ROSARIO LIBERADOR DE LA FAMILIA

  



 Se dicen los misterios correspondientes al día y se hace el Rosario como se acostumbra, Antes de cada misterio, se dice lo que está escrito aquí, para cada misterio. (Antes de las Alabanzas para el perdón, se dice la oración del perdón, esto es lo ideal, se entrega en esta página).

 


PRIMER MISTERIO


(Colocar el nombre de las personas por las cuales vamos a interceder)
Padre Celestial, te pedimos en el Nombre de tu Amadísimo hijo Jesús que envíes tu Espíritu Santo sobre cada uno de nosotros y con la intercesión de la Santísima Virgen María, por el poder que tiene tu Nombre, tu Pasión, tus Llagas de la cabeza, hombros, costado, manos y pies; por tu Sangre Preciosa, tu Santa Cruz, tu Muerte y Resurrección y ya que has vencido, en la Cruz, el pecado y nos has hecho libres, en tu Nombre Jesús, atamos, amarramos, encadenamos y enmudecemos todo demonio de: lujuria, adulterio, alcoholismo, drogadicción, engaño, traición, envidia, egoísmo, orgullo, maltrato verbal y físico, manipulación, pereza, rebeldía, posesión, obsesión, compulsión que estén afectando a nuestras familias.
Les ordenamos a estos espíritus del mal que nos dejen libres y que se postren ante el Sagrario mas cercano, para que Jesús les de la destinación que les corresponda. Amén

 


SEGUNDO MISTERIO


Te suplicamos Inmaculada y siempre Virgen María, visites con tu amor maternal nuestras familias nos cubra con tu Santo Manto Protector, y te pedimos que nos guardes del enemigo que vive rondándonos. Enséñanos a vivir en unidad, a dialogar y a sanar toda herida de rechazo, desamor, resentimiento, odios, miedos, temores, indiferencia, fracasos, depresiones,
desasosiego, ansiedades, estados de pánico etc.
Te entregamos y consagramos nuestros cuerpos y almas, bienes materiales y espirituales nuestras buenas acciones pasadas, presentes y futuras para que las guardes en Tu Inmaculado Corazón. Amén.

 


TERCER MISTERIO


San José, guía nuestras familias para que en éstas haya siempre amor, unidad, paz y alegría. Aleja de ellas, todo lo que pueda causarles daño y guárdame a mi y a todos los míos en el Divino Corazón de Jesús para que cada día transcurra como en la casa de Nazaret. Amén.

 


CUARTO MISTERIO


Nos unimos a la Iglesia Militante, Purgante y Triunfante, a las Eucaristías que en este momento se están celebrando en el mundo entero y a la Comunión de los Santos, especialmente a San Benito, San Padre Pío, San Juan Bosco, al Santo Cura de Ars, San Francisco de Asís, San Francisco Javier, San Ignacio de Loyola, Santo Domingo de Guzmán, San Gerardo, Santa Teresa de Jesús, Santa Teresa de Ávila, Santa Filomena, San José María Escribá, San Chárbel Makluf, a la Beata Teresa de Calcuta, para establecer el Señorío de Jesús en cada uno de nuestros hogares.
Envía Señor sobre nuestras familias a todos los Santos coros de Ángeles Celestiales a los Arcángeles San Gabriel, San Miguel y San Rafael para que batallen contra los espíritus del mal que conllevan a la desobediencia, rebeldía, falta de fe, inconstancia, abortos, despilfarros, desempleo, pornografía, robos, mentiras, y someternos a tu Soberanía todo lo espiritual y material. Que el amor sanador, liberador y salvador de Jesús tomen posesión de todos los miembros de mi familia. amén.



QUINTO MISTERIO


María, Reina de la Paz y consoladora de los afligidos, aquí estamos a tus pies con el corazón lleno de alegría; sé siempre nuestra constante compañera y protégenos de los peligros que nos rodean. Bendice nuestras familias y protege nuestro país que también te pertenece
Danos tu paz, y ayúdanos a vivir el Evangelio de tu Hijo y a ser mansos y humildes de corazón.
Virgen María, nuestras familias se están desintegrando, con tu ayuda y gracia queremos llevarlas a la salvación en Jesucristo nuestro Señor.
Enséñanos a tener más fervor en la oración, en la participación en la Santa Misa y ser fieles a la Iglesia de tu Hijo y al sucesor de Pedro, el Papa Benedicto XVI. Amén.
(En este momento, se dice la oración del perdón).

 

Oración del perdón

 Padre bueno y misericordioso digno de
alabanza y adoración; hoy te doy gracias
por tu amor tierno y compasivo porque
perdonas mis faltas y las apartas de tu vista
sin que ellas disminuyan tu amor por mí.
 
Hoy quiero suplicarte una gracia especial,
concédele a mi corazón el poder comprender
la debilidad de mis hermanos, el entender
que aquellos que me han herido tal vez
también estaban heridos que no podían
dar lo que no tenían, por inmadurez o ignorancia.
 
Dame, mi Dios, un corazón tolerante,
comprensivo y misericordioso como el tuyo.

Señor, dame la gracia de amar con tu corazón.

Amén



 
ALABANZAS PARA EL PERDÓN

Padre Celestial, desde el corazón de ....te alabo y te bendigo porque tu lo has creado. Padre Celestial desde el corazón de ... te alabo y te bendigo porque Tú lo conoces toda su vida. Padre Celestial desde el corazón de... te alabo y te bendigo porque Tú estás cambiando su corazón. Padre Celestial desde el corazón de... te alabo y te bendigo porque tú estás llenándolo (a) de amor. Padre Celestial desde el corazón de... te alabo y te bendigo porque tu has mandado a Jesús para rescatarlo (a).
JESÚS MÍO, te alabo y te bendigo desde el corazón de... Porque Tú lo (a) salvas, porque Tú lo (a) sanas, porque Tú lo (a) liberas, porque tu le das vida nueva, porque Tú le enseñes a orar, porque Tú lo (a) vas a madurar en la fe, porque Tú eres su liberador, porque tu Sangre tiene todo poder para liberarlo (a) de la esclavitud, por tus Llagas de Jesús que tienen Todo Poder Sanador, porque Tú vas a hacer que esta persona quede completamente libre para TI.



A TI ESPÍRITU SANTO

Desde el corazón de... te Alabo y Bendigo, porque lo (a) unges, porque lo (a) transformas, porque lo (a) llenas de tu luz, porque le enseñas a perdonar, porque lo (a) fortaleces, porque le das todo ese amor que viene del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo..

Te suplicamos a Ti MARÍA SANTÍSIMA que cubras con tu Precioso Manto a... y lo (a) coloques ante las Llagas de tu Hijo Jesús, para que esta persona... reciba la sanación que necesita.

Paz o dulce Paz. Sé siempre nuestra esperanza. Reina de la Paz, acepta nuestra Alabanza, de todos los peligros protégenos!; En nuestras luchas, quédate con nosotros, para glorificar al Padre Eterno. Danos todo tu amor.
Oh! Santísima Trinidad, en unión con nuestra Madre la Virgen María, proclamamos Tu Misericordia y el Poder de tu Amor Eterno, Reina de la Paz, escucha la oración, de tus hijos de la Tierra, que te suplican les des la paz. Amén.

 

Página Principal Rosarios y Coronillas

Página anterior Rosario a la Medalla milagrosa

Página siguiente Rosario del enfermo

Página General Oraciones

Página General Temario