Dios Padre

  Imaginad por un momento vuestro Juicio ante Mí

 

 

  

 

      

     

 

Temas:

 

Dejadme que Yo os enseñe, dejadme que os muestre Mi Amor y, si con esto no queréis venir a Mí, tomaréis libremente vuestro rumbo y no os detendré.  

Manteneos confiados en Mí, Mis pequeños, pase lo que pase, Yo siempre estaré junto a vosotros, veréis una Luz siempre que os guiará hacia Mí.

Ciertamente la prueba todavía será difícil, porque es una prueba en Fe y muchos todavía dudáis y no tenéis una Fe firme. Pedid para que ésta sea robustecida.

Os habéis vuelto hijos desobedientes y el hijo desobediente tiene que volver al buen camino, porque si no, se le espera un futuro cada vez peor si no se le reeduca.

Imaginad por un momento vuestro Juicio ante Mí, vuestro Dios, el alma llega hacia Mí, ha cumplido su misión en la Tierra, deja su cuerpo y su alma está ante Mí.

Aún en ésos momentos en donde creáis que no hay posibilidad de salvación para vuestro cuerpo o para vuestra alma, invocad inmediatamente Mi Santo Nombre o el de Mi Hija, la Siempre Virgen María.

 

 

 

 

Ofrecimiento, Habla Dios Padre

 

Sobre: Dejadme que Yo os enseñe, dejadme que os muestre Mi Amor y, si con esto no queréis venir a Mí, tomaréis libremente vuestro rumbo y no os detendré. 

 

Hijitos Míos, muchos todavía de vuestros hermanos, Me toman como el Dios Justiciero, el Dios Vengador, del Antiguo Testamento, el Dios castigador por vuestros pecados y por vuestros errores, pero no puedo ser así, Mis pequeños y, menos en estos momentos, cuando Satanás os ha venido castigando, golpeando durante tantos años, por siglos.

 

Estos son los momentos en que Mi Amor se ha de manifestar de lleno sobre toda la humanidad. Mi Amor está deseoso de derramarse sobre todos vosotros y para eso os he enviado Mi Santo Espíritu de Amor, para que vaya preparando vuestros corazones al gran recibimiento de Mi Amor en pleno, que pronto se dará sobre todos vosotros y, así la humanidad conocerá Mi Amor.

 

Con esto quiero quitar de la mente, de la gran mayoría de vosotros, lo que habéis venido pensando sobre Mí, que no es Mi Amor, que no es Mi Esencia. Ahora conoceréis Mi Verdadera Esencia, Mi Amor, Mi Perdón, Mi Comprensión por todos vosotros.

 

No hay ningún Padre tan comprensivo como Yo, porque conozco vuestra historia, conozco vuestro interior, conozco vuestra manera de pensar, conozco vuestra educación. Yo Soy el Único que puedo juzgar vuestros actos, vuestra manera de ser, vuestras faltas, vuestros errores y aciertos.

 

Por eso ahora Me conoceréis en Mi Amor y Mi Comprensión hará que muchos de vosotros regreséis a Mí, porque muchos de vosotros habéis sido afectados por el mal y habéis actuado por causa de ese mal durante vuestra vida, pero al conocer Mi Amor y Mi Comprensión, cambiaréis, Mis pequeños, porque sentiréis Mi Abrazo de Amor, sabréis que Soy un Dios Amorosísimo, que aún a pesar de vuestras faltas os sigo amando, que aún a pesar de vuestros errores os quiero levantar, que aún a pesar de la muerte espiritual en la que estéis, os quiero llevar a la vida eterna.

 

Si este Amor y esta Comprensión, este cariño que siento por cada uno de vosotros, no os es suficiente, haré todo lo posible, de cualquier manera por atraeros hacia Mí y hacia vuestra salvación eterna, pero si ya, en vuestro libre albedrío, no consentís en seguirme y buscar Mi Amor, entonces Mi Juicio Justo, caerá sobre vosotros, porque entonces ya no seréis hijos, seréis enemigos de Mi Amor y no puede haber un enemigo de Mi Amor en el Reino de los Cielos. Mi Juicio ahí será severo, porque no querréis cambiar, no querréis regresar al Amor, no querréis arrepentíos de vuestros pecados y ahí, entonces, ya no os podré presionar, porque vosotros escogeréis libremente, y con todo conocimiento de causa, esa vida que querréis llevar y que irá totalmente en contra de Mis Enseñanzas y de Mi Amor.

 

Yo pondré todo Mi Amor a vuestra disposición, Mi Perdón y Mi Corazón, para que vosotros os deis cuenta de que Yo no quiero ningún mal hacia vosotros, y vosotros escogeréis vuestro camino y vuestro futuro.

 

Confiad en Mí, venid a Mí los que dudáis, para que Yo quite la duda de vuestro corazón. Dejadme que Yo os enseñe, dejadme que os muestre Mi Amor y, si con esto no queréis venir a Mí, tomaréis libremente vuestro rumbo y no os detendré. Yo estoy con vosotros, no contra vosotros, entendedlo bien.

Gracias, Mis pequeños.

 

 

 

Primer Misterio, Habla Dios Padre

 

Sobre: Manteneos confiados en Mí, Mis pequeños, pase lo que pase, Yo siempre estaré junto a vosotros, veréis una Luz siempre que os guiará hacia Mí.

 

Hijitos Míos, ahora es tiempo en que volteéis a ver hacia el Cielo. Ya es tiempo, Mis pequeños, en que debéis olvidar las cosas de la Tierra, las cosas del mundo, la maldad del mundo. Ahora es cuando ya os uniréis al Cielo y para eso va a ser esta purificación, para que os separéis con lo que Satanás os engañó, con lo que Satanás, por mucho tiempo, os dañó. Es tiempo, os digo, que veáis hacia las cosas del Cielo, hacia lo que es vuestro, porque vosotros bajasteis a servirme y vosotros pertenecéis al Cielo. Es el tiempo en que veréis cosas maravillosas, bellísimas, que os extasiaréis de las bellezas que Yo os mostraré.

 

Pedid por aquellos que todavía tienen sus ojos cerrados a las cosas bellas y Divinas que Me pertenecen y que os pertenecen. Ayudadles, Mis pequeños, con vuestra oración, para que se vayan desarraigando de todo aquello que los ha llevado, quizá, hasta la perdición de sus almas, pero que todavía pueden recuperar, si ellos desean y aceptan Mi llamado, el llamado que se les va a hacer en su corazón.

 

Aquellos que están Conmigo, ya empiezan a sentir un cambio en su interior; seréis preparados, Mis pequeños, para que este cambio se vaya dando, tanto en vuestro interior como en vuestro exterior, porque vais a ser transfigurados en el Amor, para que podáis convivir con el Señor de Señores, con vuestro Dios Altísimo y, para eso, deberéis ser preparados, para que vistáis el traje de boda que es el estado de Gracia y la vida en el amor que tanto os he venido pidiendo, y que tanto os he dado para que vosotros tomarais y empezarais ya a vivir todas estas bellezas, pero que no hicisteis caso y que habéis desperdiciado tanto tiempo y ocasiones para vuestro cambio.

 

Ahora Mi Santo Espíritu se derramará sobre vosotros, para que vosotros vayáis entendiendo lo que quiero de cada uno de vosotros. Aceptad en vuestro corazón lo que Yo permita en vuestra vida y de esta forma, vuestra purificación, vuestros dolores, lo que Yo permita para que vosotros seáis purificados de vuestros pecados, os levantarán ante Mis Ojos y ante Mi Corazón y así podáis tener derecho a lo que Yo os daré, en breve, y podáis gozar plenamente de Mis regalos de Amor.

 

Manteneos confiados en Mí, Mis pequeños, pase lo que pase, Yo siempre estaré junto a vosotros, veréis una Luz siempre que os guiará hacia Mí. A pesar de que todo se vuelva oscuro, Yo estaré con vosotros. Dejaos guiar por esa Luz, la Luz de Mi Santo Espíritu, que dentro de vosotros os estará llevando por caminos seguros y por caminos libres de la maldad de Satanás, que se desatará de una manera, como nunca la habéis tenido sobre la Tierra, pero él nunca podrá contra aquellos que Yo ya he escogido, y tampoco podrá contra aquellos que Me escogerán en estos momentos de prueba.

 

Orad, orad por vosotros mismos, para que no falléis. Orad por vuestros hermanos, que tienen poca Fe y que están poco crecidos en el Amor y Mis Enseñanzas, para que no claudiquen en esta prueba.

 

Todo os llevará hacia el Amor, Mis pequeños, no temáis, porque no le podéis temer al Amor.

Gracias, Mis pequeños.

 

 

Segundo Misterio, Habla Dios Padre

 

Sobre: Ciertamente la prueba todavía será difícil, porque es una prueba en Fe y muchos todavía dudáis y no tenéis una Fe firme. Pedid para que ésta sea robustecida.

 

Hijitos Míos, Mi Gracia cae sobre buenos y malos, sobre justos y pecadores. Yo Mismo os he enseñado, a través de Mi Hijo, que vosotros debéis vivir en el Bien y para el Bien.

 

Os he pedido que respondáis con amor a todas las agresiones que tengáis, toda agresión mala que os quiera destruir en cuerpo o en alma. Vosotros deberéis siempre mostrar a vuestros hermanos que Yo ya Soy parte de vuestra vida, que estoy habitando en vosotros, que Yo Soy el que actúa, que Yo Soy el que habla, que Yo Soy el que vive ya entre vosotros, que vosotros solamente Me estáis prestando vuestro ser, pero que realmente es Mi Presencia entre vosotros y que de esta forma Me dejáis vivir nuevamente en la Tierra.

 

No os imagináis, Mis pequeños, cómo Me gustan estas almas que se han soltado totalmente a Mi Voluntad. Son almas buenas, almas que están buscando su santificación y que lo están logrando. Almas que se han querido ya apartar de todo aquello que no las deja crecer ni volar hacia Mí.

 

Cuando llegáis a este grado, Mis pequeños, en el cual Yo ya estoy plenamente en vuestra vida, es cuando os dais cuenta de todo el tiempo que perdisteis.

 

Sí, Mis pequeños, el hombre pierde mucho tiempo en vivir para el mundo y no vivir para Mí, pero Yo estoy siempre con vosotros y trato, de múltiples formas, que vosotros Me encontréis, desde que sois pequeñitos, para que no desperdiciéis el tiempo que a cada alma le concedo mientras vive aquí en la Tierra.

 

No os imagináis, Mis pequeños, cómo se arrepienten tantas almas cuando ya regresan a Mí y voltean a ver su vida terrena. Se arrepienten a tal grado, que Me piden que les regrese para reparar todo el daño que Me hicieron y todo el tiempo que desperdiciaron. Su deseo es bueno, pero solamente tenéis una oportunidad y esta oportunidad está basada en la Fe y en el amor. Mis pequeños, si vosotros Me habéis puesto como lo primero en vuestra vida y hay amor en vuestro corazón, podéis hacer grandes cosas por Mí, Mis pequeños, para engrandecer Mi Reino sobre la Tierra.

 

Pedid Sabiduría Santa a Mi Santo Espíritu de Amor, para que vosotros no os arrepintáis de lo que no pudisteis hacer. Esto es muy grave, Mis pequeños.

 

Utilizad pues, Mis pequeños, del tiempo que os quede, de la mejor forma, sobre todo, llevando una vida digna de hijos Míos, una vida de trabajo para la salvación de las almas como Mi Hijo os enseñó. Una  vida de agradecimiento hacia Mí, por tantas y tantas cosas bellas que os concedo a lo largo de vuestra vida y, sobre todo, mantened una firme Esperanza, llena de alegría y llena de amor, de conocer el futuro eterno que le tengo a cada una de las almas si cumplen con el bien que os pido.

 

Pedid por tantas almas que están tan desorientadas que hasta atacan lo que es Mío, lo que Me pertenece, lo que les da vida a tantas otras almas. Llevadles Mi Amor, pero antes, llenaos de Mi Amor.

 

Os bendigo, Mis pequeños, orad, por aquellos hermanos vuestros que están recelosos,  que no quieren abrir su corazón hacia Mí, por temores, que no saben qué pueda pasar y prefieren mantenerse en el lugar en el que están, aunque sea mediocre, pero no quieren avanzar hacia la perfección por temor, por falta de Esperanza, por falta de confianza hacia Mí.

 

Orad, Mis pequeños, porque hay muchas almas buenas y, sobre todo, necesarias, para que puedan dar un buen trabajo todavía en este tiempo por llegar. Orad por ellas y os damos Nuestra Vida, una Vida espiritual perfecta, para que vosotros cambiéis, Mis pequeños. Esta Vida la conocieron vuestros Primeros Padres y tenéis derecho a ella, si os mantenéis Conmigo. Cosas muy bellas tengo reservadas para aquellas almas que luchen por mantenerse en Mi Amor y bajo Mis Leyes.

 

No desperdiciéis ya más, Mis pequeños, todo lo que se os da, Satanás continuamente os está engañando y está tratando de que vosotros dudéis de todo lo que Yo os doy y de lo que estoy preparando para vuestro futuro inmediato.

 

Ciertamente la prueba todavía será difícil, porque es una prueba en Fe y muchos todavía dudáis y no tenéis una Fe firme. Pedid para que ésta sea robustecida y que sea a prueba de toda duda. Ya no debe haber duda en vuestro corazón, puesto que habéis sido escogido de tiempo atrás para ser evangelizados en Mi Amor. Esto os lo digo a vosotros, los que he escogido en grupos alrededor del mundo, y en oración y en espíritu os debéis unir para que forméis esa cadena que alguna vez os pedí que formarais, una cadena de Amor que rodeara al mundo y que traerá Luz al mundo a través de todo lo que Yo os he pedido que hagáis, especialmente, trayendo deseos de amor.

 

Os repito, estos son tiempos de Fe, de confianza plena en Mí y de un amor excelso, vuestro pequeño amor unido a la Excelsitud de Mi Amor.

Gracias, Mis pequeños.

 

 

Tercer Misterio , Habla Dios Padre

 

Sobre: Os habéis vuelto hijos desobedientes y el hijo desobediente tiene que volver al buen camino, porque si no, se le espera un futuro cada vez peor si no se le reeduca.

 

Hijitos Míos, cuando vosotros educáis a vuestros hijos, ciertamente los reprendéis, ciertamente los castigáis, pero eso lo hacéis con amor, porque queréis lo mejor para ellos. Si vosotros, que sois imperfectos, que sois tan pequeños, tratáis de hacer cosas buenas para vuestros hijos y sobre todo para allanarles el camino de su vida, no os imagináis, Mis pequeños, las bellezas de Mi actuar que serán para vosotros en estos tiempos de tribulación para reeducaros nuevamente en el Amor. Os habéis salido de Mis Leyes y Preceptos y, por haberlo hecho, quedasteis a merced de Satanás, porque en lugar de manteneros en Mi Gracia, en la pureza de vuestro corazón, en el actuar bueno que debierais tener, escogisteis caminos de maldad y, sobre todo, de traición a todo lo que Yo os había dado.

 

Ciertamente os tengo que reprender porque no habéis actuado según Mi Voluntad pero, los castigos que tendréis, os van a llevar a reeducaros en Mis Leyes y en Mi Amor.

 

El castigo, cuando se da, no se da solamente para producir dolor, se da para que entendáis que cometisteis un error y para que no lo volváis a cometer. Tendría que haber maldad en vuestro corazón, pero maldad satánica, para producir dolor a vuestros hijos o a vuestros hermanos, sin ningún beneficio futuro, así estaríais actuando en el mal y viviendo como Satanás actúa y, eso no es lo que Yo quiero de vosotros ni para vosotros, Yo os quiero reeducar, porque os habéis vuelto hijos desobedientes y el hijo desobediente tiene que volver al buen camino, porque si no, se le espera un futuro cada vez peor si no se le reeduca. Ya estáis viendo lo que habéis hecho con vuestra propia naturaleza y con la naturaleza que os rodea.

 

Veis que nada camina correctamente, nada se está dando como se debiera dar, eso quiere decir que no estáis actuando en el bien ni para el bien propio ni para el de vuestros hermanos y, como os habéis salido del camino correcto, tendréis estos sufrimientos para que os encaminéis nuevamente a lo que Yo os di.

 

Ciertamente Satanás os estará atacando en este tiempo para evitar que vosotros regreséis al buen camino, para que no toméis la vereda correcta, para que no regreséis a Mis Leyes y a Mi Amor y, por eso esto que tendréis en breve, no será una reprimenda normal, sino que será una batalla entre el Bien y el mal. Satanás querrá manteneros en el camino errado, que ya habéis escogido, y Yo, vuestro Dios, os estaré mostrando el camino correcto para que lo conozcáis, para que lo recordéis y volváis hacia él.

 

Tenéis el libre albedrío, os lo he dicho y por eso es una prueba en Fe, ¿escogeréis el camino errado, en el que estáis ahora, y os mantendréis ahí, o le daréis la espalda a todo lo malo, con lo cual habéis convivido, para tomar nuevamente el camino bueno que os llevará a la excelsitud de vuestra alma? Sois libres, os lo he dicho, pero el Bien está ahí, esperándoos. Vuestra decisión será definitiva y, de esta forma, no Me echaréis a Mí la culpa de lo que hayáis escogido. Soy un Dios Justo, pero vosotros tenéis la última palabra.

Gracias, Mis pequeños.

 

 

 

Cuarto Misterio, Habla Dios Padre

 

Sobre: Imaginad por un momento vuestro Juicio ante Mí, vuestro Dios, el alma llega hacia Mí, ha cumplido su misión en la Tierra, deja su cuerpo y su alma está ante Mí.

 

 Hijitos Míos, imaginad por un momento vuestro Juicio ante Mí, vuestro Dios, el alma llega hacia Mí, ha cumplido su misión en la Tierra, deja su cuerpo y su alma está ante Mí.

 

Ve perfectamente sus errores, sus aciertos, Mi Presencia es impactante para el alma, pero es amorosa también hacia ella. El alma no está acostumbrada a Mi Presencia, porque la mayoría de las almas no han tratado de vivirme durante su vida sobre la Tierra. Si el alma Me busca, durante su estancia en la Tierra, Yo Me dejo poseer y, entonces, el alma sí Me reconoce, el alma sí está Conmigo y cuando está ante Mi Presencia, es un momento bellísimo para ella y, sobre todo, el momento deseado de su corazón. Pero, como os digo, la gran mayoría de las almas no viven en la oración, no viven en esa intimidad Conmigo y por eso ese momento es impactante y, sobre todo, al darse cuenta perfectamente de sus errores y aciertos. Llora, llora sus errores, llora el haber perdido oportunidades grandísimas que Yo os concedo para servirme, pero sobre todo, para que podáis crecer en amor y tengáis un lugar más grande en Mi Corazón eternamente.

 

Ciertamente, tenéis también la presencia de las almas en el Cielo que os ven, que conocen ya vuestro actuar, bueno y malo. La balanza está ante vosotros y es un momento decisivo. Os mantendréis Conmigo o no se os dará la oportunidad de entrar al Reino de los Cielos por vuestro mal proceder y en ese momento el alma será condenada eternamente. Conoceréis todas las oportunidades que se os dieron para vuestro arrepentimiento y para vuestro crecimiento espiritual y, también, conoceréis todos los momentos que desperdiciasteis de vuestra vida y escogisteis para vivir en la maldad. Conoceréis el dolor que Me causasteis a Mí, en Mi Corazón, por vuestros errores y por la maldad que os hicisteis a vosotros mismos o a vuestros hermanos, que al hacerlo así, Me lo hicisteis a Mí, vuestro Dios.

 

Atacasteis vuestro cuerpo, atacasteis vuestra alma y, también, a vuestros hermanos. No respondisteis como un hijo de Dios debió de haber respondido ante los hombres y, sobre todo, no apartasteis el mal de vuestra vida ni luchasteis contra él y, además lo aceptasteis como medio de vida.

 

Conoceréis vuestro actuar espiritual, qué hicisteis y qué dejasteis de hacer para vuestra propia salvación y para la de vuestros hermanos a través de vuestra oración y de vuestra donación.

 

Conoceréis las veces que disteis mal ejemplo y que llevasteis a pecar a otras almas por el mal consejo que disteis y os juzgaré por los pecados que cometieron vuestros hermanos por el mal ejemplo que disteis.

 

También pondré del lado bueno de vuestra balanza, todo el bien que hicisteis, y buscaré en vuestros actos y en vuestros pensamientos todo aquello que os pueda salvar, todo aquello que pueda hacer que vuestra balanza se incline a vuestro favor, porque Yo no quiero que se condenen las almas, sois Mis hijos, Mis pequeños, sois Mis hijos, Soy vuestro Padre, Soy el Amor Infinito. Escudriñaré hasta lo más profundo de vuestro ser y ahí serán puestas todas vuestras buenas obras, todo aquello bueno que hicisteis para vuestros hermanos, tanto en lo espiritual como en lo material. Aquellos momentos en que os negasteis a vosotros mismos y visteis primero por el bien hacia vuestros hermanos, todo el bien que hicisteis a vuestros hijos y los sacrificios que hicisteis para ellos, para que crecieran en Mi Amor y en Mis Enseñanzas. Pondré ahí el bien que le hicisteis al hermano necesitado, todos los actos misericordiosos que, a lo largo de vuestra vida, realizasteis. Esos desvelos y dolores que os acarrearon, tanto las enfermedades y dolores de vuestros hijos, como por su desempeño erróneo, y vosotros os dabais en oración por ellos, para que regresaran a Mí. Tantas cosas bellas que a veces hacéis a lo largo de vuestra vida, pero que no Me ofrecisteis, en ese momento las tomaré y las pondré en la balanza, para que vosotros sintáis Mi apoyo y Mi deseo de vuestra salvación.

 

Y después de que haya escudriñado vuestro bien y vuestro mal, ahí estará la balanza ante vosotros, y será el momento decisivo para vuestro Juicio. Ahí estaréis, Mis pequeños, pendientes de Mi Justicia Divina. Mi Bien siempre os estará amparando, pero tampoco os podréis escapar del mal que hicisteis.

 

Procurad pues, Mis pequeños, cambiar, ahora que todavía tenéis vida sobre la Tierra, y empezad a preparar vuestro Juicio. Cada uno de vosotros sabe hacia dónde se va a inclinar la balanza. Pedidme pues que os ayude para que la balanza esté a vuestro favor y no temáis esos momentos que deben ser de bienestar y no de temor. De bienestar, porque sabréis que vuestra vida ha sido de ejemplo y de bien, que habéis tratado de luchar contra todo el mal que tenéis en vuestro interior y que os rodea.

 

Asegurad pues, con el tiempo que os queda, de llenar de bien todo el lado de la balanza que os favorecerá para que alcancéis la vida eterna Conmigo, con vuestro Dios.

Gracias, Mis pequeños.

 

 

 

Quinto Misterio, Habla Dios Padre

 

Sobre: Aún en esos momentos en donde creáis que no hay posibilidad de salvación para vuestro cuerpo o para vuestra alma, invocad inmediatamente Mi Santo Nombre o el de Mi Hija, la Siempre Virgen María.

 

Hijitos Míos, este es el tiempo en que ya no deberéis de dudar, sabiendo que, cuando algo se suceda en vuestra vida, entréis en vuestro corazón, Me preguntéis, y todo aquello que venga de Mí, siempre os va a dejar paz interior y un amor grande hacia vuestros hermanos.

 

Ciertamente, Satanás, como os he dicho, el rey de la mentira, estará tratando de desviaros, haciéndoos creer que el camino que toméis, será camino verdadero y camino de Luz. Se os ha dicho en las Escrituras que aún el mismo Satanás se podrá vestir como ángel de Luz, pero siempre os dejará desasosiego y duda en vuestro corazón y así es como sabréis, Mis pequeños, que es el mal el que os está atacando.

 

A veces tendréis qué hacer cosas difíciles o cosas que no comprenderéis, pero si esto os deja paz interior y sabiendo que vais a ayudar a vuestros hermanos a crecer en el amor, hacedlo, Mis pequeños, porque vendrá de Mí. En ningún momento dudéis, Mis pequeños, de esa paz que Yo os dejaré, esa es la señal segura de que estáis actuando en el buen camino, que estáis yendo por caminos de Verdad, por caminos que os van a traer hacia Mí.

 

La oscuridad ya os rodea y de eso se aprovecha Satanás, queriéndoos dar una luz que aparentemente será buena y como él ya se ha dedicado a llevar a la humanidad por caminos en donde lo que es maldad se ha tomado como bueno, ahí es donde vosotros deberéis acudir a Mí, para que os muestre perfectamente que aquello, a donde os ha llevado Satanás, no es lo correcto.

 

Al momento en que dudéis, entrad en vuestro corazón, Mi Santo Espíritu os estará indicando el camino correcto y, si vuestro camino se cierra en un callejón sin salida, siempre habrá una Esperanza que os salvará, porque Yo Soy vuestro Dios y en el imposible, ahí estoy siempre Yo. Todo lo imposible lo puedo hacer Yo Verdadero y fácil, siempre que estéis Conmigo.

 

Satanás siempre os va a llevar a caminos donde no encontréis salida y, nuevamente, el temor se apoderará de vosotros y, esa es una señal inequívoca de que es Satanás el que está guiándoos. Aún en esos momentos en donde creáis que no hay posibilidad de salvación para vuestro cuerpo o para vuestra alma, invocad inmediatamente Mi Santo Nombre o el de Mi Hija, la Siempre Virgen María e inmediatamente tendréis la ayuda necesaria. Recordad que son momentos en donde Mi Presencia Divina se dará entre los hombres, siempre y cuando confiéis plenamente en Mí. Por eso os repito, no dudéis, Yo Soy un Dios Omnipotente y en Mí siempre hay salvación y se podrá hacer patente en vuestra vida lo posible frente a lo imposible. En cambio, con Satanás, nunca permitirá que vosotros tengáis una luz que os ayude a salir de algún problema, tratará de destruir vuestro cuerpo y vuestra alma, pero sobre todo, ese deseo grande de salvación haciéndoos creer que ya no podréis obtenerla. Aún en esos momentos en que creáis que vuestra salvación es imposible, que ya os ha llevado a tal grado en el que creáis en que ya vuestra condenación es real y que no podréis tener perdón de Mí, vuestro Dios, no le hagáis caso, acudid a Mí y el perdón y vuestra ayuda, llegarán.

Gracias, Mis pequeños.

 

 


 

 

Portada

                 Página Principal (Índice del tema)  

                              Página Siguiente (Acudid ante Mí como el Padre que Soy)

 

Páginas nuevas:

 

 Meditemos con Jesús (importante)

 

Videos de música religiosa (popular)

 

Rosarios, Coronas y Coronillas

Nuestra Biblioteca

 

 

Esta página pertenece al sitio  "Oraciones y Devociones Católicas"

Visite siempre la Portada del sitio, siempre hay algo interesante ahí.