Comed de Mi maná vivo

 y amad a Mi Madre

 

 

 

   Yo, el Rey Ilustre, Majestad sobre todas las majestades, Soberano sobre todos los soberanos, te llamo por gracia para comer esta vez el Maná Vivo:

                               El Pan del Cielo en la forma de la Eucaristía

 

   Y así, digo a esas iglesias cuyo clero no ha aceptado Mi Misterio: "volved a vuestro sano juicio y buscadme seriamente, y controlad vuestro resentimiento, también, contra Mi Madre.

Que toda raza sepa que Mi Carne y Sangre viene de Mi Madre.

 

Sí, Mi Cuerpo viene de la Santísima Virgen, de pura sangre.

                                                                                                  ¡Bendito sea Su Nombre!

 

 

Portada

Página anterior y principal (Meditaciones)

 Página siguiente (La mujer vestida de sol)

Páginas nuevas:

Videos de música religiosa (popular)

Rosarios, Coronas y Coronillas