EL PEOR MAL QUE UN SER PUEDE TENER: EL PECADO

 

 

      

    Imagina como están nuestros dos Corazones, cuando vemos a las almas tan maltrechas por el pecado que es el peor mal que un ser puede tener. Alma Mía, si a ti te duele ver el estado de las almas y tu no las ves, solo lo intuyes, imagina como están nuestros dos Corazones, el de Mi Madre y el Mío cuando vemos la situación de las almas, todas tan heridas y maltrechas por el pecado que es un mal inmenso, el peor mal que un ser puede tener, vivir en pecado y pecar desenfrenadamente sin hacer nada en absoluto por salir de ese tremendo mal. Yo, Jesús, os hablo.

 

    Mi Santo y Divino Espíritu constantemente trata de iluminar a los pecadores para que pospongan su situación, se laven en el Sacramento de la Penitencia, lloren y reparen sus pecados y tengan una vida sana en Dios. Pero hijos, ellos desoyen la voz de Mi Santo Espíritu y malogran una y otra vez cuantas gracias reciben. Yo, Jesús, os hablo.

 

    Por eso pido constantemente ayunos, sacrificios, rezos, penitencias y sobre todo la Santa Misa bien oída y celebrada, porque todo ello unido a Mis méritos y los de Mi Madre, será aplicado a las almas, y muchas de ellas se regenerarán y se arrepentirán, porque efectivamente en las cosas espirituales, nada se pierde. Muchas almas cambiaran de vida y morirán en santidad, porque vosotros almas de Dios, habéis rezado por ellas una y otra vez y deseáis la conversión de vuestros familiares, hijos, cónyuges, y del mundo entero y Nosotros la Santísima Trinidad a vuestros santos deseos y vuestros esfuerzos, no podemos negar que todo lo que hagáis tal y como deseáis sea aplicado al bien y reconversión de las almas. Yo, Jesús, os hablo.

 

   Así que hijos, si veis que el mundo va mal y que está envuelto en pecado, seguid con vuestros rezos y penitencias y Yo, Jesús, aplicaré todo lo que hagáis por las almas que están fuera de Mis leyes y que son legiones, sumergidas en mareas negras de pecado que las contaminan , las dañan y las debilitan para salir adelante. Yo, Jesús, os hablo y os instruyo. Mi paz a todo aquel que ama al pecador y reza y se ofrece por él.

 

 

Página anterior y principal (Meditaciones)

Página siguiente (Rezad para que la guerra nuclear pueda evitarse)

 

Páginas principales

Portada

Índice General y páginas misceláneas

Dios Padre habla a Sus hijos

Meditemos con Jesús (importante)

Reflexiones y mensajes de María

Oraciones diversas

Selección de Letanías

Selección de Novenas

Oraciones Virgen María

Videos de música religiosa (popular)

Rosarios, Coronas y Coronillas

Nuestra Biblioteca

Hablemos de....

 

Esta página pertenece al sitio  "Oraciones y Devociones Católicas"

Visite siempre la Portada del sitio, siempre hay algo nuevo ahí.