EL RADAR DEL DEMONIO

 

 

 

 

 

 

 Lea al final un testimonio sorprendente, que lo hará trabajar por la salvación de las almas

 

 

  Teníamos pensado escribir algo más sobre este tema, y llegó a nuestras manos este maravilloso texto de Vassula, escrito en Septiembre de 2010, la verdad es que nos ha quitado las palabras de la boca, sus pensamientos son exactos a los nuestros y ¡qué forma! tan didáctica de explicarlos. Les pedimos que lo lean completo y piensen sobre lo que aquí se dice.

 

Nuestros comentarios en color verde.

 

 

 Texto basado en un escrito de Vassula Ryden

 

 

  "Bienaventurados", porque cuando reconocemos la condición de pobreza en que se encuentra nuestro espíritu, sólo entonces puede Dios elevarnos. "Cuanto más humildes lleguéis a ser, más fácilmente podrá elevaros Mi Espíritu Santo", ha dicho el Señor en los Mensajes. Cuando nos rebajamos hasta el suelo, incluso aniquilándonos, el favor de Dios está entonces sobre nosotros. Por lo tanto, no debemos nunca cesar de poner a prueba y examinar nuestro propio yo, porque buscar ante todo nuestra comodidad y la satisfacción de nuestro amor propio puede ponernos en riesgo de distanciarnos de Dios y acercarnos a las oscuras regiones del Demonio.

 

 

  Durante la mayor parte de la vida de algunas personas, el Diablo parece dejarlas tranquilas. Van a su aire y viven la vida que quieren, olvidándose del hecho de que, si existe un poder para el bien en la creación, existe también lo contrario. En realidad, el Demonio no nos molestará si estamos viviendo sin Dios y nos mantenemos alejados de una vida de oración  a menos que elijamos denunciarle, enmendando nuestras vidas y convirtiéndonos en gentes de Dios. Cuando emprendemos esas actuaciones, aparecemos inmediatamente en el Radar del Demonio.

 

 

  La gente de hoy, incluso personas que conozco, ignoran a menudo la existencia de Dios, pero tampoco se dan cuenta del muy auténtico poder del Diablo y sus demonios. Ese indudable poder del mal odia que estemos en comunión directa con Dios, con Jesús o con los ángeles, y hará casi cualquier cosa para tratar de impedir que la voluntad de Dios se haga en la tierra.

Cuando el Señor dijo metafóricamente que arrastra las almas al desierto, donde les muestra sus pecados y las llena de remordimiento hasta el punto de aborrecerse a sí mismas, esta experiencia, por sí misma, las lleva a ser conscientes de que Dios está por encima de todas las cosas. De ahí en adelante ninguna otra cosa contará a sus ojos como antes; las cosas que creían y estimaban importantes, se convertirán de repente en cenizas para ellas. Ya no las desean como antes, de hecho se les vuelven intolerables, porque así de poderosa es esta clase de revelación del auténtico yo.

 

 En varias oportunidades hemos tocado este tema, lo que sucede es que Dios nos muestra nuestros pecados vistos con Sus ojos. El impacto es tan grande para el pecador, que es estremecido, a veces atemorizado al ver la bajeza de su alma, y aquellas faltas tan bien justificadas por nosotros, se ven gravísima, entonces viene el arrepentimiento, el dolor y la compunción. Se produce la conversión y aquellas cosas que eran importantes para nosotros, dejan de serlo. Dios sella esa alma con su amor e impide que cualquier intruso entre en ella, al menos claro está que nosotros lo permitamos. De cierta forma, el alma empieza a sentirse liberada y a controlar el cuerpo en el cual mora, ya no está amordazada por el pecado, ahora es libre y tiene algo que decir, no va permitir que ese cuerpo que es polvo y ceniza, la condene por toda la eternidad. Eso ella no lo va a permitir. Cuando se produce este tipo de conversión, no hay vuelta atrás, el alma liberada y convertida aborrece el pecado y al demonio, lucha por su salvación. Pero sigamos leyendo el texto de Vassula.

 

 

 Después de darse cuenta de que Dios es "todo" amor, "todo" compasión y "todo" comprensión, y de que es nuestro Padre, y después de que Dios las ha llevado al verdadero arrepentimiento, el Demonio, que es una fuerza totalmente opuesta, mostrará su furia a esas almas que se le han escapado, con rabia y amenazas de destrucción. Les hará la guerra para volvérselas a ganar, sacándose de la manga toda clase de métodos. Por eso es aconsejable estar familiarizados con los Santos Sacramentos de la Iglesia y convertir nuestra vida en una oración incesante. Desde el momento en que les fueron mostrados sus pecados y se arrepintieron, las almas deben tratar con todas sus fuerzas de resistir a la tentación: en otras palabras, resistir al Demonio.

 

 Es importante en esta etapa acudir a la brevedad a la confesión, en lo posible, como tantas veces lo hemos dicho, una confesión general, de toda la vida. Aquí se produce muchas veces un proceso en que la persona, ya alejada del pecado, no se decide aún a confesarse. En muchos casos, cuesta tomar esa decisión, es fuerte abrirse a un sacerdote y mostrar todas nuestras bajezas, cuando estamos mostrando lo peor de nosotros en una confesión de toda la vida. Lo que debemos tener claro aquí, que mientras no nos confesemos, los pecados no han sido perdonados y si morimos, aun cuando ya no estemos cometiendo pecados, el demonio se va a sentir con el derecho de reclamar nuestra alma y se puede producir un hecho muy desagradable  y penoso para el alma, luego de haber fallecido. Mientras el alma esté manchada por el pecado, está a merced del demonio y es mucho más fácil caer en la tentación. Por ello es importante, armarse de valor y acudir a la confesión lo más rápido posible, comulgar y rezar todos los días, planificar un set de oraciones diarias, el Rosario, la Armadura Espiritual, el Exorcismo de León XIII, etc.

 

 

 

Para la mayoría de la gente, hoy día, toda la comprensión de la realidad del Demonio parece una invención medieval o una clase de superstición. Pero debemos entender, como lo hace cualquiera que eventualmente reconoce a Dios, que aparte de la manera en que nos representamos al Demonio, no hay la menor duda de su realidad y su presencia en nuestro mundo. El Demonio lo impregna todo y está tan presente en nuestro mundo como lo está el amor de Dios. De hecho, para muchas personas es más real.

 

Es cierto que casi no nos damos cuenta siquiera de que el Diablo está a nuestro alrededor, pero ese es su último truco. Su truco es esconderse y acercarse a nosotros desapercibido, pretendiendo no existir. Sin embargo, cuando vemos hoy el espíritu de rebelión que ha entrado en los corazones de las criaturas de Dios, y cómo han caído en la apostasía, y cómo se ha vuelto el mundo aún más malvado, cuando uno mira esas cosas con ojos espirituales, no puede negar la presencia de Satanás.

 

 Aquí es bueno decir lo siguiente, es cierto, su mejor truco es permanecer en la oscuridad, observando pero oculto, pero resulta que los demonios no son tan organizados como se cree, a veces pecan de ingenuidad, tienen fantasías, imaginar por ejemplo que pudiesen tentar a Jesús, era del todo insensato, una empresa destinada al fracaso, al ridículo por toda la eternidad, pero ¿y si resultaba? ¿si lograban quebrar la Santísima Trinidad? bien valía la pena el riesgo, aun cuando tenían todas las de perder. Pues bien, a veces no se pueden controlar, el placer inmediato de molestar a alguien es mayor que la reacción negativa hacia ellos cuando se comprueba concretamente su existencia. Ahí está el error garrafal, y lo comenten a menudo; se manifiestan, no pueden controlarse. Y pierden el alma para siempre. La reacción es total y determinante, si el alma aborrecía el pecado, ahora toma mayor fuerza, en vez de atraerla, la impulsan hacia Dios. Y Dios que todo lo mira, se regocija. Pero el demonio sigue tropezando con la misma piedra, comete el mismo error, una y otra vez, una y otra vez. No es capaz de dominarse y mantenerse oculto siempre. Sencillamente es incapaz de lograrlo.

 

 

  Me crucé con las palabras del Padre Marie-Eugène que escribió un libro titulado "Soy hija de la Iglesia". En ese libro, el P. Marie-Eugène dice: "Lo que está en juego en este encuentro entre lo humano y lo divino, entre la pureza de Dios y la impureza del alma, es demasiado importante para que el Demonio no intervenga en ello con todo el poder de que dispone."

 

 He aprendido que el Demonio tiene también otro nombre: se le llama El Acusador, porque, el Día del Juicio nos acusará de cada pecado que hayamos cometido, mientras que Jesús nos estará justificando. Actualmente, cuando me encuentro con gente y converso con ellos sobre esos temas del bien y del mal, aunque veo que algunos muestran señales de no creerme, dedicándome una sonrisita, yo les advierto que tengan mucho cuidado de no hacer tonterías y engañarse, creyendo que el Demonio no existe.

 

 A veces nos encontramos con actividades demoníacas extraordinarias que van de la mano con problemas mentales. El Diablo es un gran engañador; es un estratega y un legalista. Si encuentra cualquier resquicio en nosotros, ya sea por nuestro estado de pecado, nuestras faltas o nuestra debilidad, o si somos presa de una maldición, él, como buen legalista, dirá que tiene todo el derecho de hacer su sucio trabajo en nosotros, y a través de nosotros. Cada debilidad natural es como un imán que puede atraer a los demonios hacia nosotros. Satanás puede emplear muchos métodos diferentes para sorprendernos con la guardia baja. Puede venir como un ángel de luz, y puede imitar la acción de Dios. Pero aunque se presente bajo la forma de Jesús o de un ángel, no puede jamás simular la gloria y el brillo que irradia la presencia de Dios. Es sabido que Satanás es como un perro rabioso que está atado y no se puede acercar a ti, a menos que tú te acerques a él.

 

 Cualquiera que le arranque almas, llevándolas a Dios, se convierte en una amenaza para él. Ésta es una de las razones por la que nunca pierde cualquier ocasión de apuntar hacia esas almas. Muy a menudo utiliza personas para sus propósitos; de la misma nada puede producir un acto de acusación para arruinar completamente al que quiere golpear. Pero eso no es todo; uno de sus actos más malvados consiste en sugerir en el alma "dormida" toda clase de ideas que producen en ella agitación y total inquietud, arrancándole toda la paz interior; por eso debemos permanecer alerta y cerca de Dios mediante la oración. No dejéis que os encuentre dormidos.

 

 Esto es muy cierto, como bien nos dice Vassula, cualquiera que realice alguna actividad que le robe almas, lo atacará sin compasión. A veces una seguidilla de acontecimientos molestos en nuestro diario vivir, una colisión con nuestro auto, luego un accidente de uno de nuestros hijos, y así varios. También como se dice utiliza a personas para que nos molesten, un altercado imprevisto con nuestro jefe que puede significar la pérdida de nuestro trabajo, un comentario de alguna persona hacia nuestra persona que nos atormenta, comentarios y chismes sobre nosotros etc. etc. Recuerden a Santa Teresa con " Nada te turbe, nada te espante..." Para estar protegido de todas estas cosas es importante estar en gracia de Dios y el set de oraciones diarias que mencionamos más arriba, pueden ser las oraciones que quieran, pero les sugerimos las que nombramos. Los van a proteger.

 

¿Por qué he pensado en hacer este retiro sobre este tema? He creído que es hora de compartir con otros la realidad del bien y del mal, de los ángeles y de los demonios, porque no son un mito ni han sido inventados por las Escrituras o cualquier otro libro santo para responder a las inquietudes del alma de la gente, ni tampoco para que reine la paz y el orden en nuestra sociedad y en la vida de las personas, sino que las Escrituras dicen la verdad. Hemos aprendido que multitud de ángeles cayeron, y más tarde cayó también el alma humana, y su caída atrajo el sufrimiento, el pecado y la muerte. Si no fuera por Dios, que ordenó que se hiciera la luz, y apareció la luz, todo el mundo espiritual se hubiera convertido en un caos y hubiera sido absorbido en un agujero negro, como lo son los asteroides que desaparecen.

 

 

¿No crees en el infierno? No te preocupes, cuando estés allí; ¡creerás!

 

 Mucha gente, hoy día, prefiere no hablar de ello ni creer que el infierno existe como lugar concreto, mintiéndose a sí mismos y diciendo que el infierno está dentro de nosotros, cuando somos malvados o estamos atravesando un mal momento. San Padre Pío, dirigiéndose una vez a un hombre que afirmaba que no creía en la existencia del infierno, le contestó secamente: "Creerá en él cuando esté allí". El infierno fue creado después de la caída de los ángeles, después de la batalla entre San Miguel y Lucifer con sus adeptos. Ése es su dominio. Para empezar, tenemos que creer aquí en el mundo espiritual, tenemos que creer en lo sobrenatural, porque no significa que las cosas que no vemos con nuestros propios ojos, no existan. El cielo y el infierno existen. Se nos han dado y aún se siguen dando demasiadas señales de lo sobrenatural a personas normales, no a lunáticos, para que las ignoremos y les demos la espalda. La mayoría de la gente evita hablar de estas cosas y prefiere cambiar de tema o taparse los oídos. Si tienen miedo, significa que creen pero no quieren entrar en ese tema por distintas razones.

 

 El Infierno es un lugar creado por Dios para los ángeles caídos, no para sus hijos. No te arriesgues de poder caer en él y ser el botín del demonio. Si lo has seguido toda tu vida, es lógico pensar que le perteneces, pero mientras tengas vida, puedes arrepentirte, pedirle perdón a Dios y cambiar de vida, el problema es que cuánto tiempo te dará Dios para que lo hagas. Quizás tu muerte está ya cercana, tu tiempo ya se termina. ¿Por qué no reaccionas ahora? ¿Entiendes el significado de la palabra eternidad?

 

 El 7 de marzo de 1987, nuestro bondadoso Señor me llamó para darme una visión del infierno. Dijo: "Quiero que escribas todo esto; quiero que Mis hijos entiendan que sus almas viven y que el mal existe. Todo lo que se ha escrito en Mi Santa Palabra no es mito. Satanás existe y busca la ruina de vuestras almas."

 

 Durante estos años he aprendido una cosa interesante: que un demonio de rango superior puede imponerse y dar órdenes a un demonio de rango inferior para que las obedezca. Por ejemplo, cuando alguien está poseído por demonios de rango inferior y esa persona es exorcizada, el exorcista que ordena a esos demonios que se vayan no lo consigue a veces inmediatamente, aunque ellos quisieran salir de esa persona - porque también sufren quedándose en esa alma, pero permanecen en ella porque recibieron órdenes de demonios de rango superior para que aguantaran allí.

 

 Nos parece que también se toca este tema en el libro del Padre Fortea, buscarlo en Nuestra Biblioteca.

 

 Tenemos que ser conscientes ahora de que dar pie a Satanás supone darle derecho a entrar. La gente pregunta: "¿Qué clase de pie?" Los pecados.  Pecados acumulados cada día, como falta de caridad, dureza de corazón, falta de perdón, orgullo, hostilidad, calumnia, difamación, prejuicios y arrogancia. Satanás, como he dicho antes, es un legalista. Bajo esas circunstancias, dirá: "¡Ah, esos son mis pecados favoritos y tengo derecho legal a habitar en esas regiones, porque me pertenecen!" Pero podemos socavarlo con la confesión. La confesión es también un poderoso acto de exorcismo.

 

Nuestra vida, pues, conscientes de que el mal existe efectivamente, debería girar en torno a Dios y en torno al amor divino, porque el amor une al alma con Dios y la pone bajo Su protección. Un alma no puede vivir sin Dios, sino que toma su vida de Dios; sin Dios nuestra mesa está vacía, pero con Dios nuestra mesa está llena. Toda persona que desee la salvación, sentirá la necesidad de arrepentirse, y Dios escuchará su arrepentimiento. Podemos ser liberados, sanados y protegidos del veneno del pecado y del maligno, si nos humillamos y reconocemos que el único remedio a nuestros males e infortunios es cambiar nuestros corazones mediante el arrepentimiento, y vivir una Verdadera Vida en Dios.

 

Vassula

 

 

 

 La historia de un marine que es rescatado del infierno por San Miguel cuando su muere.

 
Este es un material para meditar y discernir.

He aquí la historia.

Un infante de marina de Louisiana llamado Shawn Weed dice que estuvo fuera de su cuerpo y se dirigió a ese “otro lugar” durante un episodio de muerte de ocho minutos causada por una travesura que salió terriblemente mal.

En un descanso de la Infantería de Marina y para relejarse con dos amigos marinos (uno del cuerpo y el otro agente de inteligencia S-2), Weed y sus amigos estaban haciendo se los tontos tomando fotografías de una soga que se colocaban en su cuello, cuando fue atrapado por detrás por uno de los hombres, que pensó que sería aún más divertido apretar el nudo un poco, Weed fue repentinamente incapaz de inhalar, sin el conocimiento de sus colegas, que pensaron que Weed había prolongando el truco.

Fue todo lo contrario.

Weed se encontró incapaz de respirar. Desesperado, el marine había intentado aflojar la soga estrangulándolo. Eso le resultó imposible. De repente, se encontró allí, en la habitación, pero de una forma completamente nueva, ahora mirando a su propio cuerpo en la misma habitación con sus amigos marinos, que se tomaron un tiempo terriblemente largo para darse cuenta de que estaba inconsciente y en problemas. Su espíritu había dejado su cuerpo.

Con la misma rapidez, Weed se encontró fuera de la habitación y en un lugar de otro mundo totalmente desconocido con una oscuridad tan densa y sólida, negra que casi no tenía una textura: una vasta región o plano que parecía no tener tierra o el piso, y sin embargo, estaba de pie en algo, como en el aire.

Un lugar que no conocía en absoluto: no había luz, no había viento, sin sonido, de pie sobre la nada, como en un almacén gigante. La única luz era una tenue luz que venía de su propia forma. Se sentía atrapado a pesar de dar grandes zancadas hacia adelante para encontrar una salida. “No tenía ni idea”, dice, “donde estaba”.

“Empecé a darme cuenta de que estaba de pie en el intervalo entre dos planos paralelos que se extienden por siempre y no hay paredes, no hay puertas, no hay ventanas, estoy atrapado entre estos dos planos paralelos, y no hay manera de salir”.

“A partir de ese momento me sentí muy asustado, pero antes de que pudiera pensar en otra idea salió de mis pies un demonio muy grande. Y, por supuesto, yo no sabía lo que había pasado. Era como ser golpeado por un camión y uno no tiene ni idea de que estaba viniendo. Esta cosa se había apoderado de mí muy rápido y me agarró con tanta sorpresa y era tan grande, que no es posible describir lo que se siente al estar en las garras de algo tan grande”.

“Tuve ese dolor punzante de mi cabeza a mis pies, como un rayo de electricidad, pero sin detenerse. Y tuve esa palpitante sensación, de estar lastimado, golpeado, con la sensación bajando de mi hombro izquierdo y vi estos dedos que bajaban a aproximadamente al fondo de mi pecho. El tamaño de sus manos eran desde el costado de mi cuello hasta mi hombro. Esa era la anchura de su mano. El color de su piel era negro y rojo. No sé si era roja con sombras negras moviéndose a través de ella o rojo con una sustancia aceitosa negra como una nube en movimiento debajo de la piel, por lo que tenía una percepción de movimiento mientras estaba detenido, como el cielo con las nubes en movimiento. Estaba viendo estos dedos rojos gigantes en la oscuridad en movimiento y esta cosa estaba aplastando mi hombro izquierdo”.

“Esta cosa me tenía y estaba sonriéndome, esperando a que yo lo viera. Cuando miré por encima de mi hombro, esta cosa era grotesca. Suena aún más loco, pero era como de cuatro metros de altura. Cualquier cosa que quisiera saber en este lugar se puede pedir en la mente y la respuesta es dada inmediatamente y cuando pensé en lo grande que era, ‘trece pies’ de vino a mí. Sólo sé que era enorme, arrasaba con mis músculos. Sin cabello, sin barba, totalmente sin pelo y de forma humanoide – dos piernas, dos brazos, una boca, una nariz, dos oídos. Las diferencias eran estas: en que nuestros ojos son de color blanco, los suyos era amarillos, y mientras nuestros iris son de color verde o azul o marrón, sus iris eran de oro y diamantes en forma de una serpiente. Tenía una nariz muy ancha y plana y relucientes dientes blancos y perfectamente en la forma de un ser humano. Lo único extraño en los dientes es que donde tenemos los caninos, tenía dos colmillos que salían de su boca como un jabalí, un cerdo salvaje”.

“La cosa me tomó como si no pesara nada. Y me llevaba a un paseo. Sólo miré su rostro por un segundo. Eso es todo lo que hice. Como hombre, yo no tengo miedo de ningún otro hombre sobre la faz de esta tierra. Lucharé contra cualquier hombre, no me importa cuánto más grande es que yo. ¿Pero esta cosa? No había como combatirlo. Era demasiado grande. Era como que pesaba tres o cuatro mil libras. Usted podría tomar uno sobre mí y poner otro encima de mí y aún así no sería tan alto. Esta cosa me tenía por el hombro y se movía a una velocidad muy rápida. Me sentía como yendo a un centenar de millas por hora y tenía el control completo. No había nada, nada en absoluto, yo no podía hacer nada para escapar. Había visto esa cara por tan solo un segundo y fue suficiente para asustarme. Estoy bastante seguro de que asustaría a cualquiera”.

Toda esperanza desapareció de Weed. Parecía que todo había terminado.

“Creo que la fuerza de la esperanza está con Dios, y sin Dios, cualquier esperanza realmente no tiene una razón para vivir y para luchar y no da ninguna fuerza en absoluto”, dice en el vídeo (que se puede ver más adelante).

“Sin esperanza usted no tiene fuerza. Después que la esperanza me dejó, me estaba llevando a donde quiera que quería llevarme”.

Una idea vino a él de que se dirigían desde las “tinieblas de afuera” (lo que más tarde se preguntó si no es lo que la Biblia llama el “seno de Abraham”) hacia la parte de fuego (el “fuego y azufre”) del infierno.

Esto confundió a Weed.

Él no era un santo. Él era indiferente (lo que la Biblia dice acerca de ser “tibio”). Él “bebía como un pez” muchas noches, y fumaba unos cigarrillos. Quién sabe qué más.

Pero él no se consideraba una persona “mala”. Él no era un asesino. Él nunca había molestado a un niño. De vez en cuando iba a la iglesia.

Y así le parecía “mortalmente atroz” que estuviera “siendo llevado al infierno” por un demonio imponente.

Suena absurdo, hasta que ves y escuchas a Weed contarlo.

¿Fantasía? ¿Igual que un cómic?

Si es así, es un cuento que hace que este rudo infante de marina llore en varias coyunturas.

Ese llanto comienza cuando describe (comenzando aproximadamente a los 52 minutos del video) cómo fue rescatado por un ángel.

“Yo era un tipo normal”, dijo. “Nunca me imaginé a mí mismo como malo”.

Mientras pensaba en estas cosas él vio un punto de luz.

“Cuando yo estaba pensando en mí mismo – que no soy un mal tipo – es cuando esa luz apareció”, dice, “como una estrella lejana en el cielo nocturno, algo tan pequeño e insignificante y lejano que no podía ayudarme”.

“Luego se marchó a la izquierda un poco y volvió a la derecha. Se movía y me pregunté: ‘¿Qué es eso?’ y empecé centrarme en ella y salió corriendo hacia mí como – la única manera de describirla – a la velocidad de un relámpago”.

“Vino a mí tan rápido que en un segundo era sólo una pequeña estrella pequeña en el cielo de la noche y al siguiente hubo un cegamiento de luz blanca y su mano estaba alcanzándome y era un ángel”. [aquí comienza a llorar] .

“Mi mano sólo se estiró y agarró su mano, mi reflejo fue sólo para tomar esta mano. Y tan pronto como toqué esta mano los tres estábamos inmóviles y de pie en esta tierra que no se puede ver”.

“Esta bestia, este demonio, todavía me tenía por el hombro e instintivamente supe que debía detenerme porque sabía que si me movía hubiera arrancado mi hombro y el brazo. Era muy fuerte. Hubo algo en mí que me decía, ‘No te muevas. No te muevas’”.

“Yo estaba allí de pie mirando a este ángel y ese ángel era como de nueve pies y seis pulgadas de alto y tenía el pelo castaño ondulado, empujado a la parte trasera y tenía la piel de color oliva-, en realidad no era blanco, no era realmente negro, era un punto intermedio, pero la luz que emanaba de su interior era tan brillantemente blanca que prácticamente eclipsaba el color de su piel”.

“Yo digo ‘eso’, porque en realidad no era un ‘él’ o ‘ella’ a pesar de que el cuerpo tenía la forma de un ‘él’, como un hombre, y cuando miré su rostro era como el hombre más guapo que haya visto combinado con la mujer más hermosa que jamás haya visto. Quiero decir, que cuando se mira a este ángel, piensas, ‘Wow, es hermoso’. Sé que esto es algo gracioso de decir. En la lengua vernácula, un hombre es ‘guapo’ y una mujer es ‘bella’”.

“Pero este ángel era simplemente hermoso”.

“Sus ojos eran azules, me refiero azul perfecto. Como si alguien tomó un pedazo de cielo y lo puso en sus ojos, o una taza del océano, y la puso en sus ojos, no había fallas en ellos. Simplemente perfecto. Simplemente hermoso”.

“Él tenía la forma de un hombre con un pecho y brazos fuertes y la nuez de Adán, un hombre fuerte, más como un fitness trainer fuerte, no un fisicoculturista fuerte como el demonio, con los músculos que resaltan donde no deberían estar. Pero se puede decir que este ángel estaba allí para luchar y tenía una túnica blanca con un corte en v en cuello en la parte delantera y bordada de oro a lo largo del borde de su cuello; este manto era como una especie de túnica romana blanca que llegaba justo debajo de las rodillas y los codos y yo estaba impresionado por ella”.

“Estaba mirándola y perdiendo la cabeza por su brillo y belleza, y al mismo tiempo, congelado porque se podía sentir el aire del demonio, que miró a su alrededor para ver qué lo había detenido. Se dio la vuelta y estaba dispuesto a luchar, no se equivoquen, este demonio estaba listo para batallar de la peor manera – pero cuando se dio la vuelta, este ángel – su velocidad era simplemente increíble y simplemente se adelantó y con la palma abierta golpeó a este demonio a la altura de la cabeza y en el pecho. No puedo describir la fiereza y el poder de esta cosa. Golpeó a este demonio con tal fuerza que su mano literalmente fue arrancada de mi hombro y no tenía ni idea de lo que le había golpeado”.

“Este demonio fue golpeado con tanta fuerza que literalmente se dobló y voló hacia atrás”.

El ángel, al parecer, de acuerdo con el marine, llama a Weed por un “largo” nombre místico.

“Me llamó por el nombre que me dejaba saber más o menos de que todavía tenía la oportunidad de estar en el cielo, que tenía un nombre celestial, y que yo lo dilapidé, me perdí, y si hubiera sido mi tiempo final, ahí es donde me habría quedado. Cuando me llamó con este largo nombre, era como sentirme en ‘casa’”.

El nombre fue removido con la misma rapidez de su memoria.

“Me miró y empezó a hablar de mí y su voz era como una cascada. Si una cascada pudiera hablar, como un sonido de ráfaga (Shawn), comprendí que estaba convirtiendo mi entendimiento para entender su idioma. Me elevó hasta entender su lengua y él me miró y dijo: ‘Hola, mi nombre es Michael’ [Weed llora otra vez]. De inmediato supe que era el Arcángel de la Biblia”.

El demonio estaba tratando de volver, afirma Weed, y el ángel

“me dio una mirada triste y me dijo: ‘tu tiempo aún no ha llegado. Ya es hora de que te vayas’”.

Inmediatamente el marine estaba de vuelta en su cuerpo, tan inmediatamente como lo había dejado. Shawn abrió los ojos; regresó a la “vida”; allí estaba, de nuevo en la sala con sus amigos; acostado en el sofá en que le habían puesto; él dijo que le tomó veinte minutos para recuperar el uso de su cuerpo, ya que trataron de reanimarlo (con éxito, afortunadamente, para los tres, ¿te imaginas ?).

El mensaje de Weed:

Dedicar la vida a Dios tanto como le sea posible.

No es suficiente decir que usted cree. Usted debe creer.

No es suficiente que no sea un asesino, o un abusador. Usted debe ser santo .

Y Weed reafirma,

“No nos damos cuenta de la realidad del lugar. Estuve a las puertas del infierno . Sé a ciencia cierta que existe, porque ahí es donde [antes de que Miguel llegara] me estaban llevando”.

 

 

 

 

 

Los invitamos a visitar

Nuestra Biblioteca

 

 


Portada

Página anterior y principal (Meditaciones)

 

Página siguiente (Recordad al Buen ladrón)

 

 

 

Páginas nuevas:

 

Dios Padre habla a Sus hijos

 

Videos de música religiosa (popular)

 

Rosarios, Coronas y Coronillas

 

Oraciones a la Santísima Virgen

 

 

 

 

Esta página pertenece al sitio  "Oraciones y Devociones Católicas"

Visite siempre la Portada del sitio, siempre hay algo nuevo ahí.