Dios Padre

   

   VAIS COMO OVEJAS EN MEDIO DE LOBOS

  
   

 

 

 

 

 
 

(HABLA DIOS PADRE)

Niños Míos, tengo algo muy Importante que deciros. Como ya os lo he dicho
estáis en los inicios de la llamada Gran Tribulación y lo podéis comprobar con la intensificación de los fenómenos de Mi creación, la llamada naturaleza, pero también con los fenómenos sociales.



Es tiempo que cada uno actuará conforme a su corazón, por eso, Mis Niños, Mis Pequeños, los que se han dejado limpiar y guiar y educar son los que han llegado a estos tiempos con el corazón como un jarrito de agua pura y fresca: sois vosotros
los recipientes en los que la Santísima Trinidad colocará agua para que llevéis a sembrar a los campos del mundo.



Vosotros sois el sembrador y ya traéis la
Buena Semilla, que es la Santa y Verdadera palabra del Evangelio (que florecerá en Conversión y será Salvación); y, así mismo, lleváis el agua pura que es la intención recta y el amor en vuestros corazones.



La Verdad dicha y vivida con amor,
(esto es con tolerancia, con paciencia con generosidad) es lo que llegará a los hermanos y los hará mudar, pero, Mis Niños, Mis Pequeños, vais como ovejas en medio de lobos (*).



Ya no podréis salir al mundo a buscar… Vais al desierto a llevar agua, así que no os descorazonéis ni os desaniméis si os tratan como el mundo ha tratado a mi Amadísimo Hijo ¿podéis comprender? Si os rechazan y se burlan de vosotros sacudid el polvo de vuestro calzado y marchaos.



Ahora, con lo que vosotros tenéis hablareis valientemente defendiendo la sana y santa doctrina. No os
envanezcáis ni os pongáis a discutir, pero no confabuléis con los errores. Exponed, con amor y humildad, y sobretodo con vuestra entrega y actitud.



Vosotros sois las únicas luces de en medio de la tiniebla, así que tenéis ahora esa responsabilidad. Salid más protegidos que antes.
No olvidéis el valor y las promesas de los escapularios de Nuestra Señora del Monte Carmelo (**) y ponedlas alrededor del cuello de vuestros seres amados; bendecid a los vuestros antes de salir; protegeos lo más posible siempre porque no encontraréis más que creciente oscuridad y tiniebla; pero sois Mis luces y no deseo que desperdiciéis ni una sola ocasión de alumbrar, que lo que está en juego SON LOS DESTINOS ETERNOS DE LAS ALMAS.



Debéis ser valientes pero prudentes. Es ahora, Mis Niños, Mis Pequeños, en que vais a dar todo lo se os dio y a mostrar todo lo que se os enseñó, porque la batalla ha alcanzado su etapa final y todas las municiones de ambos bandos van a ser usadas.



A vosotros que os habéis preparados ahora es el tiempo, comienza el tiempo de salir y ser valientes y dar Mi Santa Palabra, pero dadla como os la dio Mi Amadísimo Hijo, sin compromiso alguno con el mundo y llenos de amor y de paciencia.
No juzguéis ni critiques sino hablad de la Verdad y no disimuléis ésta.



Mis Niños, Mis Pequeños: Os lo estuvimos diciendo, insistiendo y ofreciendo ENFÁTICAMENTE los ejércitos están formados. Y no se preparan y se forman para quedarse en sus barracas a descansar, sino para combatir, y ha llegado el momento:
vuestras arma es La Conversión de Corazón que habéis tenido.



Ahora es el tiempo de que
habléis fuertemente y libremente de la Verdad y la defendáis a “capa y espada” salid y estad dispuestos a morir en ello. ¿Lo entendéis?



EL error permea (***) todas las capas de la sociedad, pero vosotros traéis la Verdad en vuestros sacos: clamadla a los cielos, gritadla desde las azoteas y no seáis tímidos ni pusilánimes (****) ni cobardes. Tenéis todo lo necesario: usadlo a partir de ahora, porque el tiempo ha llegado. No esperéis que os amen, que os aclamen, que os aplaudan; conformaos con Dar lo que tan vasta y generosamente se os confió, que no es otra cosa que el Evangelio exacto como lo dijo y como lo vivió Mi Amadísimo Hijo Jesucristo sobre la tierra.



Si queréis que vuestra palabra sea creíble sed sencillos, sed santos y sed humildes para que el envoltorio de la Santa palabra, que es vuestro vestido y vuestra actitud, sea congruente con lo que decís. No podéis hablar de la sencillez y de la necesidad de la humildad si estáis cubiertos de ropajes caros y de joyas, o con una actitud soberbia. Sé que lo entendéis y haréis como se os ha enseñado.



Detrás de ustedes está el Cielo Mismo, así que confiad, poneos en Mis Santas Manos que Yo os guiaré, pero debéis hacer como os lo comando.

 



(HABLA NUESTRA SANTÍSIMA MADRE)

Pequeños Nuestros, así como después del Pentecostés llegó el tiempo de que los Apóstoles Amados de Mi Amadísimo Hijo salieran a proclamar con Amor y Verdad la Santa Verdad Eterna; es ahora,
pasado Pentecostés, vuestro Tiempo. Haced como los apóstoles fieles de Mi Hijo lo hicieron con Verdad y Valor.

 



(HABLA NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO)

Sois ovejas en medio de lobos (*), así que ya sabéis lo que
no podréis esperar. Vuestra fuerza la obtenéis en el resguardo y en la oración, durante la Sagrada Eucaristía y lo que obtenéis lo daréis en el mundo, pero no esperéis recompensa del mundo.



Dad, dad dad
hasta que os duela, que en el refugio de la oración sanaremos vuestras heridas, os consolaremos y volveremos a llenar vuestros corazones de agua pura y vuestros sacos de la Buena Semilla.



No escatiméis: gastadlo todo y no seáis como el sembrador que guardó las semillas o escondió las monedas. Gastadlo todo, dejadlo todo que para eso se os ha dado, no para que llenéis vuestros graneros, sino para que
la sembréis en el mundo. ¿Lo tenéis claro?



Leed los Hechos de los Apóstoles. Ved como fueron aquellos y así seréis vosotros, a imitación suya.

 



(*) “Miren, Yo los envío como ovejas en medio de lobos; por tanto, sean astutos como las serpientes e inocentes como las palomas.    ( Mateo 10:16)



(**) El Escapulario Color Café es un sacramental, uno de los artículos separados o bendecidos por la Iglesia para inspirar la devoción e incrementar la santidad. La Orden Carmelita, a la cual pertenece el Escapulario, se originó en el Monte Carmelo en la Tierra Santa, y el Escapulario mismo es una réplica en miniatura del hábito que llevan los monjes como símbolo de su vocación y devoción.



La devoción del Escapulario nació el 16 de julio de 1251, cuando Nuestra Santísima Madre se le apareció a San Simón Stock, Superior General de la Orden Carmelita, en respuesta a sus sinceras oraciones pidiendo ayuda. Sosteniendo el Escapulario frente a él, Nuestra Señora le habló y le dijo:

“Toma este Escapulario. Quienquiera que lo lleve a la hora de la muerte no sufrirá el fuego eterno. El Escapulario será un signo de salvación, de protección ante el peligro y una promesa de paz”.



Esta importante promesa fue aumentada aún más unos ocho años después cuando la Reina del Cielo se le apareció a quien más tarde sería el Papa Juan XXII, a quien le dijo que “aquellos que han sido investidos con este Hábito Santo serán liberados del Purgatorio el primer Sábado después de su muerte”

(***) permear. (Del lat. permeāre).1. tr. Dicho de un líquido: Penetrar en un cuerpo o traspasarlo. 2. tr. Dicho de una idea o de una doctrina: Penetrar en algo o en alguien, y más específicamente en un grupo social.

(****) pusilánime. (Del lat. pusillanĭmis).1. adj. Falto de ánimo y valor para tolerar las desgracias o para intentar cosas grandes. U. t. c. s.

 



HDDH

(Mayo 24)

Año del Señor 2013

Y María del Getsemaní

 

 

 

 

 

Si quiere seguir con "Y María del Getsemaní"

 

Página Principal Y María del Getsemaní

 

 

 

 

 

 

Página Principal (Índice del tema)  

Página Siguiente (Estáis en la última semana que....)

 

 

 

Páginas principales

Portada

Índice General y páginas misceláneas

 

Dios Padre habla a Sus hijos

 

 Meditemos con Jesús (importante)

 

Reflexiones y mensajes de María

 

Mensajes: El Libro de la Verdad

 

Oraciones diversas

 

Selección de Letanías

 

Selección de Novenas

 

Oraciones Virgen María

 

Videos de música religiosa (popular)

 

Rosarios, Coronas y Coronillas

 

Nuestra Biblioteca

 

Hablemos de....

 

Prayers (English)

 

 

Esta página pertenece al sitio  "Oraciones y Devociones Católicas"

Visite siempre la Portada del sitio, siempre hay algo interesante ahí.