Dios Padre

 

 UN CIEGO NO PUEDE GUIAR A OTRO CIEGO

 

 

 

 

 Cuando vosotros estáis embebidos en las cosas del mundo, cerráis las potencias de vuestra alma.

 

 

 

 

Título original:  Proteged Mi Luz en vosotros y pedidme que crezca, que nunca se apague.


 
Temas:

   Vuestra vida espiritual se ha vuelto débil o nula y, de esta forma, vosotros no tenéis un soporte espiritual suficiente como para poder vencer los ataques de Satanás.
   Nunca va a salir sobrando la oración, siempre necesitaréis de ella, por eso os repito tanto y tanto sobre la oración, su necesidad, su valor, es el alimento del alma y, sobre todo, es el medio de comunicación para Conmigo.
   Buscad correctamente entre vuestros hermanos, aquellos que ciertamente os ayudarán a vuestra vida eterna y desconfiad de aquellos que solamente os llevarán a vivir vida de mundo.
   Desconfiad de aquellos que no tienen en su vida, como parte de ella, los Diez Mandamientos que Yo os he dado.
Serán tiempos de escasez material, pero también espiritual, que es lo que estáis viendo a vuestro alrededor.


Mensaje de Dios Padre y Nuestro Señor Jesucristo a J. V.

 

 



Primer Misterio, Habla Dios Padre


Sobre: Vuestra vida espiritual se ha vuelto débil o nula y, de esta forma, vosotros no tenéis un soporte espiritual suficiente como para poder vencer los ataques de Satanás.

 


   Hijitos Míos, ciertamente,
la nube del mal os está cubriendo a todos. Ciertamente, para que tengáis un discernimiento correcto, para que en todo lo que pasa a vuestro alrededor podáis encontrar la Verdad y la mentira, debéis acercaros a Mí, vivir en las Virtudes, vivir con Mis Mandamientos, vivir en la oración, que es el compartir Conmigo todas vuestras acciones y tener la confianza de preguntar lo que se necesita en vuestra vida, pero con esa confianza tal de Padre a hijo y de hijo a Padre, para que vosotros no erréis el camino que tenéis que caminar para cumplir con vuestra misión.



   Desgraciadamente, Satanás os ha engañado tanto que os ha puesto un velo de maldad y hace que vosotros, no queráis acercaros a Mí y a todo lo que os doy, y ahora camináis en tinieblas, y lo peor de todo es que no queréis salir de esas tinieblas,
no queréis conocer la Luz, ya no sabéis cuál es la Luz, porque en ningún momento la habéis tenido porque no la habéis buscado y por eso vivís en las sombras del pecado.
 


   Vuestra vida espiritual se ha vuelto débil o nula y, de esta forma,
vosotros no tenéis un soporte espiritual suficiente como para poder vencer los ataques de Satanás en vuestra vida y os desesperáis cuando os pasa.



  Vuestros mismos padres no os han enseñado Mis Verdades, Mis Palabras, Mi Amor, porque ellos también se han alejado de todo lo que viene de Mí y así se ha hecho una cadena de error en el mundo entero
y cuando alguien tiene la Verdad, porque la ha buscado y está viendo la oscuridad en los hombres y trata de ayudarles, simplemente no se les hace caso, porque en ese momento empezaría el compromiso y este es tiempo en que no se quiere tener ningún tipo de compromiso, ni Conmigo, vuestro Dios ni con los hombres y eso os ha llevado a un libertinaje de vida, porque no aceptáis ningún tipo de ley que detenga vuestros instintos, vuestra maldad y, por eso, así vivís continuamente en el error.



 
¡Cuánta maldad vive ahora el hombre!, que cuando se enfrente a la realidad que Yo les voy a mostrar, se horrorizarán de la mala vida que han llevado y que ni siquiera se imaginaban, que lo que estaban haciendo, era de tal magnitud ante Mis Ojos.



   Ciertamente, la oportunidad que le voy a dar a la humanidad, para ver su interior, será para que en un momento, al menos por un instante, se caiga ese velo de maldad, de error que lleváis la gran mayoría de vosotros, y os voy a mostrar Mi Luz, os voy a mostrar Mi Realeza, Mi Divinidad, la Verdad, el Verdadero Amor que el hombre debe seguir.
Y por la oración de vosotros, aunque seáis pocos, el resto fiel del que os he hablado, vuestra oración, que sé que se apoya con la de vuestros hermanos, en la Comunión de los Santos, podrá ayudar a muchos de vuestros hermanos a entender la realidad de su vida.



  
Por eso es tan importante y por eso os pido continuamente que vuestra oración no cese, que sea continua, que salga desde lo más profundo de vuestro corazón, porque quiero que os pongáis en el lugar de vuestros hermanos que viven en las sombras. Esa es la mejor forma de entender la necesidad de vuestros hermanos, cuando vosotros os ponéis en su lugar.



   Ciertamente vosotros, los que conocéis Mi Verdad, porque os la he mostrado, veis claramente lo que está sucediendo a vuestro alrededor y os horroriza tal situación. De esta caída espiritual que padece ahora la humanidad,
si no es detenida, por vuestras oraciones, infinidad de almas se condenarán.



   Por eso, ciertamente,
tenéis un gran compromiso vosotros, los que estáis Conmigo, para salvar muchas, muchas almas. Estos son tiempos del amor, son tiempos de la gran hermandad para la salvación de vuestros hermanos y debéis tomarlo así. Si vosotros os consideráis como familia, porque así os lo he pedido, el hermano o la hermana, realmente ve por su familia y trata de hacer hasta lo imposible para ayudarle en lo que se necesite. Aquí, en la Tierra, vuestros hermanos están muy necesitados de una vida espiritual correcta y, este es el tiempo en que se debe ver la hermandad entre todos vosotros. Es vuestra familia, sois Mi familia y os debéis cuidar los unos a los otros, tenéis un enemigo en común, Satanás.

 

  A todos vosotros os está atacando, a algunos más, a otros menos, dependiendo de la espiritualidad que habéis cultivado en vosotros, pero entended, Mis pequeños, que él no quiere la entrada de vuestra alma al Reino de los Cielos, él no quiere vuestro regreso a Mi Reino, que es vuestro hogar. A todos os quiere destruir engañándoos para que vosotros toméis caminos errados, llenos de maldad, de falta de amor y sobre todo, fuera de Mis Sacramentos, que son los que os dan fuerza aquí en la Tierra para seguir adelante y cumplir vuestra misión.



 
Satanás os quiere destruir, es una realidad y todos vosotros sentís su ataque o lo habéis sentido en algún momento de vuestra vida. Mientras más os acerquéis a Mí, los ataques se incrementan, porque él no quiere que vosotros crezcáis en Gracia ni que ayudéis a vuestros hermanos en su salvación.



  
Si no os acercáis a Mí, si no tratáis de llevar una vida de acuerdo a como Yo os he pedido, sucumbiréis a su ataque y esto será por toda la eternidad, entendedlo bien, Mis pequeños. No quiere que tropecéis por un momento, quiere que caigáis eternamente.



   Por eso os pido, nuevamente, Mis pequeños,
que os ayudéis los unos a los otros, pero los que están en sombras no tienen idea de lo que es ayudar a otro hermano a crecer espiritualmente, porque ellos no tienen un buen grado de espiritualidad. Por eso recurro a vosotros, los que estáis Conmigo, los que Me buscáis, los que habéis aceptado estas Enseñanzas y habéis crecido con ellas, el compromiso es grande con vosotros, os repito, pero, también, el premio que se os dará, llevará la misma proporción porque hicisteis mucho por la humanidad y mucho también tendréis eternamente.
Gracias, Mis pequeños.
 

 


Segundo Misterio, Habla Nuestro Señor Jesucristo


Sobre: Nunca va a salir sobrando la oración, siempre necesitaréis de ella, por eso os repito tanto y tanto sobre la oración, su necesidad, su valor, es el alimento del alma y, sobre todo, es el medio de comunicación para Conmigo.


   Hijitos Míos, Yo, como Hermano vuestro que caminé sobre la Tierra, por vosotros y para vosotros, que os dejé el conocimiento del Cielo, que os dejé Bendiciones, Gracias especiales, pero sobre todo Mi Presencia,
os voy cuidando y os prometí que Yo estaría con vosotros hasta el fin del mundo.



  Pero, ¿qué es estar con vosotros? Yo camino, ciertamente, a la par con todos aquellos que Me buscan, pero estar con vosotros y vosotros Conmigo, es la unión del Amor.



 
El Amor no desaparecerá de la Tierra, porque es el alimento del Universo. En Nuestra Santísima Trinidad, es el Amor el que Nos une, todo fue creado en el Amor. Estáis creados para vivir en el Amor, llenaros de él y transmitirlo. Es Mi Amor el que prevalecerá hasta el fin del mundo y luego eternamente, pero ¿cuántos realmente están tratando de mantener Mi Verdadero Amor sobre el mundo?



  Sufrís tantas caídas, pero os levantáis y os podéis levantar cuando estáis Conmigo y os apoyáis en Mí. Y esa es la desgracia que tienen infinidad de almas, que al no estar apoyadas en Mí, no pueden levantarse, porque si no Me conocen, si no se han acercado a Mí, si no se les enseñó nada de Mí,
¿cómo van a poder levantarse? Y, ciertamente, estas almas que no tuvieron apoyo espiritual correcto desde pequeños, en un gran porcentaje son tomadas por Satanás las desvía. Al principio, Satanás les va a dar un cierto apoyo y creerán que ese es el apoyo real que deben tener en sus vidas, buscarán más de todo aquello que satanás les promete y les facilita y, así, muchísimas almas, de vuestros hermanos, van cayendo en una oscuridad tremenda, de la cual no pueden salir, porque no Me conocen, os repito.



   Por eso es tan valiosa vuestra oración, porque vuestra oración y la de todos aquellos que oran con el corazón, se difunde por la Comunión de los Santos,
vuestra oración es tomada para la salvación de las almas. Ciertamente, vosotros no sabéis para qué es tomada vuestra oración, vuestros sacrificios, vuestra penitencia, vuestros ayunos, comuniones, Misas, pero todo esto tiene un valor grandísimo para la salvación de las almas de otros, o para rescatarlos de errores o de grandes problemas que vosotros tenéis sobre la Tierra, o para ayudaros en situaciones problemáticas personales

 

 

  Vuestra oración unida a Mí, es una energía curativa para las almas, Mi Amor es derramado sobre las almas necesitadas y, de hecho, todos vosotros siempre seréis almas necesitadas, porque no sois perfectos y aunque estéis buscando la perfección, siempre estaréis necesitados, porque sois débiles y, aún, para alcanzar vuestra perfección, necesitáis de la oración, también, de hermanos vuestros, del Cielo, del Purgatorio y de la Tierra, para que alcancéis vuestras metas de perfección espiritual.



   Nunca va a salir sobrando la oración, siempre necesitaréis de ella, por eso os repito tanto y tanto sobre la oración,
su necesidad, su valor, es el alimento del alma y, sobre todo, es el medio de comunicación para Conmigo, con vuestro Dios. ¡Cómo quisiera que entendierais bien esta realidad tan necesaria para vuestra vida espiritual!, y sobre todo, que no os separarais de ella. Necesitáis de ella, porque a través de ella, os repito, os comunicáis Conmigo por Fe, entráis en contacto íntimo, en donde recibís Mis Consejos, Mi ayuda. Vuestras dudas quedan disipadas, porque Yo os daré Luz para que podáis resolver vuestros problemas terrenos pero, para ello, debéis tener, primeramente, Fe, para saber que contáis Conmigo y que cuando os acercáis a Mí, os puedo responder, porque muchos no creéis que Yo, vuestro Padre y vuestro Dios en Mi Santísima Trinidad, Me pueda comunicar con el hombre. Se les hace fantástico, increíble, no creen que todo un Dios se abaje hacia el hombre, pero es una realidad, Mis pequeños. Nuestra Gracia, generalmente la obtendrán mejor los humildes y sencillos, los que no se cuestionan esta realidad, que simplemente la toman y actúan en ella.

Sed sencillos, sed humildes, sed confiados y pedidme Fe, para que aprovechéis todas Mis Gracias y crezcáis en santidad, como quiero que crezcan todas las almas.
Gracias, Mis pequeños.



Tercer Misterio, Habla Dios Padre


Sobre: Buscad correctamente entre vuestros hermanos, aquellos que ciertamente os ayudarán a vuestra vida eterna y desconfiad de aquellos que solamente os llevarán a vivir vida de mundo.


   Hijitos Míos, uno de los más grandes errores que tenéis como seres humanos, es el confiar en vuestros hermanos ciegamente, a tal grado de hacerme a Mí a un lado, Yo, que Soy vuestro Dios. Se os ha dicho:
“maldito el hombre que confía en otro hombre” y, ¿por qué son estas Palabras tan fuertes? Primeramente, porque Me hacéis a un lado y segundo, porque un ciego no puede guiar a otro ciego.



   Si no llegáis a Mí, que Soy la Luz, que Soy la Sabiduría, que Soy el Amor Infinito, que Soy la Omnipotencia Divina,
¿a dónde queréis llegar, si no Me poseéis, si no Me buscáis, si no confiáis en Mí? Necesariamente caeréis, si os mantenéis confiando en vuestros hermanos, porque, generalmente, el hermano, si no está Conmigo, os estará llevando a todas las cosas del mundo y aquél que vive en el mundo y para el mundo, difícilmente llegará al Reino de los Cielos, porque es un lastre tremendo para las almas el llenarse del mundo y confiar plenamente en las cosas del mundo y de los que están confiados también en las cosas del mundo, y, esto es, cuando confiáis en esos hermanos vuestros que solamente viven de mundo, hablan de mundo, luchan para las cosas del mundo.



   Ha ido alrededor del mundo, Mi Hija, la Siempre Virgen María, con Sus Apariciones, con Su guía amorosa, con la Sabiduría que Yo Le he concedido, os está ayudando y os ha estado ayudando para que vosotros os acerquéis a Mí, vuestro Dios.
Estos son tiempos que Yo Le concedí a Ella, para que os guiara, como Madre que Es y lo está haciendo, pero pocos quieren escuchar el llamado, porque cuando vosotros estáis embebidos en las cosas del mundo, cerráis las potencias de vuestra alma.



  
No tenéis Fe en lo intangible, solamente tenéis Fe en lo que podéis ver y tocar y el Reino de los Cielos se gana primeramente por la Fe que debe haber plenamente en Mí, vuestro Dios. (*)



  
Ciertamente no Me habéis visto, pero la Fe, que está en vosotros, os da una clara visión de Mi Existencia, pero hay infinidad de almas que no tienen esta Fe o dudan mucho de ella si en algún momento dado la tienen. Pero Yo los sigo buscando, sigo dándoles oportunidad a todas las almas para que en un momento dado puedan encontrar esa pequeña Luz que les haga verme, que les haga tocarme en su corazón o tocar al hermano necesitado y que le ayudará con amor viéndome a Mí, vuestro Dios, en aquél hermano necesitado y esto es Fe, Mis pequeños, porque Yo os he dicho que Me veáis a Mí en Mi Hijo, en aquél hermano necesitado y si así lo creéis en Fe, estáis realmente asegurando que Mi Luz llegue a vosotros, los guíe en vuestras necesidades.



  Cuando os dé la oportunidad, Mis pequeños, del rayo de Luz que llegará a vosotros, aprovechadlo, tomadlo y hacedlo crecer en vuestro ser, es vuestro salvavidas para que podáis alcanzar la vida eterna. Ciertamente, en vuestro libre albedrío, vosotros aceptáis o no aceptáis todas las ayudas que os voy dando a lo largo de vuestra vida,
porque Yo nunca dejo desamparado al hombre, a su alma, aun, a pesar de que vosotros Me neguéis y Me ataquéis, os busco, porque sois Mis hijos. Yo os creé, sois Mis criaturas, tenéis un alma creada a Imagen y Semejanza Mía, os he dado tanto y vosotros no meditáis en ello.



   Buscad, Mis pequeños, ese momento para que podáis obtener el rayo de Luz salvador que os daré, y ¿cómo se encuentra ese momento?,
dejando que Mi Gracia entre en vosotros y prepare vuestro corazón, vuestra mente y todo vuestro ser, pero debéis poner de vuestra parte para que aprovechéis todo lo que Yo os dé. Ciertamente, esto es para las almas un poco más preparadas, pero podéis vosotros pedir por aquellos que no tienen idea de lo que va a llegar para la humanidad, pedid por ellas para que, al menos, se pueda decir que tuvieron la oportunidad y, si en su libre albedrío decidieron rechazarme, al menos tuvieron la oportunidad de escoger de entre venir Conmigo o el apartarse definitivamente de Mí. Yo no Soy un Dios injusto, Soy Puro Amor y, por Mi Amor, busco vuestra salvación eterna, vosotros sois los que decidís vuestro destino eterno, si venís a Mí, aseguraréis vuestra vida eterna, si os apartáis de Mí, aseguraréis vuestro dolor eterno.



   No confiéis plenamente en el hombre, ciertamente hay hermanos vuestros que os aconsejarán ir al bien pero, ciertamente, no estáis siguiendo al hombre ni estáis apoyándoos en sus consejos ni en su ejemplo,
porque ellos Me tienen a Mí en su corazón y, al tenerme a Mí en su corazón, sus palabras, su ejemplo, sus consejos, son Míos, no son del hombre.



  
Buscad correctamente entre vuestros hermanos, aquellos que ciertamente os ayudarán a vuestra vida eterna y desconfiad de aquellos que solamente os llevarán a vivir vida de mundo, ya que con esto, estáis casi asegurando que vuestra alma se pueda perder, porque ellos no están Conmigo ni os llevarán a vosotros a estar Conmigo.
Gracias, Mis pequeños.


 


Cuarto Misterio, Habla Dios Padre


Sobre: Desconfiad de aquellos que no tienen en su vida, como parte de ella, los Diez Mandamientos que Yo os he dado.


   Hijitos Míos, desconfiad de aquellos que no tienen en su vida, como parte de ella, los Diez Mandamientos que Yo os he dado.
Si vosotros los repasáis y con ello veis la vida de vuestros hermanos, veréis la falla tan tremenda que se está viviendo actualmente.
 


  
Os he dejado estos Diez Mandamientos como un faro de salvación. Así como los barcos en la oscuridad pueden llegar a puerto seguro por la ayuda del faro que les guía, Mis Mandamientos también os llevan a puerto seguro porque, os llevan a vivir, el estado de Gracia y la pureza y, con ello, llegaréis fácilmente al Reino de los Cielos. Si los vais repasando uno a uno, veréis que en la humanidad difícilmente se están respetando estos Diez Mandamiento. Os los he dado para que vosotros os fuerais guiando por ellos.



  
El ser humano, por el mismo Pecado Original, cae constantemente en los errores de la carne y estos Diez Mandamientos son precisamente para evitarlos. Son como focos rojos, focos de atención en donde se os está indicando que podéis caer en estos errores y que os debéis preocupar en vuestra vida de crecer espiritualmente para no caer en ellos.



   Ciertamente Satanás os conoce y hasta mejor que vosotros y se aprovecha de ello
para poneros zancadillas y destrozar vuestra vida espiritual.



   Os repito, si vosotros los repasáis uno a uno y los meditáis concienzudamente, con humildad y con un deseo de sacarles provecho para vuestro bien,
os daréis cuenta de cómo, tanto vosotros, como vuestros hermanos, caen irremediablemente en ellos. Os los he puesto para que vosotros conocierais vuestra naturaleza humana caída, que os vierais reflejados en ellos, que vierais vuestra realidad humana y que prepararais vuestra vida para defenderos contra todo el mal que os rodea. Satanás continuamente os está poniendo tentaciones para que caigáis en cualquiera de los Diez Mandamientos, meditadlo y veréis que es cierto. Algunos seréis débiles en uno de ellos, otros en alguno de los otros o de varios de ellos, porque un pecado os va llevando a otro y, así, vais perdiendo esa vida espiritual que Yo quiero tengáis y, además, esa fuerza grande, que solamente podéis obtener de Mí para defenderos de la maldad con la que os ataca Satanás y que os impide crecer espiritualmente.



  
Al meditarlos, vosotros mismos os daréis cuenta en cuáles de ellos estáis más débiles y pedidme a Mí, vuestro Dios, que os ayude con Mi Gracia, con Mis Bendiciones, con las Virtudes, con Mi Amor, a defender vuestra alma contra las tentaciones que os ponga Satanás en tal o cual Mandamiento en el cual sois débiles. Sed honestos con vosotros mismos, no os creáis que no caeréis en alguno o varios de los pecados a los que vuestra carne os lleva, al contrario, si reconocéis vuestra debilidad, es más fácil que por vuestra humildad, Yo pueda ayudaros más. La soberbia que pueda crecer en vosotros siempre os va a causar problemas e impediréis el paso de Mi Gracia hacia vosotros. Continuamente pedidme Mi ayuda y vosotros la tendréis, Yo no Me escondo ni impido que Mis Bendiciones lleguen a vosotros, eso es lo que más quiero, llenaros de Mí para que seáis un ejemplo grande ante vuestros hermanos, un ejemplo a seguir.



  
Esa es la vida de vuestros hermanos los santos, lucharon contra sí mismos para no caer en las tentaciones de Satanás, conocían perfectamente los Mandamientos y se preocuparon en ir creciendo en Gracia, en Sabiduría, en Amor, en Virtudes para no caer en la tentación. Se humillaron y pidieron Mi ayuda y por eso son ejemplo ante todos vosotros porque trabajaron por su santificación, trabajaron para ser perfectos. Yo los apoyé como os puedo apoyar a cada uno de vosotros, luchad pues por obtener la perfección en vuestra vida, que Yo os ayudaré, porque quiero que cada uno de vosotros sea santo, como Yo lo Soy.


Gracias, Mis pequeños.

 



Quinto Misterio, Habla Dios Padre


Sobre: Serán tiempos de escasez material, pero también espiritual, que es lo que estáis viendo a vuestro alrededor.


   Estos tiempos son tiempos de gran necesidad, tanto material como espiritual. Lo permito, Mis pequeños, ya que, ciertamente, Satanás lo está provocando,
pero os he dicho que siempre, de un mal que él provoque Yo voy a sacar un Bien.



   La falta de lo material, que permito, ayuda a que vosotros actuéis en Caridad y eso os ayudará a crecer en Virtudes, en amor y además
a purificar vuestros pecados pasados. Algunos tendrán de más, otros tendrán de menos, aunque Mi Providencia Divina siempre os estará ayudando, pero os habéis acostumbrado demasiado a desperdiciar de lo material del mundo y, este será tiempo para que recapacitéis lo que hicisteis en años pasados, en donde tuvisteis y, a veces, en demasía y lo desperdiciasteis, cuando muchos de vuestros hermanos no tenían ni siquiera para comer ese día.



  
Tantos hermanos vuestros que les falta lo más elemental, mientras que por otro lado se derrochan cantidades estratosféricas de dinero, de bienes, y este es un pecado muy grave, porque no hay Caridad en vuestro corazón, no hay hermandad, dejáis que el hermano muera a pesar de que vosotros tenéis en demasía. (*) (*)



   Son tiempos de escasez, porque vosotros, con vuestro pecado, la habéis causado.
Ahora permito a la Naturaleza que os castigue, porque vosotros no la consentisteis, atacasteis a la Naturaleza y ahora se vuelve contra vosotros. Creé al Mundo y al Universo entero para que vosotros lo cuidarais y no lo hicisteis y ahora conoceréis que todo tiene vida en Mí y, cuando vosotros no cuidáis lo Mío, muere y eso os afecta a vosotros y a todo lo creado.



   Pero os digo, que serán tiempos de escasez material, pero también espiritual, que es lo que estáis viendo a vuestro alrededor y por esa falta de lo espiritual, afectáis a lo material. No queréis crecer en lo espiritual, como son las Virtudes, el Amor, la Caridad que debéis tener para con vuestros hermanos, el ejemplo santo que debe mover almas, el ejemplo santo de dar a vuestros hermanos aun de lo poco que tenéis, eso es lo que puede hacer que muchas almas, al ver vuestro ejemplo y al seguirlo, se salven.
Al no crecer en lo que necesitáis crecer os volvéis egoístas, avaros, ambiciosos ¿qué ejemplo estáis dando y qué pretendéis ganar con ello?, a Mis Ojos, Mis pequeños, no estáis ganando, estáis perdiendo.
 


   Tened cuidado pues con vuestras acciones, con vuestros pensamientos con vuestros deseos,
porque todo se revierte hacia vosotros y ellos mismos os van a juzgar después.
 


  
La maldad que estáis haciendo crecer en vuestro ser, no os llevará a nada bueno. Si vosotros vivís para el Bien, aun a pesar del mal que os rodea, seréis Luz ante las naciones, que eso es lo que quiero que seáis cada uno de vosotros en este tiempo.



   Ciertamente una ola de maldad os puede cubrir y hasta azotar, pero vuestra Luz no se apagará, una Luz bien definida puede verse a gran distancia en la oscuridad y así deberéis ser vosotros, que vuestra forma de ser correcta y santa se pueda ver por muchos y a gran distancia, eso es lo que quiero que seáis,
Mis pequeños, una Luz como Yo Soy Luz y así, con vuestro ejemplo, muchos os seguirán y con ello, en poco tiempo se dará la Luz en el Mundo.



 
 Proteged Mi Luz en vosotros y pedidme que crezca, que nunca se apague. Pase lo que pase, defendedla, que Yo os defenderé con Mi Presencia en vosotros, Satanás no podrá nada contra vosotros, porque no puede contra Mí, ya que estaré en vosotros.
Gracias, Mis pequeños.




 
(*) Nota nuestra: Se piensa que el Reino de Dios es algo lejano, que Dios nos ve desde lejos, esto es uno de los grandes errores de nuestro tiempo, porque no es así, es también tangible para aquellos que tiene fe absoluta. El Reino de Dios se hará tangible para aquellos que lo aman de verdad y tratan de cumplir sus mandamientos. Como reacción a esta cercanía con Dios, las fuerzas del mal también se harán presentes en lo tangible. Fe absoluta, eso es lo que nos falta.

 

Mt 17,20. "Porque yo os aseguro: si tenéis fe como un grano de mostaza, diréis a este monte "desplázate de aquí allá' y se desplazará, y nada os será imposible" .

Marcos 11,22. "Tened fe en Dios: yo os aseguro que quien diga a este monte: 'quítate y arrójate al mar' y no vacile en su corazón sino que crea que va a suceder lo que dice, lo obtendrá. Por eso os digo, todo lo que pidáis en la oración, creed que ya lo habéis recibido y lo obtendréis".

 

 

(*) (*) Se desperdicia el dinero en lujosas casas y automóviles, viajes y más viajes al extranjero, mientras otros no tiene que comer ni donde guarecerse.
 

 

 

   Página Principal (Índice del tema)  

  Página Siguiente  (O conmigo o en mi contra)

 

 

Páginas principales

Portada

Índice General y páginas misceláneas

 

Dios Padre habla a Sus hijos

 

 Meditemos con Jesús (importante)

 

Reflexiones y mensajes de María

 

Oraciones diversas

 

Selección de Letanías

 

Selección de Novenas

 

Oraciones Virgen María

 

Videos de música religiosa (popular)

 

Rosarios, Coronas y Coronillas

 

Nuestra Biblioteca

 

Hablemos de....

 

 

Esta página pertenece al sitio  "Oraciones y Devociones Católicas"

Visite siempre la Portada del sitio, siempre hay algo interesante ahí.