problemas en el mundo, en lo personal, en pequeños o en grandes grupos y es cuando empezáis a ver cosas abominables a vuestra forma de pensar y de ser.
Veis cómo hay hermanos vuestros que reaccionan satánicamente, porque Satanás ya está viviendo dentro de ellos, se han vendido al mal y el mal se ha posesionado de sus almas y, de esta forma, a través de hermanos vuestros, que están poseídos por el mal, es por lo que veis tanto mal, tanta destrucción, tanta fealdad a vuestro alrededor. Tantas y tantas cosas malas que pueden realizar vuestros hermanos cuando se han satanizado, cuando se han apartado de Mi Gracia, de Mis Bendiciones y de Mi Amor.



Pero Yo también tengo Mis hijos aplicados, buenos, donados totalmente a Mi Voluntad, a Mi Amor, a Mis deseos y es cuando, también, vosotros veis cosas bellas que llenan vuestro corazón con lo que veis de ellos, con su actuar, con su pensar.
Ellos viven para Mí y vosotros gozáis lo que ellos hacen, porque de ellos sale el Bien que Yo quiero que vosotros veáis y gocéis.



Y así será la lucha en estos últimos tiempos, Mis pequeños, una lucha tremenda entre los que están Conmigo y aquellos que están en contra Mía.
Pero vosotros estáis en medio, Mis pequeños y vosotros mismos os debéis preguntar cómo está vuestro interior, ¿estáis completamente de Mi lado, porque os habéis llenado plenamente del Mí?, o ¿estáis de lado de Satanás porque os habéis llenado de su mal?, pero tened cuidado, también, si sois mediocres, si sois tibios, porque también os irá mal. Almas que solamente actúan bien cuando les conviene o que se pueden aprovechar de sus hermanos y, realmente, esto no es actuar en el Bien, porque os estáis aprovechando de la buena voluntad de vuestros hermanos, aparentáis un bien, pero realmente estáis actuando en el mal.



Nuevamente os pido, Mis pequeños, que acudáis a Mi Santo Espíritu de Amor, para que obtengáis de Él, Su don que os cuidará, que os guiará, que os protegerá pero, sobre todo, que os llenará de Mi Amor, para que os llenéis de él y llenéis también el corazón de vuestros hermanos, mucho bien debéis vosotros dejar antes de regresar a Mí.

Trabajad pues en esto, Mis pequeños, no os canséis, como Mi Hijo no se cansó de vivir en el Bien y para el Bien.
Gracias, Mis pequeños.

 


 


Página Principal (Índice del tema)  

Página Siguiente (MENSAJE IMPORTANTE___ El tiempo se terminó)

 

 

 

Páginas principales

Portada

Índice General y páginas misceláneas

 

Dios Padre habla a Sus hijos

 

 Meditemos con Jesús (importante)

 

Reflexiones y mensajes de María

 

Oraciones diversas

 

Selección de Letanías

 

Selección de Novenas

 

Oraciones Virgen María

 

Videos de música religiosa (popular)

 

Rosarios, Coronas y Coronillas

 

Nuestra Biblioteca

 

Hablemos de....

 

 

Esta página pertenece al sitio  "Oraciones y Devociones Católicas"

Visite siempre la Portada del sitio, siempre hay algo interesante ahí.