NOVENA A NUESTRA SEÑORA DE FÁTIMA

Del 5 al 13 de Mayo

 

 

 

Virgen de Fátima

 

 Día de Nuestra Señora de Fátima: 13 de Mayo

 

 

 

Nota: Esta imagen de la Virgen de Fátima fue tomada

desde abajo, sin embargo pareciera que hubiese sido tomada de frente.

 

 

 

A los matrimonios sin hijos, pídanle un pronto embarazo

 con una santa y sana concepción.

 

A las embarazadas, pídanle que les cuide el bebé en el vientre materno

 y un parto sin problemas.

 

 

 

 

 

 

Abajo, pueden bajar versión imprimible en formato texto.

 

 

 Se reza 1, 2 y 3 todos los día, luego la oración correspondiente al día,


 En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.

 


1.- Ofrecimiento para todos los días

“¡Oh Dios mío!. Yo creo, adoro, espero y os amo. Os pido perdón por los que no creen, no adoran, no esperan y no os aman”.

“¡Oh Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo!. Yo os adoro profundamente y os ofrezco el preciosísimo Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de Nuestro Señor Jesucristo, presente en todos los sagrarios del mundo, en reparación de los ultrajes, sacrilegios e indiferencias con que Él es ofendido; y por los méritos infinitos de su Santísimo Corazón e intercesión del Inmaculado Corazón de María, os pido la conversión de los pobres pecadores”.


 


2.- Oración a la Santísima Virgen de Fátima

Santísima Virgen de Fátima, que revelasteis a los tres pastorcitos un mensaje de paz y de esperanza, y nos mostrasteis los tesoros de gracias que podemos alcanzar a través de la recitación del Santo Rosario, de la devoción a vuestro Inmaculado Corazón y de la práctica de la Comunión Reparadora de los Cinco Primeros Sábados, dadnos un sincero amor a estas devociones, para que obtengamos los favores que con insistencia os pedimos, especialmente…, (se enuncia la gracia solicitada), si es para mayor gloria de Dios, honra vuestra y salvación de mi alma. Así sea.

 

 

 

 3.- Oración Preparatoria
Oh santísima Virgen María, Reina del Rosario y Madre de misericordia, que te dignaste manifestar en Fátima la ternura de vuestro Inmaculado Corazón trayéndonos mensajes de salvación y de paz. Confiados en vuestra misericordia maternal y agradecidos a las bondades de vuestro amantísimo Corazón, venimos a vuestras plantas para rendiros el tributo de nuestra veneración y amor. Concédenos las gracias que necesitamos para cumplir fielmente vuestro mensaje de amor, y la que os pedimos en esta Novena, si ha de ser para mayor gloria de Dios, honra vuestra y provecho de nuestras almas. Así sea.

Rezar la oración del día correspondiente:



Oración final para todos los días.

¡Oh Dios, cuyo Unigénito, con su Vida, Muerte y Resurrección, nos mereció el premio de la salvación eterna!. Os suplicamos que nos concedas…, (se enuncia la gracia solicitada). Por el mismo Jesucristo Nuestro Señor. Amén.



DÍA PRIMERO

 Santísima Virgen María, en las apariciones de Fátima, se traslucía en vuestro rostro celestial, la tristeza y el dolor que os causan los pecados de los hombres. Con maternal compasión nos exhortasteis a que no afligiésemos más a vuestro Hijo y a que reparásemos los pecados mediante la oración y la penitencia. Dadnos la gracia de un sincero dolor de los pecados cometidos y la resolución sincera de reparar con las oraciones y mortificaciones todas la ofensas que agravian a vuestro divino Hijo y a vuestro Corazón Inmaculado.

3 Padrenuestros, 3 Avemarías y  3 Glorias.

Rezar la oración final.



DÍA SEGUNDO

 Nuestra Señora de Fátima, aparecisteis vestida de nívea blancura a Lucía, Francisco y Jacinta, sencillos e inocentes pastorcillos, y pedisteis por medio de ellos la enmienda de las costumbres y la santidad de una vida cristiana perfecta, enseñándonos cómo hemos de amar y procurar la inocencia de alma. Concedednos misericordiosamente la gracia de saber apreciar la dignidad de nuestra condición de cristianos y de llevar una vida en entera coherencia con las promesas bautismales.

 


3 Padrenuestros, 3 Avemarías y  3 Glorias.

Rezar la oración final.



DÍA TERCERO

 Santísima Virgen María, insistentemente pedíais en Fátima, mientras de vuestras manos pendía el santo rosario: “Rezad, rezad mucho”, para alcanzar la paz en el mundo, en las familias y en las almas y apartar, por medio de la oración, los males que nos acechan. Concedednos la gracia de ser fieles al cumplimiento de la gran recomendación de rezar el Rosario todos los días, para que así podamos observar plenamente los santos mandamientos, vencer las tentaciones y llegar al conocimiento y al amor de Jesucristo en esta vida y la feliz unión con Él en el otra.

 3 Padrenuestros, 3 Avemarías y  3 Glorias.

Rezar la oración final.



DÍA CUARTO

 Nuestra Señora de Fátima, exhortasteis a los pastorcitos de Fátima a rogar por el Papa, e infundisteis en sus humildes almas una gran veneración y amor al Vicario de vuestro Hijo y su representante en esta Tierra. Infundid también en nuestras almas el espíritu de veneración y docilidad ante la autoridad del Romano Pontífice, adhesión completa a sus enseñanzas, y en él y con él un gran amor y respeto a todos los ministros de la Santa Iglesia, por medio de los cuales recibimos los sacramentos y participamos de la vida de la gracia.

Tres Padrenuestros, Avemarías y Glorias

Rezar la oración final.



DÍA QUINTO

 Santísima Virgen María, en vuestras apariciones en Fátima curasteis a ruegos de los pastorcillos, y convertisteis a Cova da Iría, santificada por vuestra presencia, en un taller de vuestras misericordias maternales a favor de todos los afligidos. A vuestro Corazón materno acudimos llenos de filial confianza, mostrándoos las enfermedades de nuestras almas y las aflicciones y sufrimientos de nuestra vida. Derramad sobre cada uno de ellos una mirada de compasión y remediadlos con la ternura de vuestras manos, para que podamos serviros y amaros con todo nuestro corazón y con todo nuestro ser.

3 Padrenuestros, 3 Avemarías y  3 Glorias.

Rezar la oración final.



DÍA SEXTO

 Nuestra Señora de Fátima, enseñasteis a los pastorcitos a rogar incesantemente al Señor para que los pecadores no padezcan las penas eternas del Infierno, y manifestasteis a Jacinta que los pecados de la carne son los que más almas arrastran hacia aquellos terribles castigos. Infundid en nuestras almas un gran horror al pecado y el santo temor de la Justicia Divina, y al mismo tiempo despertad en nosotros compasión por la suerte de los pobres pecadores y un santo celo para trabajar con nuestras oraciones, ejemplos y palabras por su conversión.

3 Padrenuestros, 3 Avemarías y  3 Glorias.

Rezar la oración final.



DÍA SÉPTIMO

Nuestra Señora de Fátima, enseñasteis a los pastorcitos a rogar a Dios por las almas del purgatorio, especialmente por las más abandonadas. Encomendamos la inagotable ternura de vuestro corazón maternal a todas las almas que padecen en aquel lugar de purificación, en particular las de todos nuestros familiares, amigos y las más necesitadas. Aliviad sus penas y llevadlas a la luz y la paz, para que allí canten perpetuamente vuestras misericordias.

 3 Padrenuestros, 3 Avemarías y  3 Glorias.

Rezar la oración final.



DÍA OCTAVO

 Nuestra Señora de Fátima, en vuestra última aparición os disteis a conocer como la Señora del Rosario, y en las seis apariciones todas recomendasteis el rezo de esta devoción como remedio más seguro y eficaz para todos los males y calamidades que nos afligen, tanto de alma como de cuerpo, especialmente para que alcancemos la paz. Concedednos la gracia de que seamos siempre fieles en la práctica de rezarlo diariamente para honraros, para que os acompañemos en vuestras alegrías, luces, dolores y glorias y las de vuestro divino Hijo, y de esta manera merezcamos vuestra maternal protección y asistencia en todos los momentos de nuestra vida, pero especialmente en la hora de la muerte.

3 Padrenuestros, 3 Avemarías y  3 Glorias.

Rezar la oración final.



DÍA NOVENO

 
Nuestra Señora de Fátima, escogisteis a los pastorcitos para mostrar al mundo las ternuras de vuestro Corazón Misericordioso y señalar esta devoción como camino para llevar a las almas hacia Dios. Concedednos la gracia de poder comprender vuestro mensaje de amor y de misericordia, y de ponerlo en práctica, para que vuestro Corazón sea efectivamente nuestro refugio, nuestra alegría y el camino que nos conduzca al amor y la unión con Jesús, vuestro Hijo.

3 Padrenuestros, 3 Avemarías y  3 Glorias.

Rezar la oración final.

 

 

Bajar versión imprimible en formato texto

 

 

 

 

Recomendamos

 

Conozca cómo es Dios Padre y lo que quiere decirle a usted

 

Dios Padre habla a Sus hijos

 

 

 

 

Página anterior  (Novenas)

 

Página siguiente (Novena a la Virgen de Lourdes)

 

 

 

Páginas principales

Portada

Índice General y páginas misceláneas

 

Dios Padre habla a Sus hijos

 

 Meditemos con Jesús (importante)

 

Reflexiones y mensajes de María

 

Mensajes: El Libro de la Verdad

 

Oraciones diversas

 

Selección de Letanías

 

Selección de Novenas

 

Oraciones Virgen María

 

Videos de música religiosa (popular)

 

Rosarios, Coronas y Coronillas

 

Nuestra Biblioteca

 

Hablemos de....

 

 

 

Esta página pertenece al sitio  "Oraciones y Devociones Católicas"

Visite siempre la Portada del sitio, siempre hay algo nuevo ahí.    

 

mail: oracionesydevocionescatolicas@gmail.com