MENSAJE DE AMOR DE DIOS PADRE TODOPODEROSO
 22 DE MARZO 2010

 

 

Nuestro Padre entregando un mensaje en español, son sus palabras textuales.

 


Amado Pueblo Mío:


TODO CUANTO HA SIDO CREADO, HA SALIDO DE MI MANO.
Por eso es que a ustedes no les debería ser difícil ser copias de Mi Amor. Les amo, y Mi Amor permanece vivo y latente en cada uno de ustedes. POR ESO ES QUE, SI SE ARREPIENTEN, SI DESEAN FERVIENTEMENTE SER MI MISMO AMOR; LO OBTENDRÁN, PUES MI MIRADA PERMANECE ESPERANDO ÚNICAMENTE VER EL DESEO EN LA CRIATURA. Todo el Cosmos en general, todo lleva impreso el Sello de Mi Amor.


El centro de Mi Amor: Mi mismo Corazón mora en la Tierra. Por esto, todo cuanto ha salido de Mi Mano, mira continuamente hacia la Tierra, esperando recibir Mi Amor. Es ésta la urgencia de los continuos llamados. Es que ustedes, hijos Míos, deben dar amor, enviar amor, ser amor, dar amor a todo cuanto ha salido de Mi Mano. El Cosmos está sediento en este momento, del amor de Mis criaturas.


  ES OBLIGACIÓN DE USTEDES SER INSTRUMENTOS DE AMOR Y DE PAZ.
En ustedes debe morar
la concordia; en ustedes debe morar ese deseo de ser instrumentos de paz. Toda la Creación tiene su mirada puesta en Mis Hijos, esperando recibir esa reciprocidad de amor. Cuanto He creado, ha sido para ustedes; y este es el momento en que ustedes deben regresar amor hacia todo lo creado. Deben ser intercesores de amor por todo lo creado.

  Deben transformarse en ese imán constante que atraiga el amor que está contenido en todo lo que ha salido de Mi Mano hacia ustedes, y ustedes deben retornar ese amor hacia todo el Cosmos.


  AMADOS: EN ESTE MOMENTO
TODO PENDE DE UN HILO; EN ESTE MOMENTO, CON UN LEVE SOPLO DE MI BOCA, TODO EL COSMOS SE PUEDE ESTREMECER, Y A CAMBIO DE AMINORAR LOS ACONTECIMIENTOS PROFETIZADOS A TRAVÉS DE LA HISTORIA, A CAMBIO PIDO UN POCO DE AMOR, Y AÚN ASÍ, MIS HIJOS SE CONTINÚAN NEGANDO. Por eso hoy he querido enfatizar vehementemente, en que el Centro del Cosmos, es la Tierra. Aquí moran Mis criaturas amadas, Mi imagen y semejanza. Y en ustedes debería encontrar Mis complacencias.


  Ya pronto volverán la mirada hacia Mi Casa, por temor. Y lo harán por breves momentos, por instantes. Mas luego el egoísmo humano retornará con más y más fuerza. Por eso es que ustedes mismos han atraído hacia la humanidad en general, el AVISO. Será un momento de gran Misericordia de Mi Casa, pero no será suficiente. Aún la mente humana buscará
darle un sentido científico a estos momentos de Misericordia Mía. Luego les daré una gran Bendición, dejando una señal palpable de Mi Misericordia, en el MILAGRO. Y a éste también le darán una interpretación científica, y se tornarán en Mi contra, en contra de Mi Casa. Por eso les reitero que soy AMOR, que Mi Amor es infinito y no tiene ni tendrá límites hacia Mi Pueblo, mas la justicia vendrá sobre ustedes, atraída por la abominación de Mi Pueblo y vendrá un CASTIGO para toda la humanidad. Vivirán momentos que Mi Corazón no desea, ustedes los atraen a gran velocidad, y es INMINENTE. Y para confirmarles Mi infinita Misericordia, enviaré nuevamente a Mi Hijo.


 No soy un Padre que castiga, soy un Padre de Amor, tanto que, finamente He delineado cuanto ha salido de Mi Mano, He hermoseado a la criatura humana, pero ésta ha actuado en contra de Mi Voluntad. Hoy
una vez más llamo a Mi Pueblo fiel a ser un intercesor constante de sus hermanos, a enviar constantemente amor hacia todo lo creado, aun aquello que ustedes ni siquiera imaginan que existe.


 Amadísimos hijos: están sufriendo
las consecuencias del pecado. La copa se ha derramado grandemente, y aún falta lo más fuerte. La Tierra pende de un hilo, y ustedes lo saben. Pero falta esa conciencia de aquellos que se burlan de los llamados de Mi Casa. Por eso les urjo a redoblar esfuerzos y oración.


 Ya han visto cuánto se han acortado los días. El tiempo es de Mi Potestad, y lo hago caminar aceleradamente para no perder más almas. Todo se puede transformar en un abrir y cerrar de ojos humanos. Cuanto ha sido creado por Mi Mano, ha sido desvirtuado por la mano del hombre. La tierra gira aceleradamente y girará más aceleradamente.


La Creación siente náuseas del pecado del hombre. Mi creación Me reclama, reclama la sintonía con Mi Casa.
Este es el momento en que el hombre debe reivindicarse ante Su Padre. Pero no olviden que Mi Amor es infinito y Mi Misericordia llega más allá de donde la mente y el corazón humano puedan llegar.


MÍRENME, ÁMENME, OREN, INTERCEDAN, QUE ESTE PADRE LES AMA PORQUE SON HECHURA DE MI MANOS.




Les bendigo, queden en Mi Amor. Les bendigo, sean colmados de Mi Amor. Sean fuertes, no se dejen vencer por aquellos que no me aman.


ES DEBER DE USTEDES MULTIPLICAR EL AMOR AL INFINITO, Y ORAR E INTERCEDER, DOBLAR RODILLAS, QUE YO LES MIRO; DOBLAR RODILLAS, QUE YO LES MIRO.


Su Padre Celestial


Para mayor comprensión les vamos a dejar el comentario realizado por Luz de María, sobre  el mensaje de nuestro amado Padre Celestial.

 

Hermanos (as):

Papá Dios nos dijo que vienen momentos difíciles para toda la humanidad. Tenemos ya un bastante tiempo en que se nos habla del Aviso, a profundidad, y en el último mensaje se nos habló del CASTIGO. Papá Dios dijo hoy que: Él es Amor, pero también tiene una Mano de justicia, y eso no lo podemos negar. Está el amor del Padre, el amor materno dentro del Padre, y también la justicia del Padre. ¿Cuál papá no tiene en algún momento, que llamarle la atención a sus hijos? ¿Por qué es que nosotros convenimos más en tomar sólo el lado del Amor de Dios; para qué? Para esquivar el pecado. Hay gente que dice: no quiero que me manden mensajes, ya no me manden más. Los aceptaban mientras se hablaba sólo de amor y todo estaba muy bonito.

Ahora, cuando nos están hablando de todo lo que viene, entonces ya no les gustan: Nos dicen, “ya no quiero que me envíen más mensajes”. ¡Porque no queremos abrir los ojos!, porque es muy confortable para muchos, vivir pecando. Pero cuando se les dicen las consecuencias del pecado, ya no las quieren afrontar.



Repasemos la Sagrada Escritura: Dios siempre ha advertido. Él no hace nada sin avisar a los Suyos, y nos está avisando, no sólo por nuestro medio, sino por medio de todos Sus instrumentos. Las almas víctimas están en este momento, padeciendo mucho.

Ahora Papá Dios citó el cosmos: nos dijo, que ampliemos el concepto sobre el universo proyectándonos más allá del sistema solar. Al infinito, donde nuestra mente no puede ni siquiera imaginar; al cosmos.

Todo lo creado tiene su mirada puesta sobre nosotros: sobre criaturas que ya no son a semejanza del Amor de Dios.

Entonces: ¿Qué nos está pidiendo Papá Dios? que seamos amor, porque estamos sufriendo constantemente catástrofes, terremotos, tsunamis que han desfasado el eje de la Tierra. Por eso es que el clima ha cambiado tanto, por eso es que el sol ya no es como era antes, por eso es que también la luna aumentará su influencia sobre la Tierra. Y Papá Dios hoy nos ha pedido un cambio radical y que nuestro lamento por aquellos que no obedecen, se transforme en oración, en petición, en ayuno, en ofrecimiento, en padecimiento, para atraer las almas nuevamente hacia ÉL.



Nuestra Madre nos ha advertido que el fuego del pecado está subiendo a la superficie. Y veíamos que las noticias ayer hablaban de Islandia, de un volcán que ha explotado después de 200 años de estar inactivo y que ha entrado en actividad. Y, ¿qué decían las noticias? Decían: vean el espectáculo que nos está rindiendo la naturaleza. ¡Qué pobreza de criaturas humanas, qué dolor! Decir el espectáculo que rinde la naturaleza al hombre, en lugar de decir: el triste espectáculo que da el hombre ante todo lo creado. Y torpes y desdichados hombres que se alegran de un espectáculo que no es más que otro signo de la cercanía y del cumplimiento de las profecías que Mamá María y Nuestro Señor Jesucristo nos han estado dando.



Cuando se siga corriendo el eje de la Tierra, perdamos el centro de gravedad y la tierra comience a girar a su antojo, allí sí que doblaremos rodillas, pero, como lo dijo Papá Dios ahora: por unos minutos o unas horas; mientras toda la tribulación pase, pero después se levantarán de nuevo en contra del Cielo; y tendrá que venir después del Milagro, y luego el Castigo, porque a todo le van a encontrar una explicación científica. Y allí si que tendremos que prepararnos porque con el Castigo… y después de purificada la tierra, vendrá nuevamente Nuestro Señor a recoger a Su pueblo.



Mucha gente no quiere recibir el mensaje porque estamos hablando del final, pero así como la generación de Noé tuvo que ser exterminada por causa del pecado quedando sólo Noé y los suyos; los escogidos para fundar el nuevo Pueblo. Ahora esta generación tiene también que padecer su propio pecado y las consecuencias del mismo.



A veces yo, en la noche miro las estrellas y ahí sí que digo: ¡qué espectáculo, oh Dios, qué grande eres, qué obra más maravillosa! Pero tenemos que pensar en que cada estrella tiene una sintonía y una relación directa con la tierra. Todo el cosmos tiene una relación directa con nosotros, y como ya no nos siente afines, todo se está coordinando para pedir a Dios Padre que nosotros retornemos a esa sintonía que tiene todo lo creado.



Yo siento que éste no es el momento para atemorizarnos. Es momento para doblar rodillas, pedir a Dios Misericordia, es tiempo para prepararnos espiritualmente y también materialmente.



Esta es la triste historia del Pueblo de Dios. Esta es la historia de todos los que han escuchado el llamado de Dios: terminamos crucificados, ¡pero en una Cruz de gloria!. Tenemos que estar dispuestos a crucificar nuestro yo. Pero como dice la Palabra del Señor: temedle a los que puedan dar muerte al alma, no al cuerpo.



Entonces nosotros mantengámonos firmes; pongamos atención a todo lo que hoy Papá Dios nos ha dicho. Nos ha recordado que cuando el Señor vino y habló a Su Pueblo, anunciándoles que iba a morir por los pecados de la humanidad, les dio antes ese tiempo de Misericordia. Cuando predicó y llamó a Su Pueblo, muchos obedecieron, pero la mayoría no obedeció. Cuando el Señor pagó por nosotros y fue crucificado, también ahí hubo un momento en que la naturaleza le reclamó al hombre esa desobediencia. La tierra tembló, se oscureció, hubo viento y terremoto; tan fuerte que las tumbas se abrieron y el velo del templo se rasgó.



Ahora está sucediendo lo mismo: estamos en este tiempo de Misericordia, y no hay que ser vidente para saber que después de este tiempo de Misericordia, va a haber un castigo para la humanidad. ¿Quién lo va a mandar… Dios? No, nosotros lo estamos atrayendo, como imanes. Por eso debemos multiplicar nuestras oraciones y toda nuestra entrega.



El lugar del cristiano en este momento es: convertirse en un intercesor incansable. Nosotros tenemos que dar fruto, orando, ayunando, haciendo actos de paciencia y proyectando el Amor de Jesús a los demás. Así vamos a vencer.



Mamá María lloró por Jesús, tanto que sintió Su Corazón traspasado de dolor pero ¿Quién reunió a los discípulos, a los seguidores de Jesús después de la Resurrección del Señor? La Madre. Entonces seamos todos imitadores de Mamá María y seamos todos una luz. Cada uno que se preocupe por llenar de aceite la lámpara y encenderla. El resplandor es para la gloria de Dios, eso es lo que nos están pidiendo en este momento.



SEAMOS LA LUZ DEL MUNDO.


 

Links relacionados

Coronilla a Dios Padre

Octava de Consagración a Dios Padre

Rosario al Padre Celestial

Rosario del Padre

 

 

Tu Padre Celestial te dice:

Creación no llores

El Umbral de mi Reino

Adonde miro, sólo veo traición

Puedo convertir tu aridez en árbol floreciente

   

 

Portada

Página anterior y principal (Meditaciones)

                              Página siguiente (La confesión convertida en instrumento de perdición)

              

 

Páginas nuevas:

Videos de música religiosa (popular)

Rosarios, Coronas y Coronillas

 

 

Esta página pertenece al sitio  "Oraciones y Devociones Católicas"

Visite siempre la Portada del sitio, siempre hay algo nuevo ahí.