QUEREMOS DECIRLES ALGUNAS COSAS AL CUMPLIR 10 AÑOS DE VIDA

 

 

 

 

 

Una nueva vida nos espera, en las Nuevas Tierras o en el Reino de los Cielos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

1.- Introducción.

2.- Un suave giro de timón.

3.- La confesión y cuánto nos costó acudir.

4.- La gran esperanza en este final de los tiempos.

5.- El extraño visitante.

6.- Página Anexa (Muy importante que la lean)

 

 

 

Introducción

 

    Primero que todo darles las gracias a todas las personas que nos han escrito y colaborado en estos 10 años de vida. Es muy gratificante para nosotros cuando recibimos correos de parte de ustedes donde nos dicen que el Portal les ha servido para acercarse a Dios, para dejar de ser tibios y para reflexionar sobre la propia vida y su misión aquí en la tierra. De cierta forma los hemos golpeado, les hemos estremecido el alma y muchos han reaccionado en la forma que nosotros esperábamos.

 

 

    El Portal partió con la misión de recordar oraciones antiguas que se encontraban perdidas en viejos libros. Su núcleo fue la página de Santa Rita de Casia, nuestra primera página y de allí se gestaron las otras. No a mucho andar y gracias a una gran colaboradora iniciamos la recopilación de los rosarios, coronas y coronillas y así fueron pasando los años y nosotros también crecimos espiritualmente junto a ustedes y a la sombra del Portal Católico.

 

 

    Varias veces tuvimos que cambiarnos de alojamiento, y partir nuevamente de cero, algunas veces porque los hosting se terminaron, otras porque no andaban bien y en una oportunidad nos echaron por exceso de visitas. Ahora ya contamos con casa definitiva y con un punto com.

 

 

 

Un suave giro de timón

 

    Los que nos siguieron desde el principio se habrán dado cuenta que el barco dio un leve giro en su dirección e incorporamos algunos mensajes dados a los videntes de los últimos tiempos. Jesús pedía con insistencia que se divulgasen y nosotros acatamos la orden de inmediato.  Y a ustedes y a nosotros se nos abrió un nuevo mundo, el mundo de Dios hablándoles a sus hijos en este final de los tiempos.

 

 

   

La confesión y cuánto nos costo acudir

 

    Unos de los grandes problemas que tuvimos que sortear en nuestro caminar, era la desconfianza con los sacerdotes, los que nos impedía confesarnos. Íbamos a Misa pero no nos queríamos confesar. Mientras esto sucedía éramos bombardeados por casos y más casos de sacerdotes pedófilos en distintas partes del mundo.

 

 

   Esto es parte del plan del demonio, y nosotros de cierta forma estábamos en sus redes.  Pero comprendimos que no se puede generalizar y que debíamos buscar un buen sacerdote que perdonara nuestros pecados. Fue de gran ayuda Santa Brígida con sus oraciones de un año, y también el video del Padre Colapi, otro pecador como nosotros que terminó siendo sacerdote. Finalmente decidimos no sólo confesarnos, sino realizar una confesión de vida.

 

 

    Es así como armados de varias hojas de papel y de un lápiz comenzamos a escribir todos los pecados desde que teníamos recuerdo, iban ya varias páginas cuando decidimos que estábamos preparados y partimos a confesarnos cara a cara en la oficina del sacerdote. Uno a uno iban saliendo todos los pecados, contados con un detalle y con una crudeza que percibíamos el nerviosismo del confesor. Los pecados no terminaban nunca y el siguiente era peor que el anterior. El sacerdote en silencio escuchaba y después de mucho rato cuando ya habíamos finalizado y nos dio la absolución, se levantó intempestivamente, nos arrebató las hojas de las manos y dijo: esto ya no sirve y murmuró, para que nadie pueda leer esto y las rompió en mil pedazos. Todos nuestros pecados se habían ido a la basura.

 

 

    Hermanos y hermanas con Cristo y en Cristo, hagan lo mismo que nosotros, cuéntenlo todo, rompan las cadenas del pecado. Siempre se olvidan algunos pecados, si no están omitidos deliberadamente; también quedan perdonados.

 

 

    Dejen la vergüenza a un lado, eso es del demonio, vayan y cuenten todo, libérense. No lo dejen para después, háganlo ahora.  Satanás no quiere que se le escapen, no lo piensen tanto y vayan. Y recuerden, como consuelo que probablemente no sean los únicos que sientan vergüenza, probablemente el sacerdote al escucharlos, también la tenga y entonces no es tan terrible contarlos.

 

 

    Les contamos este episodio, el cual hemos relatado en otras oportunidades para decirle que un arma de lucha de este portal es la confesión de vida y el estimularlos a que acudan a confesarse a la brevedad. Este llamado lo encontrarán en muchas de nuestras páginas. Los queremos y no deseamos que sean esclavos de Satanás y sus huestes por toda la eternidad (eterno: sufrimiento sin fin, no se termina nunca ¿se dan cuanta lo grave que es esto?)

 

 

    Ahora, si por alguna circunstancia, se encuentran en peligro de muerte en pecado mortal, sin  confesión, Jesús ha entregado oraciones para ese momento, pero nos imaginamos que con los nervios del minuto, viendo la muerte encima, las olvidaremos, entonces podemos decir algo así como Padre Santo perdóname mis pecados, ten misericordia de mí, no me condenes, te pido perdón. También pueden decir: Señor llévame a la luz y a la bondad de tu gran misericordia y perdóname todos mis pecados.

 

 

   Así se salvan, es probable que se vayan al lugar más profundo del purgatorio y quizás hasta el día del Juicio Final, pero no se van al Infierno, eso es lo importante. En todo caso eviten esto por el riesgo que implica y vayan a confesarse ahora (puede que la muerte sea tan violenta que no alcancen hacerlo, puede estar el demonio ahí tratando de impedirlo, susurrándoles que son unos pecadores sin remedio y que no tienen el perdón de Dios, Jesús comentó sobre esto en uno de sus mensajes).

 

 

EL testimonio de conversión del Padre Corapi

 

 

 

 

La gran esperanza en este final de los tiempos

 

    Las Nuevas Tierras y los Nuevos Cielos, en la Biblia las menciona Isaías y Dios Padre ha estado hablando últimamente sobre esto. Es toda nuestra esperanza en este final de los tiempos. Nada de temores por los acontecimientos venideros, fe absoluta en Dios y estrecha colaboración con nuestros hermanos en dificultades. Los miedos y temores no son para  nosotros, el servicio y el socorro a nuestros hermanos material y espiritualmente en el amor. Lo que viene es apartar el trigo de la cizaña, es necesaria una limpieza que se dará en todo lo creado, también en el universo.

 

 

El extraño visitante

 

    Queremos  decirles a los que no creen en Satanás y en los demonios, estos son seres reales dotados de infinidad de cualidades nunca  reveladas del todo por Dios (son ángeles rebeldes).  Basta que ustedes comiencen a evangelizar y a quitarles almas y se les hará notar. Ocultos en las sombras, empezarán a mostrarse. 

 

 

    Queremos insistir que no es un ser, producto de la imaginación, de cuentos para los niños o de teatro  de títeres o marionetas, es un ser real. Nosotros al estar en la línea de fuego, hemos tenido varias experiencias, bromas de muy mal gusto siempre tendientes a hacernos hacer el ridículo frente a otras personas, cosas que desaparecen frente a nuestros ojos y que son vitales para nuestro trabajo. Dinero que se pierde, cortes de luz inesperados…. Lo último y hace poco, se nos presentó. Su objetivo la burla, y dejar en claro que nos puede engañar cuando quiere y como quiere. Ya lo hemos descrito pero lo haremos nuevamente. Alto, de tipo claro, de rostro agradable, sumamente educado, amable, inteligentísimo, atento, respetuoso, culto, frío, cerebral, insensible, a ratos algo precipitado y ansioso, con un objetivo del cual jamás se aparta, malo, malo, malo.

 

 

   Cuidado pueblo de Dios, con las personas que se les aparecen en la vida de improviso, no confíen, averigüen primero de quien se trata. Preséntelo a conocidos, no hagan en reserva con ellos, un negocio, un asunto de trabajo, un romance, etc.

 

 

   Satanás o alguna de sus huestes, jamás se les presentarán feos y con cuernos, eso es parte de la mitología. Verán a un ser agradable, cortés, que jamás pensarán que puede ser él. Es el gran engañador.

 

 

  Crean por favor hermanos lo que les decimos, Satanás va a tratar siempre de quedarse con nuestras almas, usará todo tipo de ardid para lograrlo. Se le derrota con la oración, con el estado de gracia, con el rosario….

 

 

   Si no creen y se mantienen en pecado mortal, se van a encontrar con una sorpresa luego de la muerte, que no se la deseamos a nadie. Reaccionen ahora, mientras tengan vida y cuando la misericordia de Dios está abierta de par en par. Dios en vida se los perdona todo (todo significa todo), aprovechen esta oportunidad.

 

 

   Entonces, los grandes objetivos de este portal, lograr que acudan a la confesión y que tengan esperanza en el mañana en las Nuevas Tierras y Nuevos Cielos, y que además crean en la existencia del mal en el mundo, no como un concepto, sino como un ser o seres reales. Pero eso no es todo, tenemos más estandartes, el Gran Aviso, la mayor de las misericordias de Dios en este final de los tiempos y la próxima  Segunda Venida de Jesús, de esto nos ocuparemos en los próximos años, de prepararnos para la Segunda Venida de Jesús, que no vendrá en silencio.

 

Jesús espera de ustedes la oración por los hermanos, pero además la acción, evangelizar. Oración + acción. No lo olviden.

 

 

Esperamos que nos sigan acompañando en los años por venir y que Dios los bendiga siempre.

 

Sus hermanos

 

Oraciones y Devociones Católicas

 

 

 

 

Anexo

 

Sólo entonces Mi Santa Voluntad será hecha en la Tierra como en el Cielo.

 

 

Las Nuevas Tierras y los Nuevos Cielos

 

 

 

 

 

Santísima Virgen:

 

    Estos son los hijos aplicados y serán premiados, porque ellos son los que tendrán el Nuevo Mundo prometido aquí en la Tierra, serán los que habitarán las Nuevas Tierras purificadas, santificadas, primeramente por la Sangre de Mi Hijo y luego por la sangre de los mártires de estos tiempos. Estas almas ejemplo son las que habitarán y darán gozo eterno a Nuestro Dios en Su Santísima Trinidad.

 

 

Papá Dios:

 

1.- Desgraciadamente son pocas estas almas, las que existen actualmente, que se han abocado a buscar lo que viene de Mí y a tratar de crecer espiritualmente. Estas son las almas que serán escogidas para mantenerse en los Nuevos Cielos y en las Nuevas Tierras. Todos tuvisteis la oportunidad, pero pocas fueron las almas que se mantuvieron en ese deseo de crecer en vida espiritual y en el Amor Perfecto que viene de Mí, vuestro Dios.

 

 

2.- Aquél que Me busca, Me encuentra, aquél que quiere perfeccionarse, Yo le ayudo, aquel que quiere perfeccionarse, ahí estoy Yo, para que su camino sea más fácil, porque Yo busco almas santas, almas unidas perfectamente a Mí, vuestro Dios, cómo no voy a consentir a esas almas, que a pesar de los ataques de Satanás a lo largo de su vida, se mantuvieron fieles que, aunque cayeron en algún momento, se levantaron, pidiendo perdón y poniendo más ahínco en su crecimiento espiritual. El ganarse el Cielo, el ganarse la estancia para los Cielos Nuevos y Tierras Nuevas, es un regalo, Mis pequeños y Yo, como Justo Juez, conozco vuestro corazón, vuestros deseos y, de esta forma, Yo voy guiando a Mi Pueblo y voy buscando a esas almas, a esas ovejas que escuchan Mi Voz, Me siguen y desean vivir eternamente Conmigo.

 

 

3.- Yo no Me puedo apartar de vosotros y, sobre todo, por eso, porque sois muy pequeñitos. Algunos de vosotros os creéis muy sabios, muy inteligentes, muy poderosos, pero cuando Mi Santo Espíritu os dé la Luz, que os dará, es cuando vosotros mismos os mediréis con la realidad espiritual, en la que ya debierais estar, pero que no estáis por causa del pecado, y es cuando veréis que no sois nada, que aquellos que se sentían mucho, son los que menos serán, porque al sentirse mucho, se han apartado de Mí y su soberbia los hace caer en lugar de que avancen.

 

 

Mucho bien se ha de derramar entre vosotros, pero esto también os causará sorpresa, porque no lo conocéis y también por eso estaremos junto a vosotros, para llevaros a entender estos Nuevos Cielos y Tierras Nuevas, este Cielo Terreno que tendréis que, siendo bellísimo, sí os causará gran expectación y no sabréis qué hacer y por eso estaremos junto a vosotros. Es como cuando llegáis a nuevas tierras, a países que no conocéis, se os hace más fácil tener un guía que os vaya explicando, un amigo vuestro que habite esas regiones, vosotros le tenéis confianza, porque es vuestro amigo y sabéis que ese amigo vuestro os llevará por caminos seguros y os enseñará lo más bello que tiene en su país y en la región en la que vive.

 

 

4.- Orad pues, Mis pequeños, que vuestra oración salga de lo más profundo de vuestro corazón, para que vosotros, en amor, llenando el mundo con Mi Amor, el mal se vaya erradicando y se vaya apartando de este mundo que Yo creé para vuestro bien y que sea Mi Autoridad, Mi Amor, la que de ese momento en adelante, vaya guiando a este mundo hacia su bien y así, vosotros mismos estaréis actuando para que se den los Cielos Nuevos y las Tierras Nuevas, porque éstos se tienen que dar desde lo más profundo del corazón del hombre y se tiene que dar hacia el exterior, para que vosotros mismos viváis como verdaderos hermanos, con Mi Amor, viviendo en Justicia, y viviendo como se vive en el Cielo.

 

 

5.- Pero son muy pocos los que agradecen lo que Yo os doy. Aún vosotros, los que tenéis más edad, no podéis alcanzar a explicaros todos los avances que se están dando alrededor del mundo y, éste, es un preámbulo de lo que tendréis en breve, cuando paséis, si os lo merecéis, a estos Cielos Nuevos y Tierras Nuevas en las que viviréis, que será un cambio, no solamente físico, en vuestro mundo, sino también físico en vuestra persona, y en lo espiritual.

 

 

 Es un regalo muy grande que voy a dar a todas las almas que han luchado por mantenerme en su corazón y, os lo repito, Mis pequeños, por las que han luchado, porque Satanás ha hecho todo lo posible para destruir a todas las almas alrededor de la Tierra, pero vosotras, almas fieles y, sobre todo, que viven en una Fe absoluta hacia Mí, es por eso el regalo que les voy a dar.

 

 

   Ciertamente, vuestra Fe, a ratos puede flaquear, pero tarde o temprano regresáis a Mí, aunque hayáis flaqueado por un momento de vuestra vida, pero siempre permanecéis fieles porque habéis hecho ya un lugar para Mí en vuestro corazón. Ciertamente, el hombre, se distrae mucho con todas las cosas que os rodean, especialmente todo aquello que os ofrece Satanás, a través de sus instrumentos y, también, vivís con cosas malas a vuestro alrededor que parecen buenas y esto lo pueden detectar las almas que están Conmigo, pero aquellas almas que no viven una vida espiritual profunda, fácilmente se dejan engañar con lo que Satanás les está ofreciendo y, así, creen vivir en el bien, cuando claramente están viviendo en el mal, en contra de todo aquello que Yo os he pedido para que podáis vivir ante Mi Presencia.

 

 

   Las almas que no están Conmigo se atemorizan ante los acontecimientos, los que estáis viviendo y los que vendrán, porque no tienen Fe, no tienen Fe en Mis Palabras, en Mis Promesas y de esta forma se les hace oscuro todo el futuro cercano que tendréis y no debe ser así, Mis pequeños. Cuando estáis Conmigo, confiáis en todo lo que Yo os he anunciado, pase lo que pase a vuestro alrededor, sobre todo, sabiendo que Yo, como Padre vuestro, solamente os puedo dar un bien, un bien actual y un bien eterno.

 

 

6.- Venid pues, Mis almas pequeñas, Mis almas a las que tanto amo, para que vayamos formando, ya, estas Nuevas Tierras en las que viviréis y los Nuevos Cielos que se unirán con las almas de la Tierra. ¡Tantos regalos que tengo para vosotros, almas amorosas y confiadas! ¡Tanto amor que se va a derramar sobre vosotros! Confiad pues en lo que Yo os digo y os pido y veréis que no quedaréis defraudados. ¡Os amo tanto! y Mi Amor se irá derramando sobre vosotros, este Amor ya no dejará que os apartéis nunca más de Mí.

 

 

7.- Mis Bendiciones de Dios sobre vosotros, Mis pequeños laicos, convencidos de Mi Amor y defensores de Mi Palabra y de Mis Sacramentos. Benditos seáis, porque vosotros habitaréis los Nuevos Cielos y las Nuevas Tierras, preparados para aquellos fieles al Amor que se os enseñó a través de Mis Palabras, a través de Mi Presencia sobre la Tierra.

 

 

8.- Os ayudaréis los unos a los otros y eso os llevará hacia el Amor, pero hacia un Amor profundo, hacia un Amor de donación. Todo esto que sucederá va a producir unas bases firmes, poderosas para el nuevo mundo que tendréis. Bases de Amor, que gozaréis con los Nuevos Cielos y las Nuevas Tierras que tendréis, serán cimientos fuertes de Amor, porque os daréis los unos a los otros, os ayudaréis los unos a los otros, porque ya no habrá fronteras.

 

 

9.- Vosotros sois Mis verdaderos Hijos en estos tiempos. Mi Hijo, Jesucristo, realmente se ha implantado en vuestro ser y por eso Él os decía que fuerais vosotros los Cristos de este tiempo y todo aquel que Me sigue, que escucha Mi Voz, que sois las verdaderas ovejas, estáis verdaderamente transmitiendo la Vida de Mi Hijo y así iré reuniendo el rebaño de Mi Hijo, para que podáis pasar a los Cielos Nuevos y las Tierras Nuevas que tanto os he prometido. Por eso os pido que os mantengáis en vida espiritual y alimentándoos correctamente a través de los Sacramentos, a través de una verdadera vida de Amor y así aseguraréis vuestro futuro espiritual en las Nuevas Tierras que os daré, en donde viviréis como verdaderos hermanos, amándoos los unos a los otros. Viviréis Vida de Cielo aquí en la Tierra.

 

 Mi Amor se derramará sobre cada uno de vosotros y si ahora lloráis con lo que está pasando y pasará, después gozaréis y hasta danzaréis de gusto por tantas bellezas que os daré y que Me agradeceréis grandemente porque ellas sobrepasarán vuestras expectativas. Confiad pues, Mis pequeños, en Mi Amor y todos los gozos que os daré porque será el premio para todos aquellos que se han mantenido confiados por vuestra Fe en lo que Yo os he pedido.

 

 

10.- Mis pequeños, no sabéis si quedaréis como escogidos para los Nuevos Cielos y las Nuevas Tierras, pero vuestra presencia en la Tierra es importantísima, porque vinisteis a salvar almas como Mi Hijo. Os venís a donar para servirles, atrayéndolos hacia Mí, pero os distraéis demasiado con las cosas del mundo y, si no ponéis de vuestra parte, Satanás os va a destrozar fácilmente, porque sus potencias son tremendas.

 

 

11.- Estáis pensando todavía en cosas de la Tierra, en lo que perderéis con esta purificación o el qué pasará con las naciones: qué se destruirá, qué quedará y en elucubraciones y preocupaciones estáis perdiendo un tiempo precioso, que debiera ser un crecimiento espiritual en el Amor, Mis pequeños. Ya sea que vosotros os quedéis para habitar los Nuevos Cielos, las Nuevas Tierras, aquí, en este mundo que ahora conocéis, pero que será transmutado por Mi Amor, o si sois llevados al Reino de los Cielos por vuestra donación, por vuestro martirio, no importa en dónde estéis, vosotros deberéis estar llenos de Amor.

 

   Si estáis pensando en cosas materiales, en cosas de mundo o en vuestra misma persona, estáis perdiendo el tiempo, os debéis preparar para el viaje final, cómo os presentaréis ante Mí o cómo quedaréis aquí, en las Nuevas Tierras que se os darán.

 

    Os he dicho que la buena semilla es la que quedará, es la buena semilla del sembrador que por fin caerá en buena tierra. Yo pondré esa buena tierra con las Nuevas Tierras que se os darán y los Nuevos Cielos que os cubrirán, esas nuevas almas que estarán llenas de Mi Amor, esas nuevas almas que darán vida de Amor, vida de Virtud, Mi Amor a sus hijos, para que Me amen a Mí, vuestro Dios y Creador y a Mi Santísima Trinidad; esa es la semilla buena que ha de quedarse aquí en la Tierra. ¿Estáis preparados para ello, Mis pequeños?

 

 

12.- Os repito, Mis pequeños, agradecedme esta oportunidad que os doy, en donde os arrepentiréis de corazón de vuestros pecados y  eso hará que os ganéis el Reino de los Cielos y que se os abran las Puertas de las Nuevas Tierras, en donde Mi Amor habitará entre los hombres.

 

 

13.- Vuestro corazón es pecador, vuestra mente, sucia está, vuestro ser no está de acuerdo a lo que Yo quiero, porque no fuisteis creados para lo que estáis viviendo y lo que sois ahora. Ciertamente os voy a quitar muchas cosas, pero será todo aquello que os daña, que os está dañando interna y externamente. Yo no puedo aceptar en estas Nuevas Tierras, en este Nuevo Mundo que os daré, almas que tengan en su interior impurezas, graves impurezas que puedan dañar a vuestro ser y que puedan dañar a otros hermanos vuestros.

 

 

14.- Con esto, Mis pequeños, quiero haceros entender que esta purificación que se tiene que dar va a ser benéfica, porque viviréis lo que vuestro corazón anhela. Estaréis sufriendo un momento, el momento de la purificación en la que lo malo se eliminará y vedlo así, Mis pequeños, por eso no os debéis preocupar, al contrario, vosotros debéis estar contentos con lo que sucederá, porque iréis viendo cómo la maldad se irá erradicando de la Tierra e irá quedando todo lo que es bueno, todo aquello que sirve, seréis las semillas nuevas para un nuevo mundo.

 

 

15.- Os vuelvo a repetir, Mis pequeños, se vienen momentos bellísimos, bellísimos para la generación que será escogida para iniciar los Nuevos Cielos y las Nuevas Tierras, el Nuevo Mundo que se ha de dar y eso os debe llevar a una alegría profunda. Si os toca a vosotros seréis consentidos aquí en la Tierra, en este Nuevo Mundo, pero si sois tomados y si habéis vivido Conmigo y si morís por defender lo que es Mío, también tendréis momentos bellísimos en el Reino de los Cielos para toda la eternidad.

 

 

16.- Hijitos Míos, en sencillez y en amor, debéis empezar a trataros, unos a otros, como verdaderos hermanos, porque así va a ser el nuevo pueblo de Dios.

 

Os estoy ya avisando, Mis pequeños, cómo viviréis en los Nuevos Cielos y en las Nuevas Tierras. Viviréis en sencillez santa, en humildad, reconociendo que Yo Soy el único que tiene autoridad. Yo, vuestro Padre y vuestro Dios, estaré llevando esta vida nueva, que se dará entre vosotros.

 

Al reconocer Mi Autoridad, Mis pequeños, vosotros, como hijos Míos y como hermanos unos con otros, deberéis respetar esa posición como hermanos y Mi autoridad, con sencillez, porque ninguno será más que otro. Es cuando realmente reconoceréis que todos sois las celulitas del Cuerpo Místico de Mi Hijo, que todos sois importantes en el lugar que os ha tocado vivir, y que lo que tenéis que hacer, lo haréis con amor absoluto y con una donación total, como lo hizo Mi Hijo, que es el Maestro de todos vosotros.

 

Sí, Mis pequeños, deberéis vivir así, en docilidad. Cada uno de vosotros sabréis, en vuestro corazón, cuáles son Mis órdenes, que llevaréis en este nuevo tiempo que tendréis, que será un tiempo bello, que Yo he escogido para las almas que pasarán la prueba de esta purificación, que pronto tendréis alrededor del mundo.

 

Sí, Mis pequeños, estaréis unidos por el corazón Conmigo, con vuestro Dios, en Mi Santísima Trinidad. Conoceréis perfectamente qué deberéis hacer y, además, lo haréis con gusto, porque estaréis trabajando para Mí, vuestro Dios, y para el Nuevo Reino que vosotros mismos estaréis formando. Es algo bellísimo que he escogido para las almas que han permanecido Conmigo y, sobre todo, que Me han buscado y, que al buscarme, han sufrido, han sufrido su cruz particular, porque escogieron la mejor parte, Me escogieron a Mí y el mundo no quiere que vosotros estéis Conmigo. La maldad os ataca, la maldad quiere también su parte en vosotros, pero vosotros, reconociendo la maldad, la habéis desechado y la maldad os sigue atacando, pero vosotros, al estar unidos Conmigo, la podéis eliminar, no así los que no Me buscan, no así los que no Me han puesto como lo primero en su vida, ya que éstos caen fácilmente a las seducciones del mal. Vosotros estáis Conmigo, os protejo, os guío, pero tendréis que sufrir también vuestra purificación, para que podáis entrar con la frente en alto, a esta Nueva Tierra que os daré, que vosotros también la habréis forjado con vuestro sudor y sangre y que la gozaréis, porque mucho os ha costado, como también le costó a Mi Hijo la redención de todos vosotros.

 

Permaneced Conmigo, Mis pequeños y gozaréis inmensamente con la paz, en estos momentos difíciles, pero bellos, porque sabréis que gracias a eso, estaréis ganando el Nuevo Reino.

 

 

17.- Os Bendigo, Mis pequeños, y que la Luz de Mi Santo Espíritu os dé la Sabiduría que necesitáis todos vosotros para corregir vuestra vida pasada y empezar ya, desde ahora, a caminar por esos caminos que os traerán a los Nuevos Cielos y Nuevas Tierras.

 

 

18.- Hijitos Míos, luego vendrá un gran torbellino y purificará todo, este sacará de la Tierra todo aquello que la ha ensuciado. Todo aquello afectado por Satanás será eliminado y la Luz vendrá para todos vosotros, los que estáis Conmigo. La Luz en el Universo entero se dará, todo volverá a ser Mío y todo vivirá nuevamente en Mí, Mi Amor por fin triunfará.

 

    La Sangre Preciosa de Mi Hijo purificará al Universo entero, a todas las almas, a todo lo creado. Mi Hija, la Siempre Virgen María os cuidará y os guiará para que vengáis a Mí y que podáis recibir esa vida que os dejó Mi Hijo. Viviréis, Mis pequeños, las dulzuras de Mi Amor.

 

Conoceréis para qué fuisteis creados, gozaréis Mis mieles, Mis Bendiciones, Mi Amor Infinito.

 

 

   Conoceréis el por qué del Cantar de los Cantares. La vida plena de vuestro Dios en vosotros, el gozo inmenso del alma al recibir la Gracia de vuestro Dios en vosotros. Mi Vida se dará sobre la Tierra a través de vosotros, seréis Mis instrumentos de Amor, viviréis en Mi Amor todos vosotros, cuidándoos los unos a los otros. Iniciaréis un nuevo pueblo, guiados por Mis Leyes, por Mi Amor, viviendo las Virtudes, viviendo vida Celestial aquí en la Tierra y en el Universo entero.

 

    Esto y más, Mis pequeños, gozaréis en la Purificación, en las Nuevas Tierras y Cielos que se os darán. Ya no habrá fronteras ni en la Tierra ni en los Cielos, os conoceréis los unos a los otros, aunque alejados o cercanos estéis. Mi Corazón y Mi Amor os unirán, porque así como Somos Tres en Mi Santísima Trinidad unidos en un solo Amor y en un solo Dios, el Universo entero será uno, por Mi Gracia y por Mi Amor.

 

  Tantas bellezas que os tengo reservadas para vosotros, los que habéis vivido, los que habéis caminado, los que habéis confiado, los que habéis defendido Mi Amor. Aunque caísteis, os levantasteis, no dejasteis que la maldad se implantara en vuestros corazones. Mi Amor venció a esa maldad que vosotros desechasteis a tiempo y por él fuisteis creciendo, hasta conocer Mi Amor y vivirlo. Ahora gozareis grandemente Mis Bondades, Mi Amor se derramará sobre vosotros y vosotros Me amaréis todavía más, porque Me conoceréis todavía mejor. Amar a vuestro Dios, amarme a Mí, vuestro Padre y vuestro Creador, es el gran gozo de las almas, el gran gozo que se vive en el Reino de los Cielos, que viven los santos ángeles y santos y ese gran gozo tendréis aquí en la Tierra y en el Universo entero.

 

Preparaos pues, Mis pequeños, para el gran encuentro con vuestro Dios, para el gran gozo que se vendrá después de la Purificación.

 

 

19.- Recordad que Yo no impongo, Yo os iré ayudando a construir lo que vosotros mismos empecéis a hacer, Yo os guiaré y juntos tendremos estos Nuevos Cielos y estas Nuevas Tierras, porque vosotros habréis cambiado ya desde vuestro interior.

 

 

20.- Sois unas plantitas de trigo que han sido acrisoladas, que han sido maltratadas por Satanás, pero que también habéis sido Bendecidas por Mí, por vuestro Dios, vuestro Padre y Creador. La planta de trigo es frágil, pero Yo también la cuido y vosotros también sois frágiles, pero también os cuido, para que deis mucho fruto y, estos son los momentos en que daréis vuestros mejores frutos, porque son los momentos más bellos que tendréis en vuestra vida y que Yo permití que vivierais en estos tiempos para agradarme, a Mí, vuestro Dios, luchando por Mi Reino y el gozo lo tendréis cuando podáis pasar las Puertas de las Nuevas Tierras que os daré. Gozaréis inmensamente ese regalo tan grande que os daré, porque será para las almas dóciles, las almas que se quisieron llenar de Mi Amor y de vivir sirviéndome a Mí, vuestro Dios.

 

 

21.- El momento se está acercando para que Mi Hijo ocupe su legítimo trono cuando Él venga, por Segunda vez, a reinar sobre el Nuevo Paraíso en la Tierra. Mi corazón estalla de alegría, cuando les digo, hijos; de la Nueva Tierra que he preparado para ustedes:

 

 Mis hijos vivirán 1.000 años en el Paraíso que creé para Adán y Eva. Habrá paz, amor, armonía y no les faltará nada. La gente se casará, tendrá hijos y las flores, los ríos, los mares, las montañas y los lagos, les quitarán el aliento.  Los animales vivirán en armonía y ustedes serán gobernados con amor bajo el reinado de Mi Hijo, Jesucristo. Solo entonces Mi Santa Voluntad será hecha en la Tierra como en el Cielo.

 

 

 

Jesús:

 

     Oh Mis amados seguidores, si ustedes pudieran ver el Nuevo Paraíso cuando el Cielo y la Tierra emergerán como uno solo, caerían de rodillas y llorarían de alegría y alivio. Aquellos de ustedes asustados por los tiempos del fin, cuando la Tierra como ya lo saben, cambiará, deben permitirme aliviar sus preocupaciones. Tomarán a sus familias con ustedes y todo ello con regocijo en puro amor y en armonía absoluta. Ustedes estarán hechos de un cuerpo puro, incorruptible, libre de la enfermedad, de la muerte física y del envejecimiento. Todos ustedes tendrán su propia morada con césped, árboles, montañas, ríos, arroyos y flores rodeándoles, en toda su gloriosa belleza. Los animales serán mansos y vivirán en paz y en armonía con todos los hijos de Dios.

     Ustedes verán a sus hijos casarse, tener hijos y el milagro de las familias, levantadas de la muerte, será presenciado por todos. Esta resurrección será como ninguna otra alegría imaginable. Ustedes serán reunidos con sus seres queridos que fallecieron en esta vida y fueron al Cielo. Tendrán naciones, doce en total, todas expresadas por las doce estrellas en la corona sobre la Inmaculada cabeza de Mi Madre, todas las cuales serán gobernadas por Mí con Mis Apóstoles y Profetas.

 

 

 

 

 

 

Página principal (Hablemos de....)

 

Página siguiente (Aniversario 11 años)

 

 

 

 

Páginas principales

Portada

Índice General y páginas misceláneas

 

Dios Padre habla a Sus hijos

 

 Meditemos con Jesús (importante)

 

Reflexiones y mensajes de María

 

 Mensajes: El Libro de la Verdad

 

Oraciones diversas

 

Selección de Letanías

 

Selección de Novenas

 

Oraciones Virgen María

 

Videos de música religiosa (popular)

 

Rosarios, Coronas y Coronillas

 

Nuestra Biblioteca

 

Hablemos de....

 

 

 

 

Esta página pertenece al sitio  "Oraciones y Devociones Católicas"

Visite siempre la Portada del sitio, siempre hay algo nuevo ahí.