ENCUENTRO

 

Sediento estaba de ti

anhelaba este encuentro

sentir un gran fervor al orar

 vivir encuentro.

 

 

 Conocerte quiero mi señor

dueño de mi vida y todo aliento,

 es mi ser lo que deseo

sin reserva te lo entrego.

 

 

 Haz de mi tu voluntad 

 yo mi vida te la ofrezco,

tómala Dios mío,

en tus brazos yo no muero.

 

 

  Mary Paz Renteria, nos ha enviado esta hermosa plegaria de su autoría. En ella se refleja el ofrecimiento de la vida a Dios, y la esperanza en el encuentro con Él.  Mary Paz nos da un ejemplo que pese a que la ciencia no ha encontrado cura a la enfermedad que la aqueja, su sentimiento es el de anhelar ese encuentro con Dios y no de rebeldía, rabia y pena, sentimientos muy comunes en nosotros cuando los problemas de todo tipo llegan a nuestras vidas. Debemos hacer siempre lo que ella refleja en esta hermosa plegaria, abandonarnos en Cristo y esperar con los brazos abiertos el definitivo y personal encuentro con Dios en la Patria Celestial.

   Portada

Página anterior (Oraciones)

Página Siguiente (Oración Purgatorio -Santa  Gertrudis)

 

Páginas nuevas:

 Meditemos con Jesús (importante)

Videos de música religiosa (popular)

Rosarios, Coronas y Coronillas