Dios Padre

 

  CON VUESTRAS POBRES CAPACIDADES NO OS PODRÉIS DEFENDER

 

 

 

 

 


Temas:

No claudiquéis, manteneos siempre Conmigo, tomad de Mí la Fuerza sobrenatural y Divina que pasará a través de vosotros, os llenará primeramente y vosotros la daréis a vuestros hermanos.
En este día tan especial en que se celebra la Inmaculada Concepción de Mi Madre, pedid, Mis pequeños, vuestra pureza, vuestra pureza espiritual.
Las almas que se van llenando de Mí, van gozando infinitamente de Mi Presencia, de Mis Dones, de Mis Virtudes, de Mis Regalos, tanto materiales como espirituales.
Podríais estar horas y horas en éxtasis, viendo Mi Presencia en el Mundo, acompañándome en Mi Nacimiento, pensando en Mi donación por vuestra salvación.
Mi Amor os salvará, tened esto siempre presente, Mi Amor os salvará. Si vosotros producís amor, seguro estaréis para Mi Reino eterno.




Mensaje de Dios Padre a J. V.

 



Primer Misterio, Habla Dios Padre


Sobre: No claudiquéis, manteneos siempre Conmigo, tomad de Mí la Fuerza sobrenatural y Divina que pasará a través de vosotros, os llenará primeramente y vosotros la daréis a vuestros hermanos.

 


   Hijitos Míos, os he hablado de estos tiempos próximos por venir para purificar a la Tierra y purificar a las almas.

   Mis pequeños, lo que para vosotros es un temor pensar lo que se ha de venir, os deberíais de alegrar por otro lado, como Me alegro Yo y se alegran las almas, porque este tiempo va a ser también para
la santificación de infinidad de almas ya que unas van a proteger lo que es Mío y otras se van a dar por sus hermanos. Va a haber muchas oportunidades, Mis pequeños, para la santificación de las almas. Así que no veáis todo como perdido y como castigo, sino que, por el contrario, serán tiempos bellos espirituales, porque como el ataque va a ser espiritual, también Mis Bendiciones van a ir sobre lo espiritual de cada uno de vosotros.



   Ciertamente habrá dificultad por todos lados, pero
Mi Gracia os irá tocando y, especialmente, Mi Santo Espíritu estará con cada uno de vosotros. No todos lo recibirán igual, porque no todos tenéis el mismo grado de espiritualidad, pero cada uno de vosotros tendréis la oportunidad para vuestra conversión, para vuestra salvación, para vuestra santificación, y esto es muy importante, Mis pequeños.



   Ciertamente
muchas almas serán santificadas por su donación en el martirio que tendrán, al proteger lo que es Mío, lo que es de Mi Santísima Trinidad, porque seréis atacados de diferentes formas y cada uno protegerá lo que es Mío, de cualquiera de Mis Tres Divinas personas. Lo importante, Mis pequeños, es que no os atemoricéis ante lo que pueda venir, Yo estaré con vosotros y vosotros adquiriréis una fuerza sobrenatural cuando tengáis que presentaros ante el enemigo directamente, con aquellos que han dejado entrar al mal en su corazón, a quienes Satanás los está moviendo para destruir a los que vienen Conmigo y a los que van a hacer grandes obras en estos últimos tiempos.



   Sí, Mis pequeños, todavía va a haber oportunidad de que hermanos vuestros o aun vosotros mismos
hagáis grandes obras, para que muchas almas puedan salvarse por el ejemplo que daréis, por las palabras que digáis, por el Amor que deis a vuestros hermanos. No claudiquéis, manteneos siempre Conmigo, tomad de Mí la Fuerza sobrenatural y Divina que pasará a través de vosotros, os llenará primeramente y vosotros la daréis a vuestros hermanos.



Así que alegraos, no estéis tristes ni nerviosos, alegraos, porque os repito, son tiempos de santificación.
Gracias, Mis pequeños.



Segundo Misterio, Habla Nuestro Señor Jesucristo


Sobre: En éste día tan especial en que se celebra la Inmaculada Concepción de Mi Madre, pedid, Mis pequeños, vuestra pureza, vuestra pureza espiritual.

 


   Hijitos Míos, no seáis mezquinos en daros a vuestros hermanos, Yo, vuestro Jesús, Me di totalmente por vosotros, Yo Soy vuestro Hermano Mayor y Yo os vine a dar la guía de vida espiritual para que vosotros de Mí aprendierais y vivierais para atender las necesidades de vuestros hermanos, como Yo atendí a la de vuestros hermanos en ese tiempo.



   Vosotros sois muy egoístas, este tiempo que Mi Padre está permitiendo,
es para que vosotros os vayáis espiritualizando, porque estáis muy apegados a las cosas del mundo y, por eso, se os están quitando, para que la parte espiritual en cada uno de vosotros crezca, y la parte humana, material, vaya disminuyendo y que le deis el verdadero valor que se le debe de dar a lo espiritual en vuestra vida. Vosotros vinisteis a la Tierra a cumplir una misión espiritual y muchos hermanos vuestros regresan a Mí, después de cumplir toda una vida aquí en el mundo, pero sin haber hecho gran cosa, porque no hubo mayor grado de espiritualidad en ellos y no pudieron dar lo que debieron haber dado porque poco les interesó ese crecimiento espiritual.



   Ciertamente todos vosotros
estáis siendo continuamente atacados por Satanás, por su influencia, tanto en vuestra vida del mundo, como en vuestra vida espiritual, pero si no os acercáis a Mí, que Yo Soy vuestro Hermano, Yo que caminé por el mundo y conozco todo lo que es del mundo, y no Me pedís lo necesario para que vosotros también podáis vencer a Satanás, él os destruirá.



   Sí, Mis pequeños, él es muy poderoso y quiere destruir vuestra vida, tanto física como espiritual,
porque os odia, porque él ya no tiene la posibilidad de regresar al Reino de los Cielos y vosotros sí.



   Tened pues mucho cuidado, Mis pequeños con lo que hacéis para crecer espiritualmente y para protegeros también en lo físico.
Si vosotros no pedís ayuda al Cielo, con vuestras pobres capacidades, no os podréis defender de aquél que os quiere destruir.



   En este día tan especial en que se celebra la Inmaculada Concepción de Mi Madre, pedid, Mis pequeños, vuestra pureza, vuestra pureza espiritual y esto os lo digo, porque vuestra alma está muy llena de mugre, está muy llena de maldad, está muy llena del mundo y Nosotros en Nuestra Santísima Trinidad y Mi Madre Santísima, no podemos estar en un alma en donde Satanás también está conviviendo.
Esa es vuestra lucha diaria, Mis pequeños, de eliminar a Satanás de vuestra vida, de vuestro interior, de vuestros pensamientos, para que vuestro ser sea una habitación bella para Nosotros y así Nos podremos derramar en Bendiciones hacia vosotros y vosotros hacia vuestros hermanos.



  La Caridad debe estar siempre a flor de piel en cada uno de vosotros, Soy vuestro Hermano, Soy vuestro Dios, Soy vuestro ejemplo, tomad de Mí, aprended de Mí, llevadme a vuestros hermanos y haréis grandes cosas por ellos, porque Yo estaré con vosotros.
Os he dicho antes que vosotros estáis obligados a producir milagros y vosotros los haréis cuando vuestro ser esté lleno de Nuestro Ser.
Gracias, Mis pequeños.
 


Tercer Misterio, Habla Dios Padre


Sobre: Las almas que se van llenando de Mí, van gozando infinitamente de Mi Presencia, de Mis Dones, de Mis Virtudes, de Mis Regalos, tanto materiales como espirituales.


   Hijitos Míos, mucho he pedido que vuestra pequeñez sea notoria ante los ojos de los hombres, para que seáis grandes a Mis Ojos, pero con una sinceridad total en vuestro corazón, con una humildad sencilla, Divina. Ved cómo aquellos que, a lo largo de la historia conocéis, que se han encumbrado ellos mismos, a través del poder que han tenido por los puestos humanos, y que muchas veces han conseguido a través de la fuerza y de la muerte de muchos de vuestros hermanos, ahora podéis constatar cómo quedaron al final, la gran mayoría de estos hermanos vuestros que quisieron ser dominadores, que quisieron ser grandes hombres en el mundo, ciertamente su nombre se recuerda,
pero terminaron destruidos, física y espiritualmente.

   En cambio, vosotros también veis a aquellos grandes hombres que su nombre perdura, pero como un ejemplo a seguir. Ellos, al contrario, fueron pequeños, no confiaban tanto en sí mismos, sino venían a Mí en todo momento, se apoyaban en Mí, vuestro Dios, a diferencia de aquellos “grandes hombres” que confiaban en su inteligencia, en su poder destructivo y en el miedo que provocaban ante sus hermanos. Los que estáis Conmigo, venís a Mí continuamente, para pedirme ayuda, porque os reconocéis necesitados, vosotros os estáis apoyando continuamente en Mí y Mi Sabiduría Divina es la que os hace ser grandes ante los ojos de vuestros hermanos. De vosotros aprenden a vivir de acuerdo a vuestros actos y a vuestro ejemplo y, así vais dejando estela que va ayudando a muchos de vuestros hermanos en su salvación eterna.



   Cuando vuestra vida está envuelta de humildad, de sencillez, de amor, pero sobre todo, con un respeto total a Mi Voluntad en vuestra vida, estaréis asegurando muchas cosas, Mis pequeños, especialmente vuestra entrada al Reino de los Cielos y a dejar grandes obras de ejemplo para vuestros hermanos. Realmente, lo que estáis dejando, es la Vida de Mi Hijo, que la habéis tomado como propia para vosotros mismos y para vuestros hermanos, porque un alma es grande cuanto más estamos en ella y eso, vosotros, los que estáis Conmigo, lo sabéis, lo reconocéis y lo buscáis.
Ese es el gran Tesoro para las almas aquí en la Tierra, verse llenas de Nuestra Presencia, de Nuestra Vida y, de esta forma, vuestros actos serán los Nuestros y ya no serán los vuestros.
 


   Cuando hay sencillez de corazón, cuando hay Sabiduría en vuestro ser, reconocéis Mi Presencia en vosotros y ya no podéis vivir sin Mí. Yo Soy vuestro alimento, Soy vuestra vida, Soy todo lo que podéis ser, las almas que se van llenando de Mí, van gozando infinitamente de Mi Presencia, de Mis Dones, de Mis Virtudes, de Mis Regalos, tanto materiales como espirituales, porque Yo os voy proveyendo de todo aquello que necesitaréis, tanto para vuestra vida humana, para vuestras necesidades de vuestro cuerpo y de vuestro estado de vida, pero sobre todo, os voy proveyendo de lo que necesitaréis espiritualmente para ser santos y tener una vida de ejemplo aquí en la Tierra, para que podáis ayudar a infinidad de vuestros hermanos, que esa es la finalidad de todos Mis hijos del Pueblo de Dios,
ser como Yo, vuestro Dios y poder vivir de acuerdo a Mi Voluntad y no a la vuestra. Dadme todo vuestro ser, Mis pequeños, y Yo os daré Mi Ser, olvidaos de vosotros mismos y veréis todo lo que puedo hacer Yo en vosotros.
Gracias, Mis pequeños.
 


Cuarto Misterio, Habla Nuestro Señor Jesucristo


Sobre: Podríais estar horas y horas en éxtasis, viendo Mi Presencia en el Mundo, acompañándoMe en Mi Nacimiento, pensando en Mi donación por vuestra salvación.


   Hijitos Míos, estáis viviendo un momento previo a recordar Mi Nacimiento, pero Mi Nacimiento es Mi donación de todo un Dios por vuestra salvación.

   Mis pequeños, si realmente Me amarais de corazón, si realmente vivierais este Misterio y pidierais ayuda para entenderlo, podríais estar horas y horas en éxtasis, viendo Mi Presencia en el Mundo, acompañándome en Mi Nacimiento,
pensando en Mi donación por vuestra salvación y llenándoos de Mi Vida para que vosotros también pudierais crecer.
 


   El Misterio de Mi Nacimiento es grande, es bello, Yo Soy la Puerta que os abre nuevamente la Gracia de que podáis volver al Reino de los Cielos. Las Puertas estaban cerradas,
las Puertas del Paraíso se cerraron con el Pecado Original y Yo vengo a abrir esas Puertas con Mi donación. Aquél que viene a Mí, aquél que Me busca, aquél que se arrepiente de sus pecados, aquél que trata de hacer de su vida una nueva vida lleno de Mi Amor, para estas almas Soy su vida y Soy la entrada para gozar eternamente de las Gracias que Mi Padre tiene reservado para cada una de las almas que creen en Mi Amor y lo viven.



   Meditad bien esto, Mis pequeños, porque sin Mi Venida a la Tierra, estaríais todavía padeciendo fuertemente los ataques de Satanás que, aunque ciertamente los tenéis todavía ahora, ya contáis con todo lo que Yo os dejé, especialmente Mi Cuerpo y Mi Sangre entre vosotros, para que Me podáis tomar y así llenaros de Mí.



   Por un momento poneos en el tiempo anterior a Mi llegada a la Tierra, era un caos, Mis pequeños, la maldad cundía por todos lados, todo era oscuridad espiritual, aunque ciertamente se tenían las Enseñanzas que transmití a través de los profetas, pocos las seguían y aún, en Mi pueblo escogido, los mismos dirigentes no dejaban que se supiera perfectamente lo que Yo había dejado a través de Mis profetas y
manipulaban la información para aprovecharse del pueblo. La maldad era grande, aún dentro del Templo.

   Imaginad, os repito, ese momento, el sufrimiento, la persecución de los mismos dirigentes hacia los del pueblo, que les arrebataban sus bienes, se aprovechaban de sus mujeres, los asesinaban fácilmente, inventándoles cualquier cosa para quedarse con sus bienes. Vengo Yo y os traigo la Luz, la Luz que cambió a infinidad de almas y les enseñé la realidad de la vida humana, pero respaldada por la vida espiritual. A partir de Mi llegada ya todo fue diferente, por eso es el “antes de Cristo” y “después de Cristo”, así se divide la Historia, porque fue tan fuerte Mi Presencia ante los hombres que quedó marcada la humanidad con Mi Presencia con el antes y el después.
 


   Meditad, Mis pequeños, Mi llegada sencilla, en donación total para vosotros, no vine mostrando Mis Poderes Infinitos, Me hice como vosotros para poder caminar entre vosotros, todo un Dios caminando entre los hombres, cuando eso no lo hacían los reyes.
Yo, un Dios Creador de todo cuando existe, caminando entre los hombres, nunca se lo hubieran imaginado los dirigentes del pueblo judío, por eso pasé desapercibido para ellos en el sentido de que no Me mostré como Rey, sino como servidor y servidor porque así lo necesitaba el pueblo y luego la humanidad entera, servir a Mis hijos, a Mis hermanos para su salvación. El Maestro enseña a cómo mejorarse y por eso Soy el Maestro, en cambio, los tiranos, como eran sus dirigentes, solamente imponían y no enseñaban al pueblo la Verdad.



   Soy vuestro Maestro, Soy vuestro Guía, Soy vuestro Dios, tantas, tantas cosas en que podríais meditar, Mis pequeños, si quisierais, como con Mi Nacimiento, con Mi llegada a la Tierra, tantas, tantas Verdades que Yo os dejé y que no tenían antiguamente vuestros hermanos antes de Mi llegada. Soy una Fuente de Sabiduría, de Mi podéis aprender tanto, pero vosotros no tenéis tiempo para Mí. Corréis en vuestro mundo para hacer vuestras cosas, no os queda tiempo para nada y menos para Mí, por eso no crecéis espiritualmente, porque tenéis demasiado del mundo sobre vosotros, preocupaciones del mundo,
necesidades humanas y materiales que vosotros mismos os habéis echado sobre vuestra espalda y tratando de resolver vuestros problemas, que vosotros mismos os creasteis. No tenéis tiempo de pensar en Mí y en todas Mis Bondades, Sería bueno que os pudierais hacer un momentito en vuestra vida y en estos días que os faltan para llegar a la fecha en que recordáis Mi Nacimiento, podáis meditar algo, aunque sea un poquito de lo que Mi llegada a la Tierra significó para la humanidad entera, de todos los tiempos, y para vosotros mismos. Yo estaré con vosotros, os iluminaré y aprenderéis mucho, Mis pequeños y aprenderéis que lo que viene de Mí, vale más que todo aquello que habéis echado como fardo pesado sobre vuestra espalda.
Gracias, Mis pequeños.

 



Quinto Misterio, Habla Dios Padre


Sobre: Mi Amor os salvará, tened esto siempre presente, Mi Amor os salvará. Si vosotros producís amor, seguro estaréis para Mi Reino eterno.


   Hijitos Míos, os he dicho que el Cielo es para todos vosotros, para todos vosotros que sois Mis hijos. Los que estáis Conmigo,
habéis entendido que es el Amor lo más importante en vuestra vida y es lo que os va a abrir las Puertas de Mi Reino.
 


   Realmente aquellos que se condenan,
es porque ellos mismos así lo prefirieron, porque no les interesa en lo absoluto el producir amor en sus vidas, no se aman a ellos mismos ni aman a los que están a su alrededor, porque Satanás está en ellos y así lo han permitido ellos mismos.



   Muchos de vosotros no podréis entender esto,
no os cabe en vuestra mente ni en vuestro corazón que haya almas así, malas, pero absolutamente malas, que se hayan dejado poseer por Satanás y estas almas no producen nada de amor ni desean estar Conmigo, Me atacan, blasfeman Mi Santo Nombre y todo lo que venga de Mí.



   Mi Misericordia es tan grande, Mis pequeños, que aun cuando os sintáis malos, porque por la humildad que debe haber en vuestro corazón, vosotros os debéis sentir imperfectos y, esto es bueno para las almas, para que vosotros no caigáis en soberbia y esa soberbia os lleve a perder Mi Reino, pero como os repito, Mi Misericordia es tan grande, que vosotros, por haber producido amor en algún momento de vuestra vida y hayáis dado un verdadero amor hacia vuestros hermanos y de repente, vosotros mismos os separéis de Mis Leyes, de Mi Amor, Yo os concederé algún momento antes de vuestra muerte, para que os arrepintáis, porque
Yo amo a aquella alma que ama, Yo os daré la oportunidad de recordar esos momentos en que vosotros produjisteis amor, aunque luego fuisteis engañados por Satanás y os alejasteis de Mí. Os daré esa oportunidad, porque quiero que estéis Conmigo, Mis pequeños, llevaréis un tiempo de purificación, pero tarde o temprano regresaréis a Mí.



   Entended, Mis pequeños que Yo Soy vuestro Padre, Soy vuestro Dios y Creador y Yo no puedo despreciar a lo que Yo creo, a lo que Yo amo y a vosotros os amo infinitamente, porque fuisteis creados a Imagen y Semejanza Mía y si pensáis en esta frase, Mis pequeños, os daréis cuenta de vuestra grandeza ante Mis Ojos.
Yo no puedo despreciar a un alma que he creado con todo Mi Corazón y que esta se pueda condenar y sufrir eternamente. Yo os daré muchas oportunidades, Mis pequeños, a cada uno de vosotros y en especial a aquellos que se han apartado de Mí, para que podáis volver a Mí en algún momento de vuestra existencia antes de que os mande llamar para que regreséis a Mí. Eso es Mi Misericordia, eso es Mi Amor Infinito hacia cada uno de vosotros, agradecédmelo, Mis pequeños, porque, os repito, las almas que se condenan son las almas que quieren estar totalmente alejadas de Mí, no quieren saber de Mí y han llenado su mente y su corazón de maldad y rechazan todo lo bueno que venga de Mí, Especialmente Mi Amor.

Mi Amor os salvará, tened esto siempre presente,
Mi Amor os salvará. Si vosotros producís amor, seguro estaréis para Mi Reino eterno.
Gracias, Mis pequeños.


 

   Página Principal (Índice del tema)  

  Página Siguiente  (El sonido de las trompetas anuncian el tiempo de Mi Justicia)

 

 

Páginas principales

Portada

Índice General y páginas misceláneas

 

Dios Padre habla a Sus hijos

 

 Meditemos con Jesús (importante)

 

Reflexiones y mensajes de María

 

Oraciones diversas

 

Selección de Letanías

 

Selección de Novenas

 

Oraciones Virgen María

 

Videos de música religiosa (popular)

 

Rosarios, Coronas y Coronillas

 

Nuestra Biblioteca

 

Hablemos de....

 

 

Esta página pertenece al sitio  "Oraciones y Devociones Católicas"

Visite siempre la Portada del sitio, siempre hay algo interesante ahí.