ORACIÓN PARA LA PERMANENTE BUENA SALUD DEL CUERPO A LA LUZ DE DIOS PADRE

(Oración durante el baño matinal)

 

 

 

 

 

  Aquí le vamos a dejar un ejemplo de la oración que se puede rezar durante el baño o ducha matutina. Como por lógica no podrán estar leyendo esta oración, puede tomarse como una idea. Es bueno que se rece todos los días.

 

  Nuestro Padre nos lo ha dicho, quien esté con Él será protegido en cuerpo y alma. Pero es bueno recordarle diariamente para que Él con su amor elimine de nosotros cualquier dolencia que pueda estar en un estado muy primitivo aún, antes que ésta se desarrolle y nos pueda causar problemas mayores en el futuro. Con esta oración conseguimos además la iluminación, para que  nos vaya guiando con respecto a las acciones que debemos hacer para solucionar algunas problemas de salud. Todo está en el amor de Dios

 

Vamos mojando con agua las distintas partes del cuerpo a medida que se va recitando la oración.

 

Se comienza:

 

1.-  Un Padrenuestro.

 

2.- Santo, Santo, Santo es el Señor Dios de los Ejércitos, el Cielo y la Tierra están llenos de la Majestad de Su Gloria. Gloria al Padre, Gloria al Hijo, Gloria al Espíritu Santo.

 

3.- Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, líbranos Señor de todo mal.

 

4.- Padre Santo, te pido por los agonizantes que están en pecado mortal y en peligro de condenarse, te pido por el triunfo del Corazón Inmaculado de María, por los pecadores en general, por los sacerdotes, por la Iglesia y por la paz en el mundo y especialmente por la juventud.

 

Si está en Gracia de Dios, pasar al siguiente párrafo, los que se encuentran en pecado mortal, rezar lo siguiente:

 

  Padre Santo, ahora que voy a dirigirme a ti para que protejas mi salud, muéstrame Padre Bueno todos mis pecados y dame la gracia de la compunción. Entiendo que te he ofendido y he crucificado a tu Hijo nuevamente. Me comprometo a acudir lo más pronto posible a la confesión, donde le contaré al sacerdote todos mis pecados sin omitir ninguno. Estoy arrepentido y con firme propósito de enmienda. Entiendo que de no cumplir este compromiso que hago ante Ti, Padre, Tú no protegerás mi salud y estaré a merced del demonio y de sus dardos incendiarios.

 

 

  Padre Santo, ahora que mi cuerpo está desnudo frente a ti, te quiero pedir especialmente por los sacerdotes que en este instante están a punto de cometer un pecado carnal en cualquier parte del mundo. Que se detengan y no lo lleven a cabo, que comprendan que están traicionando a Jesucristo y haciendo un daño enorme al Cuerpo Místico. Que recapaciten y se detengan y no cometan tan grave pecado ante tus Santos Ojos.

 

 

(Vamos a imaginar que es un varón quien está en el baño, para las mujeres realizar los cambios de acuerdo al género)

 

Padre Santo, con esta agua purificadora que tú has bendecido te pido:

 

Por la salud de:

Mi cerebro,

Ojos,

Boca (dientes, encías, paladar, lengua, etc.)

Glándulas (tiroides, etc.)

Tráquea.

 

En la espalda:

Pulmones.

 

Haciendo una cruz en el corazón:

Corazón, Aorta y venas

Presión arterial, taquicardias, etc.

 

 

Seguimos más abajo con el agua:

Estómago,

Intestino delgado y grueso,

Páncreas,

Colon,

Hígado,

Vejiga, etc.

 

Parte baja de la espalda:

Riñones

 

Por adelante:

Pene, potencia sexual.

Testículos (testosterona normal, testículos normales, libres de tumores y otras dolencias)

 

Bajo, entre las piernas

Próstata sana y normal.

 

Ano y recto.

 

Espalda, cuello

Brazos y piernas

Músculos,

Venas (libre de várices)

Articulaciones

 

Huesos:

Espina dorsal

Hueso craneal,

Huesos de hombros, brazos y piernas.

 

En general:

Sangre, piel, etc.

 

Etc., etc….

 

  Por ejemplo en el caso de algunos hombres jóvenes: si les aproblema algo de esto, le pueden decir lo siguiente:

Padre Santo, haz que sea absolutamente normal en el tamaño de mis genitales, mayor bello corporal, barba más tupida, voz más grave , etc., etc. Padre te pido que me ayudes en esto, que me acompleja frente a mis pares. Él mismo les va a inspirar lo que tienen que hacer para solucionarlo.

 

  Padre Santo: Elimina de mí cualquier enfermedad, tumores cancerígenos, enfermedades inmunológicas, enfermedades mentales como depresiones, angustias, calvicie y cualquier otra enfermedad o dolencia que se pidiera manifestar en el futuro.

 

  Gracias Padre Santo por curarme de cualquier enfermedad que pueda tener y me comprometo a servirte y a trabajar por la salvación de mis hermanos, todo a través del amor.

 

En el caso de las mujeres:

 

Pedir por los órganos sexuales, ovarios, útero, trompas Las solteras desde ya, pedir por la posibilidad de ser madres. Etc.

 

En fin, cada uno la adapta a sus necesidades.

 

 

Como lo dijimos, todo esto en Gracia de Dios

 

 

Que nos dice nuestro amado Padre:

 

  Hijitos Míos, todos vosotros estáis llamados a la santidad, Soy vuestro Padre y vuestro Dios y, en cierta forma, exijo esa santidad de vosotros, porque estando así, es como estaréis como cuando vuestros Primeros Padres vivían en el Paraíso Terrenal. Ellos vivían en santidad, fueron creados para la santidad y la perdieron, no quisieron mantenerse en ese estado y traicionaron esa Gracia que Yo les había dado tan grande, la Gracia de la santidad. Ellos no tuvieron que trabajar para obtenerla, fue un regalo gratuito, Mío, de vuestro Dios y Creador, vosotros ahora tenéis que luchar para obtenerla pero, estando Conmigo y contando sobre todo Conmigo, con Mis Gracias y Bendiciones, vosotros podéis llegar a obtener nuevamente la santidad de vida.

 

  Os digo que exijo esa santidad, porque el alma santa es bellísima, el alma santa puede obtener de Mí grandes regalos, con  el alma santa Yo Me comunico fácilmente y Me deja vivir en su corazón. Con todo su amor y docilidad. Las almas santas son bellísimas, vosotros no os dais cuenta totalmente de lo que es un alma santa. Ciertamente conocéis de hermanos vuestros que alcanzaron la santidad, pero no podéis ver en su interior, y Yo sí puedo ver en el interior de estas almas santas y Me gozo en ellas.

 

  Vosotros, tenéis que luchar por obtener esa santidad y la santidad se logra con la negación de todo vuestro mal interior, por vuestros pecados, pasiones, todo aquello que os aleja de todo lo que Yo os he pedido que seáis. Para eso os he dado, principalmente, los Diez Mandamientos, para que fuera una guía, para que fuerais alcanzando la santidad poco a poco, que no fuerais cayendo en los errores humanos que os están señalando los Diez Mandamientos.

 

  Ciertamente, el hombre, al haberse alejado de Mí, su espiritualidad no es perfecta y ya que el alma busca una espiritualidad, ahí es donde entra Satanás a hacer su obra en vosotros, os desvía, os engaña y os empieza a llenar de su maldad y vosotros aceptáis esa maldad en vuestro interior, cuando vuestro interior debiera estar plenamente lleno de Mí, vuestro Dios. Es ahí en donde debéis empezar a negaros a vosotros mismos, a cuidar vuestro interior, que es vuestra alma. Debéis impedir que entre todo aquello que pueda dañar vuestra alma y todo vuestro ser, porque cuando vuestra alma está dañada, también afecta a vuestro cuerpo.

 

  Sabéis que muchas enfermedades del cuerpo son causadas por el desastre espiritual que tenéis. Sí, Mis pequeños, si queréis tener salud total, os debéis acercar a Mí, debéis contar con Mis Fuerzas, con Mis Capacidades, con Mi Omnipotencia, porque si os alejáis de Mí y queréis hacer vuestra vida con vuestras capacidades, nunca lograréis la perfección a la que estáis llamados y, es más, os iréis alejando cada vez más de ella, porque no os estáis acercando a la fuente de todo Bien, que Soy Yo.

 

  Os pido, Mis pequeños, que busquéis la santidad y Yo os ayudaré a alcanzarla, tratad y veréis que Conmigo, con Mi ayuda, la alcanzaréis, Satanás estará al acecho, pero para eso estoy Yo, vuestro Padre y vuestro Dios, estaré protegiéndoos de su ataque, para que vuestra meta sea alcanzada y podáis regresar al estado de santidad que tenían vuestros Primeros Padres.

Gracias, Mis pequeños.

 

         

 

 

Página anterior (Oraciones) 

 

        Página siguiente (Consagración a la Santa Cruz)

 

 

 

 

 

Páginas principales

Portada

Índice General y páginas misceláneas

 

Dios Padre habla a Sus hijos

 

 Meditemos con Jesús (importante)

 

Reflexiones y mensajes de María

 

Oraciones diversas

 

Selección de Letanías

 

Selección de Novenas

 

Oraciones Virgen María

 

Videos de música religiosa (popular)

 

Rosarios, Coronas y Coronillas

 

Nuestra Biblioteca

 

Hablemos de....

 

 

 

 

Esta página pertenece al sitio  "Oraciones y Devociones Católicas"

Visite siempre la Portada del sitio, siempre hay algo nuevo ahí.