Dios Padre

  Pedid también por las almas que están en el Reino de los Cielos

 

 

  

 

      

    

 

 

Temas:

 

Creedme, Mis pequeños, hacedme caso en lo que os pido, muchas almas dependen de vosotros para su salvación eterna.

Vendrá la unión de todos en un solo credo, un solo Pastor, Mi Hijo, Jesucristo.

No temáis, Mis pequeños, a lo que pueda suceder a vuestra vida, eso lo controlo Yo.

Al presentarme vuestra nada, Yo, en Mi Omnipotencia Infinita, os colmaré de cosas que ni siquiera imagináis que puedan existir.

Pedid que Mi Amor de Padre, de Creador, os cubra siempre y os proteja a vosotros y a los vuestros, al mundo entero.

 

 

 

 

 

 

Primer Misterio, Habla Dios Padre

 

Sobre: Creedme, Mis pequeños, hacedme caso en lo que os pido, muchas almas dependen de vosotros para su salvación eterna.

 

Hijitos Míos, las necesidades espirituales de la humanidad son inmensas. Sí, Mis pequeños, os lo tengo que decir así, porque os habéis apartado mucho del bien que debéis hacer y no habéis tomado del bien que debéis tomar de Mí. Yo Soy un torrente de Bendiciones, de Gracias, de dones. Os doy tanto, Mis pequeños, os puedo dar lo que no os imagináis siquiera, pero debéis venir a Mí, con Fe, con confianza y sobre todo, con deseo de ayudar a vuestros hermanos ayudándoos vosotros mismos, primeramente, porque si vosotros no estáis Conmigo, si no consentís en llenaros de Mi Vida, de Mi Amor, de todo lo que Yo os puedo dar, entonces vosotros no podréis dar a vuestros hermanos.

 

Cuando vosotros obtenéis algo y con ello os va bien, anunciáis a todos los que podéis, que obtuvisteis algo muy bueno y les aconsejáis también el obtenerlo.

 

Si no os acercáis a Mí, Yo no puedo derramar Mis Bendiciones, materiales y espirituales, sobre vosotros, aunque ciertamente Me tenéis todos los días proveyéndoos de lo necesario para que nada os falte, pero si estuvierais Conmigo, serían abundantes estas Gracias y Bendiciones que derramo sobre aquellas almas que ya están Conmigo, que Me buscan, que Me desean, pero sobre todo, que Me aman de corazón.

 

Estáis perdiendo muchísimo, Mis pequeños, cuando no estáis Conmigo. No os imagináis lo que podéis hacer con Mis Bendiciones. Vosotros os acostumbráis a hacer lo menos posible y creéis que ya con ello cumplís.

 

Ved la Vida de Mi Hijo, se dio en totalidad por la Obra que Yo le pedí. Prácticamente no tenía momentos de descanso, se daba, se daba perfectamente por Sus hermanos y, hasta se dio en la Cruz, por la salvación de todos vosotros.

 

Vosotros solamente queréis recibir migajas de Mí, no porque Yo os quiera dar solamente eso, sino porque vosotros no tenéis el suficiente deseo de tomar más de Mí. Os digo nuevamente, Yo Soy como una Fuente abundante y aquél que quiera tener mucho más, que venga aunque, ciertamente, todo esto crea un compromiso Conmigo, con vuestro Dios, pero qué bello compromiso tendréis Conmigo, porque lo único que os pido, es lo que os dijo Mi Hijo, que os amarais los unos a los otros. Ese es el compromiso grande que tenéis Conmigo y con vuestros hermanos, ¿o acaso eso se os hace también difícil?

 

Queréis tomar mucho de lo Mío, pero como niños traviesos y desentendidos, no queréis tomar ningún tipo de compromiso para que Yo no os tome cuentas de las Bendiciones que recibís de Mí, a ver qué hicisteis con lo que Yo os doy, si lo estáis usando correctamente o lo estáis usando para el mal.

 

Por eso Mis pequeños, os pido de corazón vengáis a Mí, ved la situación mundial, faltan tantos valores, pero sobre todo, amor. Si no actuáis en el amor, vosotros, los que estáis Conmigo, ¿entonces qué esperáis de este mundo?, o estáis esperando que otro sea el que trabaje y vosotros gocéis, como niños chiquitos, sin preocupaciones, sin compromisos de ninguna especie, no, Mis pequeños, Yo os he dado mucho porque os amo. Debéis redituar también con vuestra actuación, en vuestro libre albedrío, lo que Yo os he dado, dándolo a vuestros hermanos. Una gran cantidad de vuestros hermanos están muy alejados de Mí y por eso os pido tanto, tanto que oréis por ellos.

 

Vosotros, allá en la Tierra, no alcanzáis a ver o siquiera vislumbrar la problemática mundial, veis algo, nada más, pero es muchísimo más grave de lo que imagináis. Por eso, la oración que debéis hacer, la debéis hacer unidos en Mí, en la Comunión de los Santos. Yo, tomando vuestras oraciones y vuestras donaciones, puedo ir ayudando a infinidad de hermanos vuestros. Creedme, Mis pequeños, hacedme caso en lo que os pido, muchas almas dependen de vosotros para su salvación eterna, o ¿qué acaso podéis ver morir a alguien frente a vosotros y no hacer nada por tratar de evitarlo? Al no orar por vuestros hermanos, está pasando eso, están muriendo ante vuestros ojos y no hacéis nada para evitarlo.

 

Traedme almas, Mis pequeños, os lo pido nuevamente, traedme almas para que no sean engañadas, para que puedan salvarse.

Gracias, Mis pequeños.

 

 

Segundo Misterio, Habla Dios Padre

 

Sobre: Vendrá la unión de todos en un solo credo, un solo Pastor, Mi Hijo, Jesucristo.

 

Hijitos Míos, la unión de todos los credos, la dispersión de creencias, todo lo que tenéis ahora y que cada quien va haciendo su propia creencia, va a terminar, pero para ello, Mis pequeños, necesitaréis la efusión del Espíritu Santo. Vendrá la unión de todos en un solo credo, un solo Pastor, Mi Hijo, Jesucristo. Se tiene que unir nuevamente Mi Cuerpo Místico.

 

Estáis ahora tan dispersos tan separados unos de otros, pero sobre todo, no cumpliendo las Leyes y Preceptos que os he dado.

 

Veis luchas fraternas y, muchas de ellas, luchando por principios ideológicos. Si vivierais realmente en el Amor, porque todos debéis vivir en el Amor y para el Amor, pero si dejarais aparte todo aquello que os separa, que hace que os destruyáis los unos a los otros y vivierais realmente el amor, pero el amor que sale de lo más profundo de vuestro corazón, tendríais ya un mundo diferente.

 

Lucháis y matáis porque no respetáis la vida de vuestros hermanos, ahí estáis demostrando primeramente, que no estáis cumpliendo con Mis Leyes y Preceptos. Es el Amor el que tiene que venir a unir, pero desgraciadamente tendréis que sufrir antes, para entender que verdaderamente era el Amor el que os iba a unir los unos con los otros.

 

Un solo pensamiento debe surgir de la mente de todos Mis hijos y, es el buscar el bien del hermano, porque cuando vosotros dais un bien, recibiréis un bien, si no inmediatamente, tarde o temprano lo recibiréis pero, si constantemente estáis todos actuando en el bien, continuamente estaréis rehaciendo vuestra vida en la de los vuestros, porque vuestros actos se multiplican en el bien que hacéis.

 

Vuestro corazón está destruido por el odio, por la maldad, por tantas y tantas cosas negativas que habéis dejado entrar a vuestro corazón.

 

Ciertamente Satanás se ha encargado de ello, de ir destruyendo vuestros principios, pero lo peor de todo es que habéis aceptado estos principios como modo de vida, cuando os debierais haber llenado de Mi Amor y así, actuando en el Amor, todos estaríais viviendo en paz y creciendo a niveles altísimos porque, cuando vivís en paz y en armonía Conmigo, Yo Me derramo infinitamente sobre estas almas que están buscando Mi Paz, la están viviendo y la están compartiendo. Al vivir en paz y en armonía, como os he dicho, lo demás se da por añadidura, porque habéis buscado primero Mi Reino en vuestro corazón y como añadidura tenéis avances increíbles, que así los veréis cuando los tengáis, avances de todo tipo para vuestro mundo, para vuestra forma de vida, porque son los regalos que Yo le doy al hombre cuando está Conmigo. Yo os quiero consentir, os quiero llevar hacia un Bien inmenso y si estáis Conmigo vais a tener esos regalos.

 

El mundo se está convulsionando, porque es el preámbulo del gran cambio, se necesita ya este cambio, Mis pequeños, porque no podéis seguir así como estáis. Abristeis las puertas del mal, éste creció y os está acabando, pero Yo vengo a protegeros. Vosotros, manteneos en oración y en vida de ejemplo para que podáis, junto Conmigo, lograr este cambio que tanto necesitáis todos vosotros.

 

Abrid vuestro corazón a Mi Amor y llenaos de él, para que podáis darlo a vuestros hermanos, en abundancia, porque os he dicho, también, que mientras más deis, más recibiréis, pero poco dais. Os da vergüenza a muchos de vosotros hablar de Mi Nombre, de Mi Santo Nombre y de todas las cosas bellas que se os han dado para vuestro crecimiento espiritual. Preferís hablar de cosas del mundo, que son efímeras, sin importancia y no hablar de lo que sí os a va a dar vida eterna, que es lo Mío.

 

Es el Amor el que se va a mantener por todos los siglos y no lo estáis buscando, estáis buscando sólo lo efímero, lo del mundo, que os crea confusión y problemas varios, porque estáis muy apegados a ellos y sentís que si no tenéis lo del mundo, sus valores, no sois nada y os aferráis a ello y sufrís por ello. ¿Cuántas veces os tengo que repetir lo mismo, Mis pequeños?, que os llenéis de lo Mío y lo Mío es el Amor y con ello aseguraréis la vida eterna y dejaréis estela aquí en la Tierra ayudando a vuestros hermanos. Si os aferráis a las cosas del mundo, posiblemente no tengáis una vida eterna Conmigo y peor aún, no dejaréis ejemplo a seguir por parte de vuestros hermanos, porque no habrá nada bueno en vuestra vida Terrena que pueda servir para el bienestar de vuestros hermanos.

 

Meditad esto, Mis pequeños y no olvidéis que el tiempo está ya sobre vosotros.

Gracias, Mis pequeños.

 

 

Tercer Misterio, Habla Dios Padre

 

Sobre: No temáis, Mis pequeños, a lo que pueda suceder a vuestra vida, eso lo controlo Yo.

 

Hijitos Míos, estáis viendo ahora cómo la maldad, en algunos lados, se va incrementando pero, por otro lado, la bondad también. Os he dicho que estos son los tiempos de la separación del trigo y la cizaña.

 

Aquel que ha vivido en el mal, tomará estos momentos, que se darán en la historia de la humanidad, para avivar ese mal que tiene en su corazón y así oponerse claramente a todo el Amor que Yo os he dado. Pero, por otro lado, también, aquellos que han tratado de vivir en el Bien, tendrán la oportunidad, con los acontecimientos que se darán, de que ese bien, que tienen en su corazón, se incremente y eso les ayudará, precisamente, a obtener Mis Bendiciones y los regalos que Yo les daré a estas almas escogidas.

 

 

Os he pedido a vosotros, los que estáis viviendo en el Bien, que oréis por vuestros hermanos que viven en el mal, para que sean tocados por Mi Gracia y se arrepientan de vivir en el mal pero, además, con el ejemplo que deis, muchas de estas almas, que viven en el error, regresarán a Mí. Por eso os he pedido que os llenéis de Mí, porque estos serán momentos para los verdaderos hijos Míos. Ya os lo dijo Mi Hijo, Jesucristo, ¿qué tiene de importante o valedero dar un bien a aquel que Me hizo también un bien? Vosotros, en estos tiempos, recibiréis muchos males, pero como hijos Míos, regresaréis bienes por los males con que os atacarán y, así, estas almas que han vivido en el mal y que, por el mal que ellos producen reciben otro mal, al veros quedarán desconcertadas y ése desconcierto será el momento de su salvación, porque conocerán el Bien que muchos de vosotros produciréis al recibir el mal con que os tratarán.

 

Por eso es tan importante vuestra presencia en este tiempo, en este tiempo de cambio, pero llenos de Mí y de Mi Amor. No temáis, Mis pequeños, a lo que pueda suceder a vuestra vida, eso lo controlo Yo. Si vuestra vida fuera tomada por algún ataque que os hagan estas almas que viven en el error, vosotros manteneos en el Bien, porque ese ejemplo, posiblemente, a vuestros mismos verdugos los lleve a su salvación eterna. Por eso os he dicho que no le temáis al dolor, porque el dolor, unido al de Mi Hijo, será salvífico.

Gracias, Mis pequeños.

 

 

 

Cuarto Misterio, Habla Dios Padre

 

Sobre: Al presentarme vuestra nada, Yo, en Mi Omnipotencia Infinita, os colmaré de cosas que ni siquiera imagináis que puedan existir.

 

Hijitos, os he dado el libre albedrío, pero es evidente que no lo habéis sabido utilizar. Cuando a un niño le dais algo de valor o algo que pueda ser peligroso para su edad, debéis cuidarle para que no se haga daño él mismo o que pueda hacer algún daño a los demás.

 

El libre albedrío es un arma de dos filos, si lo utilizáis para el bien, os ganáis Mis Bendiciones, os ganáis Mi Beneplácito y así os voy Yo cuidando y os voy dando más de lo bueno que habéis aceptado para vuestra vida. Pero también podéis usar vuestro libre albedrío para el mal y con ello estáis arriesgando vuestra salvación eterna, pero aunque respeto el libre albedrío no por ello Me aparto de las almas que están viviendo en el mal, al contrario, las busco afanosamente, para tratar de lograr  su arrepentimiento de corazón y con ello su salvación eterna.

 

Si actuáis en el mal, estáis dándole cabida en vuestro corazón a Mi enemigo y de esta forma atacará a través de vosotros, seréis pues, sus instrumentos. Yo siempre os busco para que os deis cuenta de vuestro error y, cuando así sea en humildad os arrodillaréis, pondréis vuestro libre albedrío a Mis Pies y Me diréis: “Padre, no puedo yo solo, ayúdame, dame Sabiduría Santa, aquí te dejo mi libre albedrío sólo Tú me puedes ayudar” Yo deseo escuchar esas palabras de parte de cada uno de vosotros, pero debéis venir en humildad y dejaros mover libremente por la Sabiduría Divina.

 

Yo, vuestro Dios, en Mi Santísima Trinidad, poseo el conocimiento total de todo lo creado, visible e invisible y esto es algo que, por Fe, debierais aceptar y, con la inteligencia que tenéis, debierais entender vuestra pequeñez y vuestra pequeñez, comparada con Mis Capacidades Infinitas, debiera doblegaros inmediatamente ante Mí, sabiendo que al presentarme vuestra nada, Yo, en Mi Omnipotencia Infinita, os colmaré de cosas que ni siquiera imagináis que puedan existir, porque vuestras capacidades ni siquiera alcanzan a vislumbrar tanta Omnipotencia de parte Mía y a eso os estoy invitando, Mis pequeños, a que pongáis a Mis pies vuestra nada, para que Yo os colme con Mi Potencia Infinita y así podáis gozar mucho más.

 

Fuisteis creados, os lo he dicho, para que gozarais de Mis Bienes y no conocéis prácticamente nada de Mis Bienes, de Mi Omnipotencia. Haced la prueba, Mis pequeños, venid a Mí humildemente, entregadme, con humildad, vuestra nada y dejadme pues, que os consienta, para que os pueda dar los regalos que os tengo prometidos que son infinitos, Mis pequeños, son infinitos.

Gracias, Mis pequeños.

 

 

Quinto Misterio, Habla Dios Padre

 

Sobre: Pedid que Mi Amor de Padre, de Creador, os cubra siempre y os proteja a vosotros y a los vuestros, al mundo entero.

 

Hijitos Míos, ¿de qué lado de la balanza está actualmente vuestra vida?, Mi Santo Espíritu que habita en cada uno de vosotros, os da la respuesta. Vosotros conocéis perfectamente de qué lado estáis, porque Él Es Juez de Amor que vive en vuestro interior y que os está indicando vuestro proceder, bueno o malo y siempre buscando el Bien para vuestra salvación eterna.

 

Ahora, el bien que producís ¿hacia dónde se está dirigiendo? ¿Estáis buscando solamente vuestro propio bien, o realmente la estáis canalizando para la salvación de vuestros hermanos?

 

Ciertamente podéis hacer oración contemplativa, que eso os ayudará a vosotros, a vuestra santidad, pero debéis dar fruto. En esa oración contemplativa, podéis dar fruto para las almas que están necesitadas de salir del Purgatorio o un mayor crecimiento espiritual para las almas del Cielo.

 

Sí, Mis pequeños, muchos de vosotros oiréis raro esto que os digo, las almas que están en el Reino de los Cielos todavía pueden estar incrementándose con Mis Bienes y gozando mucho más, gracias a vuestra oración. De esta forma, vosotros les pagáis a vuestros benefactores por el bien que os hicieron aquí en la Tierra. Todo es Amor, Mis pequeños, todo en Mí es vida de Amor, un agradecimiento de corazón hace que esas almas, ya sean de vuestros padres, de amistades o de alguien a quien quisisteis mucho, pueda incrementar su gozo en el Reino de los Cielos, si vosotros pedís por esas almas. Pero también debéis pedir por las que están purificándose, para que no pasen mucho tiempo en su dolor, en el Purgatorio.

 

De esta forma, aunque seáis almas contemplativas, vuestra oración está haciendo mucho, pero principalmente, dirigid vuestra oración a las almas militantes,  las que están en la Tierra, porque ahí el ataque es mucho más fuerte por las fuerzas de Satanás.

 

Muchas almas se pierden por los errores que ha esparcido Satanás por todo el mundo y vuestras oraciones las protegen. No despreciéis el poder de la oración, que es poderosísimo y debéis proteger a vuestros hermanos y aún a vosotros mismos, con la oración, que es una protección para vuestra alma y también una ayuda para vuestro crecimiento espiritual.

 

Pedid que Mi Amor de Padre, de Creador, os cubra siempre y os proteja a vosotros y a los vuestros, al mundo entero, para que las fuerzas de Satanás queden limitadas o nulificadas y no puedan hacer la maldad que Satanás quiere hacer, porque no os protegéis con el Amor. Yo le quité el Amor, porque se puso en contra de Mi Amor y su maldad no puede hacer nada contra Mi Amor, por eso os pido os protejáis continuamente con Mi Amor y protejáis a los vuestros y al mundo entero. Os repito, porque esto es muy importante que lo entendáis y que lo hagáis, para protegeros todos, todos vosotros contra las fuerzas de Satanás.

 

Es algo sencillo, pero poderosísimo, Yo Soy un Dios Sencillo, Yo no os pido cosas que no podáis llevar a cabo y, precisamente, en Mi Sencillez es como vosotros obtenéis grandes cosas de Mí.

Gracias, Mis pequeños.

 

 

Comentario nuestro: Hemos destacado de estos misterios, algo que nunca se había revelado, que las almas que están en la Gloria de Dios, no están selladas, ellas también progresan en santidad y mucho las ayudan nuestras oraciones. Debemos rezar siempre por todos, especialmente por nuestro árbol genealógico por lado padre y madre, por nuestros amigos, conocidos y benefactores, vivos en la Tierra. por los que están en el Purgatorio y también por los que pensamos puedan estar junto a Dios en el Cielo.

 

   

  

Portada

                 Página Principal (Índice del tema)  

                              Página Siguiente (Debéis contraatacar a las fuerzas diabólicas)

 

Páginas nuevas:

 

 Meditemos con Jesús (importante)

 

Videos de música religiosa (popular)

 

Rosarios, Coronas y Coronillas

Nuestra Biblioteca

 

 

Esta página pertenece al sitio  "Oraciones y Devociones Católicas"

Visite siempre la Portada del sitio, siempre hay algo interesante ahí.