MENSAJE Nº 22 SAN MIGUEL

 

 LAS BODAS DEL CORDERO

          

            

 

 

 
Yo, San Miguel Arcángel, Príncipe de la Milicia Celestial, después de todo lo dicho y expuesto, y la información brindada por el Cielo para preparar a su Ejército Militante para la gran tribulación y batalla.

 

Quiero hablarles de algo muy expectante para todo el Cielo y habitantes de la tierra, y es algo que llena al Cielo de gozo, porque el plan de redención del hombre, llegará a su culmen, y se cumple el plan perfecto de Dios, planeado por Él desde que creó al hombre a su imagen y semejanza, pero que por el pecado de Adán y Eva se vino abajo.


Este gran acontecimiento está a punto de suceder y es motivo de gran alegría para el Cielo. Las Bodas del Cordero, donde Cristo se desposará con su Iglesia, que son todos ustedes, pronto acontecerán.

Se unirán en el monte Sión, moradores de todos los confines de la tierra, y verán bajar a la Nueva Jerusalén vestida de novia. ¡Regocíjate Jerusalén! que tú pronto serás desposada por el León de la Tribu de Judá.


¡Regocíjate Israel! se acerca tu liberación.

Pueblo de Dios, canten y dancen, porque después de los dolores de parto que están a punto de comenzar fuertemente, la Virgen María de Guadalupe, dará a luz a la nueva humanidad, edificada en roca firme.

Todo será renovado.

Hemos estado hablando lo suficiente de la gran tribulación y la batalla que comenzará muy pronto, pero consideré pertinente hablar hoy al pueblo de Dios, de algo tan hermoso que traerá regocijo a todo pueblo, raza y nación.

No todo es catastrófico, pronto serán las Bodas del Cordero. ¡Canten y dancen! hijas de Sion. ¡Vístanse de lino fino! vírgenes prudentes, porque supieron esperar a su Rey con paciencia y perseverancia, hasta el final.
De ustedes, vírgenes prudentes, será la recompensa.

El enemigo está enfurecido, porque le queda poco tiempo; tienta a los hijos de Dios, con ideas de desesperanza y desánimo, al ver que la tierra está cada día más contaminada por el mal.

Pueblo santo de Dios, no vean sólo lo malo, piensen en la recompensa. El mal pronto pasará y todo será tan hermoso que llorarán de alegría.

Hoy quise que pusieran su mirada en esta buena nueva, y se despejaran un poco de tanta información con que los he estado preparando, porque no quiero que con los malos acontecimientos se pierdan en el desánimo, sin ver que todo esto pronto pasará, y se dará luz a la nueva creación.

Aunque los dolores de parto sean muy dolorosos, se viven con alegría porque se espera el nacimiento de un hijo, por eso vivan esta tribulación en La Paz y alegría de Cristo Jesús, y no pierdan su objetivo de vista, por muy malo que todo parezca pronto pasará.


La tierra gime, la creación se convulsiona, pero todo es para dar comienzo a la nueva creación.

Perseveren, Pueblo de Dios. Los encuentro muy acongojados con las malas noticias que se viven en el mundo, por esto quise mandar este mensaje.

¡Ánimo guerreros! que los espera el Nuevo Milenio, recompensa para los hijos fieles del Altísimo.

Las Bodas del Cordero, son preparadas por el Cielo con alegría y entusiasmo, sólo faltan los invitados, así que ¡alégrense!, ¡canten!, ¡regocíjense! Y vayan a la batalla con la frente en alto.

Guerreros de Cristo, todo será renovado y serán guiados por el Espíritu Santo.

No teman a lo venidero, regocíjense, que en la gran tribulación serán blanqueadas sus vestiduras y podrán entrar al Nuevo Milenio vestidos de lino fino, listos para las Bodas del Cordero. ¡Así que anímense! no pierdan de vista su objetivo: el Nuevo Milenio.

Los males pronto pasarán; el enemigo trata de sembrar en ustedes desesperación y angustia por lo venidero y el plan de Dios, es que vivan la gran tribulación con esperanza y en espera del triunfo de los dos Corazones Unidos de Jesús y de María.

Así que ¡regocíjense, canten y dancen! que su liberación está muy cerca.

Pueblo de Dios, ¡ánimo! Perseveren y confíen.


Si Dios está con ustedes, ¿quién contra ustedes?

¡MARANATHA!

¡Quién cómo Dios! ¡Nadie cómo Dios!


 

16 de Septiembre de 2016

 

 

 

 

 

 

Página anterior (Mensajes de San Miguel)

 

 Página siguiente (Mensaje Nº 23 - Instrucciones 1ª Parte)

 

 

 

 

 

Páginas principales

Portada

Índice General y páginas misceláneas

 

Dios Padre habla a Sus hijos

 

 Meditemos con Jesús (importante)

 

Mensajes de San Miguel Arcángel

 

Oraciones diversas

 

Selección de Letanías

 

Selección de Novenas

 

Oraciones Virgen María

 

Videos de música religiosa (popular)

 

Rosarios, Coronas y Coronillas

 

Nuestra Biblioteca

 

Hablemos de....

 

 

 

 

Esta página pertenece al sitio  "Oraciones y Devociones Católicas"

Visite siempre la Portada del sitio, siempre hay algo nuevo ahí.