LA CONSAGRACIÓN DIARIA

 AL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

 

 

 

Pintura: Lourdes Rivera

 

 

(Acto de Consagración que hizo de sí Santa Margarita María al Divino Corazón de Jesús)

 

  Yo, (decir su nombre) me dedico y consagro al Sagrado Corazón de Nuestro Señor Jesucristo; le entrego mi persona y mi vida, mis acciones, penas y sufrimientos, para no querer ya servirme de ninguna parte de mi ser sino para honrarle, amarle y glorificarle. Ésta es mi irrevocable voluntad: pertenecerle a Él enteramente y hacerlo todo por amor suyo, renunciando de todo mi corazón a cuanto pueda disgustarle.

 

  Te tomo, pues, Corazón Divino, como único objeto de mi amor, por protector de mi vida, seguridad de mi salvación, remedio de mi fragilidad y mi inconstancia, reparador de todas las faltas de mi vida, y mi asilo seguro en la hora de la muerte. Sé, pues, Corazón bondadoso, mi justificación para con Dios Padre, y desvía de mí los rayos de su justa indignación. Corazón amorosísimo, en ti pongo toda mi confianza, porque, aun temiéndolo todo de mi flaqueza, todo lo espero de tu bondad. Consume, pues, en mí todo cuanto pueda disgustarte o resistirte. Imprímase tu amor tan profundamente en mi corazón, que no pueda olvidarte jamás, ni verme separado de ti. Te ruego encarecidamente, por tu bondad que mi nombre esté escrito en ti. Ya que quiero constituir toda mi dicha y toda mi gloria en vivir y morir llevando las cadenas de tu esclavitud. Así sea.

 

 

 

Anexo

 

 

Mensaje del Santa Margarita María Alacoque a Marcos Tadeu, Jacareí, Brasil (Vidente del Sagrado Corazón de Jesús)


 


    “Marcos, Yo Soy Margarita María Alacoque, la vidente del Sagrado Corazón de Jesús de Paray-le-Monial. Yo también amo y defiendo este lugar con la Gracia que me concedió el Señor Dios Todo Poderoso. Velo por este lugar y cada vez que algún mal se aproxima a él, a ti y a tus compañeros, en seguida yo ya levanto el Sacratísimo Corazón de Jesús, clamo Su Nombre y domino así los males que contra este lugar se levantan. De la misma forma defiendo todo aquel que divulga los Mensajes de los Sacratísimos Corazones Unidos de este lugar y que luchan y que trabajan por el bien de este lugar.



   Yo deseo que los primeros viernes del mes en desagravio al Corazón de Jesús y los primeros sábados vuelvan a se practicados con el fervor y la devoción del inicio. Deseo que esa devoción reparadora a los Corazones de Nuestro Señor y de la Madre de Dios, unida también a la devoción al Corazón Amantísimo de San José en el Primer Domingo, se difunda y sea practicada por todos.



   Si el rey de Francia hubiese oído los llamados que Nuestro Señor le dirigía por medio de mí, si él hubiese hecho la devoción reparadora al Corazón de Jesús y hecho que todo el reino de Francia también la practicase no habría tenido la revolución Francesa con sus males y sus persecuciones contra la Santa Fe Católica y los siervos de Dios.



  De la misma forma, si vosotros no hicieres esta devoción reparadora y no la difundieres, vendrán graves sufrimientos para vosotros en el Brasil y para el mundo. Tan graves y hasta peores que aquellos que vinieron sobre el reino de Francia por no haber obedecido los Mensajes de Nuestro Señor en Paray-le-Monial. Por eso yo les pido, a todos vosotros, que difundan la devoción reparadora a los Corazones Unidos, que recéis el Santo Rosario Meditado diariamente, que coloquéis a los Tres Sagrados Corazones Unidos entronizados en Vuestros Hogares y que delante de Ellos en los primeros Viernes, Sábados y Domingos Consagréis Vuestras Familias, Consagréis Vuestras Almas y hagáis así acto de reverencia, de desagravio y renovación de las Promesas de Vuestro Bautismo, de Vuestra Fe y de Vuestra Consagración a los Sacratísimos Corazones Unidos por tosa la Eternidad. Si esto fuere hecho atraeréis la Misericordia de Dios. Si no fuere hecho atraeréis la Justicia, la Cólera y los Castigos de Dios.



   Santos son los decretos del Señor y justos Sus designios. Marcos, yo te bendigo con todos aquellos que son queridos a tu corazón, a todos vuestros corazones. Te bendigo y bendigo también a todos aquellos que te quieren en su corazón y hoy, una vez más repito: Que reine el Corazón de Jesús en todas las Naciones, en todos los Pueblos ahora y por los siglos de los siglos!”

 

 

 

 Devoción a la Sagrada Cabeza de Jesús, que complementa a la del Sagrado Corazón

 

 

 

Página anterior (Oraciones)

 

Página Siguiente (Consagración a Cristo Rey)

 

 

 

 

 

Páginas principales

Portada

Índice General y páginas misceláneas

 

Dios Padre habla a Sus hijos

 

 Meditemos con Jesús (importante)

 

Oraciones diversas

 

Oraciones Virgen María

 

Videos de música religiosa (popular)

 

Rosarios, Coronas y Coronillas

 

Nuestra Biblioteca

 

Hablemos de....

 

 

 

 

Esta página pertenece al sitio  "Oraciones y Devociones Católicas"

Visite siempre la Portada del sitio, siempre hay algo nuevo ahí.