Jesucristo ¡ayúdame!

 

 

 

 

 

 

  En cada necesidad déjame acercarme a ti con humildad  diciendo: Jesucristo ¡ayúdame!

 

  En todas  mis  dudas, perturbaciones y tentaciones: Jesucristo ¡ayúdame!

 

  En mis horas de soledad, cansancio y pruebas: Jesucristo ¡ayúdame!

 

  Cuando mis planes y esperanzas fracasen; en los disgustos, problemas y pesadumbres: Jesucristo ¡ayúdame!

 

  Cuando  otros me fallen y solamente tu gracia me auxilie: Jesucristo ¡ayúdame!

  

   Cuando acuda a ti en busca de tu amor como Padre y Salvador: Jesucristo ¡ayúdame!

  

   Cuando mi corazón se sienta derrumbado por el fracaso y al ver que mis esfuerzos son inútiles: Jesucristo ¡ayúdame!

  

    Cuando me sienta desesperado y mi cruz se haga mas pesada: Jesucristo ¡ayúdame!

  

    Cuando me sienta solo y enfermo y mi cabeza y manos ya no funcionen: Jesucristo  ¡ayúdame!

   

    Siempre, siempre, a pesar de mis debilidades: Jesucristo ¡ayúdame!

 

     y  nunca  me  abandones, Jesús mío.

 

 

   Página anterior (Oraciones)

   Página siguiente (Consagración Sangre vertida hacia el Calvario)

                              

                                                       

Páginas principales

Portada

Índice General y páginas misceláneas

Dios Padre habla a Sus hijos

 Meditemos con Jesús (importante)

Reflexiones y mensajes de María

Mensajes: El Libro de la Verdad

Oraciones diversas

Selección de Letanías

Selección de Novenas

Oraciones Virgen María

Videos de música religiosa (popular)

Rosarios, Coronas y Coronillas

Nuestra Biblioteca

Hablemos de....

 

 

Esta página pertenece al sitio  "Oraciones y Devociones Católicas"

Visite siempre la Portada del sitio, siempre hay algo importante ahí.