Aquellos que venden el alma a Satanás
 

 

   El mundo está agitado con el peso de la oscuridad, con el malvado trazado del Maligno que continúa atrayendo y seduciendo a Mis amados hijos. Han sido atrapados a tal punto que, muchos de ellos se retuercen como animales aún en la cara de la humanidad.

 

  ¿Cuántas pobres almas alimentadas por la lujuria, codicia y vanidad, se muestran a aquellos con fe, en un estado lamentable? Ellos, en su vanidad, creen que tienen verdadero poder. El poder que les ha prometido Satanás. Muchos de estos hijos han escogido vender sus almas y orgullosamente se jactan del hecho.

 


   Más de Mis hijos son atraídos al glamour y riqueza de sus promesas para que todo el mundo les vea. No, no están avergonzados de jactarse del hecho de pertenecer a él. Qué promesas que ha hecho, no son más que mentiras que han sido dadas a ellos por puro odio a la humanidad. Satanás odia a la humanidad.

 


  
El miente a Mis hijos y les dice que les puede dar cualquier cosa, pero tristemente eso es mentira. Aquellos que lo siguen y a sus promesas vacías, no serán, ni podrán ser salvados.

 


   Reza, reza, reza por Mis hijos, hija Mía. Yo sé que estás cansada pero haz caso a esto. Para los creyentes que están tibios y que no están alineados directamente con el Malvado en extremo, también tienen de que preocuparse. Ellos, incluyendo a Mis seguidores y a algunos Servidores Sagrados, Obispos y Cardenales, se burlan de la fe de Mis hijos. Su espiritualidad se ha perdido tras la avaricia, en algunos sectores, en donde el oro y las riquezas enmascaran los Dones Divinos que les fueron dados como discípulos de Dios.

 


  
La Iglesia ha perdido su camino y se está hundiendo dentro de la oscuridad. Esto hija Mía, ha sido profetizado y es un signo del Final de los Tiempos. Es cuando el último Papa emergerá y el mundo se perderá, bajo la dirección equivocada del Falso Profeta.

 


  Revelaciones de cómo Mi Segunda Venida será precedida serán dadas a ti, hija Mía así es que tu palabras deben ser escuchadas en orden de que las almas estén preparadas antes del GRAN AVISO. No se inquieten. La vida continuará. La Gloria regresará a la Tierra. Mis hijos serán redimidos de las garras del Malvado, que será destruido. Es importante que él, a través del su engaño, no se lleve a Mis hijos, con él a las profundidades del infierno.

 


 
Mi palabra tiene que se fuerte. Mis hijos la deben escuchar. Es por puro amor que estoy dándoles este Aviso. Porque vengo como Juez y no como Salvador es por las oraciones de Mi Amada Madre y de Mis seguidores por el mundo, que el tiempo del Juicio ha sido retrasado en el pasado. Esta vez no lo será.

 


  Nadie sabrá la fecha de la segunda Venida

  Tu no vas a ser informada de la fecha, ni Mis hijos. No puede ser revelada. Esto es por lo que es importante que todos Mis hijos estén preparados. Para aquellos que no lo estén, no podrán decir que no se les dijo la verdad. Cuando el GRAN AVISO suceda, entenderán la verdad. Sí, si ellos se confiesan y admiten sus pecados, recibirán Mi bendición. Si no, serán arrojados al infierno. Mi Misericordia habrá expirado para entonces.

 

 Ve ahora, hija Mía. Prepara la palabra para que el mundo la oiga. Dile a Mis hijos, los creyentes, que no teman. Diles que oren por los no creyentes. Luego, dile a los no creyentes que se vuelvan hacia Mí, haz todo lo posible para instarlos a que abran sus corazones.


Su Salvador Jesucristo, que viene a juzgar a los vivos y a los muertos.

 

 

Página anterior y principal (Meditaciones)

  Página Siguiente (El aviso del Infierno y la promesa del Paraíso)

 

 

Páginas principales

Portada

Índice General y páginas misceláneas

Dios Padre habla a Sus hijos

 Meditemos con Jesús (importante)

Reflexiones y mensajes de María

Oraciones diversas

Selección de Letanías

Selección de Novenas

Oraciones Virgen María

Videos de música religiosa (popular)

Rosarios, Coronas y Coronillas

Nuestra Biblioteca

Hablemos de....

 

Esta página pertenece al sitio  "Oraciones y Devociones Católicas"

Visite siempre la Portada del sitio, siempre hay algo nuevo ahí.