ROSARIO DE LA SANTÍSIMA TRINIDAD

I y II

 

 

 

I

Rosario de la Santísima Trinidad Nº 1


 
 Para rezar el Rosario se utiliza un rosario de tres novenas, es decir rezamos tres veces nueve en las cuentas pequeñas. Se puede utilizar un rosario común de 10 cuentas, pero solamente se rezarán 9, esto se hace tres veces, es decir rezaremos 27 cuentas pequeñas. Ya se entenderá mejor cuando lean las indicaciones.
 


  Se comienza:

  Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos, líbranos Señor Dios nuestro. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén

  Oh Gran Dios, oh Bondad infinita, quien nunca te hubiera ofendido y siempre te hubiera amado y te amara más que los serafines. Amabilísimo Dios y Padre mío, te amo sobre todas las cosas y más que a mí misma vida, piérdela Señor, mil veces antes de que yo te ofenda.
 

  En la primera cuenta grande:

 Alabado es el Padre que es nuestro Creador. Alabado es el Hijo que es nuestro Salvador. Alabado es el Espíritu Santo que es nuestro continuo Consolador. Alabadas sean las Tres Divinas Personas de la Santísima Trinidad que aman con dulce amor.
 

 En las cuentas pequeñas:

Trinidad socorre esta necesidad. (9 veces)
 
 
 

En la segunda cuenta grande:

 Alabado es el Padre que es nuestro Creador. Alabado es el Hijo que es nuestro Salvador. Alabado es el Espíritu Santo que es nuestro continuo Consolador. Alabadas sean las Tres Divinas Personas de la Santísima Trinidad que aman con dulce amor.
 

 En las cuentas pequeñas:

Trinidad socorre esta necesidad. (9 veces)


 

En la tercera cuenta grande:

 Alabado es el Padre que es nuestro Creador. Alabado es el Hijo que es nuestro Salvador. Alabado es el Espíritu Santo que es nuestro continuo Consolador. Alabadas sean las Tres Divinas Personas de la Santísima Trinidad que aman con dulce amor.
 
 En las cuentas pequeñas:

Trinidad socorre esta necesidad. (9 veces)


 En las tres cuentas al final del rosario:

 
Sacra inefable bondad, digna de eterna alabanza, dadnos fe, amor y esperanza Santísima Trinidad. (3 veces)


 
 El Credo

Creo en Dios Padre todopoderoso, creador del cielo y de la tierra. Creo en Jesucristo, su único Hijo nuestro señor; que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, nació de Santa María Virgen; padeció bajo el poder de Poncio Pilatos, fue crucificado, muerto y sepultado; descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos; subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios Padre todo poderoso, desde allí ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos. Creo en el Espíritu Santo; la Santa Iglesia Católica; la comunión de los Santos; el perdón de los pecados; la resurrección de los muertos, y la vida eterna. Amén.
 
 
 En el nombre del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén

 

 

 

II

Rosario de la Santísima Trinidad Nº 2



En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

Consagración a la Santísima Trinidad Divina Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, presente y operante en la Iglesia y en lo más profundo de mi ser; yo te adoro, te doy gracias y te amo. Por medio de María, mi madre Santísima, me ofrezco, entrego y consagro totalmente a ti para toda la vida y para la eternidad.


A ti, Padre del cielo, me ofrezco, entrego y consagro como hijo. A ti, Jesús Maestro, me ofrezco, entrego y consagro como hermano y discípulo. A ti Espíritu Santo, me ofrezco, entrego y consagro como “templo vivo” para ser consagrado y santificado.
María, madre de la Iglesia y madre mía, tu que estás en intimidad con la Trinidad Santísima, enséñame a vivir, por medio de la liturgia y los sacramentos, en comunión cada vez más íntima con las tres divinas personas, para que toda mi vida sea un “Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.”


V. Ven, Espíritu Santo, llena los corazones de tus fieles
R. Y enciende en ellos el fuego de tu amor.
V. Envía, Señor, tu Espíritu.
R. Que renueva la faz de la tierra.


Oración:

Oh Dios, que iluminas los corazones de tus fieles con la luz del Espíritu Santo concédenos este mismo Espíritu para obrar con prudencia, rectitud y gozar siempre de sus consuelos inefables. Por Jesucristo, Nuestro Señor. Amén.
Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo…


Primer Misterio

Santísima Trinidad armonía y unidad del Universo

Meditación: El amor y el poder de la Santísima Trinidad crea el mundo. El Espíritu Santo, personalmente, es el gozo, la armonía y la alegría de la creación. El Espíritu del Padre hace al hombre a imagen y semejanza del Hijo: lo llena de dignidad, de Gloria y de honor. Desde ese momento, “la gloria de Dios es el hombre vivo”, con plenitud de vida total. Desde ese momento, el hombre “vive, se mueve y existe en Dios” (Hch. 17, 28).


Práctica diaria
Dios ha distribuido la vida en forma diversificada, ha puesto la belleza y esplendor en todo lo creado. Me corresponde a mi conservar el ambiente que nos rodea y la importancia de promover las relaciones interfamiliares, reconocer y felicitar a los demás por sus éxitos y logros.


Padre Nuestro y Avemaría, una vez. Gloria al Padre, siete veces.


Oración:

Santísima Trinidad, Dios Trino y uno, Padre, Hijo y Espíritu Santo, principio y fin nuestro, Tú nos has hecho conforme a tu imagen y semejanza. Concédenos que todos los pensamientos de nuestra mente, todas las palabras de nuestra lengua, todos los sentimientos de nuestro corazón y todas las acciones de nuestro ser sean conformes a tu divina voluntad.
Así, después de haberte visto aquí en la creación y veladamente por la fe, podamos llegar a contemplarte cara a cara eternamente en el cielo. Amén.


Segundo Misterio

Santísima Trinidad un solo Dios en el amor.

Meditación: “Mi Padre encuentra su Gloria en esto: que ustedes produzcan mucho fruto, llegando a ser con esto mis auténticos discípulos. Yo los he amado a ustedes como el Padre me ama a mí: permanezcan en mi amor. Si guardan mis mandatos, permanecerán en mi amor, así como yo permanezco en el amor del Padre, guardando sus mandatos (Jn. 15, 8-10).


Práctica diaria

Jesús me ama y me pide que me entregue a El. ¿Cómo saber entregarme? Cumpliendo sus enseñanzas y practicando diariamente alguna de las obras de misericordia.


Padre nuestro y Ave María, una vez. Gloria al Padre, siete veces.


Oración:

Oh Dios mío, Trinidad a quien adoro, ayúdame a olvidarme totalmente de mí para instalarme en ti, inmóvil y tranquilo, como si ya mi alma estuviera en la eternidad. Que nada pueda turbar mi paz, ni hacerme salir de ti, sino que cada minuto me sumerja más en la hondura de tu misterio. Pacífica mi alma, haz de ella tu cielo, tu morada de amor y el lugar de tu descanso. Que en ella nunca te deje solo, sino que ahí esté con todo mi ser, todo despierto en fe, todo adorante, totalmente entregado a tu acción creadora.

 

Tercer Misterio

Dios Padre Creador del Universo.

Meditación
Así fueron hechos el cielo y la tierra todo lo que hay en ellos. (Gen. 2, 1).

Práctica diaria
Dios es la fuente de donde brota el amor y la vida. “Vengo del Padre y camino a la casa del Padre”. Mi vida debe ser una continua acción de gracias por toda la creación en donde descubro la presencia de Dios y su huella. Debo preocuparme de cuidar las obras de la creación.

Padre nuestro y Avemaría, una vez. Gloria al padre, siete veces.

Oración: Oh Dios Padre, de ti procede la vida, de ti nos viene el amor. Gracias por el don de la creación y por el regalo de la vida. Gracias por esta tierra y por todos los hombres que la habitan. Gracias por tu alianza de amor y por el perdón que nos regalas gratuitamente. Gracias por que en la plenitud de los tiempos nos has dado a tu Hijo, nuestro Salvador. Haz que cada día sepamos agradecerte todos tus dones, unidos en familia de amor. Por Cristo nuestro Señor. Amén.



Cuarto Misterio

Jesucristo rostro de la Santísima Trinidad

Meditación: Por eso Dios lo engrandeció y le concedió el Nombre que está sobre todo nombre, para que, ante el Nombre de Jesús, todos se arrodillen, en los cielos, en la tierra y entre los muertos. Y toda lengua proclame que Cristo Jesús es el Señor, para Gloria de Dios Padre. (Fil., 2, 9-11).


Práctica diaria

Dios nos ama. Nos ama a cada uno de nosotros de esa manera única y especial como El ama. Me corresponde a mi manifestar su misericordia, la misericordia de Dios y su perdón, comprendiendo, amando y perdonando.

Padre nuestro y Avemaría, una vez. Gloria al Padre, siete veces.

 

Oración:

!Oh, Dios! Te dedico y consagro todo lo que hay en mí: mis recuerdos y mis acciones a Dios Padre; mi comprensión y mis palabras a Dios Hijo; mi voluntad y pensamientos a Dios Espíritu Santo; mi corazón y mi cuerpo, mi lengua, mis sentidos y todas mis penas a la sagrada humanidad de Jesucristo, el cual voluntariamente se entregó a manos de malvados y sufrió el tormento de la cruz.

 

Quinto Misterio

Espíritu Santo que revela verdad plena.


Meditación:

Cuando venga El, el Espíritu de la verdad, los introducirá a la verdad plena. El no vendrá con un mensaje propio sino que les dirá lo que ha escuchado, y les anunciará las cosas futuras. Me glorificará porque recibirá de lo mío para revelárselo a ustedes. Todo lo que tiene el Padre también es mío. Por eso les he dicho que recibirá de lo mío para anunciárselo. (Jn., 16, 13-15).


Práctica diaria

Vivir según El, es vivir de fe, de esperanza y de caridad. El nos llevará a la compenetración con Cristo para lograr una auténtica existencia cristiana. Tratar al Espíritu Santo como se trata a un amigo: con sencillez y confianza.

Padre nuestro y Avemaría, una vez. Gloria al Padre, siete veces.

 

Oración:

Oh Santo Espíritu de Luz y Amor, a TI consagro mi corazón, mi alma y mi voluntad en el tiempo y en la eternidad. Permíteme ser siempre dócil a tus divinas inspiraciones y a las enseñanzas de la santa Iglesia Católica cuya guía infalible eres Tú. Haz que mi corazón se encienda en el amor a Dios y al prójimo. Que mi voluntad esté siempre en armonía con tu divina voluntad. Que mi vida pueda imitar fielmente la vida y las virtudes de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. A El, en unión del Padre, y contigo, Espíritu divino, honor y Gloria demos siempre. Amén.
 


 
 

Página Principal Rosarios y Coronillas

Página anterior Corona de Amor a la S. Trinidad

Página siguiente Rosario a la Virgen del Carmen (3 rosarios) 

 

 

Páginas principales

Portada

Índice General y páginas misceláneas

Dios Padre habla a Sus hijos

 Meditemos con Jesús (importante)

Reflexiones y mensajes de María

Mensajes: El Libro de la Verdad

Oraciones diversas

Selección de Letanías

Selección de Novenas

Oraciones Virgen María

Videos de música religiosa (popular)

Rosarios, Coronas y Coronillas

Nuestra Biblioteca

Hablemos de....

Prayers (English)

 

 

 

Esta página pertenece al sitio  "Oraciones y Devociones Católicas"

Visite siempre la Portada del sitio, siempre hay algo nuevo ahí.