¿Existirá Dios?

 

 

 

 

  Algunos dudan de la existencia de Dios, no lo hemos visto, no existe. Tanto dolor en la tierra, hambrunas, enfermedades, injusticias. ¿Dónde está Dios? Yo no creo que exista.

  

  Por el grave pecado de nuestros primeros padres, la estrecha relación entre Dios y los hombres se quebró. Tuvo que enviar al Verbo hecho Carne a redimir al mundo. Morir de la forma más sanguinaria, violenta e injusta; para restablecer la relación con los hombres. No nos damos cuenta de la gravedad de ese pecado original, quiebre permanente del vínculo entre Dios y los hombres y que solamente podía restablecerse con la inmolación de su propio Hijo.

 

   Con la muerte de Jesús, se nos abrieron las puertas del cielo, pero nuestra vida terrena no sufrió mayor variación. Estaremos hasta el día de nuestra muerte acompañados de dolores y alegrías, estaremos vulnerables a la maldad del mundo y de sus hombres y de cierta forma ayudaremos a Jesús a cargar la pesada cruz que aún lleva sobre sus hombros, porque el pecado de los hombres no ha cesado y la crucifixión  tampoco Como la humanidad es un todo, el pecado de nuestros primeros padres queda también en nosotros, es por ello que debemos recibir el sacramento del bautismo para borrar de nuestras almas la huella del pecado original. Los pesares y problemas que nos aquejan nos acompañarán hasta el día de nuestra muerte; momento en el cual nos presentaremos a la presencia de Dios, para ser juzgados por Él.

 

  En consecuencia, se equivocan quienes aducen que Dios no existe porque hay hambruna, injusticias y dolor en la tierra. En una gran mayoría de los casos, provocados por el mismo hombre; su egoísmo, deseos de poder, envidias, imperfecciones, materialismo, etc.  

 

  Póngase una mano en el pecho y conteste la siguiente pregunta: ¿Cree usted que Dios pensó el mundo de la forma como está ahora? ¿No será que el hombre ha utilizado mal la libertad otorgada por Dios? 

 

  Nuestro Padre Celestial se comunica raramente con los hombres, es Jesús, el verbo encarnado quien tiene principalmente esa misión, sin embargo en estos últimos años nuestro Padre ha dicho frases como: “Veo el mundo y hubiera preferido no haberlo hecho jamás” “Soy un Padre preocupado y dolido”.

 

  El mundo celestial  está también en la tierra, pero no será develado, no tendrán el conocimiento de Dios, aquellas personas que no cumplan los Mandamientos. Somos libres de elegir, creer en Dios y amarlo o llevar una vida sin Dios, si se elige está última alternativa, jamás tendrá la prueba en vida que Dios existe, sí; se llevará la gran sorpresa el día de su muerte.

 

  Dios es un Dios vivo. Él no es material impreso en un libro o una imagen en colores que no se mueve. Dios no es un mito,  tampoco una "energía" como tanta gente cree en las desviaciones de nuestro tiempo. Son engañados por Satanás quienes les dicen que no hay Dios y que pueden ser dioses por ustedes mismos y hacer vuestros propios mandamientos en oposición a los mandamientos dados a Moisés y en contra de las enseñanzas entregadas por Jesús. En nuestros tiempos, el demonio utiliza el mismo engaño que utilizó para engañar a Eva; que no necesitamos a Dios porque nosotros podemos ser como Dios ¡Así de fácil!

    

 

 

 

 

Página Anterior (Temario)

Página Siguiente(La Santa Comunión)

 

 

Páginas principales

 

Portada

Índice General y páginas misceláneas

Dios Padre habla a Sus hijos

 Meditemos con Jesús (importante)

Oraciones diversas

Selección de Letanías

Selección de Novenas

Oraciones Virgen María

Videos de música religiosa (popular)

Rosarios, Coronas y Coronillas

Nuestra Biblioteca

Hablemos de....

 

 

 

Esta página pertenece al sitio  "Oraciones y Devociones Católicas"

Visite siempre la Portada del sitio, siempre hay algo nuevo ahí.