Habéis dejado de adorarme

 

 

   Generación actual, habéis dejado de adorarme y en su lugar habéis multiplicado vuestros falsos dioses. No obedecéis Mis Mandamientos, ni observáis Mi Ley. Os habéis convertido en una era de desdicha.

  Rara vez Me invocáis para adorarme. Ya no me llamáis por amor ni Me honráis ofreciéndome vuestros servicios. Los he estado llamando todos los días de vuestra vida, para recordarles quién es vuestro Padre Celestial, al que tendrán que volver, pero vuestro corazón no está puesto hacia Mí, ni está dispuesta vuestra mente, porque preferisteis cortar el cordón umbilical que nos une y nos hace uno, redactar vuestras propias leyes y llamaros ateo. llevados por la vanidad, os queréis considerar iguales a Mí.

  ¡Oh, era de desdicha! Estás sirviendo a la locura en vez de la Sabiduría. Estáis sirviendo al demonio en vez de vuestro Santo. No estáis obedeciendo Mis Mandamientos, no; vosotros NO estáis observando la Ley que os impuse.

¿Comprendéis lo que os digo?

No estáis observando la ley que os impuse. Me estáis poniendo a prueba sin parar. 

 

Portada

Página anterior y principal (Meditaciones)

  Página Siguiente (Benditos los que creen en Mí)

 

 

Páginas principales

Portada

Índice General y páginas misceláneas

Dios Padre habla a Sus hijos

 Meditemos con Jesús (importante)

Oraciones diversas

Selección de Letanías

Oraciones Virgen María

Videos de música religiosa (popular)

Rosarios, Coronas y Coronillas

Nuestra Biblioteca

 

 

Esta página pertenece al sitio  "Oraciones y Devociones Católicas"

Visite siempre la Portada del sitio, siempre hay algo nuevo ahí.