Dios Padre

Si os protegéis Conmigo, protegéis vuestro trabajo,

vuestra vida y la de vuestros hermanos

 

Dios Padre habla a sus hijos

     

Temas:

 

Si os protegéis Conmigo, protegéis vuestro trabajo, protegéis vuestra vida y la de vuestros hermanos, siempre.

Dejad todo aquello que os detenga en Este mundo, que no os deje sin elevaros, que no podáis subir hacia Mí.

Con Martha y María, os he dado a conocer lo que Yo quiero.

Acercaos a los Sacramentos, vivid vida en el Amor, vida Sacramental y veréis que pronto Yo os sublimaré en lo espiritual y gozaréis lo que nunca antes habíais gozado.

Pronto tendréis también, al alcance de vuestra mano, todas las Maravillas que Yo os he prometido.

 

 

 

 

 

Primer Misterio, Habla Dios Padre

 

Sobre: Si os protegéis Conmigo, protegéis vuestro trabajo, protegéis vuestra vida y la de vuestros hermanos, siempre.

 

Hijitos Míos, vosotros, a lo largo de vuestra vida se os presentan situaciones en que tenéis emociones encontradas, porque cuando Me seguís a Mí, vuestro Dios y lo que Yo os he enseñado, os van llevando por una línea de Verdad, de Sabiduría, de Amor, estáis viendo Mis intereses y estos intereses os llevan a reconocer que os van a ayudar a todos vosotros, porque Yo lo que os doy es para el Bien de todos vosotros, Mis pequeños.

 

Yo voy suscitando almas durante todo el tiempo de la vida y alrededor del mundo, para que vosotros seáis consentidos porque es lo que Yo quiero de todos vosotros, Mis pequeños. Si habéis venido a la Tierra obedeciendo una orden de Mi Corazón, estáis sirviéndome, entonces, por otro lado Mis pequeños, Yo cuido de vosotros, tanto de lo espiritual como de lo material. Os voy procurando todo, os consiento para que vosotros Me consintáis a Mí, vuestro Dios, llevando a cabo la obra que Yo quiero que hagáis cada uno de vosotros.

 

Os he explicado que cada uno de vosotros trae diferente forma de actuar en la Tierra, cada uno de vosotros, al ser células del Cuerpo Místico de Mi Hijo, tenéis una función determinada que debéis llevar a cabo de la mejor forma y para eso contáis Conmigo, con vuestro Dios, para que Me pidáis todo lo necesario, para que vuestra obra sea lo más perfectamente posible llevada para servir a vuestros hermanos para su vida y para su salvación, pero  nunca tomáis en cuenta o pocas lo hacéis, que estáis trabajando en un lugar de mucho riesgo y de ataque, que son los dominios de Satanás, que es la Tierra en sí y ésta siempre se va a poner en contra de vosotros, porque Satanás no quiere que vosotros seáis consentidos, que Yo os dé todo lo necesario para que viváis confortablemente, sirviéndome y ayudándome a la salvación de todo el género humano. Al contrario, él os atacará en todo momento, él hará que todo lo bueno que Yo os esté dando o no se lleve a cabo o se destruya o simplemente no se dé entre vosotros Mis pequeños, para ayudaros en lo que más necesitéis. Pero aún así, Mis pequeños, debéis siempre estar Conmigo, porque Satanás nunca será más poderoso que Yo, pero debéis contar perfectamente Conmigo, tenéis las capacidades que Yo os he dado, contáis con el tiempo de vida, en donde debéis dar lo mejor de vosotros. Si os protegéis Conmigo, protegéis vuestro trabajo, protegéis vuestra vida y la de vuestros hermanos, siempre, con Mi ayuda y todo lo que necesitéis así es como trabajaréis mejor. Pero si vosotros trabajáis siempre en soberbia, creyendo que lo que tenéis proviene solamente de vosotros, Mis pequeños, tendréis problemas muy fuertes con Satanás y con sus secuaces que trabajan en la Tierra, que son como vosotros, pero que se han dejado comprar por Satanás.

 

Cuando vosotros contáis Conmigo, Me pedís, a Mí, permiso, Me pedís Mi ayuda, estáis consientes de que estáis sirviéndome a Mí, vuestro Dios, porque lo que tenéis, todo viene de Mí para servicio de vuestros hermanos y aún para vosotros mismos, si estáis consientes de ello, tened por seguro que fácilmente saldréis adelante con lo que tendréis, pero os repito, si es vuestra soberbia, si vosotros queréis caminar solos, queréis contar con los poderes del mundo, nada os saldrá bien, porque el mundo es de Satanás, él es el príncipe de este mundo y él estará en contra de todo aquello que pueda llevar un Bien a vuestros hermanos y a vosotros mismos. No olvidéis todo esto, Mis pequeños.

Gracias, Mis pequeños.

 

 

 

Segundo Misterio, Habla Dios Padre

 

Sobre: Dejad todo aquello que os detenga en este mundo, que no os deje sin elevaros, que no podáis subir hacia Mí.

 

Hijitos Míos, vosotros estáis consientes de cómo ha mejorado vuestra tecnología de un tiempo para acá, a partir de la venida de Mi Hijo a la Tierra, cuando Él os abre nuevamente las Puertas del Reino de los Cielos y especialmente, porque deja que Mi Santo Espíritu se derrame sobre vosotros en el Bautismo y con ello empezáis a tener capacidades superiores a las que tenían vuestros hermanos antes de la Venida de Mi Hijo.

 

Esto, Mis pequeños, se da porque al momento en que vosotros contáis con Mi Santo Espíritu, en vuestra vida, empezáis a recibir Sabiduría Santa, tenéis inteligencia humana, pero si no está apoyada en Mi Sabiduría, también tenéis recaídas. Una inteligencia humana que no es respaldada por Mi Sabiduría, tarde o temprano cae, porque entráis en soberbia, como os dije antes.

 

Vosotros estáis consientes de que vivís ahora mejor que hace mil o dos mil años y lo mismo os podré decir que dentro de mil o dos mil años vosotros estaréis mejores que en este momento y todo se ha detenido por el pecado, por la maldad del hombre, porque Me habéis dado la espalda a Mí, vuestro Dios, y habéis preferido seguir a Satanás y lo que él os ofrece.

 

Ciertamente él tiene inteligencia, tiene sabiduría satánica y no pudo ya seguir adelante en su sabiduría angelical por su pecado. Os he dicho que cuando él cae, lo único que le quité fue el Amor, porque se puso en contra del Amor, pero sus capacidades angelicales, que quedaron truncadas por su pecado contra Mí, persisten y estas capacidades angelicales todavía son muy superiores a las vuestras, por eso os puede mostrar cosas grandes que asombran vuestros sentidos, porque él todavía tiene capacidades muy altas en comparación de las vuestras, pero no de aquellos que se han acercado a Mí, que están Conmigo y que cuentan con Mi Sabiduría Divina. Vosotros debéis buscar siempre Sabiduría Divina porque viviréis eternamente con ella, la inteligencia humana se quedará aquí en la Tierra cuando vosotros regreséis a Mi Llamado, ya sea al Reino de los Cielos o a donde os toque, según vuestros actos humanos realizados a lo largo de vuestra vida.

 

Os digo esto, Mis pequeños, porque vosotros os asombráis con cosas maravillosas aquí en la Tierra, cuando dentro de poco veréis la inmensidad de Mi Poder Divino, de Mi Poder de Padre amorosísimo, de Creador de todos vosotros. Veréis cosas inimaginables y todo esto se quedó también detenido por el Pecado de vuestros Primeros Padres. He ido suscitando almas alrededor del mundo, almas con capacidades superiores al normal, para que os vayan ayudando, para que vayáis mejorando y esto nunca lo podrá detener Satanás.

 

Ciertamente él lo puede atrasar, pero nunca lo detendrá, porque es para el bien de vosotros, porque sois Mis hijos y Yo quiero lo mejor para vosotros. Pero ojalá vosotros entendierais cómo es Mi Amor y cómo Yo Me doy por vosotros aún a pesar de vuestro pecado, a pesar de vuestra traición, a pesar de vuestro olvido hacia Mí. Si vosotros compartierais Conmigo vuestra vida, vuestros momentos, vuestras alegrías, tristezas, todo vuestro ser, como Yo lo hago con vosotros, que Yo estoy pendiente perfectamente de cada uno de vosotros, de cada una de vuestras almas, sí, Mis pequeños, Yo os he creado y os conozco perfectamente, conozco todas las almas creadas y en todos los tiempos, os amo y os doy lo que necesitáis, pero vosotros continuamente Me dais la espalda, Me traicionáis, no compartís lo que tenéis y cuando lo tenéis, viene la soberbia y ahí empieza la maldad nuevamente del hombre. Se cae lo bueno que Yo os he dado, porque con inteligencia humana nunca podréis mejorar lo que hace Mi Sabiduría Divina.

 

Os recalco todo esto, Mis pequeños, porque debéis contar, como os he dicho siempre, Conmigo, con vuestro Dios y no debéis dejar que entre en vuestra vida la tentación de que os vayáis con Satanás y con todo aquello que él os puede enseñar y que tarde o temprano sabréis que fue un engaño.

 

No quiero que sufráis por seguirle a él, no quiero que sufráis creyendo que ibais guiados por una verdad y que resulte luego una mentira, porque es lo único que os puede dar Satanás.

 

Vivid pues siempre seguros de que lo que os saldrá, os saldrá bien si contáis Conmigo y acudís continuamente a Mí, vuestro Dios.

 

Os amo, Mis pequeños, no quiero que sufráis, no quiero que seáis más engañados por Satanás, dejad todo aquello que os detenga en este mundo, que no os deje elevaros, que no podáis subir hacia Mí, dejad lo del mundo, para que empecéis a gozar lo del Cielo.

 

Gracias, Mis pequeños.

 

 

Tercer Misterio, Habla Nuestro Señor Jesucristo

 

Sobre: Con Martha y María, os he dado a conocer lo que Yo quiero.

 

Hijitos Míos, con Martha y María, os he dado a conocer lo que Yo quiero. Martha afanada por las cosas materiales, por las cosas del mundo, María buscaba lo mejor que había en ese momento, y que era Yo, Jesús, Dios Encarnado entre vosotros, ella tenía la Sabiduría, porque supo reconocer la Sabiduría Divina que salía de Mí.

 

Martha buscaba, ciertamente, que las cosas de la Tierra le salieran bien, que todo estuviera bien arreglado, que todo estuviera perfecto y esto es bueno y lo necesitáis también, pero no debéis perder todo vuestro tiempo de vida solamente pensando en las cosas del mundo, también necesitáis de la Sabiduría Divina, para que sepáis lo que Yo quiero.

 

Son dos puntos de vista muy diferentes, Mis pequeños, el punto de vista humano, cuando vosotros tomáis todo con inteligencia humana y ciertamente tratáis de sacarle provecho a todo lo que humanamente se ha creado y que sirve para que vosotros tengáis una vida más cómoda, pero esa vida cómoda os puede llevar luego al error, al pecado, a la maldad, si no contáis con la Sabiduría Divina, que es la que escogió María.

 

María también vivía bien, pero ella quería buscar su perfección y por eso estaba junto a Mí, estaba escuchando Palabras de perfección, que al tomarlas y llevarlas a cabo, llevan al hombre a su perfección de vida.

 

Vosotros buscáis vuestra perfección, al actuar en perfección ayudáis a vuestros hermanos, también, a alcanzar la perfección y la perfección Soy Yo, vuestro Dios y Yo os dije que debierais ser perfectos como Mi Padre es Perfecto y que también es vuestro Padre. No podéis ser perfectos si nada más camináis en el mundo y hacéis las cosas del mundo, os debéis respaldar primeramente con lo perfecto, que es Mi Sabiduría Divina. Tenéis las Sagradas Escrituras que os dan Palabras de perfección para vuestra vida. Sí, tenéis ahí reglas de vida basadas en perfección Divina, si vosotros las seguís, vuestra vida será perfecta y estaréis ante Mí en forma perfecta también, que esa la forma de vida que debéis llevar Mis pequeños.

 

Satanás sabe cómo desviaros del camino, conoce vuestras debilidades y os lleva por caminos en que os hace olvidar de contar Conmigo y llenaros de Sabiduría Divina.

 

Regresad a lo que Yo os he enseñado, regresad a las Sagradas Escrituras, ahí tenéis una escuela de vida, la escuela de vida que todos vosotros, todos los seres humanos de antes, de ahora y del futuro, debéis llevar a cabo. Si vosotros os respaldáis con estas Enseñanzas, con esta vida que tenéis ahí, podríais pasar fácilmente de la Tierra al Cielo, prácticamente sin tocar el Purgatorio, porque alcanzaríais la santidad que es a donde cada uno de vosotros debéis llegar aquí en la Tierra y así no necesitaríais pasar por el Purgatorio para limpiar vuestras impurezas.

 

Acercaos más, pues, a lo que Yo os he dado y veréis que fácilmente podréis llevar una vida segura sobre la Tierra, aún a pesar de los ataques de Satanás. La Sabiduría Divina os va a ayudar a contrarrestar toda maldad que se pueda acercar a vosotros. No despreciéis lo que tanto costó al Cielo para que vosotros aprendierais, dejaos guiar por lo que ya tenéis y lo tenéis al alcance de vuestra mano, pero que no aprovecháis. No seáis tontos, Mis pequeños, buscáis filosofías raras, extrañas, cuando tenéis la Verdad Pura al alcance de vuestras manos.

Gracias, Mis pequeños.

 

 

Cuarto Misterio, Habla Dios Padre

 

Sobre: Acercaos a los Sacramentos, vivid vida en el Amor, vida Sacramental y veréis que pronto Yo os sublimaré en lo espiritual y gozaréis lo que nunca antes habíais gozado.

 

Hijitos Míos, a lo largo de la historia os he mostrado tantas veces cómo Yo escojo almas por las cuales vosotros, como decís, no daríais ni un centavo por ellas. Son almas sencillas, no son soberbias, escondidas a la humanidad, pero sobre ellas Yo Me muestro. Mi Sabiduría se muestra sobre ellas, para que vosotros entendáis que Yo siempre voy a escoger al pequeño, al sencillo, al humilde, porque estas almas saben reconocerme a Mí, como a su Dios y no se ensoberbecen.

 

Y así tenéis a lo largo de la historia, personajes que, a través de descubrimientos científicos, médicos, de diferente índole, os han ayudado a vosotros a ir mejorando vuestra forma de vida, pero Yo quiero y os lo he pedido tantas veces, que seáis pequeñitos. No quiero con esto que vosotros creáis que Me he de derramar para daros a vosotros grandes conocimientos para que seáis descubridores de esto o de lo otro, Yo quiero que seáis pequeñitos, para que seáis realmente hijos Míos, con los que Yo pueda contar en cuanto a vivir en Gracia plena junto Conmigo. Ahora vosotros no tenéis, ni siquiera idea de lo que Yo os voy a dar y lo que es el Cielo.

 

El tiempo que ahora vais a tener, en breve, es un regalo de Mi Corazón para vosotros, le voy a quitar el poder del mundo a Satanás, para que empecéis a vivir vosotros lo que Yo he querido desde un Principio, que empecéis a vivir como verdaderos hijos Míos, pero esto solamente se logra en aquellas almas sencillas y humildes, en aquellas obedientes, que realmente aceptan Mis Consejos, Mis órdenes y Mi Amor como lo mejor en su vida y no como imposición, sino al contrario, sabiendo que es Amor Puro el que os está pidiendo que hagáis, porque quiero vuestra perfección y santificación.

 

Mis pequeños, este tiempo difícil, que estáis viviendo, todo os va a llevar precisamente a la santificación de las almas, os va a llevar a enfrentaros a vosotros mismos, a vuestros errores. Veréis cómo andabais coqueteando con la serpiente antigua, con Satanás, a lo largo de vuestra vida, cómo coqueteabais en el pecado y veréis Mi Gracia también acercarse rápidamente a vosotros. Veréis las bellezas del estar Conmigo y de obedecerme, porque Yo quiero que vosotros tengáis todo lo Mío. Vosotros os habéis apartado de Mí y ahora no Me tenéis. Vuestra mente ahora está obscura, no sabe dónde está la Luz Verdadera, porque Satanás os ha llevado por caminos de error, en donde vosotros ya no sabéis realmente en dónde está verdaderamente lo Bueno. Estáis viviendo en lo gris y en lo oscuro y ahora, en todo este tiempo, en que pasaréis momentos difíciles y de prueba, os llevarán hacia la Luz y cuando tengáis la Luz Verdadera, que es lo Mío, es cuando comprenderéis todo lo que os habíais perdido por vivir en el error y en la maldad y Me daréis las gracias si realmente sois sencillos, pequeños, humildes y que aceptáis Mis órdenes Divinas para que sea lo más preciado en vuestra vida. Veréis lo que es el Paraíso Terrenal realmente para vuestras vidas.

 

Mis pequeños, no desperdiciéis ya más vuestro tiempo, el tiempo es corto, guiad vuestra vida hacia la Luz, guiad vuestra vida hacia Mis ordenamientos. Os dejé los Mandamientos para que los llevarais lo más perfectamente posible y al llevarlos así, fuerais adquiriendo la perfección a la que quiero que lleguéis.

 

Acercaos a los Sacramentos, vivid vida en el Amor, vida Sacramental y veréis que pronto Yo os sublimaré en lo espiritual y gozaréis lo que nunca antes habíais gozado.

Gracias, Mis pequeños.

 

 

 

Quinto Misterio, Habla Dios Padre

 

Sobre: Pronto tendréis también, al alcance de vuestra mano, todas las Maravillas que Yo os he prometido.

 

Hijitos Míos, os pido que caminéis paralelos a todo lo que Mi Hijo os dio y vivió. Meditad Su Vida, meditad Sus Palabras, meditad Sus acciones, todo lo que se dio en la Vida de Mi Hijo, no fue de casualidad.

 

Si vosotros realmente estudiáis bien todo lo que Yo os di a través de Mi Hijo, veréis que todo lleva una secuencia en Sabiduría y en Amor.

 

Cada una de las situaciones que vivió Mi Hijo tenían un “por qué” y un “para qué”, nada era casualidad y todo esto era para Enseñanza de todos vosotros. Tuvisteis a todo un Dios entre vosotros, Dios despreciado, a pesar de que lo único que os dio fue Amor. Quería lo mejor para vosotros y Satanás se encargó de obscurecer las mentes humanas para que despreciaran a Su Dios.

 

En estos momentos de la humanidad, no estáis lejos de la misma vida que tenían vuestros hermanos de aquél tiempo, también ahora tenéis la mente turbada, obscurecida por el pecado, obscurecida por las pasiones, obscurecidas por el error a donde os ha llevado Satanás.

 

No queréis ver la Luz, a pesar de que la tenéis enfrente de vosotros. También vuestros hermanos de ese tiempo, al tener a Mi Hijo frente a ellos, no querían reconocerlo. El hombre prefiere las cosas fáciles, las cosas sencillas y eso es lo que os ofrece Satanás. Por eso Mi Hijo os dijo que tenéis las puertas grandes, abiertas, del mal, fáciles de pasar; en cambio, las del Cielo, son angostas y difíciles, porque tenéis que luchar primeramente contra vuestro “yo”, y contra todo lo que el mundo os da, que eso es Satanás.

 

Si vosotros normáis vuestra existencia en seguir lo que Mi Hijo os dio, ciertamente, como Él os dijo, sufriréis igual que el Maestro, pero tendréis también lo del Maestro. Sí, el mundo os atacará, porque Satanás no quiere que vosotros alcancéis santidad y que alcancéis al final de vuestra existencia aquí en la Tierra, el premio que él tenía y que perdió, que es el Reino de los Cielos.

 

Ciertamente la puerta angosta, a través de ella, se sufre mucho, pero también se ama mucho. Mi Hijo se la pasó dando Amor entre los hombres transmitiendo Vida Divina, a aquellos que aprendieron a ver la Luz que Él emanaba, ellos gozaron. En cambio, aquellos que tenían la mente obscurecida, como una gran mayoría de este tiempo la tiene, no gozan y es más, se les hace un peso tremendo querer ver la Luz y seguirla, porque se dan cuenta en el estado en el que está su alma, la maldad y el error en su vida.

 

Si queréis lo mejor, Mis pequeños, tenéis que luchar por ello, tenéis que trabajar arduamente por ello. Aún por las cosas materiales, si queréis tener lo mejor, también tenéis que sufrir, os tenéis que negar a vosotros mismos, tenéis que dar lo mejor de vosotros mismos.

 

Así son las del Cielo, pero cuando Me tenéis a Mí, cuando obtenéis lo Mío, es cuando vosotros realmente encontráis la finalidad por la que fuisteis creados. No hagáis a un lado de vuestra vida todo lo que viene de Mí y pronto sabréis el por qué, pronto tendréis también, al alcance de vuestra mano, todas las Maravillas que Yo os he prometido, Gracias Infinitas que tengo para cada uno de vosotros, si vosotros vais por la puerta angosta.

Gracias, Mis pequeños.

 

 

 

 

 

Portada

                    Página Principal (Índice del tema)         

                                  Página Siguiente (¿Que os queda? El Infierno)         

 

Páginas nuevas:

 

 Meditemos con Jesús (importante)

 

Videos de música religiosa (popular)

 

Rosarios, Coronas y Coronillas

Nuestra Biblioteca

 

 

Esta página pertenece al sitio  "Oraciones y Devociones Católicas"

Visite siempre la Portada del sitio, siempre hay algo interesante ahí.