MENSAJE Nº 23 SAN MIGUEL

 

 INSTRUCCIONES FINALES CUARTA PARTE

          

              

 

 

 

CUARTA PARTE

 

 

 

EJÉRCITO MILITANTE

Funciones:

Las funciones del Ejército Militante para la cruenta batalla son muy importantes y deben de quedar bien definidas y estudiadas.

Es por eso que el Cielo tomó unas horas de descanso para poderlas dar a Lore, porque se definieron puntos y planearon bien estrategias, por la Santísima trinidad, la Virgen María y por parte mía.


Para empezar, este Ejército
es más vulnerable por estar en la tierra y estar formado por hombres que todavía no gozan de la visión beatífica que conoce el Ejército Triunfante, y los conocimientos espirituales que conoce el Ejército Purgante.

Por lo que es el hermano menor de los tres Ejércitos, y el más protegido por el Ejército Triunfante y Purgante, ya que estos dos Ejércitos,
forman una muralla protectora que los cubre, primero que nada con la Sangre del Cordero, el Manto de María, y las Manos del Padre, que son muy poderosas y son depositarias de este Ejército.

Porque el Padre tiene guardados en sus Manos a cada integrante de este Ejército, con las cuales ejecutará su justa ira, pero que también con estas Manos, protegerá con todas sus fuerzas al Ejército Militante de las acechanzas del maligno.

Es muy importante este punto, porque nunca se había hablado de las manos del Padre como refugio de los hombres, y fortín
en estos últimos tiempos.

Pero será el lugar donde el Ejército Militante acatará órdenes, y se alimentará de los dones y gracias del Cielo y se les asistirá y dotará del conocimiento necesario para llevar a cabo su misión.


De la misma forma el Espíritu Santo, forjará a estos valientes hombres, que se
dividen en tres partes:

 


I.- PRIMICIAS:

Escogidos por Decreto Divino para encarar al anticristo, conducir a la gran muchedumbre al Nuevo Milenio, ayudar a sus hermanos a conocer la Divina Voluntad y salvar sus almas, proteger a la humanidad de las acechanzas del mal, predicar el Evangelio, convertir almas y dar su vida por Cristo.

Estas personas son sumamente especiales y escogidas por Decreto Divino desde antes de nacer, por lo tanto serán dotados de conocimiento infuso Divino, dones extraordinarios y la transformación de sus cuerpos, poco antes o durante la gran tribulación.

Estos hombres estarán a punto de ser tomados por el Cielo, para sus transformaciones. Por eso ustedes que han sentido el llamado a ser Primicias, y aunque no estén seguros, pero lo sientan en su corazón,
deben desde hoy seguir los siguientes pasos para poder lograr sus transformaciones:



Primero que nada estas personas, ya gozan de un Corazón más puro, noble e inocente, ya que no sienten odios ni resentimientos, ya no se sobresaltan ante los ataques, ni dudan de los designios de Dios.

Comparten los sufrimientos y las alegrías de Cristo y conocen con más certeza misterios de Dios que las demás almas, porque sus corazones ya están casi transformados.

Les falta el toque final, madurar un poco más en el amor y entrega. Son muy diferentes a los demás, sienten compasión, amor. Son caritativos, tienen fe y esperanza.

Sienten una gran alegría al escuchar sobre el pronto retorno de Jesucristo. Sólo les falta que sus cuerpos se transformen y sus almas y espíritus adquieran el conocimiento infuso Divino. Estas almas fueron preparadas por nueve meses en el Vientre de la Virgen María de Guadalupe.


Son muy atacadas por el enemigo, pero son fuertes. Dios Padre las ha forjado con sus Manos. La Virgen María las ha instruido en su Vientre Maternal. Y el Espíritu Santo ha obrado en sus corazones. Por lo tanto son almas muy especiales con corazones de niño.


Listos para su transformación final, la corpórea, porque sus corazones que eran humanos y de roca ahora son corazones de carne, con amor y esperanza. Casi listos para ser totalmente parecidos al Corazón de Jesucristo.

 


Por lo tanto deben seguir los siguientes pasos:

1.- Rezo diario del Rosario.

2.- Exorcismo del Papa León XIII.

3.- Armadura Espiritual dada a Enoc.

4.- Devoción a la Preciosísima Sangre dos veces a la semana.

5.- Obras de caridad.

6.- Comunión diaria. Si no se puede, hacerla espiritual.

7.- Himnos a San Miguel, San Gabriel y San Rafael.

8.- Oraciones dadas por Mí a través de Lore, que son para las Primicias (mensajes 7 y 8 de la guía)


9.- Ayuno dos veces por semana.

10.- Aceite de San José, untado y tomado por lo menos una vez al día como protección y Alimento espiritual.

11. Rociar agua bendita en alimentos y objeto personales, como medallas, escapularios, Cruces, Biblias, libros espirituales.

12.- Tener agua exorcizada, agua bendita, aceite bendito o de San José o San Rafael.

13.- Recuerden que como Primicias, deben de proteger a los soldados orantes y practicantes ya que no gozarán de tantos dones espirituales, por lo tanto la batalla será más dura para ellos, por lo que necesitarán de su fortaleza y consuelo

14.- Lean pasajes bíblicos, los que ustedes consideren pertinentes, de preferencia proféticos y Evangelios, por lo menos una hora al día.

15.- Conozcan y empiecen a leer el Catecismo de la Iglesia Católica, para que conozcan sus Lineamientos y pautas a seguir.

16.- Discreción, oración, silencio. No juzguen ni critiquen y si van a hablar algo malo de su Prójimo, aunque sea un comentario, callen y no digan nada; sólo edifiquen a los demás exaltando sus virtudes y no los juzguen por sus defectos.

17.- Ayuno de silencio

18.- Invóquenme y reciten todos los días nuestro grito de batalla: ¡Quién cómo Dios! ¡Nadie cómo Dios!

19.- Y por último, déjense guiar y moldear por el Espíritu Santo. Sigan sus inspiraciones y ofrezcan todos sus sufrimientos por la salvación de las almas, porque las Primicias son almas víctimas Reparadoras, que han sido moldeadas en el sufrimiento.
 

 

 

 

II.- SOLDADOS ORANTES:

Esta parte del Ejército Militante, está compuesto por hombres de oración, que con sus oraciones
sostendrán al Ejército Militante, por lo que su misión es muy importante.

Estos soldados, no estarán directamente en la cruenta batalla, sino que desde sus Hogares Marianos, serán almas orantes. Por lo que deben orar mucho, para
aminorar la ira del Padre, proteger con su oración al Ejército Militante, orar por la salvación de las almas, la protección de las Primicias y soldados practicantes.



Estos soldados tendrán que orar todo el día. Serán acompañados por la Virgen, como Estrella de la Mañana, que los asistirá y guiará en sus oraciones. Su misión es primordial.


- Deben de portar el Escapulario de la Virgen del Carmen, este los protegerá del maligno.

- Deben de tener su Hogar Mariano para asistir a sus hermanos que vengan de la gran tribulación. Y por lo tanto, su encomienda es acondicionar sus hogares para sus demás hermanos que lleguen cansados y asustados de la gran tribulación.

Por lo que para estos soldados es muy importante su Hogar Mariano.

Estas almas, son almas muy entregadas al servicio del prójimo; son muy caritativos y orantes, por lo que deben de:



1.- Rezar el Rosario todos los días.

2.- Consagración a la Virgen del Carmen.

3.- Armadura Espiritual.

4.- Rezar una vez a la semana la Devoción a la Preciosísima Sangre.

5.- Ayuno una vez por semana

6.- Orar mucho por las almas del Purgatorio, ya que estas serán nuestro soporte en la gran batalla.

7.- Lectura bíblica

8.- Comunión diaria; si no se puede, espiritual.

9.- Aceite de San José o de San Rafael, untado y tomado una vez al día.

10.-Tener agua bendita, sal exorcizada, y aceite bendito.




III.- SOLDADOS PRACTICANTES:

Son los soldados que andan de aquí para allá, ayudando y asistiendo a sus hermanos en desgracia. Por lo tanto deben de ser fuertes y serviciales.

La caridad es su distinción, porque son corazones caritativos y buenos. Se enternecen con la necesidad del prójimo.

Su misión es muy importante,
serán guiados por las Primicias, ya que se encargarán de ayudar a las Primicias en sus encomiendas diarias. Por lo tanto están bajo las órdenes de las Primicias.

Serán dotados por el Espíritu Santo de sus dones, porque tendrán mucha fortaleza espiritual, y también serán acusados, juzgados y martirizados.

Pero tendrán un lugar especial en el Reino venidero, por lo que deben de:

1.- Su principal misión son las obras de misericordia.

2.- Rezo del Rosario.

3.- Armadura Espiritual.

4.- Rezo de la Coronilla de la Divina Misericordia.

5.- Devoción a la Preciosísima Sangre una vez a la semana.

6.- Ayuno una vez a la semana.

7.- Lectura Bíblica.

8.- Comunión diaria, si no se puede, espiritualmente.

9.- Aceite de San José o San Rafael, untado y tomado una vez al día.

10.-Tener agua bendita, aceite bendito y sal exorcizada.



NOTA: Los tres Ejércitos,
deben de estar consagrados al Sagrado Corazón de Jesús y al Inmaculado Corazón de María.

Función en conjunto de los tres Ejércitos Militantes:

1.- Salvación de almas

2.- Obras de misericordia.

3.- Lucha contra la maldad.

4.- Ayuda corporal y espiritual a sus hermanos.


 


FUNCIONES DE LOS TRES EJÉRCITOS: TRIUNFANTE, PURGANTE.

 
Misiones en común:

1.- Oración

2.- Salvación de almas.

3.- Combate espiritual contra el enemigo y sus secuaces.

4.- Lucha por el triunfo de los Sagrados Corazones Unidos de Jesús y de María.

5.- Y por último, el más importante: seguimiento a la Voluntad Divina, en toda situación o circunstancia.



Grito de guerra de los tres Ejércitos, Triunfante, Purgante y Militante:

¡Quién cómo Dios! ¡Nadie cómo Dios!


 

Mensaje dado a Lorena

23 de Septiembre de 2016

 

 

 

Página anterior (Mensajes de San Miguel)

 

Página siguiente (Mensaje Nº 24 - Misiones Específicas)

 

 

 

 

 

Páginas principales

Portada

Índice General y páginas misceláneas

 

Dios Padre habla a Sus hijos

 

 Meditemos con Jesús (importante)

 

Mensajes de San Miguel Arcángel

 

Oraciones diversas

 

Selección de Letanías

 

Selección de Novenas

 

Oraciones Virgen María

 

Videos de música religiosa (popular)

 

Rosarios, Coronas y Coronillas

 

Nuestra Biblioteca

 

Hablemos de....

 

 

 

 

Esta página pertenece al sitio  "Oraciones y Devociones Católicas"

Visite siempre la Portada del sitio, siempre hay algo nuevo ahí.