MI ROSARIO PUEDE SALVAR NACIONES

 

 

 

Recen el rosario para salvar vuestros países



 
   Rezar el santo Rosario puede salvar naciones. Mis hijos nunca deben olvidar el poder de Mi Santo Rosario. Es tan poderoso que vuelve al engañador inútil. No puede hacerle nada ni a ti o ni a tu familia cuando lo rezas diariamente.

  Por favor pide a Mis hijos que empiecen a rezar Mi Santo Rosario desde este día en adelante, con el fin de proteger, no solo a sus familias sino también a sus comunidades. El Rosario es el arma más poderosa contra los malvados planes de destruir lo que pueda en estos, sus últimos días, sobre la Tierra. Nunca subestimen las mentiras que él planta en la mente de las personas, con el fin de volver a Mis hijos, lejos de la verdad.

  Muchísimos, bajo su influencia, iniciarán y darán la lucha en contra de la verdad de la gran Misericordia de Mi Hijo.

  Diciendo Mi Santo Rosario, pueden proteger a estas almas de las mentiras. Sus corazones podrán y serán abiertos si le hacen lugar al tiempo, para rezar Mi Rosario.

  Recen ahora por Mis hijos para que abran sus corazones a la verdad. Recen también, para que todos Mis hijos, encuentren la fortaleza para aceptar la Misericordia de mi Hijo.



Su amada Madre, La Reina de los Ángeles

 

Recen el rosario para ayudar a salvar su país.

 

 

Domingo, 5 de febrero del 2012, a la 13:15 hrs.

 

En un mensaje dado a María de la Divina Misericordia el 5 de febrero del 2012, Nuestra Señora urgió a las personas a rezar el Santo Rosario, para ayudar a salvar a sus países.

 

Nunca olviden la importancia de Mi Santísimo Rosario, porque cuando lo rezan diariamente, pueden ayudar a salvar su país.

 

El poder de Satanás es debilitado cuando ustedes rezan Mi Rosario. El se aleja con gran dolor y se vuelve impotente. Es más importante, no importa a cual credo cristiano pertenezcan, decirlo al menos una vez al día.

 

 

Oración antes del Rosario:

 

   Reina del Santo Rosario, Vos que los dignasteis venir a Fátima para revelar a los tres pastorcillos los tesoros de gracia ocultos en el Rosario, inspira mi corazón con un sincero amor a esta devoción, con el fin de que por la meditación de los Misterios de nuestra Redención, que son recordados en el, pueda ser enriquecido por sus frutos y obtener la paz para el mundo, la conversión de los pecadores y de Rusia, y las gracias que pido de Vos en este Rosario. (Aquí mencionar su petición). Pido esto para la mayor Gloria  de Dios, por Vuestro propio honor y para el bien de las almas, especialmente por la mía. Amén.

 

Acto de contrición:

 

 

El Credo:

 

Creo en Dios Padre Todopoderoso, creador del Cielo y de la tierra; y en Jesucristo, su único Hijo, Nuestro Señor, que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, nació de Santa María Virgen, padeció bajo el poder de Poncio Pilatos, fue crucificado, muerto y sepultado. Descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos; subió a los Cielos y está sentado a la derecha de Dios Padre Todopoderoso, desde allí vendrá a juzgar a vivos y muertos. Creo en el Espíritu Santo, la Santa Iglesia Católica, la comunión de los Santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida eterna. Amén.

 

 

 

En azul, María nos comenta el Rosario en la advocación de la Dama Blanca de la Paz.

 

" Ayúdenme a salvar almas, Yo les enseñaré a salvar almas y hacer sacrificios.

 

"Decid a todos que deben rezar el rosario por los pobres pecadores. Rezad el rosario y haced penitencia".

 

"El rosario es la mejor arma contra el demonio".

 

"Mirad hijos míos, unas pequeñas cuentas (el rosario), os pueden salvar el alma".

 

 

Acto de contrición.

 

Tres Avemaría.

 

Gozosos

 

Primer Misterio:

La encarnación:

“Un ángel bajó del cielo y me dijo: “ Dios te salve María, llena eres de gracias, el Señor es Contigo” y el ángel me dijo que sería la Madre de Dios y el Verbo se hizo carne.

 

Segundo Misterio:

La visita de nuestra Madre a su prima Isabel.

“Yo fui donde mi prima. Al saludarla, ella me contestó: “Bendita eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre”

 

Tercer Misterio:

El nacimiento de mi hijo en la cueva de Belén.

 

Cuarto Misterio:

La presentación de mi Hijo al Altísimo en su templo.

 

Quinto Misterio:

La pérdida de Mi Hijo. Luego lo fui a buscar, después de tres días lo encontré con los doctores de la ley.

 

 

Los Dolorosos

 

Sexto Misterio

La oración en el huerto de Getsemani.

 

Séptimo Misterio

“Mi Hijo fue amarrado en una columna; fue azotado en piernas, brazos y espalda. Los dolores de Mi Hijo llegaron a un gran extremo.

 

Octavo Misterio:

La coronación de púas en la cabeza. Una de ellas le rasgó la frente a Mi Hijo. Mi Hijo padeció extremos dolores y lo hacía por amor y la salvación del mundo, para que se cumpliera lo que anunciaron los profetas.

 

Noveno Misterio

El madero a cuestas. Él lo llevaba sobre los hombros, con las manos abiertas y amarradas al madero y cuando caía, se pegaba en plena cara. Yo su Madre, no podía ayudarle porque no me dejaban acercarme a Él. Subía con dificultad el monte Gólgota.

 

Décimo Misterio:

La crucifixión en el madero. Fueron clavados en ambas muñecas un clavo, la mano derecha sufrió más que la izquierda porque falló dos veces el clavo, luego en los pies un clavo. Los nervios se le recogieron. Mi corazón se partió en dos al ver a Mi Hijo crucificado. Mi Corazón ha sufrido mucho por la Pasión de Mi Hijo y sigue sufriendo por la pérdida de muchas almas.

 

Décimo Primer Misterio: La resurrección y el triunfo de Mi Hijo sobre la muerte.

 

Décimo Segundo  Misterio: La subida al cielo en gloria y majestad.

 

Décimo Tercer Misterio: La venida del Espíritu Santo en forma de lenguas de fuego a los discípulos de Mi Hijo.

 

Décimo Cuarto Misterio: Mi subida y glorificación. Por Mi Hijo subí a los cielos en cuerpo y alma.

 

Décimo Quinto Misterio: La coronación de rosas por Madre y Señora de todo lo creado.

 

 

Los Luminosos:

 

Primer Misterio: El bautismo en el Rió Jordán.

 

Segundo Misterio: El primer milagro de Jesús en Caná.

 

Tercer Misterio: La revelación del Reino de Dios y la invitación a la conversión.

 

Cuarto Misterio: La Transfiguración del Señor en el Monte Tabor.

 

Quinto Misterio: La institución de la Santa Eucaristía.

 

 

 

 

 

Padrenuestro:

Padre Nuestro que estás en el Cielo, santificado sea Tu Nombre; venga a nosotros Tu Reino; hágase Tu Voluntad así en la Tierra como en el Cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdónanos nuestras deudas así como nosotros perdonamos a nuestro deudores; no nos dejes caer en tentación y líbranos del mal. Amén.

 

Ave María:

Dios te salve María, llena eres de gracia, el Señor es contigo; bendita eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre Jesús. Santa María, Madre de Dios y Madre nuestra, ruega por nosotros los pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

 

Gloria al Padre:

Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo. Como era en el principio ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

 

 

Oración a Jesús pedida por Nuestra Señora para rezar entre misterios

 

Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados; líbranos del fuego del infierno, lleva a todas las almas al Cielo, especialmente a las más necesitadas de Tu Misericordia. Amén.

 

 

Salve al final de los cinco misterios

 

Dios te salve Reina y Madre, Madre de Misericordia, vida, dulzura y  esperanza nuestra. Dios te salve a ti clamamos los desterrados hijos de Eva: A Ti suspiramos gimiendo y llorando en este valle de lágrimas. Ea pues abogada nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos y después de este destierro, muéstranos a Jesús, fruto bendito de Tu vientre. ¡Oh clemente! Oh piadosa! Oh dulce siempre  Virgen María! Ruega por nosotros Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas y gracias de Nuestro Señor Jesucristo. Amén.

 

 

Oración para después del Rosario:

 

Oh Dios, cuyo  unigénito Hijo, por su vida, muerte y resurrección nos ha comprado la recompensa de la vida eterna; concede, Os suplicamos, que, meditando estos misterios del Santísimo Rosario de la Virgen María, podamos imitar lo que contienen y obtener lo que prometen, por el mismo Nuestro Señor Jesucristo. Amén.

 

 

 

 

Página anterior y principal (Mensajes de María)

 

Página Siguiente (La conciencia será llamada....)

 

 

 

 

 

Páginas principales

Portada

Índice General y páginas misceláneas

 

Dios Padre habla a Sus hijos

 

 Meditemos con Jesús (importante)

 

Reflexiones y mensajes de María

 

Oraciones diversas

 

Selección de Letanías

 

Selección de Novenas

 

Oraciones Virgen María

 

Videos de música religiosa (popular)

 

Rosarios, Coronas y Coronillas

 

Nuestra Biblioteca

 

Hablemos de....

 

 

 

 

Esta página pertenece al sitio  "Oraciones y Devociones Católicas"

Visite siempre la Portada del sitio, siempre hay algo nuevo ahí.