Oración de Arrepentimiento, Sanación y Liberación

(Entregada por Jesús recientemente)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  Esta es una oración de arrepentimiento, sanación y liberación. Jesús nos dice  que esta "oración de exorcismo" se necesita en nuestros tiempos tan llenos de maldad. Es una oración nueva entregada por el propio Jesús. Él ha estado insistiendo que debemos protegernos del mal, cuando nos pide que recemos tres oraciones todos los días, una de ellas es una al Arcangel San Miguel (Las Tres Oraciones).

 

Dice Jesús: "Las personas no saben como repudiar a Satanás completamente en sus oraciones. El demonio los está controlando, cegándolos y dándoles muchos sufrimientos, ya sea por medio de la enfermedad o tomándolos cautivos. Jesús dice también, que mucha gente venera a falsos dioses (ídolos)".

 

Esta oración será muy efectiva si se reza con el corazón y con sinceridad.

 

 

   

Rezar en lo posible todos los días:

 

 

 

El Señor ha dicho: "Que se arrepientan ante Mí con esta palabras":

 

 

  

 

Señor, me has soportado todos estos años con mis pecados,

pero a pesar de ello has tenido compasión de mí.

 

 

Te suplico, Señor, que me salves de todo mal.

Ven ahora, Jesús.

Ven ahora a habitar en mi corazón.

 

 

Me he descarriado en todos los aspectos,

pero ahora no quiero pecar más.

Te he agraviado y he sido injusto.

Ya no lo seré nunca más.

 

 

Te suplico, Señor, que me salves de todo mal.

Ven ahora, Jesús.

Ven ahora a habitar en mi corazón.

 

 

Renuncio al pecado, renuncio al Demonio,

renuncio a la iniquidad que ensucia mi alma.

Libera mi alma de todo lo que es contrario a Tu santidad.

 

 

Te suplico, Señor, que me salves de todo mal.

Ven ahora, Jesús.

Ven ahora a habitar en mi corazón.

 

 

Perdóname, Señor, y permíteme descansar en Ti.

Porque Tú eres mi Escudo, mi Redentor y mi Luz,

y en Ti confío.

 Desde hoy, Señor, Te bendeciré en todo momento.

 

 

Te suplico, Señor, que me salves de todo mal.

Ven ahora, Jesús.

Ven ahora a habitar en mi corazón.

 

 

Repudio el mal y a todos los demás dioses e ídolos,

porque Tú eres el Altísimo sobre el mundo entero,

trascendiendo de lejos a todos los demás dioses.

 

 

Te suplico, Señor, que me salves de todo mal.

Ven ahora, Jesús.

Ven ahora a habitar en mi corazón.

 

 

Con Tu poderoso brazo, sálvame de la mala salud,

sálvame de estar cautivo,

sálvame de los conflictos

y derrota a mi enemigo el Demonio.

¡Ven pronto en mi ayuda, oh Salvador!

 

 

Te suplico, Señor, que me salves de todo mal.

Ven ahora, Jesús.

Ven ahora a habitar en mi corazón.

 Amén.

 

 

 

 

Recomendamos

 

La fascinación del pecado de la carne

 

 

 

 

 

 Página anterior (Oraciones)

 

Página siguiente (Oración de protección)

 

 

 

 

Páginas principales

Portada

Índice General y páginas misceláneas

 

Dios Padre habla a Sus hijos

 

 Meditemos con Jesús (importante)

 

Oraciones diversas

 

Selección de Letanías

 

Selección de Novenas

 

Oraciones Virgen María

 

Videos de música religiosa (popular)

 

Rosarios, Coronas y Coronillas

 

Nuestra Biblioteca

 

Hablemos de....

 

Esta página pertenece al sitio  "Oraciones y Devociones Católicas"

Visite siempre la Portada del sitio, siempre hay algo nuevo ahí.