Dios Padre

 

 Yo os voy a dar el conocimiento y las órdenes para que actuéis

 

      

 

    

 
 
 
 
Temas:

Le disteis cabida a Satanás en vuestras vidas y, por eso, el Universo entero está así, con esta oscuridad, con esta negrura que no debiera existir.
Es una desgracia que la humanidad desconfíe de Nuestro Dios, de Su Amor Infinito hacia todos vosotros y esto es porque no sabéis ver bien el Bien que os rodea.
En las Escrituras leéis que el Pecado Original afectó a todo lo creado y esto es el Universo entero.
De corazón a corazón, Mi Amor llenará toda la Tierra y luego al Universo entero y esto atraerá Mi Luz, para que disipe las tinieblas en las que está el Universo entero cubierto.
Os vuelvo a pedir, pues, que os metáis dentro de vuestra mente, dentro de vuestro corazón y dejéis que Yo, platique con vosotros y así aprendáis a reconocer Mi Voz dentro de vosotros.
Mi Hijo debe ser vuestro ejemplo de vida y sobre todo en estos tiempos, que van a ser de gran tribulación mundial y universal, en donde Satanás os va a tratar de vencer por vuestras debilidades.


 


 


Ofrecimiento, Habla Dios Padre


Sobre: Le disteis cabida a Satanás en vuestras vidas y, por eso, el Universo entero está así, con esta oscuridad, con esta negrura que no debiera existir.

 


   Hijitos Míos, os he venido anunciando que éstos son momentos de cambio, pero que os van a servir para que os unáis todos como hermanos, para que viváis lo que debe ser el Amor, el Verdadero Amor que os vino a enseñar Mi Hijo Jesucristo y que el universo entero debe tomar,
estáis muy afectados por la maldad de Satanás a nivel universal.
 


   Se os ha dado una Evangelización de Amor, para que vosotros os unáis como verdaderos hermanos, ayudándoos los unos a otros. Ciertamente, Mi Amor, no ha crecido de la misma forma en las almas de todos vosotros. Algunos habéis hecho todo lo posible para que Mi Amor os llenara y que fuera Guía de vuestra vida pero, a otros de vuestros hermanos, ha sido todo lo contrario, han tratado de rechazar Mi Amor en sus vidas y
se han vuelto instrumentos de Satanás, sembrando odio, maldad, destrucción y, así, en diferentes porcentajes, se podría decir, Mi Amor ha sido cultivado en las almas, en los corazones de los hombres. Algunos tenéis más, otros menos y debéis luchar porque haya más de este Amor en vosotros.



   Mis pequeños, mucho mal se ha diseminado por el Universo entero, vosotros estáis viendo lo que hay en vuestro mundo.
Debéis, ciertamente, trabajar fuertemente, para que Mi Amor se implante en todos los corazones y, así, las almas puedan regresar a Mí.
 


  Os he explicado que en el Cielo, en el Purgatorio y aún en el Infierno,
hay niveles, pero lo importante de esto, Mis pequeños, es que vosotros podáis ser salvados, no importa el porcentaje que hayáis producido de Amor en vuestro interior, pero que seáis salvados.

  Si habéis trabajado lo suficiente para que Mi Bien, para que Mi Amor, se implante en vuestros corazones,
vuestra paga se irá dando de acuerdo a lo que vosotros trabajasteis. Son momentos críticos para el Universo entero, pero también son momentos de un cambio, ya muy necesario, para todos vosotros, porque el mal no puede triunfar por sobre el Bien.
 


  Ciertamente Satanás, al ver esta oscuridad que ha sembrado en el Universo entero, se siente triunfante y es una desgracia, Mis pequeños, que esto sea así, porque, siendo vuestro Dios, siendo Luz, siendo Creación, siendo Amor, vosotros no quisisteis tomar lo Bueno de Mí, que Yo os daba para que vosotros crecierais y que fuerais esos verdaderos hijos que debieran gozar de la Creación del Principio. Al contrario,
le disteis cabida a Satanás en vuestras vidas y, por eso, el Universo entero está así, con esta oscuridad, con esta negrura que no debiera existir.
 


  Os quiero recordar todo esto, Mis pequeños, para que os deis cuenta de lo que perdisteis, y que no hicisteis gran cosa para que Mi Luz os alumbrara nuevamente y os diera la felicidad que debierais estar buscando afanosamente. Porque os amo, Mis pequeños, os quiero traer nuevamente la Luz que os debe favorecer y que os debe a vosotros llenar de felicidad, porque os habéis acostumbrados a vivir en el mal y esto no debe ser, porque sois hijos Míos, sois hijos del Rey del Universo y
Satanás os ha rebajado a ser esclavos, pero esclavos del mal.
 


  Vosotros, los que estáis Conmigo, los que Me habéis seguido, sabéis de esto, Mis pequeños, conocéis cómo el mal ha destruido el Bien que Yo os quería dar pero,
este Bien, ahora os ha de costar dolor y penas, más de las que habéis vivido, pero ahora sí van a ser benéficas, porque vosotros lucharéis por obtener lo que perdisteis. Ahora sabréis que vais a luchar por ese tesoro tan grande que os quiero regresar y Mi Santo Espíritu, habitando en vosotros, os guiará para que lo recuperéis. Sentiréis Su Fuerza, os hará desear retornar a ese Bien, será algo palpable dentro de vosotros, una Fuerza bella que vosotros seguiréis con un deseo Divino, para regresar a la Creación del Principio, antes del Pecado Original.
 


  
Vosotros iréis viendo el cambio, cuando se vaya transformando vuestro interior, cuando Mi Santo Espíritu os vaya ayudando a esa transformación espiritual a la que todos debéis llegar, para que Mi Amor, nuevamente, se implante en todos los corazones.



   Esa transformación o transfiguración, de la que os he estado hablando y os he estado pidiendo, se irá dando;
deseadla de corazón, Mis pequeños, para que el Tesoro que os estoy prometiendo, lo palpéis ya, Mis pequeños. Es un gran regalo que os doy, como premio a vuestra fidelidad y a vuestros deseos de quitar, ya de vuestra vida, toda esta maldad que habéis vivido por siglos.



  De vosotros depende que se acelere este regalo en vuestra vida y en la de los vuestros. El cambio lo propiciaréis vosotros y Yo os ayudaré a que se dé en pleno,
pero debéis vosotros empezar a desear, de corazón, este cambio.
 


  Ciertamente mucha sangre correrá, pero esta sangre será Divinizada, al unirse a la Sangre de Mi Hijo y, esta sangre vuestra, unida a la de Mi Hijo, es la que os llevará a ese cambio, a esa Purificación Universal.

  Acercaos pues, Mis pequeños, a Mis deseos, deseos de Amor, deseos de un Padre que os quiere dar lo que un Padre desea para los hijos. El mejor bienestar que un Padre puede dar, es amarlos plenamente con Su propio Amor.

  Os Bendigo, Mis pequeños y deseo todo Mi Bien en vuestra vida, venid a Mí, dejad ya la maldad que ha entrado en vuestros corazones, luchad contra ella,
ya estáis en los albores del cambio, luchad pues por obtenerlo, porque será bellísimo.


Gracias, Mis pequeños.
 


Primer Misterio, Habla La Santísima Virgen María


Sobre: Es una desgracia que la humanidad desconfíe de Nuestro Dios, de Su Amor Infinito hacia todos vosotros y esto es porque no sabéis ver bien el Bien que os rodea.


   Hijitos Míos, Yo, como Madre vuestra, estoy pendiente de vuestro cuidado y de vuestra guía en estos tiempos difíciles, en estos tiempos de llanto y de dolor.
Yo, como Madre, cuido a Mis hijos, cuido que el rebaño de Mi Hijo se vaya acrecentando y que el lobo no destruya a las almas que ya están dentro del rebaño.
 


   Os tengo que advertir, Mis pequeños, que Satanás no se va a quedar con los brazos cruzados, viendo que Yo le estoy quitando almas y las estoy regresando al buen camino, él, junto con sus ángeles malos, está preparando la Gran Lucha y tened esto en cuenta, Mis pequeños,
él os conoce a cada uno de vosotros. Conoce vuestras debilidades, conoce vuestros errores, conoce hacia dónde vosotros podéis caer fácilmente en pecado. Conoce a la humanidad, sus debilidades y su desconfianza hacia Nuestro Padre Dios.



   Sí, Mis pequeños, es una desgracia que la humanidad desconfíe de Nuestro Dios, de Su Amor Infinito hacia todos vosotros y esto es porque no sabéis ver bien el Bien que os rodea, pero eso sí, el mal que se hace presente en vuestras vidas, cuando vosotros buscáis a Satanás, a él sí le seguís, porque ya os acostumbrasteis al Bien que tenéis en todo momento y no lo agradecéis, pero,
al momento en que Satanás se manifiesta en vuestra vida y os hace un “favor”, un “favor” tonto, que vosotros seguís y a pesar de que, es un “favor” que os va a llevar a vuestra muerte espiritual, a él sí le seguís.
 


  Os podría decir que un noventa y cinco por ciento de vuestro ser está protegido y debiera ser el cien por ciento, por la Gracia de Nuestro Dios, pero vosotros os salís de esa Gracia y buscáis a Satanás. Al buscarlo,
ese cinco por ciento echa a perder el noventa y cinco por ciento del Amor de Nuestro Dios y Su protección, porque le hacéis más caso a la maldad de Satanás.



  Os repito,
no sabéis ver bien el Amor de Nuestro Dios que os rodea y que os cuida de día y noche, pero sí veis, perfectamente, el mal con el que Satanás os quiere destruir y a él sí le abrís vuestra mente y vuestro corazón.



 
Como Madre os puedo decir que Me da vergüenza vuestra actitud hacia Nuestro Dios, Él, que tanto os da, Él, que tanto os cuida, Él que tanto hace por vosotros y no Le agradecéis a Nuestro Dios Sus Bondades, pero eso sí, os dejáis engañar fácilmente por la maldad de Satanás.
 


  Así os va a ir engañando Satanás más, en estos tiempos, en donde, ciertamente,
faltará lo más necesario para vuestro sustento, pero aun hasta esto lo tenéis prometido de Nuestro Dios que no os faltará si confiáis en Él, pero esa es la desgracia en vuestra vida, en vuestro corazón, en que no confiáis en Sus Palabras y, si Satanás os trae ese sustento que vosotros necesitáis, a él sí le seguiréis, aún a pesar de que sabéis quién os lo está dando y que os puede engañar para vuestra perdición eterna.
 


 
De muchas maneras Satanás se irá aprovechando, en estos tiempos de dificultad y de prueba espiritual, para que vosotros vayáis cayendo en sus redes y en vuestra perdición eterna.
 


  Soy vuestra Madre, seguiré tratando de evitar que vosotros os perdáis, pero depende de vosotros seguir el Bien que se os mostrará ó de escoger, también, el mal que se manifestará en vuestra vida.



Seguid pues el Amor de Nuestro Dios, que está dentro de vosotros, por eso Nuestro Padre os ha pedido
la oración profunda para que, al entrar dentro de vuestro corazón, Lo escuchéis solamente a Él, en Su Santísima Trinidad y que no Le hagáis caso a Satanás y a toda su maldad que os estará rodeando para serviros y luego engañaros.

Os amo, Mis pequeños y no os soltéis de Mi Mano.
Gracias, Mis pequeños.


 


Segundo Misterio, Habla Dios Padre


Sobre: En las Escrituras leéis que el Pecado Original afectó a todo lo creado y esto es el Universo entero.

 


   Hijitos Míos, en las Escrituras leéis que el Pecado Original
afectó a todo lo creado y esto es el Universo entero. Os estoy diciendo esto para que vosotros tengáis una visión más amplia de lo que está sucediendo, no solamente en este mundo en el que vivís, sino en el Universo entero. La purificación, que se va a dar, no es a nivel solamente de vuestro mundo, es a nivel Universal y, por eso, os he dicho que cuando termine esta purificación, vosotros tendréis contacto con hermanos vuestros que están a nivel Universal.



  Conoceréis lo que sabían vuestros Primeros Padres, tendréis capacidades mayores, que las actuales en vuestro ser. Vuestra espiritualidad aumentará muchísimo, que esto, ciertamente, depende de vuestra donación.
Los dones que Mi Santo Espíritu os regalará serán inmensos, inimaginables para vuestra actual capacidad humana. Hay tanto, tanto, Mis pequeños que todavía desconocéis y que cuando los empecéis a vivir, Me agradeceréis infinitamente que vosotros hayáis sido escogidos, los que hayáis quedado después de la purificación, para gozar de estos regalos tan grandes.



   Os he venido preparando poco a poco, a través de estos años, para que vayáis aceptando todo esto, que dentro de poco será ya vuestra vida. El cambio ha sido paulatino, si os dais cuenta Yo Soy muy delicado para ir preparando a un alma y si vosotros hacéis un recuento de vuestra vida, desde que fuisteis tomados por Mí, vuestro Dios, os daréis cuenta cómo os fui llevando poco a poquito para que fuerais conociendo Mis Designios de Amor y, por eso, ahora, os puedo dar Mensajes un poco más fuertes, pero es porque ya fuisteis preparados delicadamente por Mí, vuestro Dios. Ya habéis aceptado Mi Amor en vuestra vida, el mal que conocisteis, que afectó el alma de infinidad de vuestros hermanos, ahora se irá cambiando a un bien, que tanto ellos como vosotros gozaréis.



  Aquellos que vivían muy mal, con grandes pecados, muy apartados de Mí,
pero que en algún momento de su vida, al hacerme Yo Presente, Me aceptaron y se alejaron de su vida pasada, estas almas son las que ahora están gozando más, porque están viendo su cambio real debido a Mi Gracia, a Mis Cuidados, a Mi Amor y a vuestra intercesión, Mis pequeños, vuestra intercesión, con vuestra donación, con vuestros sacrificios, penitencias, oraciones, todo lo que habéis estado haciendo para que el alma de vuestros hermanos también cambiara y Me aceptaran en sus vidas.
 


 
Cuando vosotros deseáis un bien, vuestra alma goza, el alma de vuestros hermanos goza, el Cielo goza, el Universo entero goza cuando un alma se recupera y entra nuevamente a vivir en la vida del Cielo. Esto lo entenderéis más tarde, Mis pequeños, cuando estéis viviendo el Amor, cuando estéis viviendo Mi Vida.



  Aunque sufráis, Mis pequeños, en estos tiempos, ofrecedme lo que se os dé y lo que se permita en vuestra vida, porque será una vida de Amor, a pesar del dolor. Así como Mi Hijo, todo lo que sufrió a lo largo de Su Vida, desde Su Concepción, dentro del Vientre de María, desde ese momento en que entró a vivir en vientre humano, Su gozo fue inmenso, pero su dolor también y todo fue para vuestro bien, Mis pequeños.

  Vida de todo un Dios para vosotros, vida de salvación para todos vosotros, ya desde ese momento empezó vuestra resurrección. La humanidad vivía en la oscuridad, en el pecado, en la maldad,
pero apenas la Luz vino al Mundo, empezó el bien para todos vosotros.



  Mucho tenéis qué agradecer, Mis pequeños, porque Mi Misericordia Infinita se manifestó para el bien de todos vosotros. Mi Hijo, Jesucristo, aceptó Su donación por el bien de cada uno de vosotros y, todos vosotros tenéis ese derecho de ver, nuevamente, la Luz prometida
y el Universo entero también tiene ese derecho y también podrán ver la Luz que también se ha de dar dentro de poco.



  Aún no os conocéis,
pero el velo que cubre vuestros ojos, pronto desaparecerá y conoceréis la realidad de la Creación y gozaréis de sus beneficios. Gozaréis de Mi Amor y gozaréis una nueva vida, que ahora sí sabréis agradecer, porque seréis almas transformadas, que sabréis, en todo momento, agradecer Mis Bondades y el Amor que se ha venido derramando siempre por cada uno de vosotros.



  Agradeced continuamente todas Mis Bondades y aprended a verlas a lo largo de vuestros días, a lo largo de vuestros años, a lo largo de vuestra vida entera.
 


  Agradeced por el bien recibido hacia vuestros hermanos, agradeced por ellos, porque están muy distraídos en el mundo. Actuad por ellos, para que Mis Bendiciones, Mis regalos, materiales y espirituales se sigan derramando sobre toda la humanidad,
porque sabéis que mientras más agradecéis, más Me derramo sobre las almas, pero si hay almas distraídas, se detiene mucho de Mi Gracia, de Mis dones, de Mis regalos hacia vosotros, hacia la humanidad y hacia el Universo entero. Agradeced por ellos para que reciban Mis Bendiciones, aun a pesar de que ellos ni cuenta se dan de ello. Ese es el amor que debe haber en los hermanos mayores sobre los hermanos menores, que ellos gocen, a pesar de que no se están dando cuenta, pero que en algún momento se darán cuenta, y agradecerán también a vosotros por lo que hicisteis por ellos.
 


Esto es amor, mis pequeños, ver por el bien de los hermanos, aun a pesar de la distracción en la que vivan.
 


Que Mi Amor se siga derramando sobre vosotros y pedídmelo, para que cada vez sea más fuerte en vuestra vida, para que vosotros no dejéis de darlo a todos vuestros hermanos necesitados.
Gracias, Mis pequeños.


 


Tercer Misterio, Habla Dios Padre


Sobre: De corazón a corazón, Mi Amor llenará toda la Tierra y luego al Universo entero y esto atraerá Mi Luz, para que disipe las tinieblas en las que está el Universo entero cubierto.


   Hijitos Míos, hace algunos años os hablaba de que el hombre se siente seguro cuando está respaldado por los poderes del mundo, empezando por el dinero y las posiciones políticas o aún posiciones sociales relevantes ante el hombre. El hombre, tontamente, se quiere asegurar con las mismas cosas que el hombre produce y hace, y así es como crecieron las castas sociales, los niveles sociales y socioeconómicos,
y os fuisteis creando situaciones de mentira, en las cuales os creíais superiores unos con los otros y os acercabais como esclavos o por conveniencia a vuestros hermanos que tenían algún tipo de poder social o económico ó de otra índole.



   Pero ahora, en estos tiempos, os estoy quitando todo, como os lo dije hace algunos años, para que ninguno de vosotros pueda tener ese apoyo tonto, en el que os apoyabais y, de esta forma,
al ya no tener ni de lo social, ni de lo político, ni de lo económico ni aún de lo religioso, ya corrupto, tendréis que voltear necesariamente hacia Mí, vuestro Dios, que Soy el Único que tiene el Poder del Universo.



  
Se os hará ver, también, que aún el mismo poder negativo de Satanás, en el que muchos de vosotros os apoyabais, también menguará y sentiréis que ni aun él mismo, os dará ese soporte que buscaréis, os iréis dando cuenta de su maldad, de su engaño hacia vosotros, hacia vuestra vida, os haré ver la realidad de vuestra existencia y cómo os creasteis falsos soportes de vida, cuando debisteis de haber venido a Mí, siempre.



   Ciertamente, Satanás todavía tratará de dar sus últimas patadas de ahogado y os querrá mostrar su poder ya menguado pero, todavía, algunos de vuestros hermanos caerán en sus mentiras. Son hermanos vuestros que no han querido hacer crecer su espiritualidad en el Bien y, Satanás, los engañó tanto, que los puso en contra Mía, en contra del Amor.



  
Todavía habrá almas que se perderán eternamente, aun a pesar de todo el bien que voy a desplegar a la humanidad entera y que le voy a dar a cada alma lo que necesite para que se apoye en Mí, en estos tiempos de tribulación. Aquellos que sepan ver este apoyo espiritual que Yo les dé, se salvarán eternamente, pero aquellos necios, que no quieran aprovechar este apoyo salido de Mi Misericordia Infinita hacia vosotros, y que lo rechacen de corazón, se perderán y, esto Me dolerá mucho, Mis pequeños, porque aun aquellas almas que Me atacan, que no quieren estar Conmigo, Yo las amo, porque Yo las creé.



  
Vosotros, los que Me amáis, reparad por favor, por ese dolor que estas almas Me causarán, vosotros amadme por lo que estas almas no Me aman y agradecedme de corazón, por lo que quise darles, que de hecho, les di, pero que no quisieron aprovechar y Mis Gracias y Bendiciones se desperdiciaron sobre estas almas; tomadlas pues, vosotros, los que sí amáis Mis cuidados amorosos, Mis Gracias y Bendiciones y agradecedlas por ellos, aunque estas almas, se perderán.



   Mis pequeños, el Amor lleva al Amor, abrid pues vuestro corazón para que Yo os dé Mi Amor en pleno y así vosotros lo vayáis transmitiendo a vuestros hermanos y de corazón a corazón, Mi Amor llenará toda la Tierra y luego al Universo entero y esto atraerá Mi Luz, para que disipe las tinieblas en las que está el Universo entero cubierto.



  
Gracias, porque vosotros aceptáis, en vuestro corazón, todo lo que os digo y os enseño y porque Me ayudáis, con vuestra oración y vuestra donación en este cambio, que será tan benéfico para todos vosotros y que ya quiero que se dé, Mis pequeños, para el bien vuestro, porque como os he dicho, fuisteis creados para gozar en Mi Bien pero, erróneamente, habéis preferido el mal en vuestra vida.



Os bendigo, Mis pequeños y dejad que Mis Gracias, Bendiciones, dones, regalos espirituales, den mucho fruto en vuestro corazón y en vuestra vida.
Gracias, Mis pequeños.
 


Cuarto Misterio, Habla Dios Padre


Sobre: Os vuelvo a pedir, pues, que os metáis dentro de vuestra mente, dentro de vuestro corazón y dejéis que Yo, platique con vosotros y así aprendáis a reconocer Mi Voz dentro de vosotros.


   Hijitos Míos,
os preguntaréis por qué os insisto tanto en la oración profunda, íntima y es porque en los momentos de gran tribulación, si vuestra alma no ha adquirido una gran fuerza espiritual, no seréis dóciles y tampoco entenderéis Mi Llamado cuando Yo os lo dé para que vosotros podáis discernir, perfectamente, el qué hacer en estos momentos de gran prueba y tribulación. Si vuestra alma no ha sido entrenada en esa vida íntima y sobre todo, en saber escuchar Mi Voz, entonces, fácilmente podréis dudar y esta duda, posiblemente, os pueda llevar a vuestra muerte física y espiritual.
 


   Cuando vosotros estéis ya unidos perfectamente a Mí, en lo íntimo, en lo espiritual y aprendáis a escuchar Mi Voz, aun a pesar de que estéis rodeados de muchas voces, entonces habréis asegurado ya vuestra actuación aquí en la Tierra, una actuación correcta, una actuación en la que Yo realmente viviré a través de vosotros, porque no seréis vosotros los que actuaréis en estos momentos,
porque estaréis luchando contra fuerzas mucho mayores que las vuestras. Yo voy a trabajar a través de cada uno de vosotros, pero Yo os voy a dar el Conocimiento y las órdenes para que actuéis, pero si estáis distraídos, todavía en el mundo, si estáis pensando nada más en vuestros bienes materiales y no en los espirituales, si estáis poniendo vuestro corazón en zonas incorrectas, fácilmente podréis equivocaros en lo que deberéis hacer para el bien vuestro y para el de vuestros hermanos.



  Os vuelvo a pedir, pues, que os metáis dentro de vuestra mente, dentro de vuestro corazón y dejéis que Yo, hable con vosotros y así aprendáis a reconocer Mi Voz dentro de vosotros y que os dejéis mover dócilmente por Mi Voluntad y no hagáis lo que vosotros queráis, en estos momentos en que vuestro actuar no será lo correcto, porque vosotros actuaréis por vuestras capacidades humanas y vuestras capacidades no podrán realmente llevaros hacia la salvación, tanto vuestra como la de vuestros hermanos,
porque es ahora Mi Vida Divina la que debe actuar en cada uno de vosotros para que podáis vencer las capacidades satánicas que son muy superiores a vuestras capacidades, si no estáis unidos a Mí y, sobre todo, guiados por Mi Voluntad.
Gracias, Mis pequeños.


 


Quinto Misterio, Habla Dios Padre


Sobre: Mi Hijo debe ser vuestro ejemplo de vida y sobre todo en estos tiempos, que van a ser de gran tribulación mundial y universal, en donde Satanás os va a tratar de vencer por vuestras debilidades.


   Hijitos Míos, con la Vida de Mi Hijo sobre la Tierra, os di la Gracia, primeramente, de poder tenerlo entre vosotros para que os llevara Mi Amor y Mi Conocimiento, lo que quiero para cada uno de vosotros, pero también, para que vosotros aprendierais de Él, en los buenos y en los malos momentos.



  
Mi Hijo debe ser vuestro ejemplo de vida y sobre todo en estos tiempos, que van a ser de gran tribulación mundial y universal, en donde Satanás os va a tratar de vencer por vuestras debilidades.



   Sí, Mis pequeños, y os debéis cuidar de esto, porque en lugar, posiblemente, de ganaros el Cielo en vuestros últimos momentos de vida sobre la Tierra,
por un error vuestro, por vuestra falta de amor y de Sabiduría, os podríais condenar eternamente.



   Ciertamente Mi Hijo os mostró momentos de alegría en los que Él también reía, gozaba con los Suyos, con vuestros hermanos pequeñitos, los niños, cuando gozaba con los que eran Sus amigos, pero también tuvo momentos de tribulación cuando era atacado por los mismos sumos sacerdotes, escribas, por la gente del pueblo, grosera, malsana, cuando fue atacado para llevarlo hacia Su Muerte, pero toda Su Vida fue de Bendición y de deseos de Bien para todos aquellos que Lo rodeaban, ya fuera que Le hicieran el Bien o Le hicieran el mal.
El Bien que Él deseaba, siempre salía de Su Boca y de Su Corazón.



 
 Os digo esto porque seréis atacados por Satanás y por los que están con él y mucho mal se dará entre vosotros y, vuestro corazón, si no está perfectamente preparado para vivir en el bien, podréis desear el mal y hasta, maldecir a hermanos vuestros que os puedan producir un mal, un dolor extremo o, aun, hasta querer llevaros a la muerte de vuestro cuerpo. La muerte del alma, más bien os la ganaréis vosotros al caer en un error de pensamiento o de acto contra vuestros hermanos que os estén dañando, vuestra alma tiene que estar impregnada de la Vida de Mi Hijo, Jesucristo y, os repito, para eso Le pedí que viviera entre vosotros, para que no se os hiciera imposible el vivir el Amor aún en los momentos difíciles de vuestra vida.



   Ciertamente, vuestras capacidades humanas, vuestra flaqueza, vuestra fragilidad, difícilmente podrán reaccionar favorablemente, por eso os he pedido tanto, que deberéis vivir perfectamente unidos a Mi Hijo y vuestra fuerza radica, precisamente, en la unión que tengáis con Él. Ya no es un Dios lejano, un Dios que está en los Cielos y a quien no conocéis, es un Dios que convivió entre los hombres
y que os dejó una herencia inmensa, una herencia Divina, a la que vosotros debéis acudir y tomar para vuestra vida.



Por eso, estos momentos de vuestra vida, es cuando os deberéis unir más al Cielo, a Mi Hijo, no dudéis, Mis pequeños, del Poder Divino que se puede derramar sobre vosotros si lo pedís de corazón.

Confiad en Mi Misericordia, confiad en Mi Amor.
Gracias, Mis pequeños.

 

                 Página Principal (Índice del tema)  

                      Página Siguiente  (Se destruirá mucho de lo que ahora estáis viendo)

 

 

Páginas principales

Portada

Índice General y páginas misceláneas

 

Dios Padre habla a Sus hijos

 

 Meditemos con Jesús (importante)

 

Oraciones diversas

 

Oraciones Virgen María

 

Videos de música religiosa (popular)

 

Rosarios, Coronas y Coronillas

 

Nuestra Biblioteca

 

Hablemos de....

 

 

Esta página pertenece al sitio  "Oraciones y Devociones Católicas"

Visite siempre la Portada del sitio, siempre hay algo interesante ahí.