SAN ANTONIO DE PADUA

ORACIONES, LETANÍAS, 13 MARTES

 

 

 (Al final pueden bajar versión imprimible)

 

Si buscas milagros, mira muerte y error desterrados;

miseria y demonio huidos; leprosos y enfermos sanos.

 

El mar sosiega su ira; redímanse encarcelados;

miembros y bienes perdidos recobran mozos y ancianos.

 

El peligro se retira; los pobres van remediados;

cuéntelo los socorridos, díganlo los paduanos.

 

El mar sosiega su ira; redímanse encarcelados;

miembros y bienes perdidos recobran mozos y ancianos.

 

Gloria al Padre, gloria al Hijo, gloria al Espíritu Santo,

 

Ruega a Cristo por nosotros Antonio divino y santo;

para que seamos dignos de sus promesas. Amén.

 

 

Oración

  Dios y señor mío, alegre a tu Iglesia la intercesión votiva de San Antonio tu confesor, para que siempre se halle fortalecida con socorros espirituales; y merezca alcanzar los gozos eternos, por los merecimientos de Nuestro Señor Jesucristo. Amén

  Padre Nuestro y Ave María.

  ¡Oh Santo de los milagros! Alivia la congoja de mi corazón; haz que yo viva como verdadero amante de mi Jesús, para después gozarle en el cielo. Amén.

 

Para el ofrecimiento del pan para los pobres

   A ti recurrimos, San Antonio, en cuyo pecho ardió sublime llama de caridad hacia Dios y hacia los pobres; a ti, que mereciste tener entre los brazos al niño Jesús, el cual quiso nacer pobre;  a ti, llenos de confianza nos dirigimos, a fin de que ruegues al buen Jesús, que tenga compasión de nosotros en las muchas tribulaciones en que nos encontramos.

Alcánzanos la gracia que humildemente imploramos (mencionar la gracia que se pide). Si no la obtuvieras, ¡glorioso San Antonio! te ofrecemos el pan para los pobres, a quienes tu tanto amaste en la tierra.

   Padre Nuestro, Ave María y Gloria.

 

Ejercicio de los trece Martes o trece Domingos

  El Papa León XIII concedió a los fieles que en trece martes seguidos o trece domingos igualmente seguidos, confesándose y comulgando, se ejerciten, una vez solamente en cualquier tiempo del año, en piadosas meditaciones, oraciones u otras obras de piedad para gloria de Dios y en honor de San Antonio de Padua, indulgencia plenaria en cada uno de dichos martes o domingos.

 

Oración

   Dios todopoderoso y eterno, que diste a tu pueblo un predicador insigne del Evangelio en San Antonio de Padua, y un intercesor eficaz que lo asistiera en sus dificultades, concédenos, por su intercesión, que seamos fieles a las enseñanzas del Evangelio y que contemos con tu ayuda en todas las adversidades. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo.

  San Antonio obtenme de la Misericordia de Dios esta gracia que deseo (mencione el favor que pide). Como tú eres tan bondadoso con los pobres pecadores, no mires mi falta de virtud antes bien considera la Gloria de Dios que será una vez más ensalzada por ti al concederme la petición que yo ahora encarecidamente hago.

Glorioso San Antonio de los milagros, padre de los pobres y consuelo de los afligidos, te pido ayuda. Has venido a mi auxilio con tan amable solicitud y me has aliviado tan generosamente que me siento agradecido de corazón.

Acepta esta ofrenda de mi devoción y amor. Renuevo la seria promesa de vivir siempre amando a Dios y al prójimo.
Continúa defendiéndome benignamente con tu protección y obtenme la gracia de poder un día entrar el Reino de los Cielos, donde cantaré enteramente las misericordias del Señor. Amén.

 

Oración

A ti, Antonio, dechado de amor a Dios y a los hombres que tuviste la dicha de estrechar entre tus brazos al Niño-Dios, a ti lleno de confianza, recurro en la presente tribulación que me acongoja………….

Te pido también por mis hermanos más necesitados, por los que sufren, por los oprimidos, por los marginados, por los que hoy más necesiten de tu protección. Haz que nos amemos todos como hermanos, que en el mundo haya amor y no odios. Ayúdanos a vivir el mensaje cristiano. Tú, en presencia ya del Señor, no ceses de interceder por El, con El, y en El, a favor nuestro ante El Padre. Amén.

 

Trece Martes o Domingos en honor del glorioso San Antonio de Padua
 


 Os ruego bendito San Antonio, que me hagáis partícipe de las incontables misericordias que concedéis a cuantos os invocan con devoción y confianza.

Martes 1.   Amoroso San Antonio, que despreciasteis las vanidades del mundo, haced que ame a Dios y me dedique a las cosas de su servicio. (Padre Nuestro y Avemaría).

Martes 2.   Angélico San Antonio, lirio de incontable pureza, logradme del Señor que venza todas las tentaciones. (Padre Nuestro y Avemaría).


Martes 3.  Bendito San Antonio, amigo de la penitencia, alcanzadme que con voluntarios sacrificios, satisfaga por mis faltas. (Padre Nuestro y Avemaría).

Martes 4.  Admirable San Antonio, espejo de obediencia, obtenedme que sepa conformarme a la voluntad de Dios. (Padre Nuestro y Avemaría).

Martes 5. Serenísimo San Antonio, joya de pobreza, atended por amor de Jesús y de Maria a mí y a los necesitados.(Padre Nuestro y Avemaría).

Martes 6. Compasivo San Antonio, ejemplo de humildad, alcanzadme la firme sujeción a la iglesia y a todo superior. (Padre Nuestro y Avemaría).

Martes 7.  Amable San Antonio, consolador de los afligidos, rogad por cuantos sufren para que se vean libres de sus males o se resignen en su desgracia. (Padre Nuestro y Avemaría).

Martes 8.  Celoso San Antonio, defensor de la inocencia y castigador del vicio, alcanzadme que os sea agradable. (Padre Nuestro y Avemaría).

Martes 9.  Amantísimo San Antonio, horno de ardiente caridad, alcanzadme vivas ansias de trabajar por la gloria del Señor. (Padre Nuestro y Avemaría)

Martes 10. Incomparable San Antonio, lumbrera que ilumina a los pecadores, obtenedme que jamás ofenda a Dios. (Padre Nuestro y Avemaría).

Martes 11.-  Inocente San Antonio, celador de la justicia, libradme de las asechanzas del demonio, y de todo mal. (Padre Nuestro y Avemaría).

Martes 12.  Perfectísimo San Antonio, que hacéis hallar las cosas perdidas, obtenedme que lleve mi cruz y gane el cielo. (Padre Nuestro y Avemaría).

Martes 13.  Santísimo y muy generosísimo San Antonio. Sembrador de milagros, pretejedme con vuestra intercesión en todo el curso de mi vida. (Padre Nuestro y Avemaría).


Oración final para todos los martes.

 Caritativo protector de los que a vos acuden, ya que habéis recibido el don de hacer milagros, trabajad en el de mi conversión, alejad de mí y de todos los que me son queridos, las enfermedades, las adversidades, y las desgracias, y por la virtud de vuestras oraciones, atraed sobre mí y todos los míos las bendiciones del cielo. Amén.


 



Letanía de San Antonio
 

Señor ten piedad.
Cristo ten piedad.
Señor ten piedad.
Cristo, óyenos.
Cristo, escúchanos.
Santa María, ruega por nosotros.


San Francisco, San Antonio de Padua gloria de la orden de frailes menores, mártir en el deseo de morir por Cristo, Columna de la Iglesia, Digno sacerdote de Dios, Predicador apostólico, Maestro de la verdad, Vencedor de herejes, Terror de los demonios,
ruega por nosotros.
Consuelo de los afligidos,
ruega por nosotros.
Auxilio de los necesitados,
ruega por nosotros.
Guía de los extraviados,
ruega por nosotros.
Restaurador de las cosas perdidas,
ruega por nosotros.
Intercesor escogido,
ruega por nosotros.
Constante obrador de milagros,
ruega por nosotros.
Sé propicio, perdónanos, Señor,
ruega por nosotros.
Sé propicio, escúchanos, Señor,
ruega por nosotros.
De todo mal, líbranos, Señor,
ruega por nosotros.
De todo pecado,
ruega por nosotros.
De todo peligro de alma y cuerpo,
ruega por nosotros.
De los lazos del demonio,
ruega por nosotros.
De la peste, hambre y guerra,
ruega por nosotros.
De la muerte eterna,
ruega por nosotros.
Por los méritos de San Antonio,
ruega por nosotros.
Por su celo en la conversión de los pecadores,
ruega por nosotros.
Por su deseo de la corona del martirio,
ruega por nosotros.
Por sus fatigas y trabajos,
ruega por nosotros.
Por su predicación y doctrina,
ruega por nosotros.
Por sus lagrimas de penitencia,
ruega por nosotros.
Por su paciencia y humildad,
ruega por nosotros.
Por su gloriosa muerte,
ruega por nosotros.
Por sus numerosos prodigios, 
ruega por nosotros.
En el día del juicio,
nosotros pecadores, te rogamos, óyenos.
Que nos guíes por caminos de verdadera penitencia,
nosotros pecadores, te rogamos, óyenos.
Que nos concedas paciencia en los sufrimientos,
nosotros pecadores, te rogamos, óyenos.
Que nos asistas en las necesidades,
nosotros pecadores, te rogamos, óyenos.
Que oigas nuestras oraciones y peticiones,
nosotros pecadores, te rogamos, óyenos.
Que enciendas en nosotros el fuego de tu amor,
nosotros pecadores, te rogamos, óyenos.
Que nos concedas la protección y la intercesión de San Antonio, Hijo de Dios,
nosotros pecadores, te rogamos, óyenos.


Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo, perdónanos, Señor.
Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo, escúchanos, Señor
Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo, ten piedad de nosotros
Cristo, óyenos. Cristo, escúchanos.


V. Ruega por nosotros oh bienaventurado San Antonio.

R. Para que seamos dignos de las promesas y gracias de Nuestro Señor Jesucristo.


 Todopoderoso y eterno, Glorificaste a tu fiel confesor Antonio con el don constante de hacer milagros. Concédenos que cuanto pedimos confiadamente por sus méritos estemos ciertos de recibirlo por su intercesión. Te lo pedimos en nombre de Jesús, el Señor. Amén.

 

Link para bajar la oración en formato Word e imprimir

http://www.megaupload.com/?d=LLWUMD1M

 

San Antonio de Padua

Película en italiano

Subtitulada


 

 

 

 Página anterior (Oraciones)

Página Siguiente  (San Lázaro)

 

 

 

Páginas principales

Portada

Índice General y páginas misceláneas

Dios Padre habla a Sus hijos

 Meditemos con Jesús (importante)

Oraciones diversas

Selección de Letanías

Oraciones Virgen María

Videos de música religiosa (popular)

Rosarios, Coronas y Coronillas

Nuestra Biblioteca

Hablemos de....

 

 

Esta página pertenece al sitio  "Oraciones y Devociones Católicas"

Visite siempre la Portada del sitio, siempre hay algo nuevo ahí.

 

Este sitio no pide donaciones, pero sí; pide confesiones. Acérquese al sacramento de la Reconciliación.