Dios Padre

  Cometéis tantos errores cuando no estáis Conmigo

 

 

  

 

      

      

 

Temas:

 

Hoy vuelvo a repetir lo mismo, “la mies es mucha, los operarios pocos”, voy tocando corazones para que transmitan Vida, pero casi no hay operarios que tengan Vida en su interior.

Cometéis tantos errores cuando no estáis Conmigo, Mis pequeños, pero no os queréis dar cuenta de ello.

Mi Paz es la que os va a ayudar a que actuéis correctamente, tanto de pensamiento como de palabra y de obra.

Nunca os salgáis de lo enseñado por Mi Hijo y de la Sabiduría que Yo os di desde antiguo y que tenéis en las Sagradas Escrituras.

No os apartéis pues, Mis pequeños, de éstas Enseñanzas que se os dan, porque os llevarán en un camino seguro, hacia lo que Nuestro Dios os tiene preparado.

 

 

 

 

Primer Misterio, Habla Dios Padre

 

 

Sobre: Hoy vuelvo a repetir lo mismo, “la mies es mucha, los operarios pocos”, voy tocando corazones para que transmitan Vida, pero casi no hay operarios que tengan Vida en su interior.

 

Hijitos Míos, en las Escrituras leéis “la mies es mucha, los operarios pocos”, fue en el tiempo, Mis pequeños, en el inicio de la transmisión de la Palabra, de esa Palabra que iba a traer Luz, Luz de Vida a todas las naciones. Mandé a Mis discípulos y apóstoles a todo el mundo a que transmitieran todo lo que Yo les había enseñado y llevaban Mi Santo Espíritu para que les diera Fuerza, Sabiduría, Valor, para transmitir estas Enseñanzas de Vida.

 

Mis pequeños, hoy vuelvo a repetir lo mismo, “la mies es mucha, los operarios pocos”, voy tocando corazones para que transmitan Vida, pero casi no hay operarios que tengan Vida en su interior, Satanás ha ido haciendo su obra alrededor de la Tierra, destruyendo la Vida que debierais tener todos en vuestro corazón. Porque si no tenéis Vida, ¿qué podréis transmitir a vuestros hermanos?

 

Por eso, Yo estoy íntimamente unido a los grupos de oración alrededor del mundo y multiplico vuestras oraciones, vuestra donación, vuestros sacrificios, vuestros dolores y, en cierta forma, vuestra agonía, porque vosotros os estáis dando cuenta de los errores que se están dando alrededor del mundo y, como Me amáis, vosotros sufrís con todo lo que está pasando, porque la humanidad se ha alejado de Mí, de vuestro Dios y eso Me causa mucho dolor.

 

Vosotros estáis Conmigo y entendéis esto, Soy vuestro Dios y os he tratado de dar todo lo necesario para vuestra salvación, pero el hombre no lo aprecia. Tenéis tanto que Yo os he dado para que crecierais espiritualmente, pero lo habéis desperdiciado y ni siquiera lo buscáis.

 

Los mismos padres de familia, que debieran enseñar a sus hijos pequeñitos Mi Amor, el respeto que Me deben tener, la vivencia de las Enseñanzas que se os dieron a través de Mi Hijo y de Mis Leyes y Sabiduría dada desde antiguo, ya no se da en los hogares. Los niños crecen sin soporte espiritual, los niños ya no están arraigados a Mí, y por eso apenas vienen esos vientos, ni siquiera fuertes, medianos o suaves, de los ataques de Satanás, inmediatamente caen en sus redes estos hijos vuestros, porque no les disteis un soporte espiritual para protegerse contra los ataques de Satanás.

 

¿Qué habéis hecho con vuestros hijos, que son Mis hijos?, no les estáis ayudando a crecer, a defenderse contra Satanás y de esta forma no pueden dar fruto bueno, Satanás Me los quita, los destruye, les promete tantas cosas, triunfos en la Tierra, riquezas, fama, y ¿de qué les sirve todo esto si han de perder su vida eterna?, y vosotros, padres, sois los culpables de que vuestros hijos no estén Conmigo y que hasta pactos hayan hecho con Satanás. Vosotros mismos los destruisteis, les echáis la culpa a ellos de sus errores, cuando vosotros no les ayudasteis a crecer en Sabiduría Santa, en Virtudes, en el Amor que debieran poseer y dar a los demás. Seréis juzgados vosotros, padres inconscientes del mal que les hicisteis a vuestros hijos, porque vuestro mal, también produjo frutos, pero malos, destructivos y la maldad que ellos puedan producir, indirectamente es causada por vosotros, porque vosotros no llevasteis a cabo bien vuestra tarea como progenitores. Ciertamente les disteis alimento para su cuerpo, pero no les disteis alimento para su alma.

 

Este es uno de los logros de Satanás sobre esta humanidad, el haber apartado a los hijos de Mis Leyes y de Mi Amor, echando a perder primeramente a sus padres. El mal ya está hecho, os habéis ya dado cuenta de vuestro error. Vuestra negligencia, necedad o flojera, o peor aún, la falta de amor hacia Mí, ha causado que vuestros hijos ahora estén con Satanás y no Conmigo.

 

Si os dais cuenta de vuestro error, podéis repararlo todavía, con oración, con donación, con arrepentimiento de corazón. Si vosotros venís a Mí arrepentidos y con el deseo grande de que vuestros hijos puedan ser salvados y den fruto bueno, con ese deseo de corazón, os perdonaré y ayudaré a vuestros hijos, para que en algún momento lleguen a Mí y se salven eternamente. Yo quiero lo mejor para vosotros, no quiero vuestra condenación.

 

Luchad pues, Mis pequeños, por reparar el daño que hicisteis a vuestros hijos y, quizá ya hasta esté llegando a vuestros nietos. Orad intensamente para reparar ese daño y que Yo lo restaure, pero necesito vuestra oración.

Gracias, Mis pequeños.

 

 

Segundo Misterio, Habla Dios Padre

 

Sobre: Cometéis tantos errores cuando no estáis Conmigo, Mis pequeños, pero no os queréis dar cuenta de ello.

 

Hijitos Míos, dadme las gracias porque todavía no padecéis los acontecimientos graves de la purificación y os pido que oréis muchísimo por vuestros hermanos que ya están sufriendo y que todavía van a sufrir más de estos acontecimientos graves. Es un acto de Caridad que necesito que vosotros tengáis, que salga de vuestro corazón, que oréis fuertemente por vuestros hermanos necesitados. Estoy permitiendo esto, Mis pequeños, para que el hombre poco a poco vea lo que pasa cuando os alejáis de Mí.

 

No queréis ver el pasado, no queréis aprender con lo ya sucedido, el pueblo judío padecía mucho cuando se alejaba de Mí y tardaba un tiempo en darse cuenta de que era por su error lo que les pasaba. Aquellos que se alejan de Mí, que se sienten autosuficientes, padecen fuertemente en su alma y también en su cuerpo, con sus posesiones materiales, pero especialmente en las espirituales.

 

Cuando os alejáis de Mí, morís, espiritualmente hablando, creéis que podéis salir adelante, con vuestras propias capacidades y debéis reconocer que no es así. Si no regresáis a Mí, si no Me buscáis, no tendréis esa paz interior que tanto necesitáis, que esa os lleva a la Sabiduría Santa. Cuando no estáis Conmigo, no podéis siquiera, pensar correctamente ni hacer juicios correctos que os lleven por caminos verdaderos. Cometéis tantos errores cuando no estáis Conmigo, Mis pequeños, pero no os queréis dar cuenta de ello.

 

Es vuestra culpa mucho de lo que está sucediendo, porque ciertamente hay hermanos vuestros que se han satanizado, que se han vuelto instrumentos de Satanás y estos hermanos vuestros están causando mucho problema entre vosotros. Debéis orar por ellos para que Yo los pueda rescatar de las garras de Satanás, pero sobre todo, para que dejen de ser instrumentos del maligno y vosotros ya no padezcáis los ataques del mal sobre vosotros y sobre toda la humanidad.

 

Regresad al buen camino, buscad de corazón todo aquello que sabéis que os falta, porque Mi Santo Espíritu os lo hace saber. Nunca podréis llevar un camino seguro y que os lleve a un verdadero Bien si no estáis Conmigo y si Mi Sabiduría no os guía.

 

Os amo mucho, Mis pequeños y por eso Me manifiesto ante vosotros. Recibid Mis Bendiciones y os envío a Mi Santo Espíritu para que os guíe en estos momentos de oscuridad mundial.

Gracias, Mis pequeños.

 

 

Tercer Misterio, Habla Dios Padre

 

Sobre: Mi Paz es la que os va a ayudar a que actuéis correctamente, tanto de pensamiento como de palabra y de obra.

 

Hijitos Míos, os pido perseveréis y os mantengáis firmes en las Enseñanzas que se os han dado a lo largo de vuestra vida y, especialmente en estos tiempos, en donde he acrecentado el Conocimiento que debéis tener, porque los acontecimientos serán graves y, si no estáis bien cimentados, como dice en las Escrituras, “Hasta los justos podrían perderse si los tiempos no fueran acortados”.

 

Ciertamente la prueba va a ser muy difícil, pero si estáis Conmigo, fácilmente venceréis. Satanás tiene un potencial mucho mayor que el vuestro, si lo veis solamente a nivel humano, pero al momento en que os unís a Mí, ya no es vuestro potencial humano el que cuenta, sino Mi Potencial Divino el que lo va a detener. Por eso no os debéis apartar de la oración, de los Sacramentos, de la vida de ejemplo y de oración íntima Conmigo, porque habrá momentos en que os sentiréis solos, abandonados, sin un rumbo fijo y quizá, hasta con un futuro oscuro, pero no debéis temer a nada, puesto que Yo estoy con vosotros. Lo veréis esto palpablemente, Mis pequeños, como cuando os quieran destruir, perseguir o hacer un daño porque estáis hablando de Mí, porque estáis llevando un buen ejemplo a vuestros hermanos, porque estáis llevando vida espiritual a los necesitados. Ciertamente se os atacará, pero si vosotros acudís a Mí, tendréis una gran Fortaleza para resistir todo aquello humano que pueda afectaros.

 

Yo estaré con vosotros en todo momento, os he dicho que Yo tomaré el dolor de vuestros padecimientos de estos tiempos. Yo necesito que estéis Conmigo en todo momento, porque Mi Sabiduría es la que os va ayudar a salir de problemas muy graves y que, de hecho, tendréis varios de estos problemas cada uno de vosotros. No desesperéis, tomad todo con tranquilidad, porque si estáis tranquilos y en paz, tendréis Sabiduría Divina con vosotros. Si vosotros os desesperáis, os puede destruir el maligno, porque no estaréis ni actuando ni pensando correctamente.

 

Recordad lo que Mi Hijo les decía a los habitantes de los hogares que Él visitaba, “que la Paz esté con vosotros” y por eso debéis buscarla con ahínco, con gusto y con una necesidad imperiosa. Mi Paz siempre debe estar con vosotros, porque os repito, Mi Paz es la que os va a ayudar a que actuéis correctamente, tanto de pensamiento como de palabra y de obra. Yo os deseo en estos momentos, que Mi Paz quede con vosotros y con los vuestros, para que la Paz que ahora os doy, os haga recapacitar sobre vuestra vida pasada, de lo que está sucediendo ahora a vuestro alrededor y lo que debéis pedir y vivir en el futuro, que es el estar íntimamente ligados Conmigo, con vuestro Dios.

Gracias, Mis pequeños.

 

 

Cuarto Misterio, Habla Dios Padre

 

Sobre: Nunca os salgáis de lo enseñado por Mi Hijo y de la Sabiduría que Yo os di desde antiguo y que tenéis en las Sagradas Escrituras.

 

Hijitos Míos, pedidme de corazón, que la Luz del Espíritu Santo os ilumine y os dé la Sabiduría que necesitáis para estos tiempos. Satanás está atacando fuertemente a toda la humanidad. Os está llevando a una confusión tremenda y, la tendréis muy pronto dentro de la Iglesia.

 

Vosotros conocéis lo que está pasando, porque os lo he dicho y os he prevenido a lo largo del tiempo y aún dentro de las Escrituras está anunciado lo que tendréis y padeceréis en estos tiempos. Pero hay muchos hermanos vuestros que no entienden los tiempos y no son cautos, como os he pedido que seáis, y mansos para no causar problemas, porque el que está Conmigo y conoce la Verdad, tiene paz en su interior, acepta Mi Voluntad, pero también actúa con Sabiduría y con inteligencia.

 

Veréis cómo se irán sucediendo los acontecimientos y tendréis las capacidades, con la ayuda de Mi Santo Espíritu, de ir resolviendo la problemática que se os irá presentando, pero tendréis que ayudar a muchos de vuestros hermanos, que no entienden ni entenderán los acontecimientos y les ayudaréis para que no caigan en los errores a donde Satanás quiere que caigáis todos vosotros, porque al crear confusión ya no sabréis a quién creer ni hacia dónde ir.

 

Satanás manipulará la misma Iglesia y, vosotros mismos tendréis que ser cautos y os indicará Mi Santo Espíritu a dónde ir. Nunca os salgáis de lo enseñado por Mi Hijo y de la Sabiduría que Yo os di desde antiguo y que tenéis en las Sagradas Escrituras. Todo aquél que se salga de este Conocimiento y de esta Sabiduría, no viene de Mí y estará en contra Mía y también de cada uno de vosotros.

 

Sed prudentes y siempre mantened la paz, como Mi Hijo os enseñó. No os dejéis llevar por la violencia, sino al contrario, daos en totalidad para mantener la paz, tanto en vuestro interior, como en donde estéis, ayudando a los que estén a vuestro alrededor. Imitad a Mi Hijo en todo momento, Él es el Gran Maestro, el Maestro Divino que os ha enseñado a vivir de acuerdo a lo que se vive en el Cielo y lo deberéis vivir aquí en la Tierra y, así, las profecías y el Conocimiento dado, se irá cumpliendo, porque vosotros actuaréis con la Verdad y en el Amor.

Gracias, Mis pequeños.

 

 

Quinto Misterio, Habla la Santísima Virgen María

 

Sobre: No os apartéis pues, Mis pequeños, de estas Enseñanzas que se os dan, porque os llevarán en un camino seguro, hacia lo que Nuestro Dios os tiene preparado.

 

Hijitos Míos, Soy vuestra Madre, la siempre Virgen María. Yo, como Madre vuestra voy cuidando vuestro paso. Sois Mi Calcañal, sois los hijos escogidos para estos tiempos, para lograr el cambio que se necesita ya sobre la Tierra.

 

Nuestro Padre os dio por cuidado la Tierra entera, el universo, todo lo creado, pero principalmente, la pureza y santidad de vuestra alma y no habéis logrado ni lo uno ni lo otro y esto debiera avergonzaros de corazón, porque no habéis sido los hijos aplicados y buenos que hubiéramos querido que fuerais.

 

El mal ha crecido porque os alejasteis de la oración, os alejasteis del bien que debisteis haber hecho y que no hicisteis. No fuisteis buen ejemplo para vuestros hermanos y muchos de vosotros creasteis escándalo y disteis mal ejemplo con vuestras palabras y obras hacia vuestros hermanos menores y así os puedo ir enumerando, Mis pequeños, vuestros errores y os lo digo porque os amo y quiero que estéis conscientes en el daño que Le habéis causado al Santísimo Corazón de Nuestro Padre, en Su Santísima Trinidad, y a Mi Corazón también de Madre.

 

En una familia, cuando alguno de los hijos o varios de los hijos no actúan de acuerdo a las enseñanzas y a los deseos que se os dan, y que uno quisiera que hubieran, los padres se agobian, sufren y los hijos buenos también.

 

La humanidad, casi en su totalidad, Nos está causando mucho dolor y, como vemos que estáis sufriendo los que estáis con Nosotros y estáis intercediendo por vuestros hermanos, Nuestro Padre ha escuchado vuestras oraciones, vuestros ruegos, está sintiendo el dolor, de vuestro corazón, porque sois sinceros por el mal que estáis viendo a vuestro alrededor y que no debiera ser y por eso, esto tiene que terminar ya, por el bien de la humanidad y, especialmente de los que están con Nosotros, los hijos buenos, los hijos escogidos.

 

Ciertamente, a ellos los está atacando mucho más fuerte Satanás, pero Nosotros os estamos protegiendo. Por otro lado, Mis pequeños, también estáis recibiendo muchas Bendiciones y esto os crea también un compromiso grande, porque si mucho se os está dando, también mucho debéis dar para la salvación de vuestros hermanos que necesitan de ser protegidos y salvados de las garras de Satanás.

 

El Bien triunfará, pero mientras tanto el mal os hará sufrir mucho, manteneos unidos entre vosotros como grupo y, espiritualmente, uníos también a los grupos de oración alrededor del mundo, que hemos escogido, para que esa Fuerza crezca y aniquile las fuerzas de Satanás.

 

No claudiquéis, sois pocos, pero estáis unidos al Cielo, estáis unidos al Poder Divino, estáis unidos y protegidos por el Amor de Nuestro Dios, en Su Santísima Trinidad, y por eso debéis confiar plenamente en los deseos de Nuestro Dios y en lo que debéis hacer cada uno de vosotros.

 

Cada uno de vosotros tenéis una misión en lo particular, pero también en grupo. Y vuestra oración, tiene que estar guiada, principalmente, para la salvación de aquellas almas que no quieren vivir de acuerdo a lo que Nuestro Dios Nos pide. Son almas que necesitan regresar al Reino de los Cielos, porque Nuestro Dios las ama pero ellas, al estar alejadas de las Enseñanzas que se os han dado, no saben cómo hacerlo y, por eso, vuestra oración, vuestro apostolado, vuestra donación, les ayudará en su regreso hacia los Bienes Divinos, que son las Enseñanzas de Mi Hijo, para que se logre, por fin, los deseos de Mi Hijo, de “amaos los unos a los otros” y así unáis el Cielo con la Tierra porque, ciertamente, es el Amor el que os va a unir con el Cielo, no otra cosa, Mis pequeños, es el Amor, pero el Amor de corazón y el Amor de donación, que fue lo que os enseñó Mi Hijo.

 

No hay algo más grande que el Amor que podáis dar a vuestros hermanos y, ahora, es el tiempo del Amor, porque es el Amor el que hará el cambio en los corazones, es el Amor el que le quitará fuerza a Satanás, es el Amor el que os unirá con vuestros hermanos en el Cielo, es el Amor el que os santificará.

 

No os apartéis pues, Mis pequeños, de estas Enseñanzas que se os dan, porque os llevarán por un camino seguro, hacia lo que Nuestro Dios os tiene preparado.

Gracias, Mis pequeños.

 

 

 

 

 

Portada

                 Página Principal (Índice del tema)  

                              Página Siguiente (El seguirme cuesta, duele y......)

 

Páginas nuevas:

 

 Meditemos con Jesús (importante)

 

Videos de música religiosa (popular)

 

Rosarios, Coronas y Coronillas

Nuestra Biblioteca

 

 

Esta página pertenece al sitio  "Oraciones y Devociones Católicas"

Visite siempre la Portada del sitio, siempre hay algo interesante ahí.