ROSARIO DE LOS NO NACIDOS

 

 Jesús muy triste

 

 

Versión imprimible al final

 

Antes de comenzar con el rosario, queremos compartir este poema que nos ha llenado de tristeza y también una oración entregada por nuestro Jesús.

 

 

 

Un padre que ansía estar

 con su hijo abortado.

 

 

Triste poema


Yo espero ansiosamente por el lejano día,
en el que mi trabajo terrenal se termine,
y pueda ir hacia Cristo con dolor y alegría,
y rescatar mi niño entre los serafines.


Y llevarlo de pesca por celestiales ríos,
y dar a mi pequeño su tarde de pelota,
y divertirnos juntos, y dejarle que ría,
y quitarme la pena de sus alitas rotas.


Yo nunca pude verlo, porque fue eliminado,
mientras iba escondido en el claustro materno.
Yo nunca vi su rostro, pero lo he adivinado
desde este desamparo de mi dolor paterno.


Se que fui perdonado por la Gracia Divina,
de ese Cielo tan alto que enfrentaré mañana,
que aborto es la palabra que al oído lastima,
en el odio y veneno de fieras inhumanas.


Para gozar la vida en siniestra ignorancia,
yo devolví el regalo de un angelito alado.
Dolorosa vergüenza fue mi sola ganancia,
¡Perdóname hijo mío!...¡Yo volveré a tu lado!


 

FUENTE: Keith Piper, "Elegía del padre de un niño abortado."
(Versión al español por Loló Acosta de Villalta.),
Publicado en Escoge la Vida( enero febrero marzo abril de 1994),
Suplemento "Caminos de Esperanza".

 

 

 

 

ORACIÓN PARA BAUTIZAR A LOS BEBES ABORTADOS

ENTREGADA POR JESÚS


Padre Celestial, Tu amor es eterno. Por Tu amor infinito, salvaste al mundo a través de Tu Hijo Unigénito Jesucristo. Mira a Tu único Hijo sobre la Cruz, sangrando sin cesar, por el amor a Su pueblo, y perdónanos. Purifica y bautiza a los niños abortados con la Preciosa Sangre y Agua que brotó del Sagrado Costado de Tu Hijo, que colgaba muerto en la Cruz para salvarlos, en el Nombre del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo.
Que a través de la santa muerte de Jesucristo, ellos reciban la vida eterna, por Sus Llagas sean sanados, y por Su Sangre Preciosa sean liberados. Que se regocijen junto a los Santos en el Cielo. Amén

 

 

 

 

 

EL ROSARIO DE LOS NO NACIDOS

 

 

 

 

 

El Santo Rosario

(Elija un voluntario por cada decena del Rosario)

El Credo de los Apóstoles

 

 

Los Misterios Gozosos

 

El primer misterio gozoso:

La encarnación del Señor

 Fue enviado por Dios el ángel Gabriel a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la casa de David; el nombre de la virgen era María. Y entrando le dijo a ella, "Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo." Ella se conturbó profundamente por estas palabras, y discurría que significaría aquel saludo. El ángel le dijo: "No temas, María, porque has ganado gracia delante de Dios; vas a dar luz un hijo, a quien pondrás por nombre Jesús. Él será grande y será llamado Hijo del Altísimo, y el Señor Dios le dará el trono de David, su padre".

Pidamos por el Apostolado del Nonato Jesús para que Dios lo siga bendiciendo y que por medio de sus oraciones se promueve la devoción al Nonato Jesús y que obtenga muchas gracias para el movimiento Pro-vida.

-Un Padre Nuestro y 10 Aves Marías

-El Gloria y la oración de Fátima

-Canto

 

 

Oración de Fátima
 

 Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno, lleva al cielo a todas las almas, especialmente a las más necesitadas de tu misericordia.

 

 

 

El Segundo Misterio Gozoso:

La visitación

 Por entonces María tomó su decisión y se fue, sin más demora, a una ciudad ubicada en los cerros de Judá. Entró en la casa de Sacarías y saludó a Isabel. Al oír Isabel su saludo, el niño dio saltos en su vientre. Isabel se llenó del Espíritu Santo y exclamó en alta voz: «¡Bendita tú eres entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre! ¿Cómo he merecido yo que venga a mí la madre de mi Señor? Apenas llegó tu saludo a mis oídos, el niño saltó de alegría en mis entrañas. ¡Dichosa tú por haber creído que se cumplirían las promesas del Señor!»

Pidamos que Dios no permita al enemigo maligno tentar a las personas en las clínicas de aborto y así sea más fácil obtener conversiones.

-Un Padre Nuestro y 10 Aves Marías

-El Gloria y la oración de Fátima

-Canto

 

 

El Tercer Misterio Gozoso:

El nacimiento del Hijo de Dios

 Por aquellos días salió un decreto del emperador Augusto, por el que se debía  proceder a un censo en todo el imperio. Este fue el primer censo, siendo Quirino gobernador de Siria. Todos, pues, empezaron a moverse para ser registrados cada uno en su ciudad natal. José también, que estaba en Galilea, en la ciudad de Nazaret,

subió a Judea, a la ciudad de David, llamada Belén, porque era descendiente de David; allí se inscribió con María, su esposa, que estaba embarazada. Mientras estaban en Belén, llegó para María el momento del parto, y dio a luz a su hijo primogénito. Lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre, pues no había lugar para ellos en la sala principal de la casa.

 Pidamos por los abortistas locales para que se conviertan y se unan a la cultura

de la vida.

-Un Padre Nuestro y 10 Aves Marías

-El Gloria y la oración de Fátima

-Canto

 

 

El Cuarto Misterio Gozoso:

La presentación del Señor

 Asimismo, cuando llegó el día en que, de acuerdo a la Ley de Moisés, debían cumplir el rito de la purificación, llevaron al niño a Jerusalén para presentarlo al Señor, tal como está escrito en la Ley del Señor: Todo varón primogénito será consagrado al Señor. También ofrecieron el sacrificio que ordena la Ley del Señor: una pareja de tórtolas o dos pichones.

Pidamos por los gobernantes de nuestra nación para que revoquen las leyes a favor del aborto.

-Un Padre Nuestro y 10 Aves Marías

-El Gloria y la oración de Fátima

-Canto

 

 

El Quinto Misterio Gozoso:

El niño perdido y hallado en el templo.

Los padres de Jesús iban todos los años a Jerusalén para la fiesta de la Pascua. Cuando Jesús cumplió los doce años, subió también con ellos a la fiesta, pues así había de ser. Al terminar los días de la fiesta regresaron, pero el niño Jesús se quedó en Jerusalén sin que sus padres lo supieran. Seguros de que estaba con la caravana de vuelta, caminaron todo un día. Después se pusieron a buscarlo entre sus parientes y conocidos. Como no lo encontraran, volvieron a Jerusalén en su búsqueda. Al tercer día lo hallaron en el Templo, sentado en medio de los maestros de la Ley, escuchándolos y haciéndoles preguntas. Todos los que le oían quedaban asombrados de su inteligencia y de sus respuestas.

Pidamos por los consejeros que tratan de salvar a las mujeres y sus hijos nonatos de las garras del aborto. Que les sea permitido orar pacíficamente enfrente de las clínicas de aborto y que sus consejos cambien muchos corazones.

-Un Padre Nuestro y 10 Aves Marías

-El Gloria y la oración de Fátima

-Canto

 

 

 Los Misterios Luminosos

 

El Primer Misterio Luminoso:

El bautismo en el Jordán.

Un día fue bautizado también Jesús entre el pueblo que venía a recibir el bautismo. Y mientras estaba en oración, se abrieron los cielos: el Espíritu Santo bajó sobre él y se manifestó exteriormente en forma de paloma, y del cielo vino una voz: «Tú eres mi Hijo, hoy te he dado a la vida.»

Pidamos por las almas de todos los niños abortados.

-Un Padre Nuestro y 10 Aves Marías

-El Gloria y la oración de Fátima

-Canto

 

 

El Segundo Misterio Luminoso:

El primer milagro en Caná.

 Tres días más tarde se celebraba una boda en Caná de Galilea, y la madre de Jesús estaba allí. También fue invitado Jesús a la boda con sus discípulos. Sucedió que se terminó el vino preparado para la boda, y se quedaron sin vino. Entonces la madre de Jesús le dijo: «No tienen vino.» Jesús le respondió: «Mujer, ¿por qué te metes en mis asuntos? Aún no ha llegado mi hora.» Pero su madre dijo a los sirvientes: «Hagan lo que él les diga.»

Pidamos que muy pronto, el aborto y la eutanasia sean prohibidos en todo el mundo.

-Un Padre Nuestro y 10 Aves Marías

-El Gloria y la oración de Fátima

-Canto

 

 

El Tercer Misterio Luminoso:

La proclamación del reino de Dios.

  Después de que tomaron preso a Juan, Jesús fue a Galilea y empezó a proclamar la Buena Nueva de Dios. Decía: «El tiempo se ha cumplido, el Reino de Dios está cerca. Cambien sus caminos y crean en la Buena Nueva.» Mientras Jesús pasaba por la orilla del mar de Galilea, vio a Simón y a su hermano Andrés que echaban las redes en el mar, pues eran pescadores.

Jesús les dijo: «Síganme y yo los haré pescadores de hombres.» Y de inmediato dejaron sus redes y le siguieron. Un poco más allá Jesús vio a Santiago, hijo de Zebedeo, con su hermano Juan, que estaban en su barca arreglando las redes. Jesús también los llamó, y ellos, dejando a su padre Zebedeo en la barca con los ayudantes, lo siguieron.

Pidamos por la conversión de los que promueven la cultura de la muerte, especialmente los que se benefician de ella.

-Un Padre Nuestro y 10 Aves Marías

-El Gloria y la oración de Fátima

-Canto

 

 

El Cuarto Misterio Luminoso:

La transfiguración en el monte Tabor.

Jesús tomó consigo a Pedro, a Santiago y a su hermano Juan, y los llevó aparte a un monte alto. A la vista de ellos su aspecto cambió completamente: su cara brillaba como el sol y su ropa se volvió blanca como la luz. En seguida vieron a Moisés y Elías hablando con Jesús. Pedro tomó la palabra y dijo a Jesús: «Señor, ¡qué bueno es que estemos aquí! Si quieres, levantaré aquí tres tiendas: una para ti, otra para Moisés y otra para Elías.» Estaba Pedro todavía hablando cuando una nube luminosa los cubrió con su sombra y una voz que salía de la nube dijo: «¡Este es mi Hijo, el Amado; éste es mi Elegido, escúchenlo!»

Pidamos por los centros prenatales. Que Dios les de la sabiduría que necesitan para seguir asistiendo a las mujeres embarazada.

-Un Padre Nuestro y 10 Aves Marías

-El Gloria y la oración de Fátima

-Canto

 

 

El Quinto Misterio Luminoso:

La institución de la Eucaristía.

Mientras comían, Jesús tomó pan, pronunció la bendición, lo partió y lo dio a sus discípulos, diciendo: «Tomen y coman; esto es mi cuerpo.» Después tomó una copa, dio gracias y se la pasó diciendo: «Beban todos de ella: esto es mi sangre, la sangre de la Alianza, que es derramada por una muchedumbre, para el perdón de sus pecados. Y les digo que desde ahora no volveré a beber del zumo de cepas, hasta el día en que lo beba nuevo con ustedes en el Reino de mi Padre.»

Pidamos que los educadores de jóvenes promuevan los valores morales y la vida casta.

-Un Padre Nuestro y 10 Aves Marías

-El Gloria y la oración de Fátima

-Canto

 

 

Los Misterios Dolorosos

 

El Primer Misterio Doloroso:

La agonía en el huerto.

Llegó Jesús con ellos a un lugar llamado Getsemaní y dijo a sus discípulos:«Siéntense aquí, mientras yo voy más allá a orar.» Tomó consigo a Pedro y a los dos hijos de Zebedeo y comenzó a sentir tristeza y angustia. Y les dijo: «Siento una tristeza de muerte. Quédense aquí conmigo y permanezcan despiertos.»

Pidamos por los grupos Pro-vida que se han enlistado en la cruzada que busca promover la cultura de la vida.

-Un Padre Nuestro y 10 Aves Marías

-El Gloria y la oración de Fátima

-Canto

 

 

El Segundo Misterio Doloroso:

Los azotes que recibió el Hijo de Dios atado a la columna.

 Al darse cuenta Pilatos de que no conseguía nada, sino que más bien aumentaba el alboroto, pidió agua y se lavó las manos delante del pueblo. Y les dijo: «Ustedes responderán por su sangre, yo no tengo la culpa.» Y todo el pueblo contestó: «¡Que su sangre caiga sobre nosotros y sobre nuestros hijos!» Entonces Pilatos les soltó a Barrabás. Mandó azotar a Jesús y lo entregó a los que debían crucificarlo.

Pidamos por las ciencias como la biología y genética para que sean desarrolladas para proteger y preservar la vida humana y no destruirla. Y que los científicos no experimenten en los cuerpos de niños nonatos para desarrollar medicinas.

-Un Padre Nuestro y 10 Aves Marías

-El Gloria y la oración de Fátima

-Canto

 

 

El Tercer Misterio Doloroso:

La corona de espinas

 Los soldados romanos llevaron a Jesús al patio del palacio y reunieron a toda la tropa en torno a él. Le quitaron sus vestidos y le pusieron una capa de soldado de color rojo. Después le colocaron en la cabeza una corona que habían trenzado con espinos y en la mano derecha le pusieron una caña.

Pidamos por las organizaciones comerciales, médicas y farmacéuticas para que no promuevan el aborto y los anticonceptivos.

-Un Padre Nuestro y 10 Aves Marías

-El Gloria y la oración de Fátima

-Canto

 

 

El Cuarto Misterio Doloroso:

La cruz a cuestas

 

 Así fue como se llevaron a Jesús. Cargando con su propia cruz, salió de la ciudad hacia el lugar llamado Calvario (o de la Calavera), que en hebreo se dice Gólgota. Allí lo crucificaron y con él a otros dos, uno a cada lado y en el medio a Jesús.

Pidamos por las madres que están pensando en abortar a sus bebés para que se arrepientan y les permitan nacer. Que cualquiera que sea el problema que las motive a abortar sea resuelto y que encuentren de quien les ayude durante su embarazo y a dar luz.

-Un Padre Nuestro y 10 Aves Marías

-El Gloria y la oración de Fátima

-Canto

 

 

El Quinto Misterio Doloroso:

La crucifixión del Señor.

 Desde el mediodía hasta las tres de la tarde todo el país se cubrió de tinieblas. A eso de las tres, Jesús gritó con fuerza: Elí, Elí, lamá sabactani, que quiere decir: «Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?» Al oírlo, algunos de los presentes decían: «Está llamando a Elías.» Uno de ellos corrió, tomó una esponja, la empapó en vinagre y la puso en la punta de una caña para darle de beber. Los otros le decían: «Déjalo, veamos si viene Elías a salvarlo.» Pero nuevamente Jesús dio un fuerte grito y entregó su espíritu.

Pidamos por la media, las escuelas y toda institución que promueven valores a los jóvenes. Para que su influencia en la juventud sea productiva y no destructiva.

-Un Padre Nuestro y 10 Aves Marías

-El Gloria y la oración de Fátima

-Canto

 

 

Los Misterios Gloriosos

 

El Primer Misterio Glorioso:

La resurrección del Señor.

 El Ángel dijo a las mujeres: «Ustedes no tienen por qué temer. Yo sé que buscan a Jesús, que fue crucificado. No está aquí, pues ha resucitado, tal como lo había anunciado. Vengan a ver el lugar donde lo habían puesto, pero vuelvan en seguida y digan a sus discípulos: Ha resucitado de entre los muertos y ya se les adelanta camino a Galilea. Allí lo verán ustedes. Con esto ya se lo dije todo.»

Pidamos por la anulación de instituciones que promueven la cultura de la muerte como lo es Planificación Familiar.

-Un Padre Nuestro y 10 Aves Marías

-El Gloria y la oración de Fátima

-Canto

 

 

El Segundo Misterio Glorioso:

La Ascensión del Señor al Cielo

 

 Por último se apareció a los once discípulos mientras comían y los reprendió por su falta de fe y por su dureza para creer a los que lo habían visto resucitado. Y les dijo: «Vayan por todo el mundo y anuncien la Buena Nueva a toda la creación. El que crea y se bautice se salvará; el que se niegue a creer se condenará. Estas señales acompañarán a los que crean: en mi Nombre echarán demonios y hablarán nuevas lenguas; tomarán con sus manos serpientes y, si beben algún veneno, no les hará daño; impondrán las manos sobre los enfermos y quedarán sanos.» Después de hablarles, el Señor Jesús fue llevado al cielo y se sentó a la derecha de Dios. Ellos, por su parte, salieron a predicar en todos los lugares. El Señor actuaba con ellos y confirmaba el mensaje con los milagros que lo acompañaban.

Pidamos por los gobiernos poderosos del mundo para que abracen y promuevan buenos valores morales y que dejen de promover el aborto y la anticoncepción a los países subdesarrollados. Y por los países pobres para que sus gobiernos opten por buenas soluciones a la pobreza y que se dediquen a proteger a las familias y no reducir su numero.

-Un Padre Nuestro y 10 Aves Marías

-El Gloria y la oración de Fátima

-Canto

 

 

El Tercer Misterio Glorioso:

La venida del Espíritu Santo

 Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos reunidos en el mismo lugar. De repente vino del cielo un ruido, como el de una violenta ráfaga de viento, que llenó toda la casa donde estaban, y aparecieron unas lenguas como de fuego que se repartieron y fueron posándose sobre cada uno de ellos. Todos quedaron llenos del Espíritu Santo y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les concedía que se expresaran.

Pidamos por los buenos doctores y personal médico que ayudan a las mujeres embarazadas y por los que ayudan a preservar la vida. Pidamos por la conversión de aquellos que no valoran la vida. Y pidamos que todo personal médico se adhiera al Juramento Hipocrático que prohíbe el aborto y la eutanasia.

-Un Padre Nuestro y 10 Aves Marías

-El Gloria y la oración de Fátima

-Canto

 

 

El Cuarto Misterio Glorioso:

La Asunción de María.

 

Proclama mi alma la grandeza del Señor, y mi espíritu se alegra en Dios mi Salvador, porque se fijó en su humilde esclava, y desde ahora todas las generaciones me dirán feliz. El Poderoso ha hecho grandes cosas por mí: ¡Santo es su Nombre!

Pidamos por los economistas que aconsejan a los gobiernos. Que el reducir el número de la población por medio del aborto y la eutanasia no sea un factor en sus ecuaciones para aumentar el presupuesto de las naciones.

-Un Padre Nuestro y 10 Aves Marías

-El Gloria y la oración de Fátima

-Canto

 

 

El Quinto Misterio Glorioso:

La coronación de María.

 Apareció en el cielo una señal grandiosa: una mujer, vestida del sol, con la luna bajo sus pies y una corona de doce estrellas sobre su cabeza. Está embarazada y grita de dolor, porque le ha llegado la hora de dar a luz. ... Y la mujer dio a luz un hijo varón, el que ha de gobernar a todas las naciones con vara de hierro; pero su hijo fue arrebatado y llevado ante Dios y su trono,...

Pidamos para que nuestra Madre, la santísima Virgen María, triunfe pronto en la batalla en contra del espíritu maligno que promueve el aborto. Que el aborto sea prohibido en todo el mundo. Y pidamos que su hijo en el seno, el Niño Nonato Jesús, reine en todos nuestros corazones.

-Un Padre Nuestro y 10 Aves Marías

 

-El Gloria y la oración de Fátima

-Canto

 

 

El Salve:

   Dios te salve, Reina y Madre de misericordia. Vida, dulzura y esperanza nuestra. Dios te salve. A ti clamamos los desterrados hijos de Eva; a ti suspiramos, gimiendo y llorando en este valle de lágrimas. Ea, pues, Señora, abogada nuestra; vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos. Y después de este destierro, muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre. ¡Oh clemente!, ¡Oh piadosa!, ¡Oh dulce, siempre Virgen María! Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las gracias y promesas de Nuestro Señor Jesucristo. Amén

 

 

 

 

Versión imprimible: Bajar

 

 

 

 

  

Página Principal Rosarios y Coronillas

Página anterior Rosario del Perdón

Página siguiente Rosario de los NO nacidos Nº 2

 

 

 

Páginas principales

Portada

Índice General y páginas misceláneas

 

Dios Padre habla a Sus hijos

 

 Meditemos con Jesús (importante)

 

Oraciones diversas

 

Oraciones Virgen María

 

Videos de música religiosa (popular)

 

Rosarios, Coronas y Coronillas

 

Nuestra Biblioteca

 

Hablemos de....

 

 

 

 

 Esta página pertenece al sitio  "Oraciones y Devociones Católicas"

Visite siempre la Portada del sitio, siempre hay algo nuevo ahí.