La misión de los ángeles

 

  

 

 Textual en español, en esta página no se necesitó traductor, pues estas son las palabras en nuestro idioma.

 

La misión de los ángeles consiste en guiar a los hombres, a través de los tiempos. Para ello, estos seres invisibles generalmente, influyen benéficamente en la inteligencia humana. Cuando ha sido necesario, estos ángeles han convivido con los hombres, tomando apariencia humana y a veces la de un animal cualquiera, según sea preciso, pues están para servir y conducir al hombre hacia su cometido, sin jamás conducirlo al mal.

Hoy estos espíritus, conviven con los hombres, atraviesan espacios y dan señales de su presencia, porque el mundo está en crisis y necesita mucha ayuda. Hay ángeles que en un momento han ayudado a pueblos y naciones a salir del estado primitivo. Razas confinadas en distintos lugares de la tierra, han conocido a un tiempo la agricultura, la minería, las letras, las ciencias y las artes, la técnica; bajo la misma norma y enseñanza.

La misión de ciertos espíritus angélicos es poner en las nuevas naciones la semilla de la sabiduría, según los planes divinos y una vez que son asimilados por los hombres y su inteligencia abierta a toda enseñanza e investigación, son dejados a merced de sus propias fuerzas, sin que noten la ausencia de tales espíritus.

El fenómeno de bilocación se produce cuando la persona es trasladada en alma y cuerpo a otro lugar de su residencia habitual hasta que su misión está cumplida y regresa instantáneamente al lugar donde habita sin que adviertan nada los que con él conviven. Pero la persona que ha hecho ese viaje, sí conserva memoria de dónde ha estado, así como de todos aquellos que, viviendo en el sitio donde fue, la vieron y convivieron con ella.

Te diré de dónde vienen estos ángeles. Cuando se desató la batalla en el Cielo, hubo un cierto número de ángeles indecisos que, en el último momento se unieron y lucharon contra Luzbel. Aquellos ángeles separados, fueron juzgados por Dios y se encuentran en un lugar especial para que, cumpliendo la misión para la cual fueron creados, puedan volver a poseer el Cielo al final de los tiempos. Sin embargo, cuando es necesaria su ayuda, oyen el mandato divino y se trasladan al sitio que se les envía y cumplen su misión. No inducen al mal. Ya fueron juzgados y su estado es parecido al de aquellas almas que están purificándose en el Purgatorio, para poder ir a Dios y gozarlo.

 

 

Portada

Página anterior y principal (Meditaciones)

  Página siguiente (Yo soy firme en mi querer)

 

 

Páginas principales

Portada

Índice General y páginas misceláneas

Dios Padre habla a Sus hijos

 Meditemos con Jesús (importante)

Reflexiones y mensajes de María

Mensajes: El Libro de la Verdad

Oraciones diversas

Selección de Letanías

Selección de Novenas

Oraciones Virgen María

Videos de música religiosa (popular)

Rosarios, Coronas y Coronillas

Nuestra Biblioteca

Hablemos de....

 

 

Esta página pertenece al sitio  "Oraciones y Devociones Católicas"

Visite siempre la Portada del sitio, siempre hay algo nuevo ahí.