NOVENA A LA CAPA SANTA DE SAN JOSÉ
(Holy Cloak of St. Joseph )   

 

  Novena a la capa de San José

 

 

Novena para pedir el amparo bajo el manto sagrado de San José

 para honrarlo y pedirle su patrocinio
 

 

Traducida por Angie Ware

 

 

 

 "Oraciones y Devociones Católicas" tiene la autorización de Manantial Divino para publicar en este Portal Católico la Novena a la Capa de San José. Si ustedes la necesitan para otra página Web, deben solicitar la debida autorización. El link de ellos, al final.

 

 


 
La Novena:


 1.- Esta novena en honor de San José es llamada el Santo Manto de San José, para merecer el patrocinio de este gran santo de una manera particular y especial y a la vez tributarle honor.


 
2.- Es para ser recitada durante treinta días consecutivos en la memoria de los treinta años de San José en compañía de Jesús , Hijo de Dios. Si por alguna razón usted no puede recitar la oración de un día en particular, usted puede compensarla al recitarla el día 30, las veces que le faltó rezar la oración de la novena.


 
3.- Las gracias extraordinarias obtenidas por esta oración son innumerables. Por esta razón la estamos traduciendo para uso privado dentro de la pagina de Manantial Divino, el folleto se encuentra disponible en un ingles antiguo. De hecho, Santa Teresa, dijo: " Si usted quiere realmente creer en él, pruébelo recitando la novena y finalmente se convencerá."


4.- Es más eficaz esta novena cuando se hace oración por las almas del Purgatorio.


 Con la misma solicitud que ayudamos a secar las lágrimas de las almas que sufren, podemos esperar que San José nos ayudará a secar nuestras lágrimas en nuestras necesidades. De esta manera, La Capa Santa de San José se extiende sobre nosotros y nos servirá como un escudo contra todos los peligros que nos acechan, de modo que podamos un día , con la gracia de Dios, obtener la salvación eterna.
Nuestro Señor y Nuestra Señora nos invita a amar , honrar y rezar a San José:

El mismo Jesús dijo a Santa Margarita, "Me gustaría que todos los días se ofrezcan oraciones especiales a mi madre y a San José, mi más dulce guardián .


"La Santísima Virgen le dijo a la Venerable Sor María de Jesús de Ágreda con relación a San José:

 

"Usted debe asegurarse de aumentar continuamente su amor y dedicación a este gran santo. En todas sus necesidades, usted debe servirse de su protección, bajo todas las circunstancias usted debe animar a tantas personas como le sea posible hacia esta devoción, de hecho, lo que mi devoto esposo pide en el cielo, Dios todopoderoso lo concederá en la Tierra "




 


ORACIONES DE LA NOVENA DE LA CAPA SANTA

 

Se reza todo hasta el final cada día, hasta completar nueve.

 

 

 
En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Jesús, María y José, yo les doy mi corazón y mi alma.
 A nuestro Padre Celestial en acción de gracias por haber exaltado a San José a una posición de dignidad tan excepcional.

Decir el Gloria tres veces.

 


OFRECIMIENTO

 
 I

Oh Glorioso Patriarca San José, yo humildemente me postro ante ti. Ruego al Señor Jesús, a tu Esposa Inmaculada, la Virgen María, y todos los Ángeles y los Santos en la Corte Celestial, que me acompañen en esta devoción. Te ofrezco este Manto precioso, mientras que prometo mis más sinceras fe y devoción. Me comprometo a hacer todo en mi poder para honrarte a lo largo de mi vida para probar mi amor por ti.


  Ayúdame, San José. Asísteme ahora y durante toda mi vida, pero especialmente en el momento de mi muerte, como tu fuiste asistido por Jesús y María, para unirnos un día en el Cielo y allí honrarte por toda la eternidad. Amén.

 


II

 Oh Glorioso Patriarca San José, postrado, delante de ti y de tu Divino Hijo, Jesús, te ofrezco, con sincera devoción, este precioso tesoro de la oración, siendo siempre consciente de las numerosas virtudes que adornan tu sagrada Persona. En ti, Oh Glorioso Patriarca, se cumplió el sueño de tu precursor del primer José, que de por sí parece haber sido enviado por Dios para preparar el camino para tu presencia en esta tierra. De hecho, no sólo te ha rodeado por el esplendor luminoso de los rayos del Sol Divino, de Jesús, sino que también tú fuiste espléndidamente reflejado en la brillante luz de la luna mística, la Santísima Virgen María.

 

  Oh Glorioso Patriarca, si el ejemplo del anciano Jacob, quien fue personalmente a felicitar a su hijo predilecto, quien fue exaltado en el trono de Egipto, sirvió para traer a todos sus descendientes allí, acaso no, deben el ejemplo de Jesús y María, que te honran con su mayor respeto y confianza, servirme para llevarme a mi tu fiel devoto, que me presente a ti con este Manto precioso en tu honor.


  Concédeme, oh Gran San José, que Dios Todopoderoso puede a su vez dirigir una mirada benévola hacia mí. Pues el ancestral José no rechazó sus hermanos culpables y crueles, sino más bien los acepto con amor y protección y los salvó del hambre y la muerte, te lo suplico, Oh Glorioso Patriarca, a través de tu intercesión, haz que el Señor nunca me abandone en este exilio de valle de dolores.

 Haz que él siempre me nombre como uno de sus fieles siervos que viven tranquilos y seguros, bajo el patrocinio de tu Manto Santo.  Haz que yo pueda vivir siempre dentro de la protección de este patrocinio, todos los días de mi vida y sobre todo en el momento en que respire mi último aliento.

 


ORACIONES

 

 I

  Yo te saludo oh Glorioso San José, tú que estás encargado de invaluables tesoros del Cielo y la Tierra y eres el Padre adoptivo de Aquel que nutren a todas las criaturas del universo. Tú eres, después de María, el santo más digno de nuestro amor y devoción. Tú solo, por encima de todos los Santos, has sido elegido para ese honor supremo de la crianza, orientación, de alimentar e incluso abrazar al Mesías, a quien tantos reyes y profetas habrían deseado mirar.


  San José, salva mi alma y obtén para mí de la Divina Misericordia de Dios la petición que te ruego humildemente _________. Y para las almas del Purgatorio, concédeles un gran alivio en su dolor.
(Recitar un Gloria 3 veces a nuestro Padre Celestial en acción de gracias por haber exaltado de San José a una posición de dignidad tan excepcional.)

 


II

  Oh poderoso San José, tú fuiste proclamado patrono de la Iglesia Universal, por lo tanto, yo pido tu auxilio, por encima de todos los otros Santos, como el mayor protector de los afligidos, y ofrezco incontables bendiciones a tu generosísimo corazón , siempre dispuesto a ayudar en cualquier necesidad.


  A ti, oh Glorioso San José, vienen las viudas, los huérfanos, los abandonados, los afligidos, los oprimidos. No hay dolor, angustia o agonía que no has consolado. Dígnate, te ruego, utilizar en mi nombre los dones que Dios te ha dado, hasta que a mi también me concedas la respuesta a mi petición y que las almas benditas del purgatorio, rezen a San José por mí.
(Recitar un Gloria 3 veces a nuestro Padre Celestial en acción de gracias por haber exaltado de San José a una posición de dignidad tan excepcional.)

 


III

  Innumerables son aquellos que han rezado a ti antes que yo y han recibido consuelo y paz, gracias y favores. Mi corazón, tan triste y doloroso, no puede encontrar reposo en medio de esta prueba que me acosa. Oh Glorioso San José, tú sabes todas mis necesidades, incluso antes de que las pronuncie en la oración. Tú sabes lo importante que esta petición es para mí. Me postro ante ti mientras suspiro bajo el peso del problema que se enfrenta a mí.


  No hay corazón humano en el cual puedo confiar mi dolor, y aunque me encuentre a un ser compasivo que estaría dispuesto a asistirme, todavía no podría ayudarme. Sólo tú puedes ayudarme en mi dolor, San José, y te ruego oigas mi súplica.
Acaso No ha dejado Santa Teresa escrito en sus diálogos que el mundo debe siempre saber: "Todo lo que pidáis de San José, lo recibiréis."


  Oh San José, consolador de los afligidos, ten piedad de mi tristeza y compadécete de las pobres almas que ponen en ti tanta esperanza en sus oraciones.
(Recitar un Gloria 3 veces a nuestro Padre Celestial en acción de gracias por haber exaltado de San José a una posición de dignidad tan excepcional.)

 


IV

Oh Sublime Patriarca San José, a causa de tu perfecta obediencia a Dios, interceder por mí.
Por tu santa vida llena de gracia y de méritos, oye mi oración.
Por tu nombre dulcísimo, ayúdeme.
Por tus lágrimas santísimas, confórtame.
Para tu siete dolores, intercede por mí.
Por tus siete alegrías, consuélame.
De todo mal del cuerpo y del alma, líbrame.
De todos los peligros y desastres, sálvame.
Ayúdame con tu poderosa intercesión y obtenme, por tu poder y misericordia, todo lo necesario para mi salvación y en particular el favor_________ que ahora te presento con gran necesidad.
(Recitar un Gloria 3 veces a nuestro Padre Celestial en acción de gracias por haber exaltado de San José a una posición de dignidad tan excepcional.)

 


V

  Oh Glorioso San José, son innumerables las gracias y favores que has obtenido para las almas afligidas. Asistes a los Enfermos de cualquier naturaleza, ayudas a los oprimidos, perseguidos, traicionados, privado de todo consuelo humano, incluso aquellos que necesitan del pan de vida,  todos los que implora tu poderosa intercesión son consolados en su aflicción.


  Oh querido San José, no permita que yo sea el único de todos los que han apelado a ti, a quien niegues esta petición que yo tan ardientemente te suplico. Demuéstrame incluso a mí, tu bondad y generosidad, para que pueda gritar en acción de gracias, "¡Gloria eterna a nuestro Santo Patriarca San José, mi gran protector en la Tierra y el defensor de las Almas Santas en el Purgatorio."
(Recitar un Gloria 3 veces a nuestro Padre Celestial en acción de gracias por haber exaltado de San José a una posición de dignidad tan excepcional.)

 


VI

  Eterno Padre, que estás en el cielo, por los méritos de Jesús y María, te ruego me concedas mi petición. En el nombre de Jesús y María, me postro ante tu presencia Divina y te ruego que aceptes mi súplica llenas de esperanzas para perseverar en la oración para que pueda ser contado entre la multitud de aquellos que viven bajo el patrocinio de San José.
Extiende tu bendición sobre este precioso tesoro de las oraciones que ofrezco hoy a él como prenda de mi devoción.
(Recitar un Gloria 3 veces a nuestro Padre Celestial en acción de gracias por haber exaltado de San José a una posición de dignidad tan excepcional.)

 

 

 

Súplicas en honor de la vida oculta de San José con Jesús y María

 


San José, ruega para que Jesús pueda entrar en mi alma y me santifique.
San José, ruega para que Jesús pueda entrar en mi corazón e inspirarme con la caridad.
San José, ruega para que Jesús pueda entrar en mi mente y me ilumine.
San José, ruega para que Jesús pueda guiar mi voluntad y la refuerce.
San José, ruega para que Jesús pueda dirigir mis pensamientos y purificarlos.
San José, ruega para que Jesús pueda guiar mis deseos y dirigirlos.
San José, ruega para que Jesús pueda mirar mis acciones y extienda sobre mi sus bendiciones.
San José, ruega para que Jesús me inflame de amor por él.
San José, solicita de mi parte a Jesús la imitación de tus virtudes.
San José, pide de mi parte a Jesús un verdadero espíritu de humildad .
San José, pide de mi parte a Jesús mansedumbre de corazón.
San José, pide de mi parte a Jesús la paz del alma.
San José, pide de mi parte a Jesús el santo temor del Señor.
San José, pide de mi parte a Jesús un deseo de perfección.
San José, pide de mi parte a Jesús una dulzura de corazón.
San José, pide de mi parte a Jesús un corazón puro y caritativo.
San José, pide de mi parte a Jesús la sabiduría de la fe.
San José, pide de mi parte a Jesús su bendición de la perseverancia de mis buenas obras.
San José, pide de mi parte a Jesús la fuerza para llevar mis cruces.
San José, pide de mi parte a Jesús el desprecio por los bienes materiales de este mundo.
San José, pide de mi parte a Jesús la gracia de caminar siempre en el camino angosto hacia el Cielo.
San José, pide de mi parte a Jesús la gracia de evitar toda ocasión de pecado.
San José, pide de mi parte a Jesús un deseo santo de la felicidad eterna.
San José, pide de mi parte a Jesús la gracia de la perseverancia final.


San José, no me abandones.
San José, ruega que mi corazón nunca deje de amarte y que mis labios nunca dejen jamás de elogiarte.
San José, por el amor que le tienes a Jesús, haz que yo pueda aprender a amarlo.
San José, amablemente acéptame como tu fiel devoto.
San José, yo me entrego a ti, acepta mis ruegos y escucha mi oración.
San José, no me abandones en la hora de mi muerte.


Jesús, María y José, yo les doy mi corazón y mi alma.
(Recitar un Gloria 3 veces, a nuestro Padre Celestial en acción de gracias por haber exaltado a San José a una posición de dignidad tan excepcional.)

 

 

Invocaciones a San José

 

I

  Acuérdate, oh purísimo esposo de María y mi amadísimo guardián, San José, que jamás se ha oído decir que alguno de los que han implorado tu protección y pedido tu ayuda, ha sido dejado sin consuelo. Animado con esta confianza, acudo a ti con todo el fervor de mi espíritu, me encomiendo a ti. No desprecies mi súplica, oh Padre Adoptivo del Salvador, antes bien, dígnate recibirla favorablemente y concedérmela. Amén.


II

  Glorioso San José, esposo de la Santísima Virgen María y virginal padre de Jesús, guárdame y vela por mí, llévame por el camino de la gracia santificante, presta atención a las necesidades urgentes que ahora te pido que envuelvas dentro de los pliegues de tu manto paternal. Aparta de mí, los obstáculos y las dificultades que se encuentran en el camino de mi oración y concede que la feliz respuesta a mi petición puede servir para la mayor gloria de Dios y mi salvación eterna.
Como prenda de mi eterna gratitud, me comprometo a difundir la noticia de tu gloria, mientras que dar gracias al Señor por tener tanta bendición de tu poder y maravillas en el Cielo y la Tierra

 


Recitar las letanías de San José

 

 

Señor, ten misericordia de nosotros

Cristo, ten misericordia de nosotros.

Señor, ten misericordia de nosotros.

Cristo óyenos.

Cristo escúchanos.

 

Dios Padre celestial, ten misericordia de nosotros.

Dios Hijo, Redentor del mundo, ten misericordia de nosotros.

Dios Espíritu Santo, ten misericordia de nosotros.

Santa Trinidad, un solo Dios, ten misericordia de nosotros.

Santa María, ruega por nosotros.

 

San José, ruega por nosotros.

Ilustre descendiente de David,  ruega por nosotros.   

Luz de los Patriarcas, ruega por nosotros.   

Esposo de la Madre de Dios, ruega por nosotros.   

Casto guardián de la Virgen, ruega por nosotros.   

Padre nutricio del Hijo de Dios, ruega por nosotros.   

Celoso defensor de Cristo, ruega por nosotros.   

Jefe de la Sagrada Familia, ruega por nosotros.   

José, justísimo, ruega por nosotros.   

José, castísimo, ruega por nosotros.   

José, prudentísimo, ruega por nosotros.   

José, valentísimo, ruega por nosotros.   

José, fidelísimo, ruega por nosotros.   

Espejo de paciencia, ruega por nosotros.   

Amante de la pobreza, ruega por nosotros.   

Modelo de trabajadores, ruega por nosotros.   

Gloria de la vida doméstica, ruega por nosotros.   

Custodio de Vírgenes, ruega por nosotros.   

Sostén de las familias, ruega por nosotros.   

Consuelo de los desgraciados, ruega por nosotros.   

Esperanza de los enfermos, ruega por nosotros.   

Patrón de los moribundos, ruega por nosotros.   

Terror de los demonios, ruega por nosotros.   

Protector de la Santa Iglesia, ruega por nosotros.   

 

Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo: perdónanos, Señor.

Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo: escúchanos, Señor,

Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo: ten misericordia de nosotros.

 

V.- Le estableció señor de su casa.

R.- Y jefe de toda su hacienda.

 

 

Oremos

 

 Oh Dios, que en tu inefable providencia, te dignaste elegir a San José por Esposo de tu Santísima Madre: concédenos, te rogamos, que merezcamos tener por intercesor en el cielo al que veneramos como protector en la tierra. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén

 

 

Oración final de la Capa Santa
 


 Oh Glorioso Patriarca San José, tú que fuiste elegido por Dios por encima de todos los hombres para ser la cabeza terrenal de la más santa de las familias, te ruego que me aceptes en los pliegues de tu manto sagrado, que llegues a ser el guardián y custodio de mi alma.
A partir de este momento, yo te elijo como mi padre, mi protector, mi consejero, mi Santo Patrón y te ruego que custodies mi cuerpo, mi alma, todo lo que soy, todo lo que poseo, mi vida y mi muerte.


 Mírame como uno de tus hijos; defiéndeme de la traición de mis enemigos, invisible o visibles, ayúdame en todo momento en todas mis necesidades, consuélame en las amarguras de mi vida, y especialmente a la hora de mi muerte. Di tan solo una palabra a mí favor al Divino Redentor a quien tú fuiste considerado digno de sostenerlo en tus brazos, y ser digno de la Santísima Virgen María, tu castísima esposa.


Pide para mí las bendiciones que me llevarán a la salvación. Inclúyeme dentro de los más queridos por ti y yo te demostraré que soy digno de tu especial amparo. Amén.

 

Oración a San José


  A ti clamamos en las tribulaciones, Oh Bendito San José, suplicamos con confianza tu amparo, después de la de tu santísima esposa, la Virgen María.


  Por ese enlace sagrado de devoción que te ligó a la Virgen Inmaculada, Madre de Dios, y por el amor paternal que prodigaste al niño Jesús, te pedimos echar una mirada sobre los dones celestiales que el Divino Redentor ha obtenido para toda la humanidad a través de su Preciosa Sangre y por tu poder y misericordia, ayúdanos en nuestras necesidades.


 Oh Santo protector de la Sagrada Familia, protégenos a nosotros los niños de nuestro Señor Jesucristo, mantén lejos de nosotros los errores y males que corrompen el mundo, ayúdanos desde el cielo en nuestras luchas contra los poderes de las tinieblas. como tú una vez protegiste al Divino Niño de la crueldad del edicto de Herodes, ahora defiende la iglesia y mantenla segura de todos los peligros y amenazas, reparte sobre todos nosotros tu Santo amparo , para que siguiendo tu ejemplo y con la ayuda de tu guía espiritual , todos podamos aspirar a una vida virtuosa, una muerte santa y asegurar para nosotros la bendición de la felicidad eterna en el Cielo. Amén.


Recuerde orar por las almas del Purgatorio:

 

Cien Réquiem
 

 Se autoriza la copia solamente para uso personal.

(Seleccione todo - copie al Block de Notas - seleccione todo en el Block de Notas - copie al procesador de textos - imprima, todo esto tarda 3 minutos)

 

 

 

Para utilizar en otras páginas web solicitar autorización a:

http://www.manantialdivino.com/


 

 

Página anterior (Novenas)

 

Página siguiente (Novena a la Virgen pidiendo un hijo)

 

 

 

Páginas principales

Portada

Índice General y páginas misceláneas

 

Dios Padre habla a Sus hijos

 

 Meditemos con Jesús (importante)

 

Oraciones diversas

 

Selección de Letanías

 

Selección de Novenas

 

Oraciones Virgen María

 

Videos de música religiosa (popular)

 

Rosarios, Coronas y Coronillas

 

Nuestra Biblioteca

 

Hablemos de....

 

 

 

 

Esta página pertenece al sitio  "Oraciones y Devociones Católicas"

Visite siempre la Portada del sitio, siempre hay algo nuevo ahí.