Muchas almas encuentran su final en el infierno

 a causa del pecado de la pornografía

 

 

 

 

  Hermanos y hermanas: Este tema lo hemos conversado ya en varias páginas de nuestro Portal Católico y no vamos a profundizar nuevamente, pero queremos insistir en la necesidad de abandonar todo tipo de pecado carnal. Si mueren estando en pecado, por muy jóvenes que sean, se van a ver enfrentados, luego de la muerte a algo espantoso, sin vuelta atrás.

 

  Les hablamos a los varones:

 

 Jesús que ve hasta los confines del mundo, sabe a qué grado de degradación puede llegar el ser humano cuando se encuentra en las garras de Satanás (es estar dentro de una burbuja donde nada se cuestiona y solo se busca el placer). Cuidados con las malas amistades y con el uso de la pornografía ya sea en texto, en el cine o en la internet. Lo único que hace es atraparlos y buscar cada vez cosas más fuertes y más degradantes.

 

 No nos digan como excusa que les dueles los testículos, eso es solamente porque tienen mal acostumbrado el cuerpo. Abandonen todo tipo de placer carnal si no están casados, es decir la fornicación, la masturbación y cualquier otra actividad ilícita. Arrepiéntanse de corazón y busquen la confesión a la brevedad. Luego de un tiempo se darán de cuenta de lo equivocados que estaban y nos van a encontrar toda la razón.

 

 No está demás decir que ni piensen en participar en alguna película o video pornográfico y luego subirlo a internet, a veces esto se hace con tal liviandad que no se entiende que también se está ayudando a condenar a otros. La superficialidad de algunas parejas de subir los videos de sus relaciones íntimas a internet, causan un enorme daño, son consideras como verdaderas películas pornográficas por otras personas.

 

 

Les hablamos a las mujeres.

 

No permitan que nadie les degrade su cuerpo, no tienen por qué aceptar ninguna propuesta inmoral. La dignidad es lo más importante en una mujer y mantener la virginidad es un valor que deben defender siempre. No busquen el dinero fácil, el sustento se logra a base de esfuerzo y de trabajo digno ( a buen entendedor, pocas palabras).

 

 

Les vamos a dejar ahora con un mensaje de Jesús a una nueva vidente dedicada principalmente al Gran Aviso. Jesús en esta oportunidad toca el tema de la pornografía. Y lo dice muy claramente, a los niveles de degradación que puede llegar el ser humano cuando sigue a Satanás.

 

 

 

Muchas almas encuentran su final en el infierno a causa del pecado de la pornografía

 

 

 

 
  Mi muy amada hija, escucha Mi Santísima Palabra, en la que exhorto urgentemente a los hombres a que pidan perdón por sus pecados.

  El tiempo es ahora breve, pues EL GRAN AVISO es inminente! No dejéis nunca para mañana lo que tenéis que hacer hoy. La contrición por vuestros pecados es extremadamente importante antes de que pidáis perdón por vuestros pecados, pues sin verdadero arrepentimiento, esto es inútil.

  Veo tantas almas ennegrecidas en vuestro mundo, hija Mía. Hay muy poca Luz y si vierais las profundidades en las que caen los hombres, estaríais conmocionados. Tantos millones de Mis hijos caen diariamente en un abismo de podredumbre pecaminosa, de la cual solo pueden ser sacados mediante vuestra oración. Están ciegos frente a la verdad, e incluso si les fuera mostrada Mi Luz, se retorcerían y se esconderían de Mí. Rezad por ellos.

  Mis hijos que son culpables de pecados detestables, disfrutan con el hecho de que su mala conducta es aplaudida por su valor de entretenimiento. La pornografía se filtra en tantas casas de todo el mundo, a través de los canales de televisión que presentan como inocente diversión humorística estas atrocidades. Son los mismos canales que se niegan a pronunciar Mi Nombre. También la violencia se ensalza, no solo en la televisión, sino también en juegos y se la ha convertido en algo tan aceptable, que ahora los hombres contemplan los actos de violencia como algo natural.

  Los demonios de Satanás, cuando penetran en las almas, comienzan a mostrarse en el cuerpo humano, de modo que sus actos se hacen claramente visibles para Mis seguidores, que se estremecen aterrados por lo que tienen que ver. El cuerpo humano se comportará de forma grotesca si es tomado por los demonios. Los movimientos psíquicos de estas personas serán distorsionados e imitarán mensajes satánicos, que son exigidos por el diablo para tentar a personas débiles animadas por los mismos sentimientos. Las almas débiles que no tienen amor por Dios serán atraídas hacia ellos y finalmente los imitarán, de modo que ellos también venerarán a Satanás y todo lo que él defiende, por el modo en que también se comportan.

  Hijos, ¿no podéis ver cómo trabaja Satanás? Tenéis que decir a aquellos que no entienden, cómo trabaja el diablo en el negocio de la pornografía. Esto es cuando Satanás sale para destruir almas y succionar a los que participan, al fuego eterno. Aquellos que son culpables de una conducta sexual degenerada y aquellos que muestran su cuerpo de modo inmoral y obsceno, soportarán en la eternidad dolores terribles.

  Ayudad ahora a salvarlos, hijos, pues ellos no tienen ni idea de lo que Me repugna su impureza inmoral. Están cubiertos de tinieblas. Traedlos a Mí, así Mi Luz podrá abrazarlos y salvarlos del fuego del infierno.

  Los pecados de la carne Me son insoportables. Tantas almas encuentran su final en el infierno debido al pecado de la pornografía y de los actos sexuales desviados. Hacedles saber cuál será su destino si no muestran arrepentimiento.

Vuestro amado Salvador, Jesucristo
 

 

Anexo

 

 

 Jesucristo salvó mi vida de la pornografía

 


 

Jennifer Case, una mujer valiente que entrega su testimonio
 




  Jennifer Case dice que abandonó la industria del sexo hace tres años por la gracia de Dios, y su mensaje a los hombres es muy claro: "Hay una persona real al otro lado de las imágenes que están viendo, y con lo que hacen están destruyendo su vida y las vidas de sus hijos".


  La medicina ha añadido ya a su lista de adicciones, encabezada por las consabidas a las drogas y al alcohol, la del sexo. Su poderosa industria esconde el drama de no pocas personas cuyas vidas han quedado seriamente dañadas, arruinadas en muchos casos.

 Ese era el caso de Jennifer Case, una actriz porno que abandonó este negocio
"pervertido y pervertidor" hace tres años gracias a Jesús y que hoy, aún en la lucha por recuperarse de sus devastadores efectos, ayuda a que muchos dejen la adicción.

Ella dice que el porno es "el mal", y también que "es una droga, un veneno y una mentira".



UN DAÑO INTEGRAL


  Case no esconde el grave daño que el porno ha causado en su vida. En una entrevista con The Porn Effect, Case manifiesta desde su propia experiencia personal el daño que la industria del porno produce en las mujeres que involucra en esta sórdida industria.

  Ella dice que fue traumatizada, oprimida y abusada, y que la llevó a depender de las drogas. A su vez necesitaba el dinero del porno para seguir teniendo acceso a ellas, con lo que se convertía en un círculo esclavizador. Además, físicamente tenía que hacer frente a enfermedades de transmisión sexual: "Tuve muchísimas y diferentes infecciones todo el tiempo. Abandoné Hollywood, porque afectó mucho la infección por clamidia. Me dolía tanto mi abdomen que tuve que volver a casa", dijo.



  UN MENSAJE A LOS HOMBRES


  La industria del porno se alimenta de sus consumidores, ellos y su dinero dirigen este negocio destructivo, por eso el daño causado a estas mujeres se puede atribuir tanto a los consumidores como a los productores. Sin embargo, la ex actriz porno no tiene ningún rencor contra los hombres por su vida pasada. Ella posee una aguda percepción de la naturaleza adictiva del porno y dice que se da cuenta que tendrá la ayuda de Dios para que los hombres se alejen de la adicción, así como hizo con ella para que dejara el negocio.

 "Hombres, ¡Dios los ama! Yo también los quiero y siempre oraré por todos ustedes,
"para que se rompan las cadenas", dice. "Ustedes son esclavos de la pornografía tanto como cualquier estrella del porno. Si ustedes están viendo pornografía o son adictos a ella, están tratando de llenar un vacío interior que sólo Dios puede llenar. Cuanto más miran pornografía, más aumentan su propio vacío, y acabarán destruyendo sus vidas".


 En su apremiante llamado a los hombres, Case concluye la entrevista diciendo: "Estas mujeres atadas a la industria de la pornografía son preciosas y merecen ser amadas tanto como usted. Hay una persona real al otro lado de las imágenes que ustedes están viendo, y ustedes están destruyendo su vida y las vidas de sus hijos. Cada película porno tiene la hija de alguien actuando en ella. ¿Y si fuera su propia hija? ¡Incluso en realidad, ustedes pueden estar asistiendo a la muerte de alguien! Actrices y actores pornos mueren continuamente de SIDA, de sobredosis de drogas, a causa de suicidios, etc.
Por favor, dejen de mirar pornografía".



¿CÓMO SALIR?


  Preguntada sobre cómo pudo recuperarse de los efectos que su "profesión" dejó en ella, Case responde que "la única manera en que yo pude recuperarme de aquello es teniendo a Dios en mi vida. Dios me da la esperanza que no tenía antes". Tras admitir que los últimos años "han sido duros, pero que han valido la pena", revela los elementos clave de la fórmula para salir del problema:
"el constante apoyo de los demás, la oración, la Palabra de Dios, y mucho amor".

"Lo más difícil - admite en la entrevista -  ha sido tratar
de romper los viejos hábitos y tratar de tener un 'trabajo real'. Se trata de aprender una nueva forma de vida, una mejor manera de vivir. Creo que mi recuperación es una cosa progresiva y continua que llevará mucho tiempo. Estuve metida en eso muchos años y por eso es grande el daño causado".



CONFIANDO EN JESÚS


  Jennifer Case reconoce que
Jesús era la única manera en la que podía salir y permanecer fuera para siempre. El salvó mi vida. Su amor es increíble. Nunca había experimentado el amor de esa manera. Fue tan intenso que a veces me duele. Mi mente está siendo renovada todos los días por Él. Todas las mentiras que rigieron mi vida están siendo reemplazadas por su verdad, por la Palabra de Dios. Jesús me hizo ver que Dios era mi Padre y que me cuidaría. Él comenzó a arreglar las cosas que se habían roto en mi interior", señala.

  A pesar de los grandes logros, Jennifer es realista y asegura que Dios aún no ha terminado su trabajo con ella. "Creo que la parte más difícil ha finalizado, pero todavía tengo que acabar de sanarme y es probable que ese proceso me tome el resto de mi vida. Una de las cosas que más me ayudan es cuando puedo salvar a otros afectados por el porno. Cuando yo estaba atrapada en el porno me decía a mi misma que si alguna vez salía (yo pensé que nunca) me gustaría tratar de ayudar a las mujeres de ese mundo" agrega.
 

 

Y usted ¿cuándo? Ahora, no mañana, ¡hoy!

 

 

 

Página principal (Hablemos de....)

 

Página siguiente (Nueva vidente de habla inglesa)

 

 

 

 

Páginas principales

Portada

Índice General y páginas misceláneas

 

Dios Padre habla a Sus hijos

 

 Meditemos con Jesús (importante)

 

Reflexiones y mensajes de María

 

Oraciones diversas

 

Selección de Letanías

 

Selección de Novenas

 

Oraciones Virgen María

 

Videos de música religiosa (popular)

 

Rosarios, Coronas y Coronillas

 

Nuestra Biblioteca

 

Hablemos de....

 

 

 

 

Esta página pertenece al sitio  "Oraciones y Devociones Católicas"

Visite siempre la Portada del sitio, siempre hay algo nuevo ahí.