¡EL CHOQUE DE DOS ASTEROIDES

 FORMARÁ MI GLORIOSA CRUZ!
 

 

 

  LLAMADO DE JESÚS SACRAMENTADO A LA HUMANIDAD.
 



      Hijos míos, paz a vosotros.

      El choque de dos asteroides formará mi Gloriosa Cruz. El impacto hará estremecer la tierra y moverá su eje, haciendo que el tiempo se acorte más y más. La Santa y Divina Voluntad de mi Padre
no permitirá que estos dos asteroides choquen con la tierra, porque de hacerlo, sería catastrófico para la creación y sus criaturas. Mi Padre permitirá que choquen en el espacio para mostrar a los hombres su grandeza y misericordia en bien de la humanidad; a cambio del desastre lo que verá la humanidad será la Gloriosa Cruz de su Hijo, que brillará por siete días y siete noches en el firmamento anunciando la proximidad del Aviso.



     Hijos míos, preparaos para este gran acontecimiento y no tengáis miedo; mi Gloriosa Cruz será sanación y redención para muchos, más otros la rechazarán y otros tantos dirán que es fenómeno celeste sin importancia. Los hombres de ciencia dirán que es un fenómeno cósmico como la alineación de los planetas; pero vosotros pueblo mío, sabéis que
es un llamado del cielo para que os preparéis para el despertar de conciencias.



     Hijos míos, todos los acontecimientos se han acelerado por la maldad y el pecado de esta generación impía; por eso mi Padre en su Santa Voluntad os enviará estas señales para que os reconciliéis con Dios
y retoméis cuanto antes el sendero de vuestra salvación. La Trinidad Santa no quiere que se sigan perdiendo tantas almas por falta de conocimiento. Agradeced pues a mi Padre, porque grande es su amor y eterna es su misericordia, que aún sabiendo que sois una raza de dura cerviz, os dará la oportunidad de volver a Él, para que así volváis a retomar el camino que os llevará a la vida eterna.



    De nuevo os digo, preparaos hijos míos,
porque vuestros ojos verán acontecimientos nunca antes vistos por ojo alguno (1) ; dichosos vosotros que a pesar de toda vuestra miseria y pecado, mi Padre os ha escogido para que mañana un resto de vosotros sea su heredad (2), su pueblo elegido. Orad hijos míos, con mi rosario de la misericordia, no dejéis pasar mi hora, porque grandes indulgencias estoy concediendo a las almas en este tiempo de tanta oscuridad.

Que mi paz os acompañe y mi bendición os proteja.

Vuestro Padre, Jesús Sacramentado. El Amigo que nunca falla.

Dad a conocer mis mensajes en todos los confines de la tierra.
 

(1) El alma será separada del cuerpo por algunos instantes (puede no ser tan poco rato) y será traslada al lugar que le correspondería si hubiese muerto realmente. No es una ilusión, o una representación, se viajará realmente al Cielo, Purgatorio o Infierno. Allí se gozará o se sufrirá como si realmente se estuviese allí. Se verá el estado del alma, algunos no lo resistirán. ¿Cómo evitar viajar al Infierno? Cambio de vida y Confesión de Vida. Esto último significa hacer una confesión ante un sacerdote de todos los pecados cometidos durante la vida. Se incluyen los confesados y los no confesados.

(2) En las Nuevas Tierras

 

 

Portada

Página anterior y principal (Meditaciones)

  Página Siguiente (Mis sagrarios son espacios del Cielo aquí en la Tierra)

 

 

Páginas principales

Portada

Índice General y páginas misceláneas

Dios Padre habla a Sus hijos

 Meditemos con Jesús (importante)

Reflexiones y mensajes de María

Mensajes: El Libro de la Verdad

Oraciones diversas

Selección de Letanías

Selección de Novenas

Oraciones Virgen María

Videos de música religiosa (popular)

Rosarios, Coronas y Coronillas

Nuestra Biblioteca

Hablemos de....

 

 

 Esta página pertenece al sitio  "Oraciones y Devociones Católicas"

Visite siempre la Portada del sitio, siempre hay algo nuevo ahí.